Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 20-04-2010

Lder supremo del talibn seala la disposicin a hablar de paz

Stephen Grey
The Times/ICH

Traducido del ingls para Rebelin por Germn Leyens


KANDAHAR - El supremo lder del talibn, Mullah Mohammed Omar, ha indicado que l y sus seguidores podran estar dispuestos a tener conversaciones de paz con polticos occidentales.

En una entrevista con The Sunday Times, dos de los mximos eruditos islmicos del movimiento han transmitido un mensaje de la Quetta Shura, el consejo de lderes del talibn, de que Mullah Omar ya no apunta a gobernar Afganistn. Dijeron que est dispuesto a participar en conversaciones sinceras y honestas.

Una alta fuente militar de EE.UU. dijo que los comentarios reflejan una creencia creciente en que un progreso es posible. Existe evidencia de numerosas fuentes de inteligencia [de que] los talibanes estn listos para algn tipo de proceso de paz, dijo la fuente.

En una reunin nocturna realizada en lo profundo del territorio controlado por los talibanes, los dirigentes del talibn dijeron a este peridico que su campaa militar slo tiene tres objetivos: el retorno de la sharia (ley islmica), la expulsin de extranjeros y la restauracin de la seguridad.

[Mullah Omar] ya no est interesado en verse involucrado en la poltica o el gobierno, dijo Mullah Abdul Rashid, el mayor de los dos comandantes, que utiliz un seudnimo para proteger su identidad.

Todo lo que buscan los muyahidn es expulsar a los extranjeros, esos invasores, de nuestro pas y luego reparar la constitucin del pas. No estamos interesados en gobernar el pas siempre que se logren esos objetivos.

La entrevista fue realizada por un reputado periodista afgano empleado por The Sunday Times con dos miembros de la shura que dirige la actividad talibn en todo el sur de Afganistn, incluyendo las provincias Helmand y Kandahar. Fue organizada a travs de un contacto bien establecido con la dirigencia suprema del talibn.

En una mirada retrospectiva a cinco aos en el gobierno hasta que fueron derrocados despus de los ataques en EE.UU. del 11 de septiembre de 2001, los dirigentes del talibn dijeron que su movimiento se haba involucrado demasiado en la poltica.

Abdul Rashid dijo: No tenamos la capacidad para gobernar el pas y nos sorprendi el desarrollo de los eventos. Carecamos de gente con experiencia o con habilidad tcnica en asuntos gubernamentales.

Ahora todo lo que hacemos es expulsar al invasor. Dejaremos la poltica a la sociedad civil y volveremos a nuestras madrazas [escuelas religiosas].

La posicin del talibn surgi mientras un responsable estadounidense dijo que colegas en Washington estaban discutiendo si el presidente Barack Obama poda revertir una antigua poltica de EE.UU. y permitir conversaciones directas de EE.UU. con el talibn.

Si los objetivos militares del talibn ya no incluyen apoderarse del gobierno afgano, eso representara un cambio mayor e importante, dijo el funcionario estadounidense.

Los objetivos del talibn especificados en su sitio en Internet ya haban cambiado, dijeron funcionarios de la OTAN, del derrocamiento del gobierno ttere a un objetivo ms moderado de establecer un gobierno deseado por el pueblo afgano.

En la entrevista, los dos dirigentes insistieron en que los informes sobre contactos entre los talibanes y el gobierno de Kabul eran un fraude y provenan de afirmaciones hechas por charlatanes. Hasta ahora, no han tenido lugar conversaciones con aprobacin oficial, dijeron.

No pusieron condiciones previas para negociaciones concretas, diciendo simplemente que el talibn estaba listo para un dilogo honesto. Otra fuente talibn con estrechos vnculos con la Quetta Shura dijo que el movimiento est dispuesto a hablar directamente con polticos occidentales crebles, incluidos estadounidenses, pero no con agencias de inteligencia como la CIA.

Esta fuente dijo que, aunque el objetivo inquebrantable del talibn sigue siendo la retirada de todas las tropas extranjeras, sus condiciones previas para conversaciones podran limitarse ahora a garantas para sus delegados y un cese al fuego de la OTAN.

Segn una fuente de inteligencia de la OTAN, representantes del talibn han establecido contactos directos con varios ministros del gobierno del presidente Hamid Karzai. Pero se niegan a tener cualquier contacto directo con Karzai, a quien consideran un ttere ilegtimo.

Durante una entrevista que dur varias horas y fue interrumpida slo por el ir y venir de mensajeros en motocicletas, nuestro reportero no oy nada por parte de los dirigentes del talibn que sugiriera que el movimiento estaba cansado de la guerra, como han afirmado algunos analistas occidentales.

En su lugar, se le dijo que los talibanes creen que estn venciendo y que pueden negociar desde una posicin de fuerza. Cuando se le pregunt sobre una prxima ofensiva de la OTAN en la regin de Kandahar, un comandante local del talibn que estaba sentado junto a los dos eruditos alarde: Estamos listos para esto. Vamos a romperles los dientes.

Los dirigentes del talibn dijeron que haban aprendido las lecciones de la ltima gran ofensiva de la OTAN en el rea de Marja, en la provincia Helmand, a principios de ao. Cuando la OTAN anunci por anticipado la operacin, el talibn fue tentado a enviar demasiados combatientes al rea, algunos de los cuales murieron.

Los dirigentes dijeron que ya se haba preparado un plan en Kandahar para enfrentar a la OTAN.

All no habr una sorpresa, dijo Abdul Rashid. Tenemos a nuestra gente dentro de todas las posiciones en la ciudad, en el gobierno y en las fuerzas de seguridad.

Agreg que EE.UU. ya tiene suficientes problemas que lo acosan y que los combates en Kandahar slo volvern a ms gente en su contra.

La gente no confa en los extranjeros porque estos respaldan a los seores de la guerra. La gente est cansada de crmenes y brutalidad y eso es un gran problema para los estadounidenses. Estamos bien colocados, con partidarios por doquier.

Mientras se preparan para la tradicional estacin de combates de verano, los dirigentes del talibn ponen tanto nfasis como la OTAN en ganar los corazones y las mentes de la poblacin.

Abdul Rashid dijo que ha habido comandantes del talibn que han financiado sus campaas aceptando sobornos para dar libre paso a convoyes de abastecimiento de la OTAN o de contrabandistas de droga. Pero que la dirigencia del talibn orden que se terminara con esa actividad.

Lo que hacemos no es por una causa mundana es por Al. Ahora el proceso de purificacin es ms importante para nosotros que el combate. Nos estamos librando de todas esas manzanas podridas, dijo.

.

Copyright 2010 Times Newspapers Ltd.

Fuente: http://www.informationclearinghouse.info/article25240.htm



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter