Portada :: Cultura
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-03-2010

La presencia femenina en la Trova cubana
Reivindicar presencias

Cristina Hernndez
La Jiribilla


La presencia femenina dentro de la creacin trovadoresca evoca aquellos versos en que el cantautor Silvio Rodrguez calificaba a la mujer como un ser estremecedor. Algunas de las ms hermosas canciones legadas por este estilo musical llevan la firma de autoras como Mara Teresa Vera, Guillermina Aramburu, Hilda Santana, Teresita Fernndez, Sara Gonzlez o las ms jvenes Liuba Mara Hevia, Rita del Prado y Yamira Daz. En roles interpretativos su incursin ha sido an ms numerosa, sobre todo en la modalidad de dos y tros, tan usuales desde las primeras dcadas del siglo XX.

Pero cuando se le compara con las oportunidades alcanzadas por sus iguales masculinos, no es difcil reparar en la dificultad que debieron enfrentar las mujeres para insertarse dentro de un estilo marcado por la bohemia, en el cual era usual deambular guitarra en mano hasta altas horas de la noche, componiendo en los parques o brindando serenatas.

Desde aquellos instantes inaugurales, ellas constituyeron fuente de inspiracin, destinatarias por excelencia de la poesa escrita por nuestros bardos. Mas, si reparamos en el otro espacio, el de la creacin, salta a la vista que los roles tradicionales de gnero desde los cuales se circunscribe a las mujeres a la vida privada y familiar retardaron la irrupcin femenina como sujeto de la cancin. Lo mismo ocurre con la historiografa de la msica cubana, donde se ha reparado poco en los aportes de nuestras compositoras.

De todo esto se habl durante el evento terico del 48 Festival Internacional de la Trova Pepe Snchez, dedicado a la mujer trovadora. Msiclogos/as, crticos/as y periodistas contribuyeron en sus disertaciones a elucidar esas zonas de la creacin femenina, antes invisibles.

La musicloga Alicia Valds Cantero indag, desde un enfoque apoyado en las teoras de gnero, en las razones de la citada exclusin, consecuencia del pensamiento patriarcal que regula nuestro universo cognoscitivo.

Mujer, msica e historia en Cuba fue el ttulo de su conferencia, en la cual se rescataron nombres fundacionales en nuestro panorama sonoro, como Bernarda Rodrguez primera compositora cubana, Catalina Berroa, Cecilia Aritzi, Chalia Daz, Mara Adam o Carolina Poncet.

A travs de la historia, la mujer ha estado invisibilizada por la concepcin machista que nos impone como nico destino el matrimonio y la maternidad, coment la estudiosa a esta publicacin. Tanto Valds como los dems investigadores participantes en la cita, coincidieron en la dbil aparicin femenina en la trova tradicional, as como a la inexistencia de estudios profundos de sus obras.

Valds opin en su entrevista que luego de la dcada del 60 se ha ido incrementando el nmero de trovadoras, aunque me parece que no hay tantas si se compara con las muchachas de agrupaciones femeninas o las que hacen msica de concierto. Son pocas, pero suenan mucho. Tienen una participacin destacada porque son muy buenas.

Con la premisa de visibilizar la participacin de su gnero en la msica encamina sus investigaciones Valds Cantero. Su libro Con msica, textos y presencia de mujer. Diccionario de mujeres notables en la msica cubana, editado por Unin en el 2005, es el nico de su tipo en el pas. El texto se present durante el evento junto a otros como La primera piedra, del trovador Ariel Daz; La luz, brder, la luz, del crtico Joaqun Borges Triana y Trovadoras, del periodista Antonio Lpez Snchez.

Este ltimo comprende una serie de entrevistas a cantautoras cubanas en activo y constituye una propuesta til para conocer las razones que las mueven y determinan sus posturas ante la creacin.

La musicloga del Centro de Investigacin y Desarrollo de la Msica Cubana (CIDMUC), Ana Casanova, se ocup de analizar la vida y obra de Mara Teresa Vera, iniciadora de esta tradicin trovadoresca femenina. Adems de sus cuantiosas interpretaciones, ms de 900 de ellas junto a Lorenzo Hierrezuelo, Mara Teresa compuso canciones indispensables como la habanera Veinte aos y el bolero Porque me siento triste. Su voz prima inigualable le imprima un estilo muy personal para interpretar, que la convirti en referencia para sus continuadores de la nueva trova, como Pablo Milans.

Contra todo prejuicio se gan un lugar cimero y perpetuo dentro de la historia de nuestra msica, aunque cuando empez no se conceba que hubiera trovadoras, declar Casanova.

Una arista interesante seal por su parte el crtico Lino Betancourt, quien dedic una ponencia a los dos de hermanas en la trova. El profesor enumer varias de estas peculiares uniones artsticas familiares, desde las Mart hasta las Ferrn y las Bayamesas. Estas ltimas sedujeron al pblico con su interpretacin de Longina, de Manuel Corona.

Aportadora devino la ponencia de Pedro Toms Pita, dedicada a la mujer mazanillera y la trova en la primera mitad del siglo XX, donde se rescat el trabajo de Isabel Monal, una excelente compositora del tiempo de Mara Teresa y lamentablemente olvidada, tal vez porque nunca sali de su pueblo natal.

El trovador que a la mujer bendice tuvo tambin su espacio de anlisis en la segunda jornada, en las propuestas de Roberto Tremble, La nueva trova desde los textos de Jos Mart; Yorisbel Andino, Volver sobre el Chan Chan o las rutas del Compay y Mara Teresa Gutirrez Guerra, nieta de Bienvenido Julin Gutirrez, quien esclareci aspectos controvertidos en la vida y obra de su abuelo.

La realizacin de estos encuentros como parte del festival desde el ao 1968, constituye uno de los momentos cruciales de la cita.

Recuerdo que la primera vez nos reunimos en la biblioteca Elvira Cape el trovador Adriano Rodrguez, Julin Padilla nieto de Pepe Snchez, Mara Teresa Linares, Victoria El eminentsima musicloga, y yo relat Lino Betancourt. El nico punto a cuestionar entonces fue el momento en que comenz a utilizarse la palabra trovador, porque antes se llamaron cantadores. Pero luego de ese ao no faltaron en el Festival disertaciones y conferencias dedicadas a la figura o el tema central de la edicin, porque tan importante es una descarga o una cantura, como reflexionar sobre cuestiones histricas y musicolgicas de la trova.

Las palabras del profesor Lino resumen el sentido de estos encuentros tericos, capaces tambin de dejar sobre el tintero nuevos asuntos para investigar. As sucedi esta vez, cuando quedaron despiertas motivaciones para seguir profundizando en los aportes femeninos a la msica, en especial dentro de la trova.

http://www.lajiribilla.cu/2010/n464_03/464_26.html





Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter