Portada :: Cultura :: Teatro
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 16-03-2010

"La Vereda Teatro", el compromiso pedaggico

Sofa Castaon
La Ratonera


Llevamos demasiado en el tiempo de echar las manos a la cara con la espantosa educacin que el pblico infantil infiere de la tan bien denominada en ocasiones caja tonta. Como si sta fuera la nica va educativa, como si ms all de los tubos catdicos, de la pantalla de plasma, no hubiera opciones para entretener a los ms pequeos, para mostrarles el mundo. Llevamos, de hecho, demasiado creyendo que slo los nios necesitan otro tipo de educacin, otros canales.

La Vereda Teatro, el proyecto de David Acera y Ana Laura Barros, asume el compromiso que supone la escena, el arte dramtico, desde la pedagoga responsable. Temas como el conflicto blico o la especulacin urbanstica se tratan desde un lenguaje cercano, comprensible y emocional.

Esta joven compaa, en su gestacin y en su espritu (hay algn otro modo de hacer teatro?), surge con la voluntad de llegar a los nios de todas las edades, porque, al fin y al cabo, la herramienta principal de cambio reside en ese resorte afanoso e inocente que se conserva en algn recodo del cuerpo desde la infancia.

El suyo es un teatro audaz, comprometido y distinto que ayuda a comprender un poco mejor el mundo que nos toca. Compaginan en esa tarea la experiencia titiritera de Barros con la actoral de Acera, y plasman sus historias desde un trabajo hbrido de sombras, tteres y actores. Y como saben que, ms all de las tablas, el teatro sigue vivo han publicado una de sus obras con la editorial Cambalache.

Es precisamente esa obra con la que se dieron a conocer: Catalina y los bosques de hormign. Una fbula sobre un mundo amenazado con extinguirse en pro de los beneficios de la especulacin. En este montaje, protagonizado por una pelirroja y sonriente Catalina manejada por Barros, la participacin del pblico se vuelve indispensable para lograr solucionar el conflicto. El especulador, una suerte de malvado tirano, un antagonista de traje morado y sombrero, al que da vida David Acera, quiere eliminar todo lo hermoso del mundo que Catalina conoce, lo que incluye su pequeo huerto, esmeradamente atendido por ella y por su madre. No sern las autoridades, a las que acudir la nia en un primer momento, quienes sepan, o quieran, acabar con esa gravsima amenaza. Slo el poder vecinal, la conciencia que de un modo interactivo ir tomando el pblico, podr evitar que el empresario dspota se salga con la suya.

Si el teatro implica de por s una accin, aunque desde una percepcin pasiva, por parte del pblico (y de ah que se diga que es el arte ms poltico que existe), sta se refuerza si, adems, la propia trama precisa de esa interaccin, del compromiso de los asistentes con el conflicto que se plantea. Esta valiosa obra est, adems, prologada en su edicin por la realizadora y terica Lolo Rico, y quienes recuerden el modelo televisivo de La bola de cristal entendern que en esto no hay nada azaroso.

Con su otro montaje, Hay una guerra en mi habitacin, La Vereda Teatro se adentra en el campo de la educacin para la paz. A travs de un personaje infantil caprichoso y de un alocado sueo desarrollan un discurso antibelicista. Con esta obra son tres actores sobre el escenario, ya que se une al elenco Paula Alonso.

Es Lolo Rico quien dice en una entrevista: Los nios no tienen la culpa de que no se les permita concebir el mundo por s mismos para comprometerse con l. Quiz lo que no se quiere son ciudadanos comprometidos. Compaas teatrales como La Vereda Teatro hacen por ofrecer a esos nios (y quin no lo es en esta materia?) la posibilidad, la visin, las herramientas, para ser ciudadanos comprometidos, crticos. Demuestran que sobre un escenario magia y verdad pueden darse la mano, y pueden hacernos mejores.

Enlace a una entrevista con La Vereda Teatro sobre el libro Catalina y los bosques de hormign:

http://www.youtube.com/watch?v=x6bJmLKQQaQ




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter