Portada :: Amrica Latina y Caribe :: Usos y abusos de Hait
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-03-2010

In Memoriam Revolucionaria
Hait 2010, Imperialismo o Revolucin

Antonio Salamanca Serrano
Refundacin


Hait ya no permanecer aislado entre sus hermanos. Los principios de Hait influirn en todos los principios del Nuevo Mundo (S. Bolvar, Carta al Presidente de Hait Alexander Ption, 4 de septiembre de 1816).

La fecha gloriosa de la emancipacin del pueblo todava no ha sonado, las clases populares viven an en la esclavitud, encadenadas al orden econmico por el salario y al orden poltico por el fraude... (Luis Emilio Recabarren).

Han pasado ms de dos meses desde el terremoto ocurrido en Hait el pasado 12 de enero de 2010. Sea esta mi oracin en memoria revolucionaria de los ms de 200,000 fallecidos, 300,000 heridos, 1 milln sin techo, 8 millones invadidos, y de cada una de las vctimas del imperialismo capitalista en la historia del sufriente pueblo haitiano.


El imperialismo espaol (1492-1697)

La satisfaccin del sistema de necesidades, esto es, de la necesidad de alimentos, de explorar lo desconocido, de seguridad frente a las agresiones internas o de otros pueblos, etc., as como la lucha contra el deseo patolgico en algunos de agredir, someter y explotar a otros, es lo que mueve a los pueblos. Segn los historiadores, hace unos 7,000 aos, grupos indgenas del Yucatn y/o la Florida se desplazaron hacia las Antillas. En torno al siglo V. a. C. comunidades de tanos-arahuacos sudamericanos (llamados a s mismos como los buenos, los nobles) ascendieron por la cuenca del ro Orinoco, alcanzaron la isla de Trinidad, y desde all llegaron a poblar las Antillas. Aos antes del encontronazo con los europeos, los caribes, pueblos originarios de Sudamrica, haban forzado a los tanos de las Pequeas Antillas hacia las Grandes Antillas (hoy Cuba, Jamaica, Hait, Repblica Dominicana, Puerto Rico y Trinidad). A consecuencia de la presin tana, los siboneyes, pobladores originarios de estas tierras, dedicados a la caza y pesca, se movieron al oeste de Cuba y Hait. Por esas fechas, los tanos, ms numerosos, completaban la actividad agrcola de tala y cultivo de mandioca y maz con los productos de la caza y la pesca, y se organizaban en comunidades dirigidas por jefes llamados caciques.

El 5 de diciembre de 1492, Coln llega a la isla Quisqueya (La madre de todas las tierras, en tano). Con l viene parte de un pueblo perifrico, el espaol, navegante y acostumbrado a siglos de guerra contra los musulmanes. Cegados por la fiebre patolgica de riquezas y gloria, su comparativa superioridad militar desencadenar y desarrollar un modo de relaciones imperialistas (expropiadoras, explotadoras y violentas) con los pueblos indgenas. La isla estaba dividida en cinco cacicazgos (Higey, Jaragua, Magu, Maguana y Marin), subdivididos a su vez en comunidades llamadas nitanos, con una poblacin de nmero indeterminado para los historiadores, oscilando entre 120,000 para Rosemblat, y los 3 millones, segn Bartolom de las Casas. Los Cazicazgos, enfrentados entre s en ocasiones, estaban amenazados por los ms belicosos caribes. El cacicazgo de Jaragua (o Xaragua) ocupaba el suroeste de la isla, su poblado principal era Yaguana, cerca de lo que hoy es Puerto Prncipe. Coln comenz expropiando el nombre a la isla y la bautizara como La Espaola. All establecer el primer emplazamiento europeo en Amrica (Fuerte Navidad). Prevalindose de las tensiones entre los grupos tnicos, as como de la propia superioridad militar, los espaoles dan comienzo a la guerra expropiatoria imperial de las tierras, medios de produccin y fuerza de trabajo. Todo en busca del oro y plata, primero, y, luego, de otros productos que servirn de acumulacin originaria para el capitalismo europeo, mercantilista primero y luego industrial.

Parte del pueblo tano se rebel contra el imperio y resisti la agresin. En 1519, mientras los espaoles cometen la Matanza de Cholula, fundan Panam y Veracruz, y Corts llega a Tenochtitln, en Quisqueya, el pueblo tano, liderado por Enriquillo (Guarocuya, segn algunos historiadores) se levanta contra el imperio espaol. Su padre, natural de Jaragua, fue asesinado por los espaoles. Hurfano, Enriquillo se educ entre los dominicos. Si Enriquillo y Guarocuya son la misma persona, era entonces sobrino de Anacaona, hermana del cacique de Jaragua, Bohecho. Con Enriquillo se dio inicio a la Revolucin tana de 1519-1533. Los insurgentes se reapropiaron de la Sierra de Bahoruco, que pas a ser tierra libre de esclavitud. Sin embargo, las enfermedades y la violencia terminaron por someterlos. Los caribes resistieron un poco ms, hasta el siglo XVII. Para ese tiempo, la poblacin de los tano-arahuacos y caribes qued reducida a pocos miles. Hoy slo malviven unos 500 caribes en reservas de Dominica, y los pocos arahuacos que han sobrevivido se reparten entre Guyana, Suriname, Guyana Francesa y Puerto Rico. Sea cual fuere el nmero de habitantes de Quisqueya a la llegada de Coln, lo cierto es que el genocidio espaol acab con la vida de ms de 100,000 indgenas.

La escasez de fuerza de trabajo en las colonias espaolas, para seguir con la explotacin imperialista del oro, y, una vez agotado ste en 1525, de la caa de azcar, ganado y maderas preciosas, etc., determin al emperador Carlos I de Espaa, y V de Alemania, a autorizar en 1518 aLorenzo de Garrevod pasar 4,000 esclavos negros a Amrica. La avaricia comercial espaola del oriente de la isla, y la falta de previsin que necesariamente conlleva, hizo que desde 1603 se despoblara la parte oriental. La seduccin de sus buenos puertos, el abandono de las tierras por los colonos, y las facilidades geogrficas permitieron que tomaran all refugio piratas, filibusteros y reos fugados que fundan Saint Domingue. Desde la isla de la Tortuga, con el apoyo de la Compagnie des les dAmrique y la Compagnie des Indes Occidentales comienza la colonizacin francesa. Para 1681 haba en Hait 6,648 personas, 2,970 franceses, y 2,000 africanos que trabajaban en treinta ingenios azucareros, y el resto formado por mestizos dedicados al comercio y la agricultura2.

El imperialismo francs (1697-1804)

En 1697, por el Tratado de Ryswick, Espaa cede a Francia la parte occidental de Quisqueya. En Hait (Tierra montaosa, en lengua aborigen) Francia introdujo unos 20,000 esclavos por ao como fuerza de trabajo para la produccin de azcar. Cambi el actor, pero Francia representaba el mismo papel en la relacin del capitalismo imperial-colonial. El azcar se convirti en la principal mercanca de exportacin, y causa de explotacin. Hait se transform en el siglo XVIII en la zona con el mayor nmero de esclavos y el dominio colonial caribeo ms importante de Francia en Amrica. En 1720 Hait superaba ya a otros pases en la produccin de azcar, por delante de Brasil, Jamaica, Barbados y Martinica. Una de las razones fue la apertura del mercado de las destileras estadounidenses, que necesitaban el azcar que no podan importar de las colonias inglesas, que bloqueaban de este modo la independencia de la ex colonia. Por entonces, las inversiones francesas excedan los 1,600 millones de francos. En 1789, la plusvala robada a Hait por Francia supona dos tercios de la economa francesa. Medio milln de esclavos negros explotados en 800 ingenios, aileras y cafetales fueron parte esencial de la acumulacin originaria para poner en marcha el capitalismo industrial europeo. La poblacin haitiana se divida en esclavos negros (aproximadamente ms de 500,000), mulatos y hombres de color libres (30,000), y Grandes Blancos, dueos de la tierra y la riqueza (30.000), los blancos criollos (petit blanc) pequeos productores, artesanos y funcionarios del Estado, que trabajaban para los Grandes Blancos, muchos de ellos residentes en Francia (absentistas), y contra quienes comenzaron a desarrollar un creciente resentimiento (10,000). Parte de los mulatos consiguieron hacerse dueos de plantaciones y se enriquecieron igualmente con la explotacin de los esclavos negros. Llegaron a poseer la cuarta parte de los esclavos y la tercera parte de las tierras. Pero los mulatos ricos pronto sentiran el desprecio racista de los blancos criollos y metropolitanos. El resentimiento generado lo descargaban contra sus esclavos negros y contra los pocos negros libres3. Los esclavos de los blancos y mulatos eran tratados cruelmente:

Desde las cinco de la maana, la campana los despertaba, y eran conducidos a golpes de ltigo a los campos o a las fbricas donde trabajaban hasta la noche (...) diez y seis horas diarias (...) Abatidos por el tr abajo de todo el da, a veces hasta la media noche, muchos esclavos dejaban de cocinar sus alimentos y lo coman crudos (...) Inclusive las dos horas que les concedan en medio de la jornada, y las vacaciones del domingo y das de fiesta, no estaban consagradas al descanso, pues deban atender al cultivo de pequeos huertos donde trataban de encontrar un suplemento a las raciones regulares (...) Se interrumpan los latigazos para aplicar al negro castigado un hierro candente en el cuello; y sobre la llaga sangrienta se le rociaba sal, plvora, limn, cenizas (...) La tortura del collar de hierro se reservaba a las mujeres sospechosas de haberse provocado un aborto, y no se lo quitaban hasta no producir un nio (...) Un gnero de suplicio frecuente an dice Vassire, testigo de la poca es el entierro de un negro vivo, a quien ante toda la dotacin se le hace cavar su tumba a l mismo, cuya cabeza se le unta de azcar a fin de que las moscas sean ms devoradoras. A veces se vara este ltimo suplicio: el paciente, desnudo, es amarrado cerca de un hormiguero, y habindolo frotados con un poco de azcar, sus verdugos le derraman reiteradas cucharadas de hormigas desde el crneo a la planta de los pies, hacindolas entrar en todos los agujeros del cuerpo. 4

El pueblo haitiano negro, noble y revolucionario, se rebel contra la esclavitud del capitalismo espaol y francs desde siempre5. El resultado de esas luchas le form su genuina identidad. Una religin, el vud; una lengua, el creole, y el orgullo de ser la primera repblica de esclavos negros que dio el primer paso en la liberacin de la esclavitud del imperialismo capitalista. Los levantamientos emancipadores fueron constantes durante los siglos XVII y XVIII. Testimonio de ello son: La rebelin del esclavo Padrejean, en Port-de-Paix (1678); de Janot Marin y Georges Dollot, alias Pierrot (1691); de 300 africanos esclavos, en Quartier-Morin (1697); del esclavo Michel, en Bahoruco (1719); de Colas, el de una sola pierna (1724); de Plymouth (1730); de Polydor (1734); de Pompe (1747); de Mdor (1757); de F. Mackandal (1751). Secuestrado en el Congo cuando tena 12 aos, trado al Caribe y vendido como esclavo, huye de la esclavitud y se convierte en un cimarrn (un revolucionario) decidido a luchar contra los franceses y terminar con la esclavitud. Despus de 5 aos de lucha es apresado y quemado vivo el 20 de enero de 1758; de un grupo de esclavos liderados por Nol, Isaac y Pyrrhus Candide, Telemaque Canga y Jacques (1775); de Santiague, Philippe y Kbinda, en Bahoruco (1785); de Jrme, alias Poteau, en Marmelade (1786); de Yaya, en Trou (1787); de Bookman (1791), esclavo de origen africano y llevado a Jamaica, fue vendido por su propietario ingls a los franceses despus de que hubiese intentado ensear a leer a los dems esclavos de la plantacin. Junto con Jean Franois y Biassou inician el levantamiento negro. A ellos se unirn Toussaint L'Ouverture, Jean-Jacques Dessalines y Henri Christophe 6 .

Toussaint tomar el liderazgo de la revolucin. En su lucha por la libertad de los esclavos, no slo tuvo que enfrenar y derrotar a los franceses, espaoles y mulatos, sino tambin a los ingleses. Todos ellos urgidos por que el Saturno capitalista no perdiera la sangre esclava negra, e interesados en evitar que el triunfo de la libertad de los esclavos haitianos pudiese contagiar al resto de las dems colonias ( v.gr. Barbados, Brasil, Cuba, Jamaica, Puerto Rico, Venezuela, etc.). Los imperios se coaligaron contra la revolucin de los esclavos. Los espaoles atacaban por el este, los ingleses invadieron por el oeste. En 1798, un ejrcito, un pueblo de 48,000 negros derrot a las tropas inglesas. Despus de 5 aos de agresin imperial, los ingleses perdieron la guerra que buscaba someter nuevamente a los osados cimarrones negros al yugo del capitalismo. En el frustrado intento se dejaron miles de soldados y 5 millones de libras esterlinas.

Toussaint haba conseguido el fin de la esclavitud fsica de los negros, y aunque no proclamada, de hecho haba obtenido tambin la independencia poltica. Pero an quedaba por hacer lo ms difcil (el socialismo): la eliminacin de las causas de la esclavitud capitalista, para de ese modo no volver a amarrarse a sus cadenas en esclavitud voluntaria. En esa colosal tarea, al gobierno Toussaint le falt ser, a su modo y tiempo, socialista. Urgido por la necesidad de produccin para alimentar a la poblacin exhausta despus de 10 aos de guerra, y de seguridad para evitar el pillaje y saqueos: 1) No reparti las tierras de las grandes plantaciones, sino que concili con sus antiguos dueos blancos y mestizos; 2) Con la finalidad de evitar un minifundio que bajase la produccin, mantuvo las grandes plantaciones y el modo de produccin capitalista colonial. Impuso, con vigilancia militar, el trabajo obligatorio y asalariado, con retribucin en especie que consista en la alimentacin ms un cuarto del producto de la cosecha. El pueblo pasaba de ser esclavo a campesino asalariado, que ahora poda arrendar tierras. El excedente de la produccin se lo apropiaban los dueos de los ingenios y el Estado. El gobierno de Toussaint consigui elevar la produccin, pero la perversidad del sistema capitalista en que se sustentaba fue generando una elite militar de negros y mulatos que paulatinamente se apropi de los excedentes estatales centralizados; 3) Vacil en proclamar la independencia poltica de Francia, que no paraba de hostigarle 7 .

Apoyndose en el tratado de Basilea de 1795, por el que Espaa ceda Santo Domingo a Francia, Toussaint acudi a la demanda de liberacin de los hermanos negros. En enero de 1801 ocup Santo Domingo, mientras la clase esclavista imperialista dominicana hua a Venezuela, Cuba y Puerto Rico. Las principales medidas que tom para el gobierno de toda la isla fueron: 1 Decretar la abolicin de la esclavitud; 2 Limitar la parcelacin de las plantaciones; 3 Establecer el trabajo obligatorio en las plantaciones; 4 Subida del salario; 5 Orientar la economa hacia la exportacin, principalmente con Inglaterra y Estados Unidos, eliminando los impuestos que la gravaban; 6 Iniciar la industrializacin; 7 Formar una polica martima; 8 Comenzar la creacin de escuelas para la educacin de los antiguos esclavos; 9 Convocar una Asamblea Constituyente, el 9 de julio de 1801, de la que saldr la primera Constitucin de Quisqueya (La Espaola) unificada, significando, de facto, la independencia (autonoma) total de Francia.

El imperialismo capitalista francs no poda permitir que triunfase la revolucin de los esclavos negros, ello supona prdida de territorio, fuerza de trabajo, y ejemplo para las otras colonias. En 1802 Napolen Bonaparte envi 86 barcos y 50,000 soldados para reprimir la sublevacin negra. Con la colaboracin de los mulatos, los franceses apresaron a Toussaint L'Ouverture, y lo deportaron a Francia, donde muri el 7 de abril de 1803. En Hait, Jacques Dessalines toma la direccin de la resistencia negra. La crueldad de los franceses, de manos del general Leclerc, cuado de Napolen, facilit la unidad de los negros y los mulatos en la lucha por la comn bandera de la independencia. El 23 de noviembre de 1803 las tropas napolenicas son derrotadas por la revolucin negra. E l 1 de Enero de 1804, Jacques Dessalines proclama la independencia poltica. Hait se convierte en el primer pas del mundo donde los esclavos negros consiguen su liberacin, terminan con la esclavitud, y conquistan la independencia poltica del imperialismo colonial capitalista. La esclavitud tardara an tiempo en ser eliminada formalmente 8 en el imperio: El Reino Unido lo hizo en 1834, Francia, en 1848, EEUU, 1865, y Espaa en 1886 9 . Con el triunfo de la revolucin en Hait en 1804 comienza todo un proceso de revoluciones por la independencia poltica en nuestra Amrica. El ao siguiente se aprob la Constitucin de 1805. En ella se prohiba la compra de tierras a cualquier blanco, as como se apostaba por la unificacin de la isla bajo la bandera del Imperio de Hait.

La revolucin del pueblo haitiano, dirigida por Toussaint y Dessalines, consigui la nacionalizacin de la tierra, la libertad de los esclavos y la independencia poltica. Hait, como la primera nacin libre e independiente de Amrica Latina, pronto comenz su internacionalismo revolucionario. Apoyaron a los hermanos Miguel y Fernando Carabao, en su lucha por la liberacin de Cartagena. Asimismo, colaboraron con los mexicanos Toledo y Herrera, y Francisco Javier Mina, a quien se unieron marineros haitianos en su ataque al imperio colonial en Mxico. En 1806 lleg a sus tierras George Martin, pseudnimo de Francisco Miranda. El objeto de su visita era pedir ayuda para la liberacin de Venezuela. Miranda estuvo durante mes y medio en Hait viendo por sus propios ojos la realidad de la liberacin de los esclavos negros. Adems de esa importante experiencia, Hait le proporcion armas y soldados. El da de Navidad de 1815 Bolvar lleg a Hait procedente de Jamaica. El 2 de enero de 1816 se entrevist con el presidente haitiano, Alexandre Ption, quien presta ayuda a Bolvar en la liberacin de nuestra Amrica. Hait aport 2,000 fusiles. Y al ao siguiente, 4,000 fusiles, 15,000 libras de plvora, y 15,000 libras de plomo, una imprenta, 30 oficiales haitianos y 600 voluntarios. De all parti Bolvar en su expedicin de Los Cayos para la liberacin de Venezuela. La experiencia de la liberacin de los esclavos en Hait influy en los libertadores de tal modo que Miranda propondr su libertad en 1811, cuando fue Presidente de la Junta de Gobierno de Venezuela. Y Simn Bolvar qued determinado a abolir la esclavitud en toda Amrica Latina.

Pero el monstruo del imperialismo capitalista internacional estaba vido de plusvalas y dispuesto a embestir contra toda revolucin. La recin estrenada independencia poltica fue socavada (interrumpida hasta hoy) desde sus inicios por el imperialismo econmico francs, ingls y estadounidense. Mediante el uso del endeudamiento y los constantes bloqueos impidieron la independencia econmica del pueblo haitiano. En 1825, Francia impuso a Hait el pago de ciento cincuenta millones de francos destinados como indemnizacin a sus antiguos colonos. Para pagar esa deuda ignominiosa y salir de los constantes bloqueos, el territorio haitiano qued expuesto a la avaricia de mltiples inversionistas extranjeros que se apropiaron de las prsperas plantaciones, puertos y ferrocarriles. La riqueza de la produccin de la caa de azcar fue a parar a bolsillos extranjeros. El pas gener pronto un dficit comercial que le condujo a endeudarse quedando sometido a los acreedores internacionales, principalmente norteamericanos. Hait comenz el pago de una deuda injusta a Francia en 1825 y finaliz en 194710. Pero para entonces ya le haba clavado sus garras el guila imperial.

El imperialismo estadounidense (1804-...)

Sin liberacin y soberana econmica la independencia poltica termina siendo pura apariencia que conduce al liberto voluntariamente a ponerse l mismo las cadenas de nuevo. Desde 1825, la sombra del guila estadounidense fue sintindose en Hait cada vez ms cerca en la econmica, la poltica y militarmente. Estados Unidos intervino en Hait en 19 ocasiones entre 1857 y 1900. Las agresiones militares eran tambin jurdicas. Particularmente de modificaciones constitucionales con objeto de legitimar jurdicamente la invasin. Desde 1804 Hait ha tenido 23 Constituciones. El imperialismo estadounidense quit el obstculo de la Constitucin de 1889, que no prevea la intervencin extranjera. En 1891 bloque las costas haitianas para presionar y conseguir la instalacin de una base naval en Mol de Saint-Nicholas. En 1910, mediante los prstamos de la Casa Speyer and Co . y del National City Bank, as como del Contrato MacDonald consigui hacerse con la soberana financiera de Hait. Se apropi del tesoro nacional, entregndoselo a los bancos estadounidenses. En 1915, argumentando la Doctrina Monroe, invadi y ocup militarmente Hait. Y e n 1916, ocup toda la isla invadiendo la Repblica Dominicana, donde permanecera hasta 1924. Los objetivos de la invasin militar fueron la apropiacin capitalista y el dominio geoestratgico. De esta forma se expropiaba lo que quedaba de soberana econmica en Hait, se afianzaba la hegemona militar en la zona, y se controlaba el comercio del naciente Canal de Panam. En 1918 impuso una Constitucin, que haba redactado el subsecretario Naval estadounidense Franklin D. Roosevelt, en la que se permita que los extranjeros pudiesen adquirir tierras, algo que estaba prohibido desde la Independencia.

Sin embargo, el espritu revolucionario (cimarrn) del pueblo haitiano, bajo la direccin de Charlemagne Pralte, volvi a despertarse y plant una frrea resistencia a la invasin. La Revolucin de los Cacos (campesinos) no pudo ser aplastada ni con el intenso bombardeo de la aviacin. Los revolucionarios liberaron parte de la zona norte de Hait. Pero, en 1919 Pralte es traicionado por uno de los suyos, y asesinado. El ejrcito estadounidense se impondr sobre la resistencia ocupando militarmente el pas hasta 1934. En este ao los militares se marchan una vez que dejan asegurado el control de la nacin. Todo quedaba tranquilo. El 40% del producto interno bruto flua hacia los bancos norteamericanos, y los revolucionarios, entre 15,000 y 30,000, haban sido asesinados.

Desde 1934 hasta 2004 el dominio imperial estadounidense continu mediante el control a distancia de las instituciones del Estado (religiosas, educativas, econmicas, polticas) pseudolegitimadas por la farsa de las elecciones burguesas, el apoyo del uso de las fuerzas represivas nacionales, y los golpes militares. Particularmente cruel fue la dictadura fascista que se inicia en 1957, apoyada por los Estados Unidos, de manos del mdico genocida, Franois Duvalier. Enfriada la colaboracin estadounidense durante la presidencia de Kennedy (1961-1963), tras su asesinato, Estados Unidos apoya ms decididamente al gobierno de Duvalier, declaradamente anticomunista, en parte para contrarrestar la influencia de la Cuba revolucionaria. Los linchamientos masivos de la poblacin ms organizada a manos de los tonton-macoutes eran frecuentes. En 1971 le sucede su hijo Jean-Claude Duvalier (Baby Doc). E l embajador norteamericano Clinton Knox comprometi la ayuda del gobierno estadounidense para que Duvalier hijo tomase posesin y e l Pentgono envi buques de guerra para impedir a la oposicin hacerse con el poder. En 1984, Jean-Claude Duvalier convoca elecciones. La incipiente organizacin de la oposicin sigui siendo reprimida. En enero de 1986, las huelgas, la presin popular por sus desmanes, junto a cierta presin internacional, le obligaron a exiliarse. Los Estados Unidos le sacan del pas en un avin de su fuerza area, y Francia le dar asilo. Los genocidas padre e hijo son acusados de la muerte entre 50,000 y 150,000 personas. Entre ellos, unos 30,000 comunistas.

Desde 1986 a 1991 se suceden de nuevo elecciones teledirigidas y golpes de estado. La Constitucin burguesa de 1987 ser el marco jurdico para continuar el saqueo y explotacin imperial. El 7 de febrero de 1991 asume la presidencia el sacerdote, ex salesiano, Jean Bertrand Aristide, partidario de la Teologa de la Liberacin, y candidato de la coalicin Frente Nacional para el Cambio y la Democracia. Su programa consista en alfabetizar al pueblo, luchar contra la pobreza extrema, subida salarial, la reforma agraria, y la lucha contra la corrupcin y el narcotrfico. Cont con el apoyo mayoritario del pueblo. El programa poltico de Aristide pona en peligro los intereses del capitalismo nacional y extranjero, e ideolgicamente desafiaba el fanatismo del neoliberalismo imperialista estadounidense y del G7. Las empresas estadounidenses de ensamblado establecidas en Hait vieron peligrar su insaciable acumulacin de plusvalas fruto de la explotacin en rgimen de esclavitud de los trabajadores haitianos. L a Agencia Central de Inteligencia (CIA) vino en su auxilio y prepararon , financiaron y pronunciaron un golpe militar contra Aristide, el 30 de septiembre, ejecutado por el general Raoul Cdras . Aristide termina en el exilio. Tras tres aos exiliado, Aristide regresa el 15 de octubre de 1994, con competencias limitadas por Estados Unidos a su plan de gobierno. Le traan para no ms que inaugurar las lpidas de las vctimas de los escuadrones de la muerte. Al finalizar su mandato es elegido Ren Prval (1996-2001). En el ao 2000 hay un intento frustrado de golpe de Estado a manos de Guy Philippe, miembro de los escuadrones de la muerte de los aos 80 bajo la dinasta Duvalier, declarado admirador de Pinochet, formado en los aos 1990 en Ecuador por las fuerzas estadounidenses, narcotraficante, y comisario de polica de Cap Haitien. Se refugi en la embajada de los Estados Unidos y luego se exili en la Repblica Dominicana. En 2001 Aristide es elegido nuevamente presidente. En 2003, el francs Rgis Debray, delator del Che en Bolivia, exige la renuncia a Aristide. Ante su negativa, en febrero de 2004, Estados Unidos, particularmente el activo Instituto Republicano Internacional, y su quinta columna en Hait, el grupo Convergencia Democrtica y el Grupo 184 (formado por 184 asociaciones del sector privado), con el apoyo de las tropas multinacionales francesas y canadienses, desestabilizan, secuestran y deportan a Aristide a la Repblica Centroafricana. Ante las denuncias del hecho por el propio Aristide, la CARICOM solicita la investigacin de los hechos por la ONU. Francia y EE.UU. anuncian su veto. Durante este tiempo aproximadamente unas 4,000 personas fueron asesinadas y 12,000 se vieron forzadas a emigrar.

En 2004 se inicia una nueva ocupacin militar estadounidense de Hait. La ONU aprueba una llamada Misin de Estabilizacin de las Naciones Unidas en Hait (MINUSTAH). Esta misin tiene asignado un presupuesto anual de 600 millones de dlares. Sus prcticas han sido denunciadas por corrupcin por la organizacin inglesa Save the Children ( No one to turn on to , 2008), debido a sus delitos reiterados contra el pueblo haitiano: violaciones sexuales, maltrato o incitacin a la prostitucin de nias y nios, etc. El pueblo tambin ha rechazado estas fuerzas porque su comportamiento es propio de una ocupacin militar. En 2006, el pueblo a travs del mecanismo de la partidocracia capitalista, elige a Ren Prval. Al gobierno de Ren Prval, el Banco Mundial y el FMI imponen el Programa de Ajuste estructural (PAE), como condicin de ayuda. Sus principales acreedores, el Grupo de los 8 (G8): Italia, Estados Unidos, Inglaterra, Francia, Alemania, Japn, Canad y Rusia. Todos ellos exigen la privatizacin de servicios pblicos, la desregulacin, la liberalizacin de los mercados y la reduccin del gasto social. Desde la ocupacin en 2004, del MINUSTAH, algunos estiman que se ha asesinado a ms de 15,000 haitianos.

Con motivo del terremoto de 2010 la camuflada intervencin militar estadounidense, iniciada en 2004, se ha profundizado. Sus medios de comunicacin lo han preparado presentando al pueblo haitiano como ingobernable, y necesitado de la ayuda militar estadounidense 11 . Estados Unidos ha posicionado en las costas de Hait (prximas a las de Cuba, 74 km), un portaviones nuclear (USS Carl Vinson), dos buques de asalto anfibio (USS Bataan, USS Nassau), 20,000 militares, 23 navos y 120 aviones. L a base de Guantnamo presta su ayuda. La coartada de la ayuda, en este caso contra el narcotrfico, tambin se utiliza para justificar el establecimiento de 7 bases militares estadounidenses en Colombia, y 11 en Panam. A ellas se suma la de Honduras (Palmerola), utilizada, por cierto, en el secuestro y expulsin del presidente Zelaya en el golpe de Estado del 28 de junio 2009. Todo un despliegue militar completado con la reactivacin del Instituto de Cooperacin para la Seguridad Hemisfrica (antigua Escuela de las Amrica), desde 2001, y de la IV Flota, en 2008 12 .

Se han sucedido en la escena los actores imperiales pero la agresin imperialista se ha mantenido contra Hait desde hace 500 aos. La constante ha sido la expropiacin desalmada e inmisericorde de sus medios de produccin, fuerza de trabajo y saberes. El estado en que se encuentra hoy el pas ms empobrecido de Amrica Latina es el de Lzaro reventado por el rico Epuln. Una trgica confirmacin del destino que les espera a los pueblos bajo el capitalismo imperialista. Veamos el estado de necesidad del pueblo haitiano:

El territorio de Hait est sometido a una erosin altsima. Si en 1925 estaba destruido el 60% de los bosques, hoy es el 98%. El 30 % es tierra arable, de la cual se dedica al cultivo slo el 11.6 %. El 4% de la poblacin ha expropiado la tierra al pueblo y se ha apropiado del 65% de ella. Con un censo cercano a los 9 millones de personas, la poblacin activa es de 3.6 millones. De ellas, el 66 % se dedica a la agricultura, el 25% a los servicios y el 9% a la industria. La poblacin campesina, que produce el 40% de los alimentos del autoconsumo, es la que ms ha resistido la agresin imperial econmica y militar. Los productos agrcolas son principalmente caf, mangos, caa de azcar, arroz, maz, sorgo y madera. A la exportacin se destina caf, aceites, mangos, productos manufacturados y textiles. Las exportaciones ascienden a unos 554.8 millones de dlares (2007), principalmente a los Estados Unidos (70%). All llega tambin, por cierto desde Hait y dos siglos despus de la intervencin estadounidense, el 40% de la cocana que ellos consumen. Las importaciones, que alcanzaron en 2007 los 1,844 millones de dlares, provienen en un 41.2% de Estados Unidos y un 15% de las Antillas Holandesas. De la mitad de la produccin del pas se ha apoderado el 1% de la poblacin (blanco, y parte extranjeros). Los mecanismos son de lo ms variados. Por ejemplo, e n 1978, con la excusa de problemas sanitarios, Estados Unidos consigui que Hait sacrificase todos los cerdos autctonos (1.3 millones). El mercado qued libre para ser sustituidos por los cerdos de las multinacionales. La expropiacin de los medios de produccin llegara al paroxismo en la dcada de los 80 y 90. Las trasnacionales consiguieron acaparar la produccin nacional de arroz. Los campesinos se vieron forzados a abandonar sus tierras, emigrar a Puerto Prncipe, y vender su fuerza de trabajo por poco ms de un dlar al da, agonizando en la indignidad de chabolas insalubres. La expropiacin a manos del capitalismo continu con las empresas estatales, bancos, molinos de cereales, cementeras, empresas de telefonas, minas, etc. En Hait, los trabajadores explotados por las multinacionales producen alimentos como el azcar, textiles y equipamientos prcticamente gratis. Adems de todo esto, hay estudios que apuntan a las posibles reservas de petrleo en aguas haitianas como otra de las causas del vido inters de los Estados Unidos por la ocupacin de Hait.

Una de las consecuencias de la expropiacin econmica de los medios de produ ccin y la fuerza de trabajo ha sido que Hait pierda la posibilidad de soar con la soberana alimentaria. En 1970 el pas produca prcticamente el 90% de su demanda alimentaria. Actualmente se importa cerca del 55% de todos los gneros alimentarios que se consumen. En el caso concreto de la produccin del arroz, se le arrebat la autosuficiencia y pas a ser importador del arroz estadounidense. L as importaciones de cereales son crecientes. Otra consecuencia es la desigualdad social y la creciente pobreza del pueblo. Mientras el 80% de la poblacin vive en pobreza extrema, el PIB es de aproximadamente U$ 11,570 millones (2008), debiendo corresponder el ingreso per cpita a unos U$ 1,317. Sin embargo, la ya engaosa medicin de la renta per cpita no puede ocultar que la mayor parte de la poblacin sobrevive con un dlar al da (U$ 365). Hait es uno de los pases con mayores desigualdades sociales, y donde la agresin contra el pueblo por parte de la clase que se ha apoderado de los medios de produccin es ms feroz y genocida. El 60% de la poblacin est desempleada. Del 40% que tiene trabajo informal, la mayor parte es explotada por sueldos que no llegan a los dos dlares diarios. Las maquiladoras pagan esos salarios ignominiosos para engordar las plusvalas de las firmas como Sears, Wall-Mart, Disney, etc. Una extraccin de plusvalas y acumulacin capitalista causante de que 6 millones de personas no logren obtener un plato de comida diario y el otro tercio slo consiga una escasa racin que no cubre las exigencias nutricionales bsicas. A causa de esta situacin, aproximadamente un milln de haitianos se ha visto forzado a emigrar a la Repblica Dominicana, Estados Unidos, y Bahamas. Ante la magnitud del terremoto de 2010, las instituciones financieras acreedoras internacionales como el FMI, el BID y el G8 han decidido condonar parte de la deuda a Hait (1,463 millones de dlares, en 2008). Habr que ver si termina siendo verdad, y en qu condiciones.

Ms all de la expropiacin de la tierra y la fuerza de trabajo, otra causa del genocidio del pueblo es la privatizacin de los servicios pblicos de seguridad social. El pueblo desnutrido no suea ni siquiera con un servicio pblico de salud. Enfermos, el acceso a un mdico (0.25 mdico por cada 1,000 habitantes) y medicinas es un lujo. Las condiciones sanitarias son inexistentes y deficientes para la mayora. La mayor parte de la poblacin carece de acceso al agua potable y saneamiento, slo el 10% tiene acceso a la electricidad. Puerto Prncipe no tiene un sistema de recogida y tratamiento de basura. El poco alcantarillado que hay es de la poca colonial. Las plagas de ratas y cucarachas son constantes. No cesa tampoco el azote de las enfermedades como la fiebre tifoidea, dengue, paludismo, leptospirosis, sida, etc. En consecuencia, la esperanza de vida se acorta a los 53 aos, con una tasa de mortalidad de 117 de cada 1,000 nios nacidos vivos menores de 5 aos.

Este estado sangrante de necesidades se completa con la ya originaria expropiacin al pueblo de sus instituciones polticas, su ejrcito y polica, as como de los medios de comunicacin y educacin. La educacin est privatizada, es una mera mercanca capitalista. El 50% de los jvenes y adultos con ms de 15 aos son analfabetos. Slo el 2% concluye la secundaria. A la universidad accede el 1% de la poblacin. El 80% de los nios y nias que van a la escuela lo hacen en centros privados que especulan con el saber y ahogan ms a los padres. Una vez all, gracias a la privatizacin del contenido de la enseanza son educados en los valores culturales del mercado educativo capitalista. De quienes consiguen cierta formacin, el 80% emigra.

Hoy, un mes despus del terremoto de l 12 de enero de 2010, el pueblo haitiano unge a sus muertos, heridos y desaparecidos con el leo del ALBA y de todos los hombres y mujeres dignos del mundo. Haciendo recuento slo desde 1998, los mdicos cubanos se hicieron prjimos y estn aplicando el ungento de la ley primera a quienes fueron apaleados por el agresor imperialista mucho antes del temblor. Desde entonces, ms de 6,000 mdicos han sanado solidariamente las heridas de miles de haitianos lacerados por la injusticia de este mundo. Han realizado ms de 14 millones de consultas mdicas, 225,000 cirugas, 100,000 partos, 47,273 operaciones de la vista. Las aulas cubanas se han abierto para graduar a 570 haitianos en medicina, adems de los 541 que siguen cursando la carrera. Es el mismo internacionalismo revolucionario que movi a la tierra de Bolvar y Miranda con el envo inmediato de casas de campaa, equipos mdicos, medicamentos, alimentos, y la condonacin de la deuda econmica de 167 millones de dlares. Es la ley primera que conmovi a Bolivia, Ecuador, Nicaragua y otros muchos pases hermanos. Es el espritu que ha comprometido a UNASUR 13 .

El dolor de 500 aos sigue clamando sanacin en Hait. Es el grito de Enriquillo, Mackandal, Toussaint, Pralte que vuelven. Son los mrtires comunistas que se levantan entre los escombros del imperio capitalista. Es el grito de: Jacques Stephen Alexis, miembro del Partido Comunista Haitiano (PCH) y fundador del Partido de la Entente Popular (PEP) en 1959. Junto a los revolucionarios Charles Adrien-Georges, Guy Beliard, Hubert Dupuis-Nouill y Max Monroe entraron clandestinamente en el pas en 1961. Capturados por F. Duvalier, fueron torturados y desaparecidos; de Michel Corvington, asesinado en junio 1969 en Fort Dimanche; Fred Baptiste dirigente de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Hait muerto en prisin en 1975; Jean Jacques Dessalines Ambroise, profesor comunista asesinado en 1965; Guy Lominy; Eddy Petit, asesinado en 1969; Lucien Daumec, afiliado a la Federacin de Trabajadores Haitianos, miembro del PCH, miembro del Partido Unin de los Demcratas Haitianos (PUDA-comunista), torturado hasta la muerte con su hijo Frantz de 16 aos; Mario Rameau, veterano dirigente comunista del PPLN, asesinado en 1965; Grald Brisson, Secretario del CC del Partido Unificado de los Comunistas Haitianos (PUCH nacido de la fusin del PPLN Y del PEP), asesinado el 2 de junio de 1969. Es la uncin de los 21 miembros del CC asesinados en 1969; Raymond Jean Franois; Jacqueline Volel Brisson, esposa de Grald Brisson, organizadora de la resistencia comunista en Puerto Prncipe; Adrien Sansarik, miembro del Comit local del PUCH en Puerto Prncipe asesinado en 1969, compaero del Che Guevara en la operacin guerrillera en el Congo; Jacques Jeannot, miembro de la direccin local comunista en la capital, asesinado; Alix Lamauthe, asesinado el 26 de marzo de 1969 junto a Roger Mhu, militante del PUCH. Es la uncin de los 30 jvenes comunistas asesinados el 14 de abril de 1969 en Fort Dimanche; de los centenares de simpatizantes comunistas y de izquierda asesinados el 22 de julio de 1969; de Fred Baptiste, guerrillero comunista, muerto en prisin en 1975; de Anthony Lesps, poeta y fundador del Partido Socialista Popular (PSP), muerto en 1978, a consecuencia de su encarcelamiento 14

Es el Caribe Cimarrn que, educado en la escuela de Pierre Roumel, grita por boca de Hilarius: Fuera la Ocupacin! Construyamos el Socialismo! Hagamos la Revolucin! 15

Antonio Salamanca Serrano es miembro de la Asociacin Latinoamericana de Economa Poltica Marxista (ALEM)

Fuente: http://www.refundacion.com.mx/revista/index.php?option=com_content&view=article&id=25:haiti-2010-imperialismo-o-revolucion&catid=21:america-latina&Itemid=8

Notas:

2 Cfr. Jamrico Lugo , Historia de Santo Domingo. Edad media de la Isla Espaola. Desde 1566 hasta 1608 (Santo Domingo, 1952); Hait: Primera Nacin Independiente de Amrica Latina: Todo es Historia (Buenos Aires) n 245 (1987); E. Cordero Michel, La Revolucin Haitiana y Santo Domingo (Santo Domingo, 1968); Junius P. Rodriguez (ed.), Encyclopedia of Slave Resistance and Rebellion [2 vols] (Greenwoods Press, 2006).

3 Hait: Primera Nacin Independiente de Amrica Latina: Revista Todo es Historia (Buenos Aires), a. c.

4 Jos Luciano Franco, Historia de la Revolucin de Hait (Santo Domingo: Editora Nacional, 1971) 137-141, citado en: Hait: Primera Nacin Independiente de Amrica Latina: Revista Todo es Historia (Buenos Aires) n 245 (1987).

5 Cfr. O. A. Thomson, Huida a la libertad. Fugitivos y cimarrones africanos en el Caribe (Mxico: Siglo XXI, 2005).

6 Cfr. James Barskett; Placide-Justin , Histoire Politique et statistique de Lle dHayti (Paris: Brire Libraire, 1826); O. A. Thomson, Huida a la libertad. Fugitivos y cimarrones africanos en el Caribe, o. c.

7 Cfr. Jos Luciano Franco, Historia de la Revolucin de Hait o. c.

8 Decimos formalmente, porque, materialmente, el imperialismo capitalista nunca puede eliminar la esclavitud (sea involuntaria (fsica), o voluntaria (salarial)) porque hacerlo sera su propia negacin.

9 Junius P. Rodriguez (ed.), Encyclopedia of Slave Resistance and Rebellion , o. c.; Irma Leites, Un genocidio prolongado en el tiempo, 13 de enero 2010. http://www.albatv.org/Haiti-un-genocidio-prolongado-en.html.

10 Dan Beeton, E rase una vez el pas ms rico de Las Antillas. 200 aos de terremoto econmico en Hait : Rebelin, 3 de febrero de 2010.

11 A. E. Cecea, H. Miranda, D. Barrios, R. Yedra, La jugada del Caribe : Rebelin, 3 de febrero de 2010.

12 Ibid.

13 Jos Steinsleger , Hait, Cuba y la ley primera : La Jornada, 3 de febrero de 2010.

14 Civilizacin Socialista , Les martyrs communistes de lindpendance hatienne , publicado el 25 de enero de 2010.

http://civilizacionsocialista.blogspot.com/2010/01/honor-y-gloria-los-martires-comunistas.html

15 Jacques Stephen Alexis, Compre gnral Soleil (Paris: Gallimard, 1955).



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter