Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 04-03-2010

La conexin Audiencia Nacional espaola-Estado colombiano acusa basndose en un computador mgico!

Azalea Robles
Rebelin


La totalidad de los cuestionamientos formulados por este juez, son producto de la utilizacin de archivos contenidos en el computador supuestamente incautado a Ral Reyes durante la operacin militar que implic el bombardeo ilegal del territorio ecuatoriano y durante la cual fueron masacradas decenas de personas. Resulta tambin sorprendente que el juez resucite la desgastada farsa del computador, que ya ha pasado a formar parte del folklore poltico colombiano.
Cancillera Venezolana.

La Audiencia Nacional, a travs del juez instructor Eloy Velasco, dict un auto de procesamiento contra seis personasque acusa depresuntos miembros de ETA y siete personas que acusa de ser presuntos miembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias Colombianas (FARC), el auto es por supuesta colaboracin con banda armada e intento de asesinato. La presuncin de inocencia de todas estas personas ha sido absolutamente burlada por los mass media. Obviando siempre la palabra presuntos, y dando por sentada una alianza entre FARC y ETA que no est demostrada, y que tiene por base principal de la acusacin una computadora mgicao inventada.

Lo que ms ha llamado la atencin de todos los grandes medios, por constituir una base para su guerra meditica, es que en la parte dispositiva del auto, el juez dice: Lbrese copia del presente Auto y remtase copia al Ministerio de Asuntos Exteriores y al Ministerio del Interior para que practiquen las gestiones pertinentes ante las Autoridades Cubanas y especialmente Venezolanas para que cooperen en la entrega extradicional de algunos de los procesados, pues obran diligencias en este procedimiento que ponen de manifiesto la cooperacin gubernamental venezolana en la ilcita colaboracin entre las FARC y ETA y en especial de ARTURO CUBILLAS FONTAN, que tiene o ha tenido un cargo pblico en ese pas.

Esto ha dado pie a una serie de titulares y atajos en todos los mass media, que buscan criminalizar al Estado Venezolano, tomando por base la previa aceptacin de la culpabilidad de los acusados, que recordemos, deberan gozar de la presuncin de inocencia.

El juez espaol no rese, y obviamente los mass media no lo dicen, que prcticamente todas las acusaciones en las que se basa la resolucin judicial de procesamiento son producto de la aceptacin de archivos contenidos en el computador atribuido por el Estado colombiano a Ral Reyes, cuya eficacia probatoria es ms que dudosa (1) por haber sido estos archivos creados o manipulados por el ejrcito colombiano (informe de la propia INTERPOL). Siendo archivos manipulados y obtenidos en violacin del derecho internacional, ningn tribunal imparcial podr tenerlos en cuenta para dictar una sentencia condenatoria, aun tratndose de delitos de terrorismo Ya veremos hasta dnde llega la aceptacin de pruebas de procedencia dudosa, incierta pruebas creadas.

Recordemos que no hay absolutamente ninguna prueba fehaciente de que el computador que el Estado colombiano dice que es el de Ral Reyes, hubiera realmente sido su computador. El Estado colombiano no respet ningn procedimiento legal en el levantamiento de pruebas en la selva pulverizada, como tampoco respet la vida de los heridos: las autopsias practicadas en Ecuador a los cadveres revelaron tiros a quemarropa y por la espalda (2). Los soldados de ejrcito colombiano remataron a los heridos a quemarropa. Es ese ejrcito al que hay que creer cuando dice que de la selva pulverizada pudo extraer la computadora de Ral Reyes? Es el mismo ejrcito que ha practicado miles de ejecuciones extrajudiciales para la estrategia de guerra meditica de los falsos positivos. Los mal llamados falsos positivos (3) son crmenes de Estado: son civiles asesinados por miembros del ejrcito colombiano que despus el ejrcito hace pasar por guerrilleros muertos en combate; a veces los asesinados son disfrazados por el ejrcito con prendas del uniforme. Los casos denunciados suman 1.800 en los ltimos aos, segn la ONU. Esta cifra no es sino la punta del iceberg, de lo que ha venido siendo una poltica de Estado desde hace aos en Colombia.

Contexto y recordatorio de cmo, y por quines, se ha venido construyendo esta mentira que hoy sirve de base para criminalizar y encarcelar al pensamiento crtico y, por extensin, para criminalizar a Estados como Venezuela:

Estamos ante una arremetida de La criminalizacin del pensamiento crtico y de la solidaridad: es el caso de Remedios Garca Albert (4),que fue acusadadentro de la estrategia de criminalizacin impulsada desde Colombia contra todas aquellas personas que trabajan por la bsqueda de una resolucin pacfica y negociada del conflicto colombiano. Ante esta criminalizacin debemos reaccionar con ms solidaridad, que no logren acallar el pensamiento y asesinar la solidaridad.

Recordemos que, a tres meses de la brbara masacre perpetrada el 1 de marzo de 2008 por el ejrcito oficial de Colombia con ayuda de tecnologa estadounidense en territorio ecuatoriano, el mundo se despert con la noticia de que las FARC planeaban atentar en Madrid Esta noticia eman de boca del ministro de Defensa de Colombia, que aduca que el Estado colombiano haba hallado pruebas de eso en las computadoras de las FARC el ministro de defensa se apellida Santos, y est vinculado estrechamente con el paramilitarismo en Colombia, as como el propio presidente Uribe, cuyo primo Mario Uribe pidi(en aquella misma poca) en bsqueda de la acostumbrada impunidad, obtener asilo poltico en la embajada de Costa Rica en Bogot al ver que las investigaciones acerca de los crmenes de lesa humanidad de los paramilitares lo comprometan totalmente como uno de los cabecillas de esta herramienta de guerra sucia del Estado colombiano. Sin embargo hoy Mario Uribe est siendo procesado (5), ha sido aprehendido por la nueva orden de captura de la Corte Suprema de Justicia de Colombia. An no se sabe si lograr la impunidad por neutralizacin de testigos u otro recurso que se les pueda ocurrir. Recordemos que el Fiscal General encargado de su anterior procesamiento lo haba dejado libre en agosto de 2009, pero vinculado al proceso. Sin embargo la vinculacin de Mario Uribe al paramilitarismo es ms que evidente: el 15 de mayo de 2007 compareci en Medelln ante fiscales de la Unidad de Justicia y Paz el ex comandante de los paramilitares de las AUC Salvatore Mancuso (6).

El Estado colombiano est empapado por los crmenes paramilitares, porque los paramilitares son una estrategia estatal, sofisticada con los auspicios de la CIA. El paramilitarismo ha servido al Estado colombiano para acallar las reivindicaciones sociales de los trabajadores, de los campesinos, de los estudiantes, de los ecologistas; y le ha servido para desplazar de sus tierras a 4,5 millones de personas en casi diez aos: la estrategia paramilitar del Estado colombiano, combinada con la actuacin de policas y militares, ha sido el instrumento de expansin de latifundios y de penetracin multinacional. El Estado colombiano ha hecho desaparecer a ms de 50.000 personas (7) a travs de sus aparatos oficiales (policas, militares) y de su aparato encubierto: su estrategia paramilitar. El Estado colombiano es el instrumento de la oligarqua y las multinacionales para su guerra clasista contra la poblacin: es el garante del saqueo. La estrategia paramilitar se inscribe en esa lgica econmica, y est cofinanciada por el Estado colombiano, por multinacionales y dinero del narcotrfico cuyo flujo, implementacin y uso es controlado frreamente por la misma CIA (el empleo de dinero del narcotrfico es de larga usanza por la CIA para sus operaciones encubiertas)

El 16 de febrero de2010, en un informe de la fiscala que audita a paramilitares, sali a la luz que los paramilitares auditados han confesado haber cometido 30.470 asesinatos (8). En diciembre 2009 se destap en Colombia la mayor fosa comn del continente: contiene los restos de al menos 2.000 personas, est en La Macarena, Meta. Desde 2005, el Ejrcito ha estado enterrando all a miles de personas, sepultadas sin nombre (9). Esto da una dimensin clara de lo que es el terrorismo de Estado en Colombia.

El paramilitarismo ha servido al Estado colombiano para llevar su guerra sucia del terror contra la poblacin, guerra que se basa en la doctrina del enemigo interno (inoculada desde Washington y con asesora del Mosad israel), esa guerra consiste en masacrar a los campesinos para paralizar la reivindicacin social y quitar a los grupos guerrilleros el apoyo de la poblacin. La poblacin en Colombia sufre empobrecimiento extremo por parte del saqueo multinacional y de la oligarqua, Colombia es el undcimo pas ms desigual del mundo (coeficiente GINI), en ese contexto es natural el descontento social ante un Estado cuya funcin es viabilizar el saqueo.

Colombia es un pas riqusimo, perola mayora de la poblacin sufre hambre y desnutricin.Segn la CEPAL ms del 49,2% de la poblacinde Colombiavive bajo la lnea depobreza y el 14,7% en la indigencia. Las cifras de los nios vctimas de la pobreza en Colombia son aberrantes: 45% de ellos son pobres y 17% indigentes. En Colombia mueren anualmente 20.000 nios menores de 5 aos por falta de agua potable, en la guerra econmica declarada por la oligarqua y las multinacionales contra el pueblo colombiano.

La computadora mgica. La criminalizacin de Venezuela es la segunda etapa de algo que dejamos pasar sin mayor protesta

Ya habamos anunciado, en un artculo hace casi 2 aos la criminalizacin que se vena encima en base a la falacia de la computadora mgica atribuida arbitrarimente a Ral Reyes: El criminal gobierno colombiano est montado en sus crmenes y para respirar necesita de la mentira, porque sin ella se muere. Por eso ahora de las computadoras ms resistentes que jams hayan existido sobre la faz de la tierra, sas que segn el gobierno habran resistido a sus bombardeos en territorio ecuatoriano, el gobierno sacar miles de noticias, que no sern ms que una mentira para criminalizar el pensamiento y a todo el que se le antoje criminalizar. Lo terrible es cmo los medios de difusin internacionales se hacen eco de sus mentiras y no dicen nada de la parapoltica, o de las miles de fosas comunes de las cuales los paramilitares han dado ubicacin, en sus ansias por acogerse a la ley de justicia y Paz. Esa ley que les garantiza la impunidad si dicen que se arrepienten y dan uno que otro dato acerca de sus masacres (como las coordenadas de una fosa). Esa ley que les legaliza las tierras robadas a sus vctimas la ley que les regal Uribe, presidente narco-paramilitar de Colombia. Y si se ponen a querer decir los nombres de los altos grupos econmicos y polticos que les ordenaron las masacres, ah los deportan rapidito para cerrarles la boca. Como acaban de hacer con los 14 paramilitares deportados a USA para acallarlos. sos tambin tenan computadoras mgicas, pero no mgicas por la cantidad de cosas comprometedoras que contienen an despus de un bombazo (como la de Ral Reyes), no, mgicas porque desaparecieron, as como sus tarjetas SIM que desaparecieron de la crcel y de la Fiscala por arte de magia

Recordar la mascare: escenario de donde pretenden haber extrado la computadora mgica

Hay que recordar lo que fue la masacre a raz de la cual el Estado colombiano quiere hacer creer al mundo entero que dispone de una computadora mgica en sus manos que destila las mentiras que le convengan, ya sea para criminalizar al pensamiento crtico y a la reivindicacin social, o para desprestigiar a las FARC, o ya sea para tapar los escndalos del propio Estado (narco-vnculos, narco-para-negocios)

El 1 de marzo de2008 aviones, misiles y tecnologa estadounidense y colombiana perpetraron una cobarde masacre contra personas que dorman. El bombardeo al campamento de las FARC en territorio ecuatoriano, fue seguido de una incursin del ejrcito colombiano, en la cual remataron a los heridos a quemarropa.

Se lanzaron toneladas de bombas, violando la soberana del Ecuador: los guerrilleros fueron atacados mientras dorman. Uribe dijo a Correa que el ataque haba sido en respuesta a disparos guerrilleros y esta aseveracin result ser una mentira; as como Correa lo denunci diciendo que "sus mentiras hieren an ms al pueblo ecuatoriano que sus bombas asesinas!" Los cadveres se hallaron en ropa interior: estaban todos durmiendo.

El campamento era una comisin en misin de bsqueda de paz y de intercambio humanitario, Ral Reyes se haba comunicado con el gobierno francs para agilizar la liberacin de Ingrid Betancourt; esa liberacin estaba prevista en la misma semana en la que los atacantes colombianos-estadounidenses cometieron la masacre. Peroa Uribe y a la oligarqua colombiana no les interesa la Paz en Colombia y tenan que evitar que las FARC procedieran a esa liberacin y conseguir asesinar a Ral Reyes de forma traicionera. Recordemos que las FARC reclaman el canje o intercambio humanitario por los miles de presos polticos (7.500 presos polticos) que mantiene encarcelados el gobierno colombiano: de esa parte del asunto casi nadie habla

En la masacre fueron asesinados por las bombas y los tiros a quemarropa 20 guerrilleros, un campesino ecuatoriano y 4 estudiantes mexicanos internacionalistas (Vernica, Juan (10), Soren yFernando) (11),que se encontraban en la selva estudiando uno de los movimientos insurgentes ms importantes de la historia de Amrica por una inquietud acadmica lgica. Estaban en una labor acadmica y comprometida con los pueblos y sus vidas fueron segadas por la barbarie del criminal Estado colombiano. Sobrevivi una estudiante mexicana: Luca Morett, quien ha sido criminalizada por los que quieren que reinen el pensamiento nico y el oscurantismo social e histrico.

Hubo tres mujeres que sobrevivieron a la masacre del 1 de marzo y relataron cmo los soldados colombianos remataron (12) a los vivos a quemarropa; esto fue confirmado mas tarde por las autopsias practicadas en Ecuador. Pero los medios masivos no difundieron esta denuncia.

Las FARC en un comunicado pusieron la alerta sobre un crimen de desaparicin practicado por el Estado colombiano, crimen del cual tampoco se hizo eco ningn medio masivo de difusin: alertaron sobre el hecho de que once personas fueron llevadas vivas del campamento por el ejrcito colombiano, y hasta la fecha no han sido presentadas oficialmente como presas, se desconoce de su existencia a manos de un rgimen que practica la tortura y la desaparicin de forma sistemtica.

Otra de las incontables mentiras del caso fue que el gobierno colombiano difundi (a su manera macabra) junto a la foto del cadver de Ral Reyes, otro cadver asegurando que se trataba de un comandante de las FARC llamado Julin Conrado, cosa que el Ecuador denuncio pues el cadver perteneca a un campesino ecuatoriano Esto para la maquinaria de montajes mediticos del Estado no es sino un caso ms, pues bien conocidos son los "falsos positivos" que practica en Colombia el ejrcito colombiano: cuando asesina a campesinos y los viste de guerrilleros, para despus mostrarlos como un "logro militar" ante las vidas cmaras de las televisoras colombianas, que se hacen sistemticamente cmplices de estos falsos positivos, porque evidentemente no verifican la "noticia" ni buscan fuentes alternativas al Estado Gran parte de los mass media en Colombia son propiedad del vicepresidente de Colombia Francisco Santos, comprobado formador de paramilitarismo, segn confesiones de los propios paramilitares (13).

A dos aos de la masacre cometida por el Estado colombiano queremos preguntarle otra vez al Estado ecuatoriano si: va a hacer algo por enjuiciar y condenar a los responsables de la masacre?; por preguntarle otra vez al Estado mexicano si: no piensa elevar una queja jurdica por los mexicanos masacrados?

A la estudiante mexicana sobreviviente le han venido haciendo una operacin de criminalizacin los mass media y los aliados de EE.UU.; es decir el Estado de Mxico, los mass media y por supuesto la embajada de Colombia en Mxico: la arremetida de criminalizacin se intensific desde el embajador Osorio, el mismo que cundo fue Fiscal general de Colombia (bajo el mandato de Uribe), desmantel la fiscala sacando a los fiscales no corruptibles y proscribi la orden de captura contra el General Rito Alejo del Ro, el general responsable de la operacin Gnesis (masacres horrendas en el Choc). Tanto la estudiante mexicana como las dos sobrevivientes colombianas dieron testimonio de la barbarie y de la falsedad de la versin del gobierno colombiano:

Doris Torres, una de las sobrevivientes, explic que:"cuando fue amaneciendo los soldados colombianos empezaron a disparar. Por todos lados disparaban, y cuando subieron decan 'ac hay uno' y llegaban y le daban plomo a los heridos. Ellos decan 'entrguense que les respetamos la vida', pero hacan lo contrario. Entonces me dio mucho miedo, me dije 'si me encuentran, me van a matar'."

Martha Prez, otra sobreviviente, confirma cmo el ejrcito colombiano remataba a los heridos: "(...) con varios tiros en la espalda (...) No se respet, se viol y se masacr. Y adems remataban. Heridos? Plum! Se escuchaban los tiros. "Se viol, no se respet y se masacr", sentenci.

Doris: "No hubo intercambio de disparos. Fueron slo los soldados colombianos. All se puede ver que ellos (los guerrilleros y civiles asesinados) estaban sin nada, no tenan armas, estaban en ropa interior, no tenan nada, y los heridos que haban fueron rematados por los soldados colombianos."

De estos testimonios acerca de la barbarie los medios de desinformacin masiva no han querido hacerse eco. Lo nico que han dejado trascender de la masacre es la computadora inventada su rol est bien definido.

El terrorismo de Estado en Colombia ha hecho desaparecer ams de 50.000 personas mediante sus aparatos oficiales (polica, militares) o para-oficiales: su estrategia paramilitar. El Estado colombiano ha cometido un genocidio poltico contra todo aquel que reivindica. Extermin al partido poltico Unin Patritica: 5.000 militantes asesinados por el Estado (14) mediante su herramienta paramilitar o sus rganos oficiales: este exterminio demostr la gravedad del riesgo de participacin poltica legal en Colombia.

El terror estatal ha desplazado de sus tierras a ms de 4,5 millones de personas, para entegarles las tierras a multinacionales o a latifundistas de la oligarqua. El Estado colombiano tiene encarcelados bajo burdos montajes judiciales a ms de 7.500 presos polticos .

La computadora mgica no existe, toda acusacin que provenga de all es un ataque a la libertad y a la dignidad humana en su conjunto, no permitamos que usen ese invento como "prueba" de nada.

Como bien dice el comunicado de la cancillera venezolana: La totalidad de los cuestionamientos formulados por este juez son producto de la utilizacin de archivos contenidos en el computador supuestamente incautado a Ral Reyes durante la operacin militar que implic el bombardeo ilegal del territorio ecuatoriano y durante la cual fueron masacradas decenas de personas. Resulta tambin sorprendente que el juez resucite la desgastada farsa del computador, que ya ha pasado a formar parte del folklore poltico colombiano.

No hay que creer al Estado Colombiano y sus "pruebas" obtenidas bombardeando Ecuador y masacrando heridos a quemarropa... Pruebas que nadie vio recoger en el escenario del crimen, o deberamos creer por su buena fe a los mismos soldados del ejrcito colombiano que asesinaron a los heridos indefensos?

Qu credibilidad pueden tener el Estado colombiano y el general Naranjo (15), quin gestion la computadora?

Es el DAS digno de fiar? (16)

Qu credibilidad puede tener una polica (la colombiana) que primero habl de que haba cientos "de correos electrnicos" en la computadora que le han inventado a Ral Reyes y despus tuvo que reconocer que no haba ningn e-mail? (17) Meses despus lo reconocieron pblicamente, despus de haber iniciado procesos y caceras contra decenas de personas en Amrica Latina y Europa.

Qu credibilidad tiene un Estado que practica "falsos positivos"(secuestrar y asesinar a civiles, vestirlos de guerrilleros y mediatizar sus cadveres)?

Las acusaciones provienen de una computadora inventada y de toda la falacia del Estado colombiano: eso lo debemos denunciar, en primer orden. Debemos protestar contra la agresin que nos hacen queriendo hacernos creer en los contenidos inventados de una computadora mgica.

Que la Audiencia nacional de Espaa base sus acusaciones en este tipo de pruebas, que a todas luces son patraas, es indignante y revelador de las relaciones que unen a ambos Estados: el colombiano y el espaol. Al fin y al cabo prcticamente todas las grandes multinacionales espaolas tienen negocios en Colombia (18): Repsol YPF, Cepsa y Gas Natural en el terreno de los hidrocarburos; Unin Fenosa y Endesa en el sector de la electricidad; Ferrovial y ACS en el campo de la construccin; BBVA y Santander entre los bancos ms poderosos del pas; Telefnica, Aguas de Barcelona, PRISA, Sanitas, Prosegur, Mapfre... y todas ellas se benefician del genocidio que adelanta el Estado colombiano para acallar las reivindicaciones y mantener el statu quo de saqueo y empobrecimiento. ste es el verdadero teln de fondo de todo este asunto: la criminalizacin de la solidaridad, el genocidio y los montajes meditico-judiciales obedecen a una lgica econmica.

La criminalizacin del pensamiento crtico, de la solidaridad y de Estados como Venezuela, tiene filiacin directa con un hecho que marc un clivaje: desde que nos dejamos imponer la "Lista Bush"

Estados Unidos, con Bush a la cabeza, cre su lista que estableca quienes eran terroristas y quienes no, en su lista de organizaciones terroristas, por supuesto olvidaron incluira la CIA al Mosad, al M15, y a muchos otros ms El 17 de junio de 2002 la UE acat la lista Bush. Esa fue la puerta abierta a todas las criminalizaciones: desde ah se empez a criminalizar la solidaridad con una intensidad represiva de corte fascista.

Cuando vinieron las falaces acusaciones contra Remedios, varias personas miraron para otro lado (y an lo hacen), otros s ejercieron la solidaridad, pero la respuesta no fue lo contundente que habra tenido que ser, en tanto que la criminalizacin de la solidaridad nos agrede a [email protected]

La computadora inventada bot su veneno sobre muchas personas en Amrica Latina, y la solidaridad con los criminalizados fue mitigada por el miedo y la complicidad de la socialdemocracia con sus posturas de por algo serᔅ o por algunas posturas falsamente estratgicas del silencio. El silencio no es una estrategia en estos casos, porque nos arrinconan ms.

Y ahora adelantan otro pen en su guerra criminalizadora y tocan a Venezuela... no nos sorprendamos ahora de esto, era ms que previsible...

Recordemos una versin (algo actualizada) de este poema que muestra el avance de la criminalizacin del pensamiento. Poema mil veces versionado y sin embargo muy poco tenido en cuenta realmente, hoy ms que nunca est vigente:

"Primero criminalizaron a los guerrilleros, y yo no dije nada porque yo no era un guerrillero.

Luego se llevaron a los comunistas, y no dije nada porque yo no era comunista.

Luego vinieron por los sindicalistas y obreros, y no dije nada porque no era ni obrero ni sindicalista.

Luego se metieron con los estudiantes, y no dije nada porque yo no era estudiante,

Y cuando finalmente vinieron por m no quedaba nadie para protestar

Es tiempo de actuar contra la criminalizacin de la solidaridad. Este video explica bien lo que est en juego: la solidaridad no es "terrorismo" (Juan Gonzlez)... Palabras de un estudiante masacrado, pero que vive en los que suean con un mundo mejor: http://www.youtube.com/watch?v=HzXBlNgYERg&feature=player_embedded

NOTAS:

(1) El informe de la Interpol afirma que las supuestos ordenadores de las FARC fueron manipulados: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=67521

(2) Autopsias revelan que el ejrcito colombiano ejecut a sobrevivientes del bombardeo a las FARC: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=67181

(3) Acerca de falsos positivos. Documento del Movimiento nacional de vctimas de crmenes de Estado, 6 partes: http://www.youtube.com/watch?v=4WPjBkSyCus&feature=related

(4) Campaa "Yo tambin soy culpable" a favor de Remedios Garca Albert. Dentro de la estrategia de criminalizacin impulsada desde Colombia contra todas aquellas personas que trabajan por la bsqueda de una resolucin pacfica y negociada del conflicto colombiano, fue detenida Remedios Garca Albert. Solidaridad con la detenida. Aqu un texto de "autoinculpacin" firmado inicialmente por Rosa Regs, Carlos Taibo, Martn Medem, Santiago Alba Rico, Antonio Romero y Paco Frutos: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=72638&titular=%22yo-tambi%E9n-soy-culpable%22-

La defensa de Remedios Garca exige rectificacin ante las falsedades propagadas en diferentes medios de comunicacin: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=101418&titular=la-defensa-de-remedios-garca-exige-rectificacin-ante-las-falsedades-propagadas-en-diferentes-medios-de-

La detencin de Remedios Garca Albert es una aberracin

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=70946&titular=%22la-detenci%F3n-de-remedios-garc%EDa-albert-es-una-aberraci%F3n%22-

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=75754&titular=%BFse-acuerdan-de-remedios?-

(5) Mario Uribe, primo de lvaro Uribe lleg al Senado gracias a una alianza con Paramilitar Mancuso

http://www.verdadabierta.com/parapolitica/2236-lo-que-tiene-a-mario-uribe-escobar-de-nuevo-tras-las-rejas

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=101352&titular=ex-senador-primo-de-lvaro-uribe-ser-juzgado-por-aliarse-con-los-paramilitares-

(6) Salvatore Mancuso fue un ganadero de Crdoba que se convirti en uno de los ms sangrientos jefes paramilitares, comand los frentes Frontera, Crdoba y el Bloque Norte de las AUC, hoy confiesa metodologa, coordenadas de fosas, y algunos apellidos de la oligarqua colombiana http://www.verdadabierta.com/victimarios/los-jefes/704-prueba

(7) 50.000 personas desaparecidas en Colombia, crimen de Estado: http://justiciaypazcolombia.com/50-000-personas-desaparecidas-en

(8) Informe de 16 de febrero de 2010, paramilitares confiesan 30.470 asesinatos: http://www.telesurtv.net/noticias/secciones/nota/66984-NN/ex-paramilitares-colombianos-reconocen-haber-cometido-cerca-de--30-mil-500-asesinatos/

(9) Ms acerca de fosa comn y terror estatal:

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=99507&titular=destapan-la-mayor-fosa-comn-del-continente:-colombia-en-el-paroxismo-del-horror-clama-solidaridad-

http://www.kaosenlared.net/noticia/alerta-medios-ocultan-mayor-fosa-comun-america-mientras-estado-colombi

(10) Vdeo testimonio de Juan Gonzalez, estudiante asesinado: la solidaridad no es terrorismo http://www.youtube.com/watch?v=HzXBlNgYERg&feature=player_embedded

(11) Asociacin de familiares de estudiantes mexicanos asesinados y solidaridad: http://asociaciondepadresyfamiliares.blogspot.com

(12) Dos sobrevivientes del ataque a Ecuador denuncian que el ejrcito colombiano remat a los heridos, con video testimonio:

http://www.radiomundial.com.ve/yvke/noticia.php?t=5797&highlight=sobrevivientes&sid

(13) Vicepresidente Santos denunciado por su engendro paramilitar:

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=100903&titular=el-vicepresidente-francisco-santos-y-la-oligarqua-de-colombia-denunciados-por-su-engendro-paramilitar-

(14) Exterminio de la UP: plan Baile Rojo. Documental acerca del genocidio poltico de la Unin Patritica: http://video.google.com/videoplay?docid=8981304868098159223&ei=PpiKS7CINMag-Ab6tKD0BA&q=el+baile+rojo#

(15) Los vnculos de scar Naranjo, director de la polica colombiana, con el narcotrfico:

http://www.rebelion.org/noticias/2008/3/64104.pdf

http://www.aporrea.org/tiburon/n110134.html

(16) Confesiones paramilitares relatan que 80% de la informacin la reciben del DAS, la polica poltica secreta, el otro 20% de otras organizaciones de seguridad del Estado. El DAS entregaba listas de personas para que fueran asesinadas por los paramilitares. Slo de una lista de 20 nombres y apellidos fueron asesinados seis sindicalistas el 2005. Cinco de seis ex jefes del DAS han confirmado que Uribe saba lo que hacan. Es decir, guerra total contra toda oposicin del pueblo. http://www.kaosenlared.net/noticia/colombia-policia-politica-secreta-suministraba-listas-paramilitares

(17) Computador de Ral Reyes no tena correos electrnicos, admite DIJIN: El capitn Ronald Ayden Coy Ortiz, quien hizo el informe de la polica cientfica sobre el computador, admiti bajo juramento que el supuesto equipo de Reyes no contena correos electrnicos. Esto podra dejar sin curso la investigacin contra Mara Augusta Calle, William Parra y otros acusados de recibir correos del lder guerrillero, pues no hay forma de probar que esos documentos fueron enviados: http://www.radiomundial.com.ve/yvke/noticia.php?15575

(18) Multinacionales espaolas en Colombia: http://www.revistapueblos.org/spip.php?article792

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de la autora mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter