Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 03-04-2010

La malnutricin ya afecta a 178 millones de nios en el mundo

Alejandro Tejeda Rocha
El Corresponsal


La malnutricin ya afecta a 178 millones de nios en el mundo, la mayora en Afganistn, Bangladesh, Repblica Democrtica de Congo, Etiopa, India, Kenia, Sudn y Vietnam. Bastaran 167 euros para alimentar a cada uno de ellos y garantizarle sus primeros dos aos de vida. Por Alejandro Tejeda Rocha La malnutricin crnica afecta al 54% de los menores de cinco aos en Afganistn, segn datos de Unicef. Otro porcentaje, an ms elevado, corresponde a aquellos menores cuyo peso est por debajo del saludable para su edad.

Fadira Ayari, funcionaria de la Agencia de Naciones Unidas para la Infancia, seala que esta elevada cifra es consecuencia directa de la pobreza que vive el pas del centro de Asia. Tambin por la falta de educacin y de recursos, que impiden que la situacin mejore.

Esta es tambin la opinin del equipo mdico del Hospital Indira Gandhi, situado en Kabul, capital y ciudad ms grande de Afganistn. En dicho centro mueren a causa del hambre alrededor de setenta nios al ao.

Para atender a estos menores se ha creado un rea especial de cuidado, la Unidad de Desnutricin, que acoge a nios que llegan de todo el pas. Los mdicos y especialistas de Indira Gandhi tambin ejercen de gua y ayuda para las madres de los afectados por malnutricin y otros problemas graves, a las que ensean a colaborar y el mtodo para que sus hijos lleguen al peso ideal en el menor tiempo posible. Muchas de ellas viajan con toda su familia hasta este hospital hasta que sus hijos alcanzan el peso marcado por los mdicos. De lo contrario, no podrn abandonar el centro.

Alrededor de una treintena de menores con problemas de desnutricin conviven en Indira Ghandi, que acoge un total de 370 pacientes. Mientras este hospital funciona como puede, el gobierno de Afganistn gast ms de trescientos millones de euros para las pasadas elecciones. Nourolhaq Yusefhazi, doctor y director del centro, seala otro dato que llama la atencin. Son los elevados sueldos de los soldados internacionales enviados a Afganistn. Con lo que cobra uno slo de ellos, nosotros tenemos para el presupuesto de un mes, aclara.

Centros como ste intentan funcionar ajenos a toda la telaraa burocrtica exterior. Nourolhaq Yusefhazi aade que el personal que trabaja con l percibe un sueldo de 10.000 afganis al mes, lo que equivale a 140 euros. El normal funcionamiento de su centro no sera posible sin la ayuda de estudiantes en prcticas y voluntarios que colaboran en esta lucha diaria.

Otra situacin a la que tienen que hacer frente se produce cuando el propio Ministerio de Salud afgano obliga a mantener un nmero concreto de camas libres en sus instalaciones para las vctimas del terrorismo en la zona. As sucedi durante las pasadas elecciones, en las que gan Hamed Karzai.

Organizaciones como Save the Children publican numerosos informes al cabo del ao para lograr dar ms eco al problema de la malnutricin, que afecta a 178 millones de nios en el mundo. Junto con Afganistn, la mitad de los nios y nias con problemas de malnutricin se concentran en otros siete pases ms. Son Bangladesh, Repblica Democrtica de Congo, Etiopa, India, Kenia, Sudn y Vietnam. La ONG seala que con slo 167 euros se podra alimentar de manera ptima a un menor durante sus dos primeros aos de vida. Esto incluye la lactancia materna y todo lo necesario para que un nio crezca sano y fuerte. Para ello la madre tambin tendr que estar sana, causa por la que muchos nios padecen problemas desde su nacimiento. De esta manera, se podra proteger su cerebro y su organismo de daos permanentes como consecuencia del hambre.

La cantidad que se gastan los gobiernos de los pases ricos para paliar la situacin es significativamente inferior que la necesaria. "La amenaza del incremento de los precios de los alimentos, el cambio climtico y la crisis econmica, llevarn a elevar estas cifras. Estas muertes no son hechos aleatorios fuera de nuestro control, son el resultado de decisiones polticas tomadas por Gobiernos, afirma el director de Save the Children, Alberto Soteres. Sabemos cmo tratar el hambre infantil y sabemos cunto cuesta, concluye.

Se puede decir ms alto pero no ms claro. El problema es que los que tienen la solucin en sus manos slo oyen, pero no escuchan.

Alejandro Tejeda Rocha es periodista. Su artculo se publica por gentileza del Centro de Colaboraciones Solidarias (CCS).
Fuente: http://www.elcorresponsal.com/modules.php?name=News&file=article&sid=5629


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter