Portada :: Venezuela
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 04-03-2010

El gobierno espaol debera pedir explicaciones al juez Eloy Velasco
Chvez: "No tenemos nada que explicarle a nadie"

Rafael Rico Ros
Rebelin


El 1 de marzo los medios amanecieron con una euforia colectiva: la Audiencia Nacional del Reino de Espaa acusa a Venezuela de colaborar con ETA y las FARC.

La semana anterior fueron los derechos humanos, con el informe de la  Comisin Interamericana de Derechos Humanos, el 1 de marzo la Audiencia Nacional del Reino de Espaa y el 2 de marzo el informe del Departamento de Estado estadounidense sobre Control y Estrategia Internacional Antinarcticos. En una semana al gobierno Venezolano le han colgado informes donde le acusan de violador de derechos humanos, terrorista y narcotraficante, todo un festival de acusaciones que justificara cualquier cosa contra Chvez.

Ante este acoso, el presidente Chvez afirm que Venezuela est siendo vctima de un ataque intenso de la derecha internacional que pretende sabotear la Comunidad de Estados de Amrica Latina y el Caribe, que se concretar el prximo 5 de julio de 2011 en Caracas.

Respecto al caso de la Audiencia Nacional, el juez Eloy Velasco Nez dict un Auto de Procesamiento contra varios supuestos miembros de ETA y de las FARC por colaborar para atentar contra altos cargos colombianos en el Estado espaol e insinu que hay indicios de la "cooperacin" del Gobierno de Venezuela.

Este juez, Eloy Velasco Nez, est estrechamente vinculado al Partido Popular, llegando a ser Director General de Justicia del gobierno de Eduardo Zaplana en la Generalitat Valenciana. Recordemos que Eduardo Zaplana es de los polticos espaoles que ms compromiso con la verdad ha tenido en la historia de Espaa, sobretodo como portavoz del gobierno durante los atentados del 11 de marzo de 2004 en Madrid, cuando acus, sin pruebas, a ETA de ser responsable de los atentados, quizs fue asesorado por su amigo Eloy Velasco.

Entre los grandes logros de la gestin de Eloy Velasco Nez como director general de Justicia est la edificacin de ms de 20 nuevos Palacios de Justicia en las provincias de Castelln, Valencia y Alicante. Tambin construy las Ciudades de la Justicia en las tres capitales, siendo el principal diseador funcional de la de Valencia que, cuando se inaugur, se convirti en el edificio judicial ms grande de Europa. Impresionante currculum judicial construyendo obras faranicas y megalmanas en la mejor etapa de la locura y corrupcin del ladrillo, boom que nos ha llevado a esta crisis.

La acusacin que presenta el Auto de Procesamiento se basa en estos elementos: El caso de Arturo Cubillas del 2006, una especie de traslado en un vehculo acompaado por una persona con un chaleco con un escudo, un sospechoso vehculo escolta con presuntos militares y la famosa supuesta computadora de Ral Reyes.

El caso del traslado terrestre no merece ni comentar. El Auto no presenta ni una sola prueba ni testimonio al respecto. Parece ms un relato producto de una fantasa infantil que un hecho probatorio de un Auto de Procesamiento. En esta disparatada aventura por las selvas venezolanas, menciona la participacin de la ciudadana espaola Remedios Garca Albert, pero debi de tratarse de una clon porque Remedios Garca Albert se encontraba de vacaciones en una localidad costera espaola.

Insiste en el caso de Arturo Cubillas. Un caso de Octubre de 2006 que qued convenientemente aclarado por aquellas fechas: Cubillas formaba parte del acuerdo entre los gobiernos de Argelia, Espaa y Venezuela de 1989 donde se enviaron a Venezuela 11 personas vinculadas al problema vasco. Desde entonces, no se recibi ninguna solicitud por parte del gobierno espaol por esta persona. Ingres en el Ministerio de Agricultura y Tierras como funcionario pblico en 2006, igual que cualquiera de los millones de funcionarios pblicos que hay en Venezuela. Se desat el escndalo meditico en 2006 y ahora, en el 2010, despus de ms de tres aos, sorprendentemente, vuelven con la misma cantinela citndolo como indicio de vnculos del gobierno con ETA. Parece que ni se molestan en leer los acuerdos internacionales y nadie parece que se ocupa de hacerlos leer.

Chvez, refirindose a estos acuerdos, afirm que "Felipe Gonzlez estaba buscando la paz con la ETA, y fue l quien solicit que el pas aceptara a algunos miembros y lderes de esa organizacin (...) Eso lo sacan a cada rato para acusarme a m de que yo apoyo a la ETA".

Posteriormente, el Auto de Procesamiento hace referencia a los correos de la famosa computadora incautada el 1 de marzo de 2010 a Ral Reyes.

Se ha comentado mucho sobre esta computadora pero conviene recordar, una y otra vez, ya que insisten, que entre las circunstancias en las que presuntamente se obtuvieron los elementos informticos, a aparte de haberse roto la cadena de custodia, aparecen hechos que necesitan ser investigados: violacin del espacio areo ecuatoriano, violacin territorial, violacin a los derechos humanos de los prisioneros y ejecucin de heridos y prisioneros de manera extrajudicial.

Deben investigarse, por tanto, las posibles violaciones al derecho internacional y la Convencin de Ginebra. El ejrcito colombiano no puede decomisar fuera de su jurisdiccin. El hecho de que existan estos delitos invalida por completo cualquier tipo de afirmacin basada en unas supuestas evidencias incautadas.

Dichos documentos no poseen firma electrnica registrada y, tal como afirma el propio informe de la Interpol, el estudio realizado no prueba la autora de los documentos. Adems, el informe de la Interpol indica que se detect que se modificaron, crearon y borraron archivos de sistema en fechas posteriores a la incautacin, cuando estos equipos estaban bajo la custodia del ejrcito colombiano, sin ningn control, y que aparecen miles de documentos con fechas a futuro.

Qu clase de juez es ste que admite estas supuestas pruebas viciadas y absolutamente invlidas? Cul es el propsito de semejante disparate?

Este tipo de acusaciones, tanto por el juez, sin evidencias, como por los medios de comunicacin, sin analizar el Auto de Procesamiento, constituyen una inaceptable irresponsabilidad que afecta las relaciones entre tres pases: Venezuela, Espaa y Colombia. Este Show nos recuerda demasiado al doloroso espectculo consecuencia del cuento de las armas de destruccin masiva en Irak.

El Presidente Chvez est absolutamente en lo cierto al afirmar que "es una acusacin temeraria, irresponsable, y sin una sola prueba. En una computadora uno puede escribir cualquier cosa". Por tanto, "pedir una explicacin es un exabrupto, por una irresponsable conclusin a la que lleg un juez espaol". "No tenemos nada que explicarle a nadie. ste es un gobierno que no apoya a ningn movimiento terrorista. Lo nuestro es la cooperacin, la amistad y el trabajo"

Habl telefnicamente con el Ministro Moratinos, "Moratinos no nos pidi ninguna explicacin, sino que aclar que el sealamiento del juez no tiene nada que ver con el Gobierno espaol". "Yo le dije, no te preocupes", "Es una jugada ms de la extrema derecha europea (...) Yo no tengo intencin de daar las relaciones con Espaa. Estoy interesado en tener las mejores relaciones con todos los pases del mundo".

El gobierno espaol una vez ms ha demostrado su debilidad frente a los medios de comunicacin y debera, por lo menos, pedir explicaciones a este juez ante su imprudencia temeraria, que pone en peligro las relaciones entre tres pases, y tratar de averiguar cules son la intenciones detrs de estas extraas maniobras que no dejan de ser mediticas.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter