Portada :: Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-03-2010

Denuncian que el Gobierno trata de frustrar las liberaciones con montaje
Del collar bomba al nio bomba

ANNCOL


Recordemos el hecho: criminales colocaron en el cuello de la seora Elvia Cortez un Collar bomba, que slo unos minutos despus, de conocida la noticia, el sector militarista del gobierno de Pastrana se lo adjudico, en cuestin de segundos a la insurgencia fariana .

Esta operacin de guerra sucia tena como objetivo el rompimiento de los dilogos por la presin de los EE.UU. El hecho ocurre dos das despus de una cita entre Pastrana y thomas Pickering en la ciudad de Cartagena, donde, segn la revista SEMANA No 942 (22-29 de Mayo), el delegado de Estados Unidos, seor Pickering le manifest "que el gobierno de su pas vera con buenos que se suspendiera la reunin de las FARC con los delegados de la Unin Europea donde este grupo subversivo analizara el tema de los cultivos ilcitos", mientras Pastrana en forma solcita ofreci su voluntad de estudiar el tema prometiendo que: "Si las FARC cometen algn acto de violencia no dudara en tomar dicha determinacin".

Pues bien, dos das despus sucedieron los hechos con la seora Cortez. Coincidencia? No, operacin de guerra sucia. En una operacin envolvente digna de la escuela de las Amricas se crea una situacin, donde a Pastrana se le pone contra la pared, y se lo emplaza para que rompa los dilogos y suspenda la reunin que molestaba a los EE.UU, la reunin de las FARC-EP con la Unin Europea.

Ahora, para evitar la entrega unilateral de la insurgencia de los soldados Moncayo, Calvo y los restos mortales del Mayor Guevara, el sector militarista del rgimen cocina otra operacin envolvente. El tema del nio bomba es otra operacin quirrgica para evitar la libertad de los soldados. El mircoles, cuando termine esta operacin y comiencen las evaluaciones, el pas conocer en detalle cmo el gobierno colombiano intent, en reiteradas ocasiones, con toda suerte de artimaas impedir la libertad de los soldados.

El intercambio humanitario sigue siendo la nica va de regreso de los 23 prisioneros de guerra que continan en poder de la insurgencia. Por su libertad, el rgimen colombiano deber liberar a insurgentes prisioneros en las mazmorras oficiales, muchos guerrilleros enfermos, madres cabeza de familia, guerrilleros con enfermedades terminales y sin ninguna atencin medica, deben ser liberados como primer paso en la bsqueda de la solucin poltica al conflicto, social, poltico y armado que azota al pas.

No hay otra salida.

http://www.anncol.eu/terrorismo-de-estado/8/del-collar-bomba-al-nio-bomba540



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter