Portada :: Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 15-04-2010

El resistible asalto de Sarkozy a la televisin pblica

Anna Maria Merlo
Il Manifesto

Traducido para Rebelin por Gorka Larrabeiti


Sarkozy, que se ha arrogado el derecho de nombrar directamente al presidente de France Tlvision quitndoselo al CSA (Consejo Superior de Audiovisuales), tiene ya un nombre pensado: en junio quiere deshacerse del jefe actual, Patrick de Carolis, demasiado chiracquiano para sustituirlo por el joven rampante Alexandre Bompard, de 38 aos, actual director de la radio Europe 1. Esta radio es de propiedad del grupo Lagardre, muy cercano a Sarkozy (su heredero es considerado un "hermano" del presidente). Fue a Europe 1 adonde acudi Carla Bruni la semana pasada para explicar que los rumores sobre sus infidelidades eran falsos. Pero el padrino de Bompard, el hombre de negocios Alain Minc (que sugiri en 2008 la idea de suprimir la publicidad como hizo la BBC), que estaba tan contento por haber colocado a otro de los suyos en la direccin del servicio pblico de televisin (despus de nombrar a otro enchufado, Bruno Patino, en la direccin de la radio pblica France Culture), difundi demasiado deprisa la informacin y puso en una situacin embarazosa al Eliseo, que est atravesando un momento difcil. Hasta tal punto es as que la candidatura de Bompard corre peligro. Sin embargo, Sarkozy ya nombr directamente a los directivos de Radio France y France International (Jean-Luc Hesse y Philippe Val, respectivamente).

Entre tanto, De Carolis ha ganado una batalla. El martes llev a votacin en el consejo de administracin de France Tlvision la suspensin del proceso que prevea, por voluntad de Sarkozy, la venta a un particular de la estructura que gestiona la publicidad en la televisin pblica, y que iba a volverse intil con la prevista supresin definitiva de toda la publicidad en todas la televisiones estatales (ahora no hay publicidad despus de las 20, y la eliminacin total debera tener lugar en 2011). De Carolis intenta vender cara su piel de este modo. Ha aprovechado un cambio de coyuntura: tras la derrota en las regionales, los parlamentarios de la mayora estn levantando la cabeza y protestan contra Sarkozy. El portavoz del UMP, Jean-Franois Cop, que ya se ve como candidato al Eliseo, se posicion contra la supresin de la publicidad antes de las 20 horas porque falta dinero para la compensacin prometida. De Carolis aprovech asimismo las sospechas de "conflicto de intereses" que planean sobre el proyecto de vender la estructura de France Tlvision que se ocupa de la recogida publicitaria, una vez eliminados del todo los anuncios. El nico comprador que sigue en liza es Stphane Courbit, otro delfn de Alain Minc. Courbit, adems de ser socio de ste Minc, es productor y cliente de espacios publicitarios. Entre otras cosas, Courbit recibi ya un bonito regalo del Estado con la reciente legalizacin de las apuestas en la Red, sector en el que controla una sociedad destinada a ser cada vez ms floreciente. El ministro de Cultura, Frdric Mitterrand, antes de abrazar las posiciones de Sarkozy, afirm que la venta de la direccin publicitaria de France Tlvision a Courbit planteaba un "problema deontolgico".

Fuente: http://blog.ilmanifesto.it/franciaeuropa/2010/04/14/il-resistibile-assalto-di-sarkozy-alla-tv-pubblica/


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter