Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 31-05-2010

Movimiento social y partidos polticos a quin le teme la derecha?

Alirio Montoya
Rebelin


Dice un filsofo que todos los Cmo ests? que se escuchan a diario, significan una especie de termmetro para medir la temperatura de la sociedad enferma en la que actualmente vivimos. En realidad, estamos inmersos en una descomunal crisis de valores, en una decadencia de la cultura en donde impera la pobreza espiritual en todos los sentidos: humana, literaria, social, econmica, filosfica y poltica. A quin le conviene esta apata por temas o reas de la vida que en verdad merecen la pena prestarle la atencin requerida? Quin se preocupa seriamente por la historia, la humanizacin, la filosofa, por cambiar el sistema judicial, por el arte, la literatura o por lo poltico?

Deca Henry Ford que la historia no era necesaria conocerla, por lo que deberan de preocuparse es por el futuro. Claro, a la clase dominante nacional y transnacional le conviene tener a un pueblo que no sepa de su pasado, porque quien desconoce su pasado est condenado a seguir sufriendo su deplorable presente. A su vez, el hecho de difundir la falsa idea que la filosofa es una materia vetusta porque los antiguos griegos ya se ocuparon de eso y que la literatura es para ociosos; pensar eso es una tremenda contravencin y un insulto a la inteligencia. Adems, para la clase poltica ms que todo la tradicional- hay que participar en la poltica en el sentido electorero- pero como un simple acto de civismo o desfigurado patriotismo. Para algunos hay que participar en la poltica pero no en lo poltico. Es decir, hay que hacer poltica pero no pensando polticamente.

El Comit Invisible una agrupacin de intelectuales franceses-, en un artculo de nombre La Insurreccin que Llega, afirman que aquellos que todava votan dan la impresin de no tener otra intencin que la de hacer saltar las urnas a fuerza de votar como pura protesta. Se comienza a adivinar que es contra el voto mismo por lo que se contina votando. Obviamente la clase poltica tradicional ha conducido y encajonado a la gente hacia un pensamiento equivocado del verdadero significado e importancia de lo poltico.

Y se contina leyendo en el citado artculo: Toda esta serie de golpes nocturnos, de ataques annimos, de destrucciones sin rodeos han tenido el mrito de abrir al mximo la grieta entre la poltica y lo poltico. Nadie puede honestamente negar la carga evidente de este asalto que no formula ninguna reivindicacin, ningn otro mensaje ms que la amenaza; que no haba que hacer la poltica. Hay que estar ciego para no ver lo que hay de puramente poltico en esta resuelta negacin de la poltica. Por supuesto que a las cpulas de ciertos partidos polticos les conviene que uno participe en la poltica pero sin inmiscuirse bajo ninguna circunstancia en lo poltico, porque esto ltimo es menester exclusivamente de los dioses, de los grandes legos dirigentes polticos.

Es entonces cuando en el sistema podrido de partidos polticos sistmicos, el cogito ergo sum el pienso, luego existo de Ren Descartes- se transforma dentro del sistema de la partidocracia salvadorea en un pienso, luego estorbo. Para qu leer si todo est en la mente, escribir es cosa de locos y no tenemos intelectuales dentro del partido, ni los queremos tener; estas son las frases que se escuchan en nuestro sistema de partidos. Hay que destruir los partidos polticos existentes? No, no es necesario. De lo que se tratara en este caso es de transformarlos urgentemente. Gritarles desde la lejana es simplemente una dulce sinfona para sus odos.

A la clase dominante y, particularmente al imperio norteamericano, lo que le importa es que el ser humano participe en la poltica pero no en lo poltico. Por ello es que desmontaron, destruyeron, persiguieron y controlaron los sindicatos y algunos movimientos polticos y sociales, bajo la infame argumentacin de preservar la gobernabilidad. Pero, qu significa en s la gobernabilidad para la clase hegemnica nacional y para el imperio? Manuel Freytas sostiene que la "gobernabilidad" (el control por va militar o poltica) es la instancia bsica que el capitalismo necesita para depredar el planeta, generar mano de obra esclava, y apoderarse de la riqueza mundial (PBI) arrojando slo migajas a las mayoras productoras de esa riqueza a escala social. En el sistema, los militares (la dictadura) y los polticos (la democracia), en distintas escalas, son gerenciadores de control poltico y social para preservar la "gobernabilidad". Este es el quid del asunto, el por qu del bloqueo para que la gente no ingrese en el mbito de lo poltico.

Los movimientos populares y sociales son controlados de diversas formas. A la polica hay que darle parte de una manifestacin callejera para que controle ese tipo de expresiones populares; luego se sumar el ejrcito ante la incapacidad de los primeros. Esta es una forma de reprimir y controlar los movimientos sociales. A stos s le teme el bloque de poder econmico, no as a los partidos polticos, porque estos deben ceder su cuota para la gobernabilidad. Y en esa cesin en las negociaciones para mantener la gobernabilidad se arrastra y entregan ciertas conquistas de la clase trabajadora y sin consultarle siquiera a stas, lo cual significa una clara transgresin a la voluntad popular.

Los sindicatos fueron desmontados porque en verdad s eran una amenaza para los intereses de la clase hegemnica dominante. Los partidos polticos hoy en da no representan ningn tipo de amenaza porque son parte del sistema en el cual hay que aportar una cuota para la gobernabilidad. Sin duda alguna a Karl Marx esta actitud de algunos partidos de izquierda en Amrica Latina le producira vrtigo y nuseas; y principalmente los de Europa, porque a fuerza de ser sinceros algunos partidos y gobiernos de izquierda en Amrica Latina representan la vanguardia del verdadero socialismo cientfico fundado por Marx. Por su parte, los movimientos sociales se han convertido en la retaguardia de la izquierda. Ellos chocan con los gendarmes del poder econmico, le marcan el camino a los partidos de izquierda en el gobierno, apoyndolos o derrumbndolos cuando no llenan las expectativas populares.

Marx no solamente fue un terico o revolucionario de cafetn, l se amarraba a las masas, al movimiento obrero. Encontr ocasin de fundar en Bruselas en 1847 una Asociacin de obreros alemanes, con lo que entr en el terreno de la agitacin prctica. Federico Engels seala que Marx fustig al Gobierno prusiano, y ello provoc que maquinaran la expulsin de Marx, pero en vano. Mas, cuando la revolucin de Febrero provoc tambin en Bruselas movimientos populares y pareca ser inminente en Blgica una revolucin, el Gobierno belga detuvo a Marx sin contemplaciones y lo expuls. Entretanto, el gobierno provisional de Francia, por mediacin de Flocon, le haba invitado a reintegrarse a Pars, invitacin que acept.

Luego en Francia, se enfrent ante todo con el barullo creado entre los alemanes all residentes, por el plan de organizar a los obreros alemanes de Francia en legiones armadas, para introducir con ellas en Alemania la revolucin y la repblica. A revolucionarios como Marx es a los que le temen las oligarquas y el imperio. En El Salvador, tenemos rplicas de Marx; revolucionarios y ejemplos a seguir como Miguel Mrmol, Farabundo Mart, Salvador Cayetano Carpio Comandante Marcial-, Schafik Handal y el mismo Monseor scar Arnulfo Romero, quien recorri y vivi su Glgota y martirio por la justicia social.

La desvaloracin de lo poltico, de la filosofa, de la historia y del arte es un mecanismo que usa la derecha. Como lo he sostenido en varios artculos, lo que impera es el tener antes que el ser. Eso conlleva a que vivamos en una sociedad en donde reina la trivializacin de asuntos que le deberan de interesar a la poblacin en general, la cual debe entremeterse en lo poltico, porque al fin y al cabo un presidente llega y se va; al igual que los partidos polticos, son como las grandes burbujas en el tema de la especulacin financiera: tarde o temprano estallan.

*El autor es de El Salvador, Amrica Central. Es escritor, analista poltico y Licenciado en Derecho. Su blog: http://alimontoyaopinion.blogia.com

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter