Portada :: Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-03-2010

Las alas de Juan Mosca (entrevista)
Fernando Garavito, sin eufemismos

Mnica del Pilar Uribe Marn
Rebelin

Tras varios aos de exilio, el reconocido periodista y escritor colombiano, vuelve a ser noticia y rompe sus silencios. Una sumatoria de hechos le convocan y habla en exclusiva. Habla de todo un poco, un poco de todo. Su exilio, su Caravana por la dignidad de Colombia, su candidatura a la Cmara de Representantes por los colombianos inmigrantes, sus escritos y no escritos, el paramilitarismo, la poltica, su dolor, su escepticismo, su esperanza.


Es medianoche. Las siete horas de diferencia que separan a Nuevo Mxico de Inglaterra son un asunto menor cuando se est a la espera de una entrevista varias veces postergada. Finalmente ocurre, y all est Fernando, luciendo un traje sin pretensiones, sonriendo cuando no riendo, opinando con vehemencia y derrochando afecto y agudeza. Los ltimos ocho aos vividos en el exilio estn inscritos en sus silencios y en su voz; all se perciben las dificultades, la nostalgia por su pas, el dolor ante la prdida, el regreso no anunciado...

Los que le quisieron amordazar, los que le amenazaron porque le temieron y le obligaron a cambiar su geografa, no pudieron hacerlo con sus ideas. Porque Fernando, al igual que siempre, habla sin temores, con nombres propios, sin ambigedades ni dobles rostros. El territorio del miedo y el de la libertad, se disputan en l su verdad.


Fernando naci en Bogot en el 44, fue redactor, editor y director de varios medios de prensa en Colombia y escritor de poemas y otros ritmos literarios. Graduado como abogado en la Universidad Javeriana y vinculado a El Espectador en 1988, inspir afectos y odios por su columna de opinin El Seor de las Moscas. Sus diversos artculos, y fundamentalmente su libro lvaro Uribe, El seor de las sombras, ocasionaron un descenlace predecible: llamadas, seguimientos, annimos escritos y todo un conjunto de elementos intimidantes que le obligaron, un da de marzo, a partir hacia Estados Unidos con su esposa Priscilla Welton y sus hijos Fernando y Manuela.


No estaba preparado (nadie lo est) para un exilio, sobre todo cuando su voz y su conciencia le exigan seguir vigente. Por ello continu escribiendo y El Espectador le acoga. Sin embargo, a raz de su artculo Por qu los autores del desfalco a la Nacin a travs del Banco del Pacfico ocupan los ms altos cargos administrativos del nuevo gobierno del Presidente Uribe Vlez?, el diario prescindi de sus servicios. Era octubre.

La memoria propia y de los otros se fueron definiendo en la distancia. Cada voz lleva su angustia y con el tiempo Fernando enfrent otro drama que no aplacaron ni el premio Cultural Freedom Award (entregado por la Lannan Foundation por su trabajo a favor de la democracia y de la libertad, y del respeto a los derechos humanos), ni la fama que le dieran sus libros Ja, Reportajes de Juan Mosca, Pas que duele, El corazn de Oro, ni el prestigio por el Premio de Periodismo Simn Bolvar, recibido por su investigacin sobre la tragedia del Palacio de Justicia.

Sumido en la tristeza ante la muerte de Priscilla, su compaera y esposa por ms de 30 aos, Fernando batallaba con su alma dividida, se concentraba en dictar clases en la Universidad de Estados Unidos, en adelantar escritos literarios y en transcurrir el mayor tiempo posible con sus hijos.

Fue entonces cuando le llamaron y le propusieron ser candidato a la Cmara de Representantes por los colombianos en el exterior. Acept. A partir de ese momento (diciembre del ao pasado) las cosas fueron adquiriendo otra textura, pues aunque Fernando no sabe hacer poltica, desprecia la politiquera, las mentiras y ardides que sta implica, una espiral ascendente de afectos y seguidores comenz a surgir entorno a Juan Mosca. Resurgirlo, multiplicarle, no tom mucho tiempo, porque Garavito no es de coyunturas y por eso est ac, ahora.


Ha regresado Juan Mosca y, como antes y desde siempre, habla sin eufemismos y una dosis aguda de humor.

Haba alguna vez en su vida pensado, querido o participado en poltica?
En poltica s, pero jams he estado en la politiquera, que es un monstruo sentado sobre la pobre poltica, aplastndola con sus grandes nalgas llenas de imgenes, de hechos torcidos y de palabras vacas.

Le pidieron ser candidato un da. Quines? Cundo?
Bueno, yo estaba muy tranquilo en mi casa tomndome un caf, cuando lleg un mensaje de mi amigo Pancho, miembro del PDA, preguntndome si me interesara ser candidato de los colombianos en el exterior. Yo soy de un s fcil. Y le dije que s. As de fcil.


Por qu candidato del Polo? Si hubiera sido otro partido hubiera aceptado? Ha sido polista de corazn, o de inscripcin y todo eso?
De corazn. Me parece que su ideario y programa son enteramente vlidos. Como hubiera dicho Lpez, si no es el Polo, quin?


Por qu un periodista en poltica, sobre todo un periodista tan crtico de ella?
Tal vez porque los periodistas, por nuestro trabajo, adquirimos el entendimiento suficiente para saber que en Colombia no hay polticos ni hay poltica.


Si los polticos no existen en Colombia Qu es lo que hay all?
Politiqueros.


Si no cree en la poltica, por qu cree que otros creern en la poltica suya?
Porque soy un ser marginal, un lobo estepario.


A propsito, sabe hacer poltica?
No tengo ni idea, pero estoy aprendiendo.


Qu es un buen poltico?
Alguien que dice verdad. En Colombia slo tenemos gentes que dicen la verdad. Y eso es bien diferente.


En qu le respalda el ser periodista e investigador, para ser precandidato?
S investigar. A m, los poderes vacos no me dicen mentiras.


Tiene opciones frente a sus contrincantes?
Claro que s. El slo hecho de estar es ya una opcin. Pero, quiero ser franco, los que eligen, escogen. Y a m poco me escogen.

Qu tanto le importa ser candidato?
Muy poco. Como me importa muy poco llegar al Congreso. Lo que importa es seguir siempre adelante.

Y si pierde, qu sigue?
Sigue lo que comenzamos a hacer. No hay vuelta atrs. Esa es la virtud del grupo que hizo esta propuesta.


Y si gana, qu sigue?
Lo mismo. No hay vuelta atrs. La tarea legislativa, que est perfectamente definida, es slo la base de lo que vendr despus.


Han existido buenos Presidentes en Colombia?
Varios. Bolvar, el mejor. Pero hubo un grupo de maestros que trataron de ensearnos lo que era el poder. Hablo de la segunda mitad del siglo XIX. Entre ellos estn Aquileo Parra, Santiago Prez y Manuel Murillo Toro. Nadie se acuerda de ellos, claro est. Eran maestros.


Qu mandatarios del mundo considera estn haciendo un buen trabajo?
A m me gustan los gatos.


Qu se requiere para ser un buen Presidente?
Lo mismo que se requiere para ser un buen poltico: decir verdad.


Cules han sido los mayores horrores en Colombia?
Pienso que hay dos: la crisis tica, provocada por el dogma; y la crisis econmica, provocada por el capitalismo.


Por qu a Uribe sigue intacto pese a tanto escndalo? Faltan pruebas, acusadores, justicia?
Sobran pruebas, pero falta justicia.

Cmo calificara la gestin de lvaro Uribe?
Como excelente. Se necesitaba que el crimen organizado llegara al poder, para que el pas pudiera abrir los ojos.


Encuentra algo bueno de su mandato?
Eso. Que no habr marcha atrs. Uribe es el ltimo de los corruptos.


Qu piensa de la seguridad democrtica?
Que no es seguridad ni es democrtica.

Cree en la popularidad de Uribe?
Creo en la popularidad de Uribe lo mismo que creo en el algodn azucarado que venden los domingos en los parques infantiles para que los niitos se indigesten y los paps tengan problemas por la noche.

Por qu los medios insisten en que la tiene, pese a que la poblacin con capacidad para votar supera los 30 millones?
Porque los medios son el rgano de propaganda del rgimen. No de este rgimen: de todos los regmenes.

Cree que hubo una desmovilizacin paramilitar?
Claro. Hoy todos estn en los puestos pblicos.

Pero por qu la mayora de la gente piensa que s la hubo?
Pienso que s la hubo. Hoy, los sicarios son empleados oficiales. Su oficio es asesinar. Acaban de nombrar un batalln de estudiantes en Medelln, con sueldo pagado por el erario pblico, que tendr como tarea (escolar?) mirar, or, acusar y, cuando sea del caso, proceder. Uribe es el ejemplo ms acabado del peor de los regmenes nazis.

Hay un conflicto interno en Colombia? Por qu algunos no admiten que existe?
No hay un conflicto interno en Colombia. Lo que hay es una guerra no declarada. Sus ltimos episodios se manifiestan alrededor del terrorismo de Estado.


Qu tanta culpa le cabe a otros pases de lo que ocurre en Colombia?
A Estados Unidos le cabe una enorme responsabilidad. Comienza desde hace cinco dcadas, cuando Eisenhower lanz el plan LASO. Y luego, estuvieron por ah la extinta Unin Sovitica y Cuba. Pero el concepto pas se ha diluido. Ahora intervienen el pas DEA, el pas Paramilitar, el pas Santodomingo La lista es enorme.


Qu tanta culpa le cabe a los medios de lo que ocurre en Colombia?
Una enorme responsabilidad, por su complacencia frente al poder, a la corrupcin y al crimen.


Cree que en Colombia el periodismo ha cumplido su deber?
No. En primer trmino porque en Colombia no hay periodismo.

Qu periodistas le merecen credibilidad y respeto?
A m me gustan los gatos.


Ha dejado de ser periodista en algn momento?
Un periodista nunca deja de ser periodista. Lo que pas conmigo es que me dejaron. Llevo seis aos sin el derecho a trabajar en algn medio. Las puertas, para m, estn cerradas.

Qu pas con el periodismo, el suyo? Cul fue su ltimo trabajo periodstico?
Me retiraron como comentarista editorial de El Espectador. A raz de lo que dije sobre su lder, los paramilitares me amenazaron y me sacaron del pas. Y luego los empresarios de la cerveza me silenciaron.

Y la literatura, cmo va?
Bien. Escribo mucho y no publico nada, para felicidad ma y de la literatura.


En Colombia se le referencia ms como periodista que como escritor
Bueno, soy un periodista que escribe. Mi diferencia con los periodistas de hoy es que leo. Leo mucho. Para escribir es necesario leer. Mi verdadera profesin es la de ser lector.


Se siente ms a gusto como escritor literario o como periodista?
Como escritor literario. En mis textos, que siempre son breves, est mi forma de ver la vida. Los primeros los reun en mi libro Banquete de Cronos, del cual se vendieron dos ejemplares: el mo y el de mi ta Berta.


Escribe ahora ms que antes?
Mucho ms que antes. Con la enorme ventaja de que no publico.


Entre el Fernando Garavito de hace 20 y 10 aos ejerciendo periodismo en Colombia, y el Fernando Garavito de hoy ejerciendo el exilio, qu diferencia hay?
Ninguna. Siempre fui un exiliado.

Defina periodista en pocas palabras.
Periodista es alguien que ve, piensa y habla.

Defina candidato en pocas palabras.
Candidato es alguien que ve, piensa, y habla.

Usted ha planteado la realizacin de una caravana. En qu consiste y quines estn detrs y delante de ella?
S. Una caravana que parta de Quito y llegue a Bogot el 20 de julio, cuando se cumplen 200 aos de eso que llaman independencia. La hemos llamado Caravana por la dignidad de Colombia. Detrs estamos un grupo integrado de idealistas, sin un peso en el bolsillo. Delante est el pas. Vamos a recuperarles a todos los colombianos el derecho que tienen de pertenecer a un pas que se llama Colombia.

Ha habido muchas marchas y movilizaciones en Colombia por la paz, por denuncias, por muchos motivos. Y al final el resultado es el mismo, nada. En ocasiones se lleva a visibilizar un problema, pero la situacin no cambia.
No cambia porque las organizaciones que respaldan esas movilizaciones no se plantean el paso que deben dar de inmediato. Nuestro primer paso es la candidatura. El segundo, la caravana. Despus vendr una accin poltica eficaz, con denuncias que lleguen a trmino. Una de esas denuncias es contra Uribe: Uribe es paramilitar. Y el trmino de esa denuncia es que salga del poder y llegue a la crcel. Es fcil.

Hay alguna persona, o algunas, que puedan darle a Colombia un rumbo distinto?
Muchas. Pero ninguna es lder. Son las hormigas y las abejas las que hacen los hormigueros y las colmenas.

Desde dnde y por dnde empezar los cambios en Colombia, hablando de manera realista?
Es necesario denunciar los crmenes del rgimen y poner a sus protagonistas en la crcel. Pero los protagonistas no son esos pobres mandaderos que ocupan los puestos pblicos. Los protagonistas son los que son. Y estn ah, listos a vestir su camiseta de rayas. Recuerde la advertencia de los republicanos: Magnfico le dijeron a Obama cuando lleg a la Presidencia-, pero no se equivoque: usted lleg a la Presidencia, pero no lleg al poder. Tenemos que desenmascarar ese poder.

Cmo se siente ocho aos despus de haber tenido que dejar el pas?
Con ganas de regresar. Y con posibilidades.

Cmo le ha afectado a nivel personal y profesional el exilio?
De muchas maneras. Pienso en la sbita muerte de mi mujer, que me dej convertido en una ruina. Pienso en mi silencio, en la prdida de mis derechos, en el desplazamiento de mis hijos, que para ellos ser algo definitivo

Por qu Estados Unidos y no otro pas?
Porque era el nico pas del que tenamos visa en el momento de la amenaza. Sin visa no podamos llegar ni a Panam. Esa es la terrible condicin de ser colombiano. Ser colombiano es ser alguien que necesita visa.

Qu es lo que lo motiva ms para volver a Colombia, y lo que le motiva menos?
No quiero volver a la Colombia de Uribe. Quiero volver a Colombia.

Ha vuelto antes?
Fui un mes a arreglar el sitio donde podra vivir si regreso, pero alguien, con amistad, me previno sobre la conveniencia de no volver mientras este rgimen sea el rgimen.

Qu es lo peor del exilio?
El silencio.

Qu es lo mejor del exilio?
El silencio.

Ser exiliado voluntario es peor o mejor que ser un exiliado forzado?
Es igual. No creo en el exilio voluntario. En el fondo de quienes se van, hay siempre una razn para el viaje.

No debilita el exilio al pas? En qu aspectos?
El pas ha perdido lo mejor de s mismo exiliando a millones de personas. Los exiliados adultos pensarn en Colombia. Pero los que salen de nios, ya no volvern. Cuntas posibilidades hemos perdido? Nadie puede saberlo.

A qu se dedica ahora?
A pensar. Ser pensador es un oficio digno.

Qu acontecimientos y personas han marcado su vida personal y profesional?
Entr al periodismo de la mano de Luis Carlos Galn. Y entr a la vida de la mano de Priscilla Welton.

Qu tanto se ha distanciado usted de Colombia y Colombia de usted?
La Colombia que yo quiero va conmigo donde quiera que vaya. Y somos muy buenos amigos.

Qu es lo que lo motiva ms para seguir en Estados Unidos, y lo que le motiva menos?
Los Estados Unidos tienen dos caras: una, es la del poder; otra, la de las vctimas. Las vctimas de los Estados Unidos son idnticas a las vctimas de nuestros pases, y sufren tanto como ellas. En este momento hay organizaciones que les estn ayudando a abrir los ojos. El derrumbe del capitalismo vendr desde dentro.

Un clich: cmo transcurren sus das?
Soy un solitario. Trabajo, leo, pienso, escribo, y hago caf por las maanas.

Qu es lo que ms extraa?
Mi casa, y las idas a sacar al perro, en compaa de mi mujer. Hablbamos hasta por los codos, nos reamos y ramos felices.

Qu es lo que ms disfruta?
Hasta hace poco, los recuerdos. Ahora mismo, las posibilidades.


*Mnica del Pilar Uribe Marn: Periodista freelance internacional, especializada en Derechos Humanos, Poltica y Medio Ambiente. Entrevista para The Prisma. The Multicultural Newspaper, Inglaterra. ([email protected])

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de la autora mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter