Portada :: Iraq
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-01-2005

Las mujeres pagan cara la ocupacin en Irak

Dahr Jamail
Rebelin

Traducido para Rebelin por Germn Leyens


Los secuestros se han convertido en los crmenes preferidos por las bandas criminales iraques. Con un 70% de desempleo en Irak liberado, el crimen prolifera, el crimen organizado hace lo que quiere en la terrible situacin del orden pblico.

Las familias de los secuestrados se ven obligadas a veces a pagar hasta varios millones de dlares de rescate a menos que deseen recibir trozos de los cuerpos de sus seres queridos, o incluso sus cadveres.

Aunque la atencin de los medios se ha concentrado en los secuestros de occidentales, los secuestros de iraques, en particular de mujeres iraques, son mucho ms comunes.

Human Rights Watch (HRW) ya inform en julio de 2003 que la miserable situacin de la seguridad en Bagdad y otras ciudades iraques obliga a mujeres y muchachas iraques a restringir severamente sus movimientos por temor a violaciones y secuestros.

HRW culpa el colapso de las fuerzas de seguridad del ex dictador Sadam Husein y la lenta reorganizacin de la fuerza policial iraqu por la ocupacin de EE.UU. por el inmenso aumento de secuestros y agresiones sexuales

Tres meses despus de la cada de Bagdad, HRW haba documentado 70 casos de violaciones y secuestros de mujeres iraques. Por brutal que haya sido el rgimen de Sadam Husein, los crmenes violentos contra mujeres promediaban slo un caso cada tres meses, mientras que en julio de 2003, hubo varios por semana. Y la situacin es muchsimo peor en la actualidad.

El 4 de diciembre de 2004, Inji, una veterinaria de 29 aos, estaba en su clnica cerca de Kirkuk.

Le pidieron a ella, y a su ayudante, Mohamed, que acompaaran a un hombre que necesitaba ayuda para vacunar ganado.

Condujeron por un pequeo camino de tierra al sitio donde el hombre dijo que encontraran el ganado.

No esperaba que sucedera nada malo, dice, suspirando. Los caminos a las aldeas cercanas son todos de tierra y estn desiertos. Luego se detuvo otro coche. Tena tres pasajeros, gente que yo pens que eran parientes o amigos.

Pero no fue as.

Uno de los pasajeros se acerc y me peg en la cabeza con su pistola, dijo, todava bajo el efecto de los horribles acontecimientos. Los vi golpear a Mohamed cuando me arrastraban al coche. Despus de 15 minutos trat de hablar y volvieron a golpearme.

Condujeron durante dos horas por caminos de tierra. Luego sacaron a Inji del coche, mientras otros hombres extraan a Mohamed del segundo coche.

Los hombres me ordenaron que me sacara mis joyas, luego me golpearon tanto que ya no poda sentir el dolor, dice en voz baja.

Los secuestradores usaron su telfono mvil para llamar a su marido, Turhan. Le dijeron que haban secuestrado a su mujer, y que tena 24 horas para pagar 20.000 dlares de rescate. En otro caso, le dijeron, la venderan.

Me mantuvieron en una pieza oscura sobre el suelo desnudo, con una manta sucia, explic. Me hicieron llamar a mi esposo y decirle que preparara el dinero, y les jur que mi familia no poda reunir tanto dinero. Uno de los secuestradores respondi: Que la democracia que ests pidiendo te rena el dinero.

Llam a mi marido y le rogu que me salvara, dijo, pero entonces el hombre agarr mi telfono y le dijo que no llamara a la polica o que me mataran.

Pens que solamente secuestraban a los que tenan que ver con los estadounidenses o eran ricos, explic, levantando confusamente las manos. Inji no tiene nada que ver con los ocupantes o con algn partido poltico, ni trabaja para el gobierno.

Milagrosamente, su esposo logr reunir el dinero y pagar el rescate por Inji.

Pero no siempre las cosas terminan bien para las vctimas y sus familias.

Abdulla Hamid, residente en Bagdad, de 50 aos, cont como fue raptado el hijo de su vecino. La familia logr juntar y pagar el rescate de 15.000 dlares. Despus los llamaron los secuestradores, y les dijeron que recogieran a su hijo en la morgue.

O, por ejemplo Seif, estudiante en la Escuela de Medicina de Bagdad. Despus de que lo secuestraron, su familia, incapaz de ofrecer los 40.000 dlares exigidos por sus captores, cometi el error de establecer contacto con la polica, que ubic a los secuestradores. Seif muri en el tiroteo entre la polica y sus captores.

Aunque funcionarios del gobierno iraqu siguen culpando a diversos grupos de la resistencia iraqu por los secuestros, los grupos mismos niegan toda participacin.

Como las fronteras de Irak estuvieron virtualmente abiertas durante los primeros 6 meses de la ocupacin, grupos terroristas y bandas criminales han penetrado por igual al descontrolado pas.

No todas las bandas criminales se dan por satisfechas con el dinero del rescate. Sajidah, de 23 aos y su hermana de 17 aos, Hanan, fueron secuestradas slo semanas despus del matrimonio de Sajidah. Las dos mujeres fueron llevadas a Yemen, donde encontraron a otras 130 mujeres iraques que haban sido secuestradas y obligadas por sus captores a prostituirse.

Milagrosamente, lograron tomar contacto con miembros de su familia, que lograron ir a Yemen y liberarlas.

Fakhriyah tiene unos 20 aos, pero no est segura. En realidad, ya no recuerda el nombre de su padre, ya que ahora es drogadicta.

Viva en un orfanato y fui secuestrada el da que cay Bagdad, dijo Fakhriyah. Describi como un tanque estadounidense estaba aparcado cerca del orfanato por su proximidad a un aeropuerto, y cmo los soldados de EE.UU. permitieron que saquearan el orfanato.

Los secuestradores se turnaron para violarme, y no recuerdo durante cunto tiempo me retuvieron hasta que me tiraron a la calle, dijo, aturdida y drogada con pegamento, tratando de borrar su miserable existencia. Usa cualquier droga que logre obtener: as no siento lo que ocurre a mi alrededor o quin me vuelve a violar.

Por horrible que haya sido el rgimen del ex dictador Sadam Husein, los iraques ahora aoran la seguridad que exista. Las violaciones eran poco comunes; ahora, los secuestros y las violaciones ocurren a diario.

Hace slo tres semanas el peridico Al-Zaman inform que 11 nios fueron secuestrados en Bagdad en un solo da.

Estas historias son corrientes, y han causado un temor generalizado en Bagdad y otras ciudades, ahuyentando a muchas mujeres y jvenes de las calles. Las mujeres salen ahora slo cuando es necesario, y generalmente van acompaadas por parientes varones.

No voy a ninguna parte de noche, y slo voy a la escuela y a sitios cercanos a mi casa, dijo Intisar, una estudiante de fsica de 21 aos en la Universidad de Bagdad, hablando de su miedo de ser secuestrada.

Layla, farmacutica de 52 aos del distrito al-Adhamiya de Bagdad, dijo que vive bajo un temor constante de ser secuestrada, o de que uno de sus nios sea raptado.

Todas tenemos miedo y no puedo ir sola a ninguna parte, dijo. Incluso mis hijas mayores, temo por ellas. Ya no vivimos una vida normal.

Quin es responsable por esta situacin? Fuera de los que cometen directamente estos crmenes, la responsabilidad la tiene la ocupacin. Segn el derecho humanitario internacional, la potencia ocupante tiene el deber de restaurar y mantener el orden y la seguridad pblica, de respetar los derechos fundamentales de los habitantes del territorio ocupado.

A pesar de la fachada de un gobierno interino iraqu independiente, la ocupacin de EE.UU. controla efectivamente Irak hasta hoy en da. La ocupacin estableci las leyesque estn en vigencia en Irak, y es la principal responsable de la atroz situacin de la seguridad que ha permitido que este tipo de crmenes se generalice en Irak ocupado.

Adems, la Cuarta Convencin de Ginebra especifica que las mujeres sern especialmente protegidas contra todo ataque contra su honor, en particular contra violaciones, prostitucin forzada, o toda forma de ataque indecente.

Es otro ejemplo ms de la violacin del derecho internacional por las fuerzas de ocupacin. Como de costumbre, es el pueblo de Irak, y en especial, en este caso, las mujeres, los que pagan cara su presencia.

 




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter