Portada :: Cultura :: Tres aos de la muerte de Eva Forest: Eva vive
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 24-05-2010

Accin de gracias

Alfonso Sastre
Rebelin


A sus amigos Beatriz Morales, Santiago Alba Rico, Nekane Jurado, Luis Alegre Zahonero, Carlos Fernndez Liria, Pascual Serrano, Irene Amador, Carlo Frabetti, Lupe y Julio Csar Guanche y Michel Collon.

Con motivo de una fecha para nosotros tristemente memorable, la muerte de Eva Forest el 19 de mayo del ao 2007.

Queridos amigos: El pasado 19 de mayo me llovieron como del cielo vuestros testimonios en el recuerdo de Eva. Hasta hoy no he podido respirar normalmente para permitirme escribiros estas breves lneas, que son como la pequea prosa de nuestro agradecimiento y del mo propio en particular. Evita ya os ha dicho algo desde su corazn, que es ms fuerte que el mo.

Para encabezar estas palabras no he puesto vuestros nombres en un orden determinado pero tampoco en el que nuestro admirado Bergamn llamaba el "desorden alfabtico". Los he tomado como una baraja querida, y he barajado al azar; as que ninguno est antes ni despus que otro. Todos en el mismo lugar. Todos aqu, al mismo tiempo. Todos juntos en el mismo corazn.

Yo comparto ardientemente vuestra admiracin por ella, y tambin creo que hoy su presencia espiritual entre nosotros es evidente. Evita dice que Eva est de viaje, siguiendo su eterno programa solidario. (En realidad, todos estamos de viaje -homo viator-, cuando no por la geografa de la realidad social, por los andurriales del espritu; y todos tenemos nuestro lado invisible. En cuanto a ella, toda invisible, sigue siendo una gran maestra de las "andanzas" -como a ella le gustaba decir- solidarias, y es de recordar que aprendi sus mejores lecciones en el espritu patritico y revolucionario de Viet Nam y en la realidad de Cuba , durante su estancia de varios meses en una Granja de Pueblo. Esto ltimo es evidente en su magna obra Los nuevos cubanos, que uno de vosotros ha comentado ahora con lucidez, dndole por fin a ese trabajo la importancia que tiene).

Yo siempre digo que la actividad de los seres humanos es una mezcla de praxis y de agona, y que para los paleomarxistas fue siempre, y sigue sindolo, slo "praxis", y que, en fin, para los viejos existencialistas fue slo "agona" (Kierkegaard, Heidegger, Sartre) , y que ello me apart siempre de las posiciones escolsticas de uno y otro lado. Eva aparece en vuestro recuerdo ms, o casi slo, en el plano de la praxis -y es cierto que vivi ese plano con una gran pasin- pero tambin yo tengo que decir que en Eva los aspectos agnicos eran secretos. Ella presentaba siempre la "facies" del optimismo, y siempre intentaba salvarnos de nuestras miserias y debilidades.

En cuanto a nosotros dos, fuimos durante muchos aos como un comando, del que ella era naturalmente el jefe. Yo la acompa siempre con mucha fidelidad y, desde luego, le debo mucho de lo poco que he llegado a ser. Uno de vosotros dice que Eva le salv la vida. A m tambin, y yo procur as mismo salvaguardar siempre la suya, admirable, ante las grandes amenazas, incluso de muerte, que la cercaron durante la dictadura. (Nuestra vida comn fue tambin, un poco, una novela de aventuras; y yo me recuerdo ahora, por recordar algo, participando en sus tentativas de fuga de la crcel de Yeseras con tcnicas propias de los tebeos "Pulgarcito" o "DDT" -nos reamos mucho con ello-, por ejemplo pasndole una lima a la crcel dentro de un pastel). La verdad es que adems lo pasbamos muy bien y estbamos contentos con nuestras pequeas locuras.

La deriva vasca de nuestra familia se la debemos a ella. Yo, solo, hubiera sido solamente un ciudadano solitario, quizs en una buhardilla de Madrid, y hubiera vivido -muy inconformista, eso s!- entre unos cuantos libros y muchos papeles. Eva, bendita seas por mi liberacin de m mismo! Es a eso a lo que yo llamo mi salvacin.

La lectura de vuestros textos me ha puesto muchas veces al borde de las lgrimas. Gracias, amigos del alma.

Alfonso

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter