Portada :: Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 20-04-2010

Eyjafjalla: cenizas y noticias

Gorka Larrabeiti
Rebelin


El volcn impronunciable sigue escupiendo cenizas y noticias. Quien tenga que montar en un avin esta maana, es fcil que lo haga perplejo. De qu se fiar ms? De la prohibicin del director general de Movilidad, Matthias Ruete, que decidi cerrar el espacio areo europeo basado en la "aplicacin de un modelo matemtico terico sin contraste emprico"? O de los datos proporcionados por las compaas areas, que presionan para debilitar las medidas de seguridad de los vuelos, justo en el momento en que se informa de que una nueva oleada de nubes de ceniza amenaza al Reino Unido y Noruega?

Tranquiliza Matthias Ruete, director general del departamento de Movilidad y Transporte, cuando dice que "no hay pruebas cientficas claras" que justifiquen el cierre del espacio areo? Tranquiliza Aage Duenhaupe, portavoz de Lufthansa, cuando dice que "no hay correlacin entre las matemticas y la realidad en el aire"? Se fan de ustedes del jefe de la IATA, el cual habla de vergenza y desorden europeo? No llevan tiempo martillendonos con que la Seguridad, con mayscula, es lo ms importante para los ciudadanos? Acaso no escupi tambin el volcn la noticia de que un caza de la OTAN haba perdido la traccin al atravesar la nube volcnica?

A este volcn le debemos ya mucho. Eyjafjalla nos recuerda que vivimos sobre un volcn. El enfado de la Tierra se escucha por boca de una montaa islandesa que llevaba tiempo callada: dicen que es la venganza de una de las vctimas humilladas de la especulacin financiera. Hemos de agradecerle a Eyjafjalla que nos haya puesto los pies en la tierra y nos haya hecho ver que el modelo de la globalizacin funciona cuando la naturaleza funciona, pero salta en pedazos apenas un volcn tose, la tierra se mueve, el viento sopla, el fuego arde o el agua cae. Insisten en que es una tragedia econmica la que se vive por culpa del volcn. El da 16 de abril las acciones de British Airways ya haban cado un 3%, las de Air France-KLM, 1,8%, RyanAir, un 3%. La Asociacin Internacional de Transporte Areo cifra en 270 millones las prdidas diarias de las compaas areas. Baja el precio del carburante debido a la menor demanda. Un desastre comparable, dicen, al del 11 de setiembre (y ya uno tiembla pensando en qu parche se les ocurrir esta vez para taponar el crter de  Eyjafjalla).  

El caso es que pocos se cuestionan el hecho de que 7 millones de pasajeros areos en una semana sean demasiados. El caso tambin es que Eyjafjalla nos espeta el precio y la dimensin real de nuestros viajes. Que se lo pregunten a esos diez milaneses que pagaron 14.000 euros para volver en taxi desde el Crculo Polar rtico hasta casa; o a quien, para volver de Eslovenia a Londres, se percata de que por tierra ha tenido que coger cuatro trenes y atravesar seis pases; o a esos 17.000 turistas occidentales encerrados en su paraso turstico del Mar Rojo. El caro del capitalismo vuela y vuela hacia arriba y ms arriba, an creciendo y creciendo sin parar, y tan alto es su vuelo que, cegado por el brillo del Capital, no ve que, all abajo, en esa bajeza llamada suelo, la red europea de transportes tiene muy poco de red y mucho de ovillo desmadejado.

Esta romntica erupcin demuestra que, a quienes se inventaron la globalizacin se les olvid contar con el protagonista principal, o sea, la Tierra, a la vez que nos da, paradjicamente, buenas noticias. Se calcula que la tasa de emisiones de los vuelos europeos ha sido reducida en 200.000 toneladas, seal el reportero de la BBC, Nkem Ifejika.

Este volcn, que record a la Merkel su pequeez dificultndole el viaje de regreso a su Berln-taca, hacindole recalar primero en Lisboa, luego en Roma, para empujarle por carretera hasta Bolzano y luego finalmente a Berln, ha dado alas a los que tienen los pies en la tierra y estn convencidos de que con menos se vive mejor.

Es el caso de los chicos de Roadsharing, sociedad creada en Florencia, que puede resolver los problemas de quien se ha quedado en tierra porque sus alas no pueden volar, pesadas como estn de tanta ceniza. Conectndose al sitio www.roadsharing.com se puede encontrar a compaeros de viaje con quienes compartir un sitio en un coche privado, taxi, o coche de alquiler. Basta con indicar la fecha y lugar de salida y llegada, la referencia de quien se ofrece a compartir (email, telfono). El sitio est en italiano, espaol, ingls, francs y alemn. No es el nico sitio que ofrece este servicio. Gracias al inefable Eyjafjalla, recuperamos, al menos, el autostop. Feliz viaje.

 

 

 

 

 

 

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter