Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-03-2010

El carnicero de Mlaga contina siendo grande de Espaa"
Requerimiento pblico al Rey de Espaa para que comparezca en la fosa comn de Mlaga y declare nulo el Marquesado de Arias-Navarro

Miguel ngel Rodrguez Arias
Rebelin


El dolor de las vctimas de Mlaga es el dolor de todas las vctimas del franquismo y el fascismo internacional, asesinados sepultos o insepultos, desaparecidos, exterminados en las prisiones, pequeos vctimas de desaparicin infantil, deportados a los campos nazis, exiliados, torturados, explotados como mano de obra esclava, vejados, largamente expoliados todava en nuestros das.

Las imgenes hechas pblicas de las fosas de Mlaga conmueven la conciencia de la humanidad, como en su da las de Badajoz, Gernika y tantos otros lugares de nuestra geografa; son las imgenes del genocidio de un pueblo.

Los conceptos jurdicos, las propias palabras no alcanzan frente a la fra realidad de los cuerpos, la cal viva y las fosas, en Mlaga y en todos los dems lugares de Espaa; las cifras tampoco son suficientes; ni las estremecedoras cifras de Mlaga, ni las de otros lugares, ni las de el conjunto de todos stos y todas las fosas clandestinas que an restan por exhumar, los nios perdidos que an restan por encontrar.

El mero hecho de pensar que el actual Jefe del Estado otorg el ttulo nobiliario de Marquesado de Arias-Navarro con categora de Grandeza de Espaa, noble entre los nobles, y que uno y otra siguen vigentes mientras se continan exhumando cuerpos en Mlaga nos llena de vergenza por la situacin de impunidad del franquismo en nuestro pas y por la inmoral actuacin del conjunto de nuestras instituciones y tambin nos llena de rechazo hacia esa nobleza franquista, de los genocidas ensalzados con ttulos y honores que transmiten a sus descendientes mientras los de sus decenas de miles de vctimas, muchas veces todava condenados como criminales, no reciben ni sus restos mortales y se les niegan sus ms elementales derechos humanos y los derechos a la verdad, justicia y reparacin y se ven obligados a peregrinar de fosa en fosa.

Por todo ello requerimos respetuosa y pblicamente al actual Jefe del Estado, Juan Carlos I:

a) Requerimos la inmediata nulidad del ttulo del Marquesado de Arias-Navarro, con Grandeza de Espaa, tambin conocido como el carnicero de Mlaga, creado mediante Real Decreto de 2 de julio de 1976, en virtud de sus especficas prerrogativas en materia de ttulos nobiliarios; y junto a ste el de todos y cada uno de los restantes ttulos nobiliarios de exaltacin del franquismo concedidos por l Rey Juan Carlos o por el dictador Franco, ms de veinte en total que injustificablemente continan todava en vigor.

b) Requerimos que el Jefe del Estado, que hasta la fecha no ha tenido hueco en su apretada agenda institucional y deportiva de los ltimos 35 aos para visitar ni una sola fosa comn de los cientos que hieren nuestra geografa, se persone en la fosa de Mlaga para que pueda ver por si mismo el alcance del genocidio llevado a cabo all y de la responsabilidad de los hechos de los que fue partcipe quien da nombre a su marquesado, as como acercarse al dolor de los familiares de las vctimas de aquello en lo que fue partcipe a quien l concedi Grandeza de Espaa. Nuestro pas contina siendo el segundo pas del mundo en desaparecidos en fosas comunes, tan slo superado porla Camboya de Pol Pot y la reponsabilidad de Estado en que ello siga siendo as por parte de todos nuestros altos representantes, ms an el jefe del Estado, es incontestable.

c) Requerimos que el Jefe del Estado pida perdn a los familiares de las vctimas de quien el ensalz como noble entre los nobles, con grandeza de Espaa. Y en razn de lo mismo requerimos tambin que, como alto representante del Estado, exprese su clara condena al constante insulto al que son sometidas las familias de todos los asesinados del franquismo cada vez que algn representante institucional del Estado califica como sentencias lo que son viles asesinatos que el derecho penal internacional no duda en calificar, en cambio, como crimen de guerra (Las condenas dictadas y las ejecuciones efectuadas sin sentencia previa pronunciada por un tribunal constituido regularmente y que haya ofrecido todas las garantas judiciales generalmente reconocidas como indispensables, artculo 8.2. c, iv del Estatuto de Roma relativo a los crmenes de guerra). Todos tenemos presente otros actos de Estado como el de Kevin Rudd en el Parlamento de Australia ante los familiares de las Stolen Generations o el de Willy Brandt en Varsovia ante las vctimas del nazismo y forma parte de todos los deberes de "verdad, justicia y reparacin" que deben ser cumplidos en su totalidad.

d) Requerimos que el Jefe de Estado reconozca y condene el genocidio llevado a cabo por Franco y los generales golpistas contra el pueblo espaol, localidad a localidad que iba cayendo bajo su control. Que se posicione pblicamente a favor de la persecucin penal de los crmenes de guerra y crmenes contra la humanidad, imprescriptibles, y cualesquiera otros ante los tribunales de justicia

e) Requerimos que el Jefe del Estado explique qu conocimiento tuvo entre el 22 de noviembre de 1975 y el 6 de diciembre de 1978, antes de la entrada en vigor de su inviolabilidad penal en el orden interno, de la consumacin permanente, da a da, de las vctimas adultas e infantiles del delito de desaparicin forzada de personas.

f) Requerimos que explique qu conocimiento tuvo, a partir de entonces, de la aplicacin ilegal de la ley de amnista para impedir los juicios penales y, en especial, del incumplimiento de los sucesivos tratados internacionales en materia de derechos humanos rubricados por el mismo en ejercicio de sus funciones constitucionales.

g) Requerimos que, como jefe del Estado y dentro del ejercicio de sus funciones constitucionales en asuntos de Estado promueva el normal cumplimiento del Convenio Europeo de Derechos Humanos y otros instrumentos y de los deberes de verdad justicia y reparacin a favor de todas las vctimas del franquismo y del posterior periodo de impunidad. La "investigacin oficial efectiva e independiente" de todos los crmenes del franquismo que nos reclama la jurisprudencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos y que en nuestro pas nuestro sistema de justicia contina vulnerando. Empezando por las circunstancias de la muerte de esos 349 nios encontrados en la fosa de Mlaga, parte del exterminio infantil llevado a cabo por el franquismo en centros de detencin ilegal, bombardeo de poblacin civil y asesinatos de menores tambin llevadas a cabo.

h) Requerimos que, como Jefe del Estado, cumpla con su obligacin de revelar a todas las familias de los desaparecidos del fraquismo el paradero de los seres queridos que les fueron arrebatados por los agentes del Estado o con su directa aquiescencia y la digna restitucin de sus restos mortales o la identidad y paredero de aquellos que continuen con vida.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter