Portada :: Mundo :: Tsunami en Asia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 20-01-2005

La ola tsunami casi se llev a Bush

Ted Crdova-Claure


Como sugiri acertadamente el New York Times en un editorial, el desastre producido por el tsunami de la navidad del 2004 era una oportunidad para demostrar el liderazgo global de la superpotencia que el presidente Bush en principio desperdici, o no tuvo la visin de lder global para encarar en el momento oportuno: un auxilio a la altura del podero y la generosidad del pueblo de EE.UU.

Existe un alto porcentaje de poblacin de fe islmica en las regiones azotadas por las olas furiosas del maremoto, por lo que hubiera sido un efecto positivo anunciar desde el principio una slida ayuda dentro de la enorme capacidad de la superpotencia. Pero lo
que Bush primero hizo es anunciar, con rostro compungido un aporte de 35 millones de dlares -cuando ya pases europeos y la Cruz Roja haban estado enviando vituallas y medicinas por varios cientos de millones de dlares.

La importancia de una ayuda rpida, decidida a esas regiones islmicas, era una obvia estrategia de poltica exterior, dijeron expertos citados por el peridico, ya que la imagen de EEUU est muy daada en el mundo islmico por la prolongacin del conflicto en Irak.

Pero, como explic el secretario de Estado, Colin Powell, en un principio, no se tena una informacin cabal de la magnitud de la destruccin por la ola tsunami.

Una semana despus, y luego del envo de misiones evaluativas, la ayuda ya salt a US$ 350 millones de dlares, y eso no es un tope, sino una base, con tendencia a crecer a medida que se tenga una idea ms clara de las necesidades inmediatas y del enorme problema de la reconstruccin.

Ademas, el ex general Powell hizo notar que la superpotencia ya ha desplazado a las costas de los pases afectados en el Indico, un portaaviones y otras naves de su flota del Pacifico con capacidad de transportar helicpteros. Y que muchos de estos helicpteros norteamericanos, con dotaciones de soldados y marines norteamericanos,con experiencia en emergencias, ya estn trabajando en las labores de redistribucin de la ayuda que llega hasta los aeropuertos y luego debe ser transportada a los puntos, muchas veces remotos, donde esperan miles de damnificados. Esta es la funcin esencial para los choppers y sus tripulaciones, que se ha cumplido con gran efectividad.

Paralelamente, en gesto poltico, sin duda audaz, el presidente design a su padre George H. Bush y al ex presidente Clinton como directores de la ayuda donada por el pueblo norteamericano, que para 17 de enero ya haba pasado de los 400 millones de dlares, sin contar an con la Teleton de Hollywood del sbado 15 deenero, conducido por personalidades habitualmente crticas del gobierno de Bush, como el actor George Clooney.

En suma, a pesar de los titubeos iniciales, Bush puede considerarse contento de saber que est uniendo polticamente al poder politico y de que el podero militar y norteamericano no se est utilizando para matar gente inocente, sino mas bien para salvar vidas y ayudar a los necesitados del mundo. Son repercusiones del tsunami


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter