Portada :: Cultura
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 15-05-2010

Entrevista al editor y periodista Ral Silva: Las editoriales cartoneras le damos a la palabra un valor, el deseo de ser escuchada

Mario Casass
Rebelin/Clarn de Chile


Mxico DF.- En entrevista telefnica desde Cuernavaca, el editor Ral Silva (1958), habla de La Ratona Cartonera, editorial que publicar el cuento Forward: Kioto de Juan Villoro; la presentacin se realizar en la ciudad de Cuernavaca -el viernes 14 de mayo- y aparecer simultneamente editado por Sarita Cartonera (Per), La Propia Cartonera (Uruguay), Poesa con C (Suecia), Ultramarina Cartonera (Espaa), Textos de Cartn y Cartonerita Solar (Argentina).

Ral Silva es periodista cultural y editor. Fundador de la revista audiovisual Nomedites, y de las editoriales: La Cartonera (2008) y La Ratona Cartonera (2009). Trabaja como corresponsal en Mxico de la Red de Emisoras Comunitarias Radio Bilinge de Estados Unidos y colabora en las revistas Replicante (Mxico) y Zona de obras (Espaa). Durante la Feria Internacional del Libro de Guadalajara recibi el Premio Nacional de Periodismo Radiofnico (FIL, 2001). Actualmente escribe una crnica del Movimiento Infrarrealista.

Despus de una decena de ttulos publicados, ya estn editando varias antologas de poesa chilena, argentina y ecuatoriana; y la correspondencia indita de los poetas Infrarrealistas Mario Santiago, Josantonio Surez y Juan Ramrez Ruz; en exclusiva con Clarn.cl Ral Silva declara: A veces, nosotros mismos hemos usado la palabra resistencia para referirnos a estos gestos primitivos de andar a contracorriente. Aunque, en realidad, ms bien nos desplazamos sin resistencia y aprovechando el envin que nos procura viajar por donde queremos, dejando en manos de nuestros instintos primigenios nuestra brjula

MC.- Cul es la genealoga de las Editoriales Cartoneras en Latinoamrica?

RS.- No es fcil encontrarla, porque son acciones silvestres, pero no conozco un antecedente ms preciso que Ediciones El Mendrugo, que fund a mediados de la dcada de 1970- la poeta argentina Elena Jordana, en Nueva York, Santiago de Chile y Mxico DF. All se publicaron libros a mano con portadas de cartn, pginas de papel kraft y autores como Nicanor Parra, Octavio Paz, la propia Elena Jornada, Ernesto Sbato, Jos Joaqun Blanco, Guillermo Samperio, Stella Calloni, Atahualpa Yupanqui. Se trata del antecedente ms lejano. Despus vendra Elosa Cartonera naci en la Argentina a principios de 2003-; Sarita Cartonera del Per; Yerba Mala y Mandrgora en Bolivia, Animita en Chile, Yiyi Jambo en Paraguay, Dulcineia Catadora en Brasil y la octava editorial es La Cartonera de Cuernavaca.

MC.- Ustedes fundaron el primer proyecto cartonero en Mxico de esta segunda poca?

RS.- No, el primer proyecto se llama Lulio Cartonero, de la librera La Torre de Lulio, de la Condesa en Mxico DF. Ellos solamente han publicado un ttulo, en 2006, que se llama A golpe de Cbala y gan el Premio Efran Huerta en 2003. La Cartonera naci en febrero de 2008, aunque se pens desde 2007.

MC.- Por qu la divisin de La Cartonera y la nueva editorial Ratona Cartonera bajo tu direccin?

RS.- Dejamos La Cartonera poco a poco. A su manera, cada uno vimos nubarrones en el horizonte y preferimos quedarnos con esa sensacin estimulante de lo intenso que fue publicar juntos 9 libros. La Cartonera y La Ratona de Cuernavaca son descendientes directas de Sarita Cartonera de Lima, Per.

Despus de un viaje que hice por Sudamrica y reunirme con las editoras Milagros Saldarriaga y Tania Silva, las conoc en el Centro Cultural Espaa de Lima en la presentacin de mi revista digital Nomedites dedicada al Infrarrealismo, ah surgi la idea, comenzamos a reunirnos Kristos, Nayeli Snchez, Rocato y Jos Antonio Surez en Cuernavaca, nuestro primer libro fue un cancionero con disco compacto de Kristos que se llam El silencio de los sueos abandonados (2008), trabajamos juntos hasta 9 ttulos, pero en el camino comenzaron las separaciones, por distintas razones

MC.- y mudanzas

RS.- Kristos se fue a Guadalajara, y en otros casos no compartamos la idea de lo que debamos publicar.

MC.- En entrevista la editora Milagros Saldarriaga me cont la historia del libro que publicaron simultneamente varias editoriales cartoneras, s que fue tu proyecto, por qu hiciste esta propuesta Infrarrealista?

RS.- Publicar el libro del poeta Mario Santiago Respiracin del laberinto fue un proyecto pionero porque se unieron 8 editoriales cartoneras para una misma accin, que tuvo sus variantes que lo hicieron ms clido porque cada edicin inclua un prlogo distinto: Pedro Damin y Josantonio Surez (Mxico), Bruno Montan (Chile) Juan Villoro (Paraguay) Tulio Mora (Per), Diana Bellessi (Argentina), Homero Carvhalo (Bolivia). Camila do Valle (Brasil). Todos los autores fueron invitados por su cercana con el poeta Infrarrealista, vivencial y literariamente.

MC.- Produjiste el CD-Room de Nomedites dedicado al Infrarrealismo, y recuerdo que alguna vez conversamos sobre la antologa Jeta de Santo (FCE, 2008) de Mario Santiago. Por qu tu fijacin con el Infrarrealismo?

RS.- Me atrae esa actitud de vivir la vida como un acto potico donde la premisa es ese Djenlo todo, que Bolao retom de Breton en el Primer Manifiesto del Movimiento Infrarrealista, sin olvidar que es una apuesta cabrona, y si alguien tuvo ese arrojo fue Mario Santiago. La historia del Infrarrealismo tiene infinitas voces y cuentos que ni se imaginan. Claro, se conoce ms la nota roja, el escndalo, las afrentas. Ejemplo formidable de esto lo pueden ver y escuchar en una entrevista que le hicieron a Carmen Boullosa en Espaa, donde cuenta que ellos -los poetas que giraban alrededor de Octavio Paz- no saboteaban fiestas ni recitales como los Infrarrealistas, aunque s saboteaban sus publicaciones y hacan lo posible porque no publicaran donde ellos publicaban. Esta declaracin, que parece de lo ms cndida, en realidad es una afirmacin de lo que una y otra vez retaron los Infrarrealistas.

MC.- A cuntos poetas infrarrealistas conocistes y entrevistaste?, lo pregunto porque tambin percibo una admiracin por afecto

RS.- A casi todos. Se trata de una cercana en donde habita el afecto que no es algo menor- pero de ninguna manera me rindo ante una mala poesa o a una que otra megalomana.

MC.- Despus del boom de Bolao en Anagrama y las traducciones al ingls, de la antologa de Mario Santiago en el FCE, estamos frente a un nuevo canon?

RS.- No lo s. En todo caso esa sera una tarea de los antroplogos literarios. Se que hay poesa, mucha poesa, y no slo estoy hablando de cantidad. Pero que no les cuenten, que no les digan; bsquenla, ah est y ms de varios fundadores del Infrarrealismo sigue vivos, creando, croando.

MC.- Rul, no hay una intencin infrarrealista al editar libros cartoneros?

RS.- Ahora que lo dices, lo pienso. En todo caso no es algo conciente, aunque pareciera tener esa intencin. En el prlogo que la poeta argentina Diana Bellesi escribi para la edicin del libro de Mario Santiago en Eloisa, lo digo por lo que escribi la poeta Diana Bellessi: Cmo le hubiera gustado verse publicado en este proyecto, cauce familiar para su vida y su obra.. Pero s, las editoriales cartoneras son un infinito gesto de bsqueda en un mundo donde todo se controla por ese poder que quiere todo para s. Nosotros le damos a la palabra el valor que tiene: el deseo de ser escuchada.

MC.- Vivimos el amor y la literatura en los tiempos del mercado editorial, cmo soluciona un editor cartonero los problemas de derechos de autor?

RS.- No tenemos un esquema legal, ni contratos, slo el trato directo con lo autores y todo se mueve a partir de su generosidad. Pero cada editorial cartonera tiene su manera de relacionarse con los autores. Nosotros editamos 120 ejemplares y le damos 20 al autor. 10 0 15 van para los colaboradores y el resto para quienes les interese comprarlos. Creo que aun cuando se trata de acciones culturales que en muchos sentidos viajan a contracorriente, su dimensin no se puede valorar por la cantidad de libros que se publican. No olvidemos que en estos tiempos toda accin primitiva, como la de hacer libros de cartn, tiene en la red una nave intergalctica.

MC.- Estn en comunicacin la mayora de las Editoriales Cartoneras de Latinoamrica?

RS.- Es una relacin accidentada. No existe como tal una comunicacin orquestada donde todos o casi todos nos encontremos. Bsicamente cada una anda en lo suyo y mientras estoy se refleje en la multiplicacin de editoriales cartoneras, pues que mejor. Las ms recientes nacieron en las ltimas tres semanas, por ejemplo, una en Mozambique, aunque no s si en estos momentos que lo digo estn naciendo otras. En todo caso, manifestacin de los encuentros posibles entre cartoneras han sido la edicin casi simultnea de Respiracin del laberinto (2008-2009), el Congreso en Madison (2009) y la prxima edicin de La Ratona Cartonera, el cuento de Villoro que coeditaremos con Sarita Cartonera de Lima (Per), La Propia Cartonera de Montevideo (Uruguay), Poesa con C de Suecia, Ultramarina Cartonera de Sevilla (Espaa), Textos de Cartn de Crdoba y Cartonerita Solar de Neuqun (Argentina). La Cabuda Cartonera de El Salvador y Ultramarina Cartonera de Sevilla, han convocado a crear una red de editoriales cartoneras. Ojala prendan esas convocatorias, pero si no prenden ya de todas maneras todos estamos prendidos.

MC.- Las Editoriales Cartoneras llamaron la atencin de algunos crculos acadmicos en Norteamrica, tanto en la Universidad de Wisconsin, como en Harvard con los talleres que imparte Doris Sommer, a qu lo atribuyes?

RS.- El Congreso de Editoriales Cartoneras que organiz la Universidad de Wisconsin-Madison fue una oportunidad para que 7 de las cartoneras invitadas se conocieran personalmente y compartieran e intercambiaran libros y experiencias; eso ha propiciado una mayor comunicacin. Pero tambin corresponde a una curiosidad acadmica que le viene bien a las nuevas formas masivas de editar, con maneras clidas que le vienen bien a este planeta. La biblioteca cartonera de la Universidad de Madison, supongo que la ms completa en el planeta, comparte espacio muy cerca de los incunables, algo muy paradjico y a la vez gracioso.

MC.- La catedrtica de Harvard, Doris Sommer, plantea una interesantsima tesis para elaborar libros cartoneros y fomentar la lectura, t organizaste un taller con Santa Muerte Cartonera en Mxico DF, cul es tu marco terico?

RS.- Lo que hacemos es de forma silvestre, en mi caso tiene que ver con la cercana a la literatura, acciones culturales y edicin de revistas como Nomedites.; hay una actitud en el fondo en busca de nuevos caminos. Hace poco, Santa Muerte Cartonera y la escritora Marz Alzira Brum nos invitaron a una presentacin de la Novela suvenir, en el Centro Cultural Espaa de Mxico, que incluy la manufactura del libro: las 50 personas que acudieron al taller pintaron su libro, lo armaron y se lo llevaron a casa sin ningn costo, una accin maravillosa. Tambin, La Ratona Cartonera tuvo una experiencia intensa en Zihuateutla, la sierra norte de Puebla, donde hicimos un taller con 120 maestros indgenas de la lengua tutunak. Ellos, y otras etnias, estn realizando un ejercicio de reflexin en torno al paso de la oralidad a la escritura. Nosotros aportamos lo que hemos aprendido creando libros, para que ellos tengan la propuesta y decidan qu historias de la tradicin oral les gustara editar, con el fin de crear Editoriales Cartoneras en comunidades indgenas.

MC.- Editarn libros bilinges en nhuatl y tutunak?

RS.- Ah, eso sera un nuevo vuelo para La Ratona. Lo estamos buscando.

MC.- Cul ser el prximo libro de La Ratona Cartonera?

RS.- Nos han llegado varios libros. Dos antologas de poesa, una de Argentina (desde Textos de cartn) y la otra de Ecuador; poesa de dos poetas chilenos: Matas Ellicker y Kato Ramone; la correspondencia de Mario Santiago, Josantonio Surez y Juan Ramrez Ruz (donde se registran los orgenes del Infrarrealismo y su conexin con el Movimiento Hora Zero de Per) Tenemos una edicin bilinge del poeta Rubn Medica, Nomadic Nation-Nacin Nomada, que publicaremos con una cartonera que est por nacer en Norteamrica.

 

MC.- Cmo funciona el cronograma de La Ratona Cartonera?, cunto tiempo tardan en elaborar un tiraje de 100 ejemplares?

RS.- La banda de La Ratona somos Alicia Reardon, Laura Burns, Josantonio Surez, Rebeca Lpez, Armando Brito, Lea Martire y yo, pero decir que slo somos nosotros es quedarnos cortsimos. La Ratona es un estado de nimo y por su guarida se acercan para compartir sus ocurrencias muchas y muchos ms. Cada uno de los libros que hemos publicado ha tenido su camino. El primero, Mapas y escritos de Bruno Montan, tuvo una edicin de 100 ejemplares, casi agotada. Las ediciones de Cabiria, de Ramn Mndez; El ltimo ciclista, de Pedro Damin Bautista; Con Catulo de Rodilla de Edgar Saavedra; Con Catulo de Rodilla, de Josantonio Suarez; y En la suite de culebra, del pintor Armando Brito -nuestro primer libro de grfica- las hemos publicado paulatinamente. Por cierto que este libro de grfica lo presentaremos pronto en una galera de Los ngeles.

MC.- Ustedes son responsables de la distribucin?

RS.- S. Hemos participamos en un tianguis de libros en el centro de Cuernavaca; o a travs de los amigos que viajan dentro y fuera del pas es como los libros se van desplazando; en Mxico DF, la Librera Madero exhibe a la venta nuestro material; tenemos la intencin de llevarlos a otras libreras capitalinas y de Cuernavaca.

MC.- Aqu es cuando se extraa a Mauricio Achar en Cuernavaca

RS.- Claro, en Gandhi hemos tenido buena conexin, sin los requisitos de las grandes libreras, ni facturas de impuestos. Pero tambin hay otros libreros que saben comprender a La Ratona.

MC.- Finalmente, tienen algn tipo de acercamiento con la direccin del Centro Cultural Universitario en Cuernavaca?

RS.- No hemos buscado un contacto con la Universidad de Morelos; en cambio con el director del Centro Cultural Universitario s, con Javier Sicilia la relacin es a nivel de autor, el poeta, ensayista y novelista escribi el prlogo del libro: Cristo en Cuernavaca (2008) de Howard Fast. No hemos dado otros pasos para abrir posibilidades de difusin y distribucin en la Universidad Autnoma del Estado de Morelos, todava no.

http://www.elclarin.cl/index.php?option=com_content&task=view&id=21087&Itemid=2729

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter