Portada :: Ecologa social :: Ciencia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 07-03-2010

Preparan la 5 edicin de la polmica Biblia de la Psiquiatra

Miguel Jara
migueljara.com


La Asociacin Americana de Psiquiatra (APA) ha hecho pblica una primera versin del DSM-V, la quinta edicin del polmico manual de diagnstico de enfermedades mentales. Considerado como la biblia de la psiquiatra es un libro de consenso pese a que no es cientfico ni pretende serlo: la definicin de lo que el DSM considera una patologa mental es tan laxa y subjetiva que no se explica cmo un manual as puede servir como base para diagnosticar problemas mentales.

Por poner un ejemplo, el DSM-IV define una supuesta patologa denominada Trastorno Disocial se refiere a la presencia recurrente de conductas distorsionadas, destructivas y de carcter negativo, adems de transgresoras de las normas sociales, en el comportamiento del individuo que es comnmente diagnosticado. Segn el DSM-IV, el Trastorno disocial es:

Un patrn de conducta persistente en el que se transgreden los derechos bsicos de los dems y las principales normas sociales propias de la edad. El trastorno causa adems un deterioro del funcionamiento a nivel social, acadmico y/u ocupacional clnicamente significativo. En los nios/as diagnsticados con este trastorno: frecuentemente intimidan o acosan a otros, suelen iniciar peleas fsicas, han usado algn arma que puede causar un dao fsico a otros, han sido crueles fsicamente con animales o con personas, han afrontado y robado a una vctima, han causado fuegos con la intencin de causar un dao serio, frecuentemente mienten para conseguir favores o evitar obligaciones, huyen del hogar durante la noche mientras estn viviendo en el hogar familiar.

Juzguen ustedes mismos pero que tire la primera piedra el que no haya sido nio y haya realizado alguna de las maldades que recoge dicha definicin. Transgredir los derechos bsicos de los dems? Se me ocurren algunos gobiernos y empresas que padecen Trastorno Disocial crnico.

La semana pasada una periodista que se encontraba escribiendo sobre las novedades del DSM-V me preguntaba que por qu el catlogo de enfermedades del DSM no deja de crecer. Yo le contestaba con algunas pistas. En 2006 se public un estudio en la revista Psychotherapy and Psychosomatics titulado Nexos financieros entre los miembros del panel del DSM-IV y la industria farmacutica. Cuatro psiclogos y profesores de las universidades de Massachussets y Tufts concluyeron que ms de la mitad de los 170 miembros del panel responsable del DSM y todos los expertos encargados de los trastornos de la personalidad del manual tenan lazos financieros ocultos con la industria. Los psiquiatras de la Asociacin Americana de Psiquiatra (APA), que es quien realiza el DSM, no slo se lucraron por expandir las enfermedades mentales a ttulo individual, la APA recibi 7,5 millones de dlares de las farmacuticas en 2003 para su revista en concepto de publicidad, cantidad que se increment un 22 por 100 en un ao hasta llegar a los 9,1 millones, segn este estudio.

Pero entonces qu significa en nuestra sociedad ser un enfermo mental? Los psiclogos Hctor Gonzlez Pardo y Marino Prez lvarez lo argumentan: No hay todava al da de hoy establecida ninguna causa biolgica de ningn trastorno psicolgico por muy enfermedad mental que se diga.

Antoni Talarn, doctor en Psicologa, dice que en dcadas de trabajo no se ha conseguido aislar ni un solo ni uno, insistimos marcador biolgico especfico presente en todos los casos y solamente en ese tipo de casos para un trastorno mental cualquiera.

Esto quiere decir que no puede demostrarse cientficamente la enfermedad mental aunque haberlas hailas, claro. Pero esa dificultad est sirviendo de excusa para diagnosticar como enfermos mentales a personas sanas y para la represin del diferente o de los no convencionales como cada vez ms se hace. El actual modelo econmico imperante necesita homogeneizar conductas para que los mercados sean lo ms amplios posibles y de paso si se puede encasillar como enfermos a los protestones, mejor. Estamos escribiendo sobre domesticacin y esta es un arma muy til pues adems viene engolada con los ropajes de la medicina, la ciencia, la preocupacin por la salud pblica o por la infancia.

En los ltimos aos asistimos a un incremento del diagnstico de este tipo de enfermedades en los nios (aunque tambin en adultos), un mercado muy jugoso para los laboratorios con menos escrpulos pues los pequeos no pueden defenderse. Los nios, precisamente por serlo, necesitan atraer la atencin de sus progenitores y de las personas que les rodean porque quieren comunicar a su manera sus sentimientos. En realidad, los medicamentos para someter a los nios son diseados para los padres. De nuevo el miedo a perder la libertad que disfrutaban antes de tener a sus hijos o a encarar ese nuevo y enorme trabajo voluntario que se adquiere cuando se estrena progenie llevan a muchos padres a elegir el camino fcil de las drogas psicotrpicas.

A veces ser etiquetados como enfermos nos tranquiliza. El DSM indica que para diagnosticar el Trastorno de Dficit de Atencin con o sin Hiperactividad (TDAH) a un nio ste deber presentar un mnimo de seis conductas problemticas sobre un total de nueve. Los criterios son tan subjetivos que muchos infantes sanos pueden ser calificados como enfermos de Dficit de Atencin. Nada mejor que ponerle un nombre a nuestros temores para clasificar, contener y tratar, en este caso farmacolgicamente, un miedo. Muchos padres respiran con alivio y lanzan un suspiro de aprobacin cuando se les comunica que su hijo tiene TDAH y que el problema desaparecer slo con ingerir una pastillita. El miedo a que su vstago sea diferente al resto en una sociedad que ensalza los trminos medios ha sido conjurado, aunque para ello haya tenido que drogarlo con medicamentos hechos con metilfenidato, una droga de similares caractersticas a la cocana.

As que tras leer esto no olviden ustedes ingerir su pastillita pues si lo hacen o se niegan a ello, segn el DSM pueden padecer Incumplimiento teraputico que es la libre decisin del ciudadano o paciente de no medicarse llevada al paroxismo patolgico, puro totalitarismo.

Me he extendido tanto que mejor dejarlo aqu, maana les cuento lo que en realidad iba a ofrecerles que es un anlisis de las novedades que anuncia el DSM-V y algunas otras cosas interesantes.

Ms info: El libro La salud que viene. Nuevas enfermedades y el marketing del miedo (Pennsula, 2009) contiene un captulo titulado El malestar confortable. La salud es un lema de palabras enfermas que trata sobre estos asuntos.

Fuente: http://www.migueljara.com/2010/03/01/preparan-la-5%C2%AA-edicion-de-la-polemica-biblia-de-la-psiquiatria-i/

Y si todos furamos enfermos mentales?

Publicado por Miguel Jara el 2 de Marzo de 2010

Como les contaba ayer hoy voy a ofrecerles un anlisis de las novedades que anuncia el DSM-V y algunas otras cosas interesantes. Me baso en el artculo publicado en Le Temps, un diario suizo bajo el ttulo de Todos somos enfermos mentales. La traduccin al castellano es de Eloisa Cano Hutton, lo que se agradece, as como a Inma Guignard Luz, que lo ha difundido. Comenta dicho artculo en referencia la patologizacin de todo y entre otras cosas de las preferencias sexuales:

Los homosexuales han hecho lo imposible para salirse [del DSM]. Los asexuales han reivindicado lo mismo y estn casi consiguindolo. Y al contrario podemos observar la llegada de los hipersexuales en el mbito muy frecuentado de las personas que sufren patologas mentales. Todo esto resume nuestra poca. El manual en cuestin quiere considerarse un monumento de ciencia pura, indiferente a la Historia. Inocencia?.

La quinta versin del DSM V se publicar en 2013. El mundo aguanta la respiracin. Porque de la biblia de la psiquiatra depende la nueva separacin entre enfermos y sanos, narra Le Temps.

2013 ver tal vez ocurrir una transicin histrica: el planeta Tierra estar poblado por una mayora de enfermos mentales. Esto pone sobre la mesa preguntas interesantes ironiza Franois Ansermet, jefe de la psiquiatra infantil de Ginebra: en el futuro, habr que curar a los normales?.

El DSM es la obra de referencia mundial en psiquiatra. Su nico competidor es el captulo Trastornos mentales o del comportamiento de la Clasificacin Internacional de Enfermedades (CIM-10) de la Organizacin Mundial de la Salud (OMS). Los psiquiatras suizos, sobre todo en los informes realizados para las compaas de seguros, se basan tanto en uno como en otro. Poco a poco, el DSM se ha convertido en un manual que reduce el trastorno mental a una suma de sntomas. Lo que se ha perdido por el camino es la psicopatologa, es decir el esfuerzo de entender a una persona que sufre en la coherencia de su comportamiento, como claman lo especialistas crticos. Triunfa la descripcin plana del individuo, se olvida la profundidad del mismo y la visin del conjunto de cada ser humano al obsesionarse con detalles:

Entre las novedades del DSM-V, encontramos una innovacin metodolgica que consiste en tener en cuenta no slo la naturaleza del sntoma sino tambin su intensidad. Una iniciativa loable en s misma, que hace justicia al hecho de que las emociones se presentan como un continuum, dice Pierre Bovet [profesor de Psiquiatra en Lausanne y experto en esquizofrenia]: del humor depresivo a la depresin patolgica, por ejemplo. Por otro lado, como escribe Bertrand Kiefer, en funcin de dnde se ponga el cursor sobre el continuum, se puede acelerar o desecar el mercado de la enfermedad mental. No es muy grande el suspense que hace falta para saber de qu lado soplar el viento.

Conclusin: La vida no es, en s misma, una enfermedad?

Ms info: El libro La salud que viene. Nuevas enfermedades y el marketing del miedo (Pennsula, 2009) contiene un captulo titulado El malestar confortable. La salud es un lema de palabras enfermas que trata sobre estos asuntos

Fuente: http://www.migueljara.com/2010/03/02/%C2%BFy-si-todos-fueramos-enfermos-mentales/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter