Portada :: Amrica Latina y Caribe :: Golpe militar y resistencia popular en Honduras
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-04-2010

Entrevista a Carlos Humberto Reyes, lder del FNRP de Honduras a 10 meses del golpe y a 90 das del nuevo Gobierno
La resistencia est decidida a tomar el poder

Sergio Ferrari
Rebelin

Porfirio Lobo, la nueva cara del mismo golpe. El Frente Popular de Resistencia: la fuerza poltica ms grande. Contra la criminalizacin del movimiento popular. Los retos actuales de la solidaridad internacional.


Desde mediados de 2009 Honduras vive una situacin poltica extremadamente frgil. El golpe de Estado del 28 de junio contra el ex presidente Manuel Zelaya desemboc en elecciones consideradas como ilegtimas por un amplio sector de la ciudadana. El presidente Porfirio Lobo que asumi su mandato el 27 de enero del ao en curso no logr frenar la resistencia popular pacfica que estall como respuesta al golpe, se generaliz en todo el pas y continaactiva.

Sntesis radiogrfica de la lectura de la realidad que hace Carlos Humberto Reyes, presidente del Sindicato de Trabajadores de la Industria de Bebidas y Similares (STIBYS), uno de los principales representantes del Frente Nacional de la Resistencia Popular (FNRP) y ex candidato presidencial independiente. Reyes realiza desde la ltima semana de abril una gira europea que se inici en Espaa. En Suiza est invitado por la organizacin SOLIFONDS (Fondo de Solidaridad para las Luchas de Liberacin Social en el Tercer Mundo) y participar como principal orador internacional en varias actividades del 1 de mayo.

P: La comunidad internacional parece muy dividida con respecto al actual Gobierno hondureo. Una parte no lo reconoce. Otra s. Cmo lo interpreta el FPRN?

Carlos Reyes: Para nosotros es un gobierno ilegtimo, producto directo del golpe de Estado del ao pasado. El presidente actual es una nueva cara del mismo golpe. No obtuvo ni el 30% de los votos y se registr una muy alta abstencin. Lo que se pretende aplicar es el guin del Gobierno de los Estados Unidos, quien apost a la hiptesis que toda la situacin se resolvera con las elecciones. Pero ste no es el caso. Especialmente para muchos gobiernos latinoamericanos quienes ven lo que sucedi en Honduras como un nuevo proceso de agresin contra el continente y su institucionalidad democrtica. Hay seales preocupantes: la instalacin de una nueva base militar estadounidense, la segunda en mi pas; las nuevas bases estadounidenses en Colombia; la continuidad de la base en Guantnamo... Signos de una militarizacin que hace recordar pocas pasadas.

Un golpe con trasfondo geopoltico

P: Es decir, segn la resistencia, la causa del golpe de junio pasado es esencialmente geopoltica?

C.R: S. El proyecto estadounidense de rearmar dos gendarmes en la regin. Honduras en Centroamrica y Colombia en Sudamrica. Con el precepto claro de que si no controlan Amrica Latina, es decir su patio trasero, no podrn dominar el mundo

P: Cmo evala el programa del presidente Porfirio Lobo en sus primeros tres meses de nuevo Gobierno?

C.R: No existe un tal nuevo Gobierno. Para nosotros es, como lo dije antes, la nueva cara de la misma dictadura. Lo han querido presentar como un Gobierno de unidad nacional, de integracin, abierto a una supuesta amnista y que impulsara la instalacin de una Comisin de Verdad. Pero todo esto es falso. No puede haber unidad ni integracin nacional a partir de elecciones adulteradas. Su visin de amnista es para limpiar a los militares golpistas. Para qu puede servir una Comisin de Verdad si ya ellos mismos se autoamnistiaron? Toda una poltica descarada. Y esto sin analizar lo que sucede en el plano econmico y social. Una vuelta atrs de las conquistas que sindicatos, trabajadores, y otros sectores haban logrado durante el perodo del Presidente Zelaya.

P: Pero las autoridades hablan de una situacin poltica institucionalizada...

C.R: La principal realidad es la de una resistencia que aumenta su fuerza, fortaleciendo la organizacin y movilizacin. Prximo gran desafo: recolectar hasta el 28 de junio prximo 1.150.000 firmas, exigiendo una consulta popular, una asamblea constituyente, reivindicacin que constituy el detonante para justificar el golpe del ao pasado. La gente est entusiasmada con esta iniciativa.

La movilizacin, la resistencia, contina activa. Organizamos seis grandes manifestaciones en ciudades importantes para el 1 de mayo.

La resistencia consolidada

P: Todo esto indica, segn su anlisis, una resistencia fortalecida, a pesar de la represin?

R: No hacemos hoy una movilizacin por da como el ao pasado. Pero la resistencia se ha generalizado en todo el pas. Realizamos un trabajo serio de organizacin, concienciacin y movilizacin. Seguimos denunciando el golpe e insistimos en la propuesta de la Constituyente. En caso que no lo logremos, veremos como participamos en un proceso electoral. No como resistencia, sino creando un brazo especial para esa coyuntura.

P: La resistencia hondurea constituy una sorpresa para ms de uno, dentro y fuera del pas. Cmo se explica la fuerza de la misma?

R: En realidad no nace el 28 de junio, de un da a otro. Nuestros pueblos vienen resistiendo desde hace ms de 500 aos.En su historia contempornea Honduras fue utilizada siempre como base de las operaciones estadounidenses en el continente. Para agredir al gobierno guatemalteco de Jacobo Arbenz, en los aos cincuenta. Como base operativa del intento de invasin contra Cuba en los sesenta. Desde la base de Palmerola, las administraciones estadounidenses promovieron la guerra contra el sandinismo y contra el Frente Farabundo Mart de Liberacin Nacional de El Salvador, en los ochenta.

Sin embargo siempre existi un movimiento popular muy activo, que fue duramente reprimido, con muchos muertos, desaparecidos, etc. Hay una capitalizacin histrica de esa experiencia. Superamos las fracturas entre lo social y lo poltico. Y nuestro movimiento popular junta e integra esos dos aspectos. Y eso explica que en pocas horas, inmediatamente despus del golpe de Estado de junio pasado, se haya iniciado un proceso magnfico de movilizaciones y de resistencia.

P: Hay algn sector predominante dentro de la resistencia?

R: No, contamos con una gran diversidad y una conduccin horizontal, distribuida en cada regin, poblado, barrio. Cundo se daban las movilizaciones contra el golpe y la polica atacaba, quines respondan y los hacan correr a los represores? Las maras (grupos juveniles). Un fenmeno muy importante con fuerte participacin juvenil. Y tambin las mujeres. El movimiento sindical y los campesinos; los maestros y la empresa privada; los indgenas y negros... Los grupos de gays y lesbianas, quienes sufrieron muchos ataques y vctimas. En la medida en que se puedan mantener las alianzas tenemos la posibilidad de triunfar. Porque somos hoy la fuerza poltica ms grande del pas, decidida claramente a tomar el poder.

P: Cul es su prognosis sobre cmo va a continuar la dinmica poltica en un pas tan polarizado?

C.R: Nosotros vamos a seguir promoviendo este proceso de consulta y de lucha por una asamblea constituyente que permita refundar la Nacin. Sin cerrar la posibilidad de organizar un instrumento electoral ms adelante. En cuanto a Porfirio Lobo, como en todos los casos histricos en Amrica Latina de gobiernos dbiles, se anticipa su fracaso. O es derrotado por el pueblo o deber buscar una salida poltica.

P : Una ltima reflexin de cara a la comunidad internacional...

C.R: Nos preocupa mucho que se perpeten en Honduras los crmenes contra miembros de la resistencia; las agresiones y asesinatos de periodistas independientes; las violaciones de derechos humanos. Es importante que la comunidad internacional no reconozca al actual Gobierno. Que los pases de la Unin Europea no firmen el Tratado de Libre Comercio con Centroamrica en las actuales condiciones que vive Honduras. Que la comunidad internacional, los organismos de derechos humanos ejerzan su presin. Que se pare la represin. Y sobre todo, que no se siga criminalizando la legtima protesta poltica y social, reaccin directa contra el golpe y las elecciones ilegtimas.

_______________________________________________________

Reyes: un rostro de la resistencia

Carlos Reyes es una de las figuras ms importantes del movimiento de resistencia que desde el mismo 28 de junio 2009 se opuso al golpe de Estado que destituy al presidente Manuel Zelaya.

Participa en la direccin de la Unin Internacional de los Trabajadores de la Alimentacin (UITA) en representacin de Honduras y de su central sindical.

Fue uno de los promotores de las movilizaciones populares contra dicho golpe. Varias veces fue reprimido. Ha recibido numerosas amenazas.

En el segundo semestre de 2009, ante la perspectiva de una potencial normalizacin democrtica, Carlos Reyes se present como candidato independiente a la presidencia de la Repblica. A inicios de noviembre decidi retirarla, cuando el Frente Nacional de la Resistencia contra el golpe evalu que no estaban dadas las condiciones para una contienda realmente inclusiva, participativa, democrtica.

Por una solidaridad internacional activa

Tanto en Suiza como en Espaa se organiz una agenda con representantes del Gobierno, personalidades polticas, dirigentes sindicales y de organizaciones sociales y no gubernamentales. Pude decirles, muy simplemente, que el caso hondureo no se ha resuelto. Y que la afirmacin de que todo est normalizado a partir de las elecciones de noviembre es falsa. Venimos, especialmente, a actualizar la informacin real sobre mi pas y la continuidad de la resistencia que ya no est en el primer lugar de la agenda poltica y meditica internacional...

Me siento satisfecho del encuentro con los cuatro representantes de la cancillera suiza. Aclaramos muchos puntos. Pudimos expresar nuestra lectura de la realidad actual. Y expresarles nuestro deseo de que Suiza mantenga la posicin inicial contra el golpe de Estado. Hemos encontrado comprensin hacia nuestros argumentos. El hecho de habernos recibido expresa un reconocimiento oficial de parte del Gobierno helvtico al Frente Nacional de Resistencia Popular...

En Espaa los intercambios fueron muy positivos. El 23 de abril me reun con Agustn Santos, jefe de gabinete de Miguel Angel Moratinos, actual Ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperacin. Emitimos un comunicado de prensa comn que enfatiza que el Gobierno espaol no invitar al presidente hondureo a participar de la Cumbre de Presidentes de la Unin Europea y Amrica Latina que se realizar el 17 y 18 de mayo en Madrid, si no existe consenso de los pases latinoamericanos sobre dicha invitacin. Y realmente es importante recordar que en Amrica Latina hay muchos pases que no reconocen al nuevo presidente y consideran las elecciones de noviembre pasado como ilegtimas....

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter