Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 01-04-2010

Entrevista a Julian Harston, ex-Representante del Secretario General de la ONU
Espaa nunca ha mostrado una voluntad real para solucionar el conflicto del Shara"

lvaro Ballesteros
El Imparcial


Nacido en Nairobi en 1942, este diplomtico britnico acumula en su oficina en Belgrado multitud de recuerdos que hablan, de manera fascinante, de sus destinos anteriores. Tras cuatro dcadas de servicio internacional (Timor, Shara Occidental, Bosnia y Hait, entre un largo etctera), el ex-Representante del Secretario General de las Naciones Unidas en Belgrado, Julian Harston, acaba de iniciar una bien ganada jubilacin. Sentado en su despacho, flanqueado por una bandera de la organizacin mundial por excelencia y por un cuadro de dos saharauis jugando al ajedrez en las arenas de Tinduf, Harston habla sobre el Shara Occidental, Kosovo, la ONU y la Unin Europea, en la que es su primera entrevista tras dejar su puesto de Representante de Ban Ki-Moon en Belgrado.

Pregunta: Tras una dilatada carrera al servicio de la ONU, qu es lo que recuerda como lo mejor y lo peor de su experiencia internacional?

Analizando mis aos de servicio en el Departamento de Mantenimiento de la Paz de la ONU, el perodo que destacara como la hora ms baja fue el de mi trabajo con UNPROFOR en Croacia en 1995. Se podra catalogar como Mantenimiento de la Paz en su peor momento. Recibamos instrucciones contradictorias de la Comunidad Internacional, carecamos de los medios adecuados y tenamos una gestin nefasta con gente sin cualificacin tomando decisiones de vida o muerte. La ONU no estaba preparada para escenarios como Croacia, Bosnia o Ruanda. Estbamos en el lugar equivocado, con el mandato equivocado y sin el apoyo necesario.

Las tradicionales operaciones de mantenimiento de la paz de la ONU en las dcadas anteriores a los 90 eran operaciones militares en las que contingentes bajo bandera de la ONU se interponan entre ejrcitos a la antigua usanza. Croacia, Bosnia y Ruanda, conflictos civiles de genocidio, no tenan nada que ver con esto. Fue un periodo muy duro, aunque hubo otras historias de xito como Namibia o Camboya, igualmente con sus luces y sombras.

La mayor satisfaccin en todos estos aos ha sido ver cmo han mejorado las operaciones de la ONU. Las tropas de mantenimiento de la paz slo deberan ser enviadas all donde hay una paz que mantener. Ha llevado mucho tiempo entender esto, pero el sistema de trabajo de la ONU ha mejorado mucho, es ms profesional y adecuado. Creo que se ha aprendido una importante leccin. Mi mayor placer personal han sido los tres cargos que he desempeado en Serbia, donde he visto al pas emerger de una dictadura brutal a una democracia que llama a las puertas de Europa.

Pregunta: Con respecto a su poca como Jefe de la misin de la ONU en el Shara Occidental (MINURSO), cul es su opinin sobre este conflicto?

Tuve la suerte de liderar la MINURSO entre 2007 y 2009, un momento de negociaciones que despertaron un mayor inters poltico, a pesar de que nunca tuvimos cerca la solucin al conflicto. Como en las negociaciones sobre Kosovo, en las discusiones sobre el Shara Occidental hubo siempre una presin asimtrica de la Comunidad Internacional sobre una de las partes. En Kosovo, la presin se ejerci exclusivamente sobre el gobierno serbio; en el Shara, principalmente se presion al Polisario. Las negociaciones nunca llegan a buen puerto cuando slo se presiona a una de las partes. Es muy interesante ver cmo ciertos miembros relevantes del Consejo de Seguridad de la ONU han defendido posturas totalmente contradictorias en temas como el Shara Occidental y Kosovo. Sobre el tema del Shara, los lderes en Washington, Londres y Pars apoyan la solucin de autonoma dentro de Marruecos. Sin embargo, en el tema de Kosovo, esos mismos lderes apoyan la independencia de Serbia.

Lo de que Kosovo es una excepcin nica no se lo cree nadie. Al menos en el tema del Shara Occidental, las autoridades marroques han entendido que son parte de un proceso enmarcado en el mbito de las resoluciones de Naciones Unidas, mientras que en el caso de Kosovo, los lderes kosovares han sido animados a ignorar dichas resoluciones de la ONU. Es imposible obviar que los pases que han reconocido la declaracin unilateral de independencia de Kosovo lo han hecho en clara violacin de las resoluciones de Naciones Unidas.

Volviendo a la cuestin del Sahara, Mohamed VI ha jugado bien sus cartas. Al introducir la posibilidad de autonoma para otras regiones dentro de Marruecos, ha creado el marco adecuado para reforzar sus reivindicaciones sobre el Shara. Pero las resoluciones de la ONU an exigen el mutuo acuerdo de las partes y algn modo de satisfaccin para implementar los deseos de autodeterminacin de los saharauis. En este escenario, las negociaciones deben continuar, a pesar de que el status quo favorece a Rabat. El problema es que este contencioso no se halla en la agenda de nadie a da de hoy, y aquellos que podran influir en su solucin estn bastante contentos con el status quo actual.

Pregunta: Cul es su opinin sobre el papel jugado por Espaa en el conflicto del Shara Occidental?

Viv dos aos en Portugal y entiendo perfectamente el sentimiento en ambos pases por la manera poco limpia en que se gestion la cesin de sus responsabilidades coloniales en los aos 70. Como Jefe de la MINURSO siempre me impresion el alto nivel de apoyo al pueblo saharaui entre la poblacin espaola en general, como los programas de acogida para nios saharauis en familias espaolas o los miles de contenedores de ayuda enviados a los campos de refugiados por ayuntamientos de toda Espaa. Eso es algo que nunca olvidar. No cabe duda que el pueblo espaol en general se ve muy ligado al saharaui y que siente un fuerte sentimiento de responsabilidad por la situacin del Shara, lo que supone un problema para el gobierno espaol, que no ha mostrado nunca ninguna voluntad real de apoyar iniciativas crebles para solucionar este conflicto.

Comparando la respuesta oficial de Espaa y Portugal, por ejemplo, en el caso de Timor Oriental, el gobierno portugus desempe un liderazgo claro de apoyo a la independencia en la sede de la ONU y sobre el terreno en Timor. Militares y policas portugueses jugaron un papel muy importante en las operaciones de la ONU all desde 1999. Espaa no ha presionado nunca para estar en la toma de decisiones sobre el conflicto del Shara. Todos los gobiernos espaoles en Madrid simplemente se lavaron las manos desde 1975. Tambin hay que preguntarse qu es lo que Espaa estara verdaderamente dispuesta a aportar y cmo ello afectara a sus relaciones comerciales con Marruecos, sin olvidar el asunto de Ceuta y Melilla. Rabat cuenta con el apoyo decidido de Washington y Pars, que dicen querer impulsar la democracia en este Estado feudal. Espaa no puede hacer mucho por el pueblo del Shara sin asumir unas implicaciones plenas en su poltica exterior. Cualquier partido poltico que proponga un cambio en la posicin tradicional hacia el Shara desde 1975 tendr que hacer un anlisis muy serio de su poltica en muchos mbitos, si no quiere nuevamente defraudar las expectativas creadas.

Pregunta: Qu opina de la situacin actual en el conflicto de Kosovo?

He tenido la fortuna de ver cmo se ha desarrollado la poltica sobre Kosovo desde el primer da. La intervencin humanitaria de 1999 se llev a cabo porque haba gente en los puestos clave en la UE que se sentan con nimo para lidiar con grandes proyectos, pero la UE de hoy es muy diferente incluso a la de hace un lustro. El fracaso de la Constitucin Europea, la de los referndums fallidos, ha dado paso a una nueva UE introvertida, que se ve sin la capacidad de implementar polticas diseadas en el pasado, cuando la mentalidad era distinta. Esto es lo que explica que la UE lo est haciendo mal en Kosovo hoy en da. La actual presencia de la UE en Kosovo (dividida entre la Oficina Civil Internacional, la misin EULEX, y la delegacin de la Comisin Europea) supone defender planteamientos inviables e incoherentes.

Lo que ms me preocupa es que la particin tnica de Kosovo (la menos aceptable de las opciones) est emergiendo cada vez con ms fuerza. Esta opcin es mala para Kosovo, es mala para Serbia, es mala para todos. No es una solucin real y solo refuerza el planteamiento de la poltica tnica.

Lo ms terrible es que los principales pases de la UE han dado la espalda deliberadamente a las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU y al papel legtimo de Naciones Unidas en el conflicto de Kosovo. El Secretario General de la ONU ha ofrecido reiteradamente el paraguas de la Organizacin para permitir a la UE desarrollar su trabajo en Kosovo de modo legal, pero aun as tanto EE.UU. como los principales pases de la UE han despreciado el papel de la ONU sin justificacin, dando lugar a que las autoridades kosovares desprecien tambin a la propia organizacin a la que quieren llegar a pertenecer. Ello muestra un serio complejo en Bruselas y en Washington sobre la relacin con la ONU y el respeto a sus poderes. Las capitales occidentales que se quejan del fracaso de la ONU son aquellas que han contribuido a su fracaso al no respetar sus resoluciones ni aportar los medios para reforzarla.

Pregunta: Cmo ve el papel de Espaa en el tema de Kosovo?

El conflicto de Kosovo va a ser un problemn durante mucho tiempo. La decisin de la Corte Internacional de Justicia puede que ayude a aclarar el panorama, pero est claro que, a da de hoy, Espaa hizo lo correcto al no reconocer la declaracin unilateral de independencia, respetando as la legalidad de las decisiones del Consejo de Seguridad de la ONU. Los pases que han reconocido la independencia de Kosovo estn violando deliberadamente la legalidad internacional. Sobre el caso de Espaa, lo que no tengo claro es el por qu de la decisin espaola, si es nicamente por respetar la legalidad internacional o si es por cuestiones de poltica domstica.

Pregunta: A modo de conclusin, cmo ve el futuro de la ONU y de la UE?

Aunque parezca increble, la ONU es hoy mejor de lo que era antes. No deberamos olvidar que cada vez que mandamos una carta al extranjero, cada vez que omos un programa de radio internacional, o cada vez que nos vacunamos, eso es tambin la ONU. El comercio internacional, la salud mundial Lo que siempre est en las noticias es el Consejo de Seguridad, las cuestiones polticas escabrosas y los fracasos de las operaciones internacionales. Creo que, en lneas generales, el trabajo de las distintas agencias de la ONU es mejorable y la burocracia podra reducirse, pero a pesar de ello, el modelo de ONU que tenemos es el que hay y ha mejorado mucho en los ltimos 20 aos.

Sobre la Unin Europea, supongo que se podra decir lo mismo, pero lo cierto es que desde mi punto de vista personal estoy muy decepcionado con la UE, no se ve que Bruselas tenga una visin de futuro coherente. Creo que hace 10 aos, en aquel convulso 1999, los lderes en Bruselas tenan muy claro cules eran sus objetivos. Los lderes europeos de hoy no parecen tenerlo en absoluto nada claro.

Fuente: http://www.elimparcial.es/mundo/espana-nunca-ha-mostrado-una-voluntad-real-para-solucionar-el-conflicto-del-sahara-58880.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter