Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-04-2010

La deuda como artefacto poltico

Isidro Lpez


Tras la cada de Lehmann Brothers muchos se apresuraron a decretar la muerte del rgimen neoliberal. Este juicio encerraba un error interpretativo de bulto. El neoliberalismo no es, en ltimo anlisis, una doctrina econmica preocupada por fomentar un determinado modelo de acumulacin sino un movimiento poltico que utiliza medios econmicos para concentrar poder y recursos en las capas ms altas de la clase capitalista: los propietarios de capital-dinero. En la medida en la que en esta crisis no se ha desarrollado una contestacin poltica a este esquema bsico, podemos decir que seguimos instalados en esta peculiar forma de lucha de clases en la que tan slo los ricos parecen capaces de luchar por la distribucin del producto social.

Las turbulencias actuales en torno a la deuda pblica son un buen ejemplo de este proceso. Por una convencin neoliberal, los gobiernos no pueden incrementar la presin fiscal sobre el capital o sobre los desorbitantes ingresos del 10% ms rico de los asalariados, el nico sector social en el que han crecido los salarios reales en los ltimos aos. Aceptado este dogma, buena parte de los pases europeos y Estados Unidos se han lanzado a la obtencin de crdito en los mercados financieros para pagar sus programas anticrisis. Como consecuencia, se ha abierto un proceso de competencia entre las emisiones de bonos de deuda pblica, por un lado, y las de deuda privada de las empresas, por otro. Las relaciones entre los bonos de deuda pblica y privada funcionan de forma pendular, en circunstancias de inseguridad crece la demanda de deuda pblica ms segura del mismo modo que en las fases de euforia financiera crece la de bonos privados ms rentables. Cuando, como es el caso actualmente, se alargan las turbulencias econmicas se produce una expulsin de los demandantes privados de deuda del acceso a la financiacin y, por lo tanto, una cada de la rentabilidad que perciben los agentes financieros.

Ortodoxia

Las agencias de rating se han convertido en la punta de lanza poltica de los intereses financieros, en el intento, casi siempre exitoso, de reconducir la mayor cantidad posible de dinero pblico hacia las finanzas y compensar las cadas de rentabilidad que se producen por la expulsin de las emisiones de deuda privada. Por ejemplo, Standard and Poors, en noviembre de 2009, aument unilateralmente la prima de riesgo de Espaa, esto es, el coste del endeudamiento, provocando de inmediato un aumento del mismo cercano a 1.500 millones de euros.

Para hacerse una idea de lo que supone esta cantidad hay que tener en cuenta que la ampliacin del seguro de desempleo en verano de 2009, a la que se responsabiliz del aumento del dficit pblico, cost 1.300 millones. Cualquier desviacin, real o percibida, de la ortodoxia de los criterios de Maastricht es buena para captar ms fondos pblicos. La gran mayora de los expertos y medios de comunicacin y la totalidad de la clase poltica prefieren que esta situacin se lea en trminos ms familiares, responsabilizando o aplaudiendo a los programas de estabilidad de la Unin Europea que marcan los lmites del dficit pblico. Pero lo cierto es que estas prescripciones no han sido efectivas ms que cuando el propio sector financiero as lo ha exigido. De hecho, hay buenos motivos para pensar que, hoy por hoy, las polticas de estabilidad de la UE son poco ms que un caparazn ideolgico en el que se han escondido los mercados financieros para dar legitimidad a sus intereses.

http://www.diagonalperiodico.net/La-deuda-como-artefacto-politico.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter