Portada :: Mundo :: Tsunami en Asia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-01-2005

Naturaleza despiadada

Leonardo Boff
Koinona


El cataclismo del sudeste asitico revela lo que la naturaleza es en s misma: puede ser madre generosa como tambin madrastra despiadada. Es lo que todo el universo y nosotros individualmente somos: la coexistencia de lo simblico con lo diablico, de la armona con la devastacin. El maremoto y las olas gigantes no consultaron a nadie, ni a Bush ni al Papa. Arrasaron todo a su paso, indiferentes a la muerte de millares y al sufrimiento de millones de vctimas. Por qu tiene que ser as? Ya lo hemos escrito aqu: es un misterio aterrador. Abatidos, mantenemos la esperanza, quejosos con el Creador.


Intentemos por lo menos tratar entender. Nos dicen los gelogos que la Tierra surgi en el perodo arqueano hace 4 440 millones de aos. Todava estaban sin formar los continentes, slo inmensas islas volcnicas emergan de las aguas que cubran todo el globo. Hace unos 3 800 millones de aos emergieron vastas extensiones de tierra, dispersas aqu y all y siempre en movimiento. Fueron juntndose, con grandes fricciones, de suerte que mil millones de aos despus formaron los continentes. Flotando sobre una capa de basalto fueron movindose hasta agruparse en un nico gran continente llamado Pangea. Durante unos 50 millones de aos este supercontinente circul por el globo. Millones de aos despus Pangea se fractur, y lentamente se originaron los continentes que conocemos hoy. Debajo de ellos estn, siempre activas, las placas tectnicas, presionndose (es entonces cuando se producen las montaas), chocando unas con otras, o superponindose, o alejndose... diramos que a la deriva continental. Cada vez que chocan se producen inimaginables cataclismos.


La Tierra ha conocido 15 grandes extinciones masivas de especies de vida. Dos de ellas se mencionan siempre porque tuvieron como consecuencia una reorganizacin completa de los ecosistemas, tanto en la tierra como en el mar.


Una ocurri hace 245 millones de aos, con ocasin del resquebrajamiento de Pangea. Fue tan devastadora que desaparecieron entre el 75 y el 95% de las especies de vida entonces existentes. La otra ocurri hace 65 millones de aos, causada por alteraciones climticas y cambios en el nivel del mar, que culminaron con el impacto de un asteroide de 9,6 km que cay en Amrica Central y produjo incendios infernales, maremotos gigantescos, grandes cantidades de gases venenosos y un prolongado oscurecimiento del sol. Las plantas y los animales que no podan vivir sin l, murieron. Los dinosaurios, que durante 130 millones de aos dominaron soberanos sobre la Tierra, desaparecieron totalmente, as como el 50% de todas las especies de vida. La Tierra necesit 10 millones de aos para rehacer su incontable diversidad.


Gelogos y bilogos sostienen que una tercera gran devastacin est en curso. Se inici hace 2 millones 500 mil aos cuando extensos glaciares comenzaron a cubrir parte del planeta, alterando los climas y los niveles del mar. Coincidentemente surgi en esta poca el homo habilis que invent herramientas para dominar mejor la naturaleza. l viene a ser un meteoro rasante mortfero. Su conducta irresponsable est acelerando hoy el proceso de extincin.


Estamos, pues, a merced de fuerzas incontrolables que pueden destruir nuestra especie como destruyeron tantas otras en el pasado. La vida, sin embargo, nunca fue exterminada. Despus de cada extincin ha habido una nueva gnesis. Dado que la inteligencia y la conciencia estn primero en el universo y despus en nosotros, ellas continuarn en otros seres. Ojal stos demuestren un comportamiento mejor que el nuestro y permitan que la vida se irradie.




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter