Portada :: Iraq
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 22-01-2005

Coches bomba

Dahr Jamail
Rebelin

Traducido para Rebelin por Germn Leyens


La atronadora explosin me estremece a las 7.05 de la maana. Lo primero que ven mis ojos son las cortinas de mi habitacin que ondean violentamente, como si un fuerte viento entrara a la pieza.

Caray, atacaron la embajada!, pienso, la explosin fue tan cercana.

Dejo mis ventanas rajadas y las cortinas cerradas por ese motivo aunque mi puerta fue abierta violentamente por la corriente de aire, arrancando el marco, ninguna de mis ventanas se destroz. Fuera de pequeos pedazos del techo de mi pieza repartidos por el piso, estoy bien.

Miro por la ventana y veo que a pesar de los cristales hechos aicos en muchos edificios vecinos, la embajada australiana est intacta.

Me pongo rpidamente algo de ropa, agarro mi cmara y corro al vestbulo, que est tan lleno de polvo que apenas se ve algo.

En el vestbulo, como por todas partes, mientras corro hacia arriba, hay trozos de techo y cristales rotos.

El coche bomba suicida deton cerca de la base de un gran edificio al otro lado de la calle en el que viven numerosos soldados australianos. Desde el elevado edificio protegen con francotiradores el punto de control a su embajada cercana. Dos restos humeantes de un vehculo se encuentran cerca del edificio, y hay dos cuerpos tirados entre charcos de sangre al otro lado de la calle.

Un pequeo edificio cerca del puesto avanzado australiano sufri fuertes daos justo frente al coche detonado. A pesar de estar fuertemente fortificado con barreras de hormign, alambrada de pas, sacos de arena y barreras de arena, trozos del puesto han volado por los aires y las redes y madera terciada que cubren muchas de las ventanas cuelgan al azar por las aperturas.

Llegu al techo slo minutos despus de la explosin, y la Polica Iraqu (PI) ya haba llegado en masa. Empujan dentro de uno de sus vehculos a una mujer que grita histricamente y se la llevan... estaba tratando de alcanzar uno de los cuerpos cuando se la llevaron varios policas.

Otros PIs inspeccionan los cuerpos mientras negras columnas de humo se dispersan lnguidamente por la calle en el silencio de las primeras horas de la maana.

Los policas corren por todas partes, gritando rdenes y vociferando a los periodistas, pero no les queda mucho ms que hacer. Cargan los dos cuerpos en un vehculo y los llevan a la morgue.

Es un ataque aparentemente sin sentido ya que este edificio ocupado por los militares australianos est tan fuertemente fortificado que ningn coche bomba tiene posibilidad de alcanzarlo. ste slo caus daos superficiales, y mat slo civiles, aunque hiri a algunos soldados australianos.

Fue un coche bomba algo pequeo, ya que no dej un crter como en tantos otros. Sin embargo, los cristales fueron destrozados en edificios a cientos de metros de la explosin, trozos de los muros se derrumbaron... es como estar en un gran terremoto, pero los temblores se consolidaron en una sola sacudida.

Unos 20 minutos ms tarde aparecen varios camiones cargados de soldados iraques, muchos de ellos con sus acostumbradas mscaras negras.

15 minutos despus de todo esto, aparecen soldados de EE.UU. con 10 Humvees, un Bradley y un inmenso tanque. Clausuran la calle, y comienzan a colocar sus alambradas de pas a travs de la ruta.

Llegan dos helicpteros Apache y comienzan a dar vueltas por sobre el rea, tronando por sobre nuestras cabezas.

Miro a una mujer anciana que vive en una casa justo al otro lado del atentado. Camina sin rumbo fijo por su patio, detenindose a veces para recoger lentamente escombros de su muro, que fue daado por la explosin, mirando luego alrededor de su casa.

Media hora despus estalla otro coche grande en el este de Bagdad en una comisara iraqu, matando a 18 personas. La explosin resuena por toda la capital.

Vuelvo a mi habitacin para comenzar a escribir... Abu Talat llama y dice que no puede llegar a trabajar porque han acordonado tantas calles cercanas a mi hotel.

Mientras escribo tres inmensas explosiones ms retumban en el centro de Bagdad. En slo 90 minutos estallaron cinco coches bomba matando a por lo menos 26 personas.

Uno de los coches bomba revent delante de un banco en el que PIs estaban cobrando sus salarios, matando a por los menos 10.

Otro coche bomba estall en el aeropuerto, matando a dos guardias.

Tambin fue atacada una instalacin militar, matando a dos soldados estadounidenses y a dos civiles.

Hay iraques barriendo los cristales rotos alrededor del complejo de mi hotel, mientras hago algunos llamados para que los amigos sepan que sigo vivo.

El gobierno iraqu respaldado por EE.UU. ha anunciado medidas draconianas que especifican que del 29 al 31 de enero se cerrarn las fronteras de Irak, que se interrumpirn los servicios de telfonos celulares y satelitales, las fronteras de las 18 gobernaciones de Irak sern clausuradas y no se permitir trfico civil cerca de las mesas electorales.

Los centros electorales tendrn cada uno varios anillos de seguridad en un intento de evitar la violencia. Sea como sea, el Ministerio de Salud est haciendo preparativos especiales para enfrentar el masivo derramamiento de sangre que se espera para las elecciones.

----------------

 




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter