Portada :: Argentina :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 07-03-2010

El Terciador y los tesoros ajenos

Jorge Luis Ubertalli
Rebelin


Entregador, junto a sus compinches Domingo Felipe Cavallo, Eduardo Luis Duhalde, Guido Di Tella, Roberto Dromi, Guaragna y otros, del patrimonio nacional; propiciador de la superexplotacin de los trabajadores, de la desocupacin forzada, de la destruccin del aparato productivo, de la miseria y la marginacin de millones, de la sujecin sin cortapisas a los EE.UU. durante la dcada del 90, el ex presidente Carlos Menem, ahora senador de la Repblica, ha apostado junto a elementos de la oposicin por una probable hondurizacin del pas, hoy morigerada por la visita reciente de Hillary Clinton. La carrera poltica de este ahora terciador entre el oficialismo y la oposicin local, jalonada de traiciones y entregas, super, con la entrega del subsuelo nacional, una de sus mas olorosas materias.

Tesoros ajenos

Corra 1993 cuando el entonces ministro de Economa, Domingo F. Cavallo, en el marco del denominado Acuerdo Federal Minero y sus complementos ratificatorios que marcaron la entrega del subsuelo argentino a las multinacionales, se reuni en Denver, Colorado, EE.UU. con los hurgadores de tesoros ajenos. Acompaado por 7 gobernadores de provincias mineras, y esbozando un Plan coincidente con el saqueo patrimonial de la nacin, inici el camino sin retorno de la violacin subterrnea. Un ao antes, con la complicidad del Congreso, la Justicia y otras respetables instituciones, se haba adjudicado la explotacin de oro en Catamarca a la multinacional Musto Int. (IMZ), componente de la empresa Minera Alumbrera, cuyo capital corresponda en un 50% a la australiana MIM Holding. En el mismo 1993, las tambin australianas North Ltd. y Algom Ltd. se quedaron con el paquete accionario de Musto Inc. y comenz entonces el ultraje de las entraas catamarqueas, que sigue hasta ahora, arrastrando una secuela de envenenados, muertos, enfermos, trabajadores superexplotados, destruccin de bienes comunitarios y rebeliones populares. Asimismo, desde ese ao 1993, 42 empresas multinacionales- entre ellas las australianas Meridian Gold, Placer Dome, BHP y CRA, la inglesa RTZ, la canadiense Barrick Gold y la FMC de EE.UU. participaron de un coto de caza subterrneo de 16 millones de hectreas cubiertas por derechos de exploracin entre cateos y reas de reservas provinciales. De todos los emprendimientos mineros, Bajo La Alumbrera (oro y cobre), en Catamarca; Cerro Vanguardia (oro) en Santa Cruz, Pachn (cobre y molibdeno) en San Juan y ahora Agua Rica ( oro, cobre y molibdeno) en Catamarca, son la punta del iceberg en cuanto a los jugosos negocios del ramo. Facilidades impositivas, seguridad jurdica por largos aos, descuento en el impuesto a las ganancias en inversiones de exploracin, regalas nfimas, libre importacin de maquinarias, restitucin del IVA, amplios descuentos sobre cargas sociales, permisividad en cuanto a destruccin de vas camineras y leyes ambientales truchas que consagran la impunidad, son algunas de las prerrogativas de las que gozan desde el perodo menemista y hasta hoy los saqueadores de tesoros ajenos, ratificadas tiempo despus por la modificacin de la Ley de Minera llevada a cabo durante el perodo del ex presidente De La Rua con la participacin de, entre otras, las empresas mineras australianas MIM/North/Rio Algom, quienes invirtieron 1.000 millones de dlares en el proyecto a cielo abierto de La Alumbrera. Segn consign quien esto escribe en el 2003, lo mas sustancioso del negocio consisti en liquidar en el pas, al igual que las empresas petroleras, slo el 30% de lo producido, repatrindose el resto, que en su momento regresara en prstamos para reciclar deuda externa, en forma de petrodlares o minerodlares.

Avivados

Cuando en 1997 entr en Catamarca en escena La Alumbrera, las condiciones para que florecieran los pinges negocios del ramo ya estaban globalizadas. Varios bancos centrales europeos, entre ellos la Banca Suiza, haba enviado ese ao al mercado en forma de ventas, prstamos y operaciones de cobertura grandes cantidades de oro, lo que hizo fluctuar a la baja el precio de este metal precioso. En ese mismo momento, el precio del cobre tambin fluctu a la baja, lo que hizo lugar a la ley del embudo capitalista- centralizacin del capital- consiguiente con la debacle de medianas y an grandes empresas mineras, que fueron absorbidas o se plegaron a las ms grandes, como sucedi aqu con las tres australianas que se fusionaron en La Alumbrera. Con gran visin de futuro y como no poda ser de otra manera, las multinacionales mineras apostaron luego al presidenciable mas reaccionario y guerrerista de los EE.UU., George W. Bush, sabiendo que con la reactivacin del complejo militar industrial se elevaran, por la depreciacin del dlar producto de emisiones desenfrenadas para paliar los gastos del complejo blico, y por el mayor consumo de cobre relacionado con su uso militar, los precios del oro y de este ltimo metal, paralelo al aumento de los precios de todos los metales vinculados con la industria blica. As hicieron su agosto mundial los buceadores de tesoros ajenos. Tanta bonanza provoc que aqu, en solo un ao- 2002/03- 100.000 kilmetros cuadrados de las provincias de Jujuy, Salta, Catamarca y Tucumn fueran estudiados geolgicamente por empresas japonesas y otras a fin de iniciar emprendimientos privados vinculados con el quehacer minero. Solo en Catamarca se afincaron a fines de los 90 e inicios del siglo XXI, 42 empresas, que hicieron y hacen estragos ambientales y de infraestructura, adems de superexplotar a innumerables trabajadores, en los departamentos de Beln, Andalgal, Tinogasta, Recreo y Santa Mara, entre otros.

Filomineros y rebeliones

El 2 de diciembre del 2009, el presidente de la multinacional canadiense Barrick Gold, Aaron Regent, declar al diario Wall Street Journal lapidariamente: Somos optimistas por el precio del oro. Y no es para menos. La debacle financiera/monetaria mundial capitalista, fundamentalmente en EE.UU., entre otras variables, conlleva al aumento del precio del metal precioso, y el corolario de ello es que las acciones de Barrick aumentaron 8% ese ao en relacin con las subas. A fines de septiembre, slo este consorcio anunci inversiones de 2.600 millones de dlares, producto de sus ganancias, para adquirir otras empresas y emprender nuevas aventuras doradas en el mundo.

Entretanto, como botn de muestra del jolgorio que contina, el gobernador de la provincia patagnica de Chubut, Eduardo Das Neves, prosigue con su cruzada filominera, iniciada en esa provincia con la Meridian Gold, empresa que pretenda a inicios del 2000 y an pretende contaminar la zona de Esquel y adyacencias a travs de la extraccin del metal dorado a cielo abierto. Desde ese momento los Vecinos Autoconvocados de Esquel han resistido la instalacin de esta mina y an siguen su lucha para evitar que, con leguleyeras propias de los que detentan el poder econmico, esta logre su cometido.

Por otra parte, en Andalgal, ubicada en los Valles Calchaques de Catamarca, una reciente pueblada llevada a cabo el ltimo 15 de febrero deriv en una feroz represin, con un saldo de heridos y 50 detenidos, por parte de uniformados y sicarios al servicio de Agua Rica, emprendimiento minero tutelado desde el 2007 por la multinacional Yamana Gold Inc, que contiene a las empresas Yamana Gold, Meridian Gold y Northern Orion, fusionadas. Segn los vecinos andalgaleos, este emprendimiento, que ser tres veces mas grande y contaminante que La Alumbrera y producir 12.5 millones de tn. de oro/cobre, 357.750 tn. de concentrado de molibdeno, y plata y remio como subproductos, slo dejar en Catamarca el 1% de sus dividendos, adems de muerte, contaminacin y hasta el posible desmantelamiento de la ciudad de Andalgal, que se halla sobre la zona prevista para las operaciones de la mina. Defendiendo su regin y su vida, y al igual que los de Esquel, San Juan y otras zonas del pas, los andalgaleos siguen luchando, y han logrado que el Juez de Minas de esa provincia, Ral Cerda, resuelva hasta nuevo aviso interrumpir la actividad de la empresa Agua Rica.

Sin embargo, las influencias de estos grupos econmicos extractivos son poderosas, y cuentan con el apoyo y las impunidades otorgadas en su momento por el ahora senador y terciador Carlos Menem y sus secuaces antiguos y actuales de distinto signo poltico que, abierta o secretamente, fuera y an dentro del oficialismo, aspiran a hondurizar el pas cuando convenga a sus intereses.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter