Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-06-2010

Uribe enalteci a los ricos, hundi a los pobres

Hedelberto Lpez Blanch
Rebelin


El presidente lvaro Uribe Vlez, quien lleg al poder en 2002, impuls vertiginosamente las privatizaciones, trabaj por el bienestar de la minora rica colombiana y a su partida dejar un pas plagado de pobres y hambrientos sin acceso a los servicios elementales de salud, agua, educacin y vivienda.

El pasado 30 de mayo, luego de no lograr que el Congreso aprobara una tercera reeleccin, los dos principales candidatos con mayores posibilidades obtuvieron los votos necesarios para pasar a la segunda vuelta electora y tratar de sustituirlo, el ultraconservador del partido oficialista, Juan Manuel Santos, y el representante del Partido Verde, Antanas Mockus.

Hace solo ocho meses el peridico El Tiempo, de Bogot, afirmaba en un artculo: "Hay demasiada hambre en la Colombia del libre comercio. Constituyen legiones los que todas las noches se acuestan con dolor de estmago no porque comieron mucho, sino porque no comieron nada. Son miradas los que amanecen sin saber dnde est su desayuno o si lo conocen, tambin saben que ser miserable".

Los ejemplos expuestos refuerzan esa realidad: En las tiendas de los barrios donde viven los pobres ofrecen arroz por tazas, aceite por cucharadas. Es comn que tras una recolecta familiar el almuerzo que compran, por as llamarlo, se reduzca a un huevo, una taza de arroz, una cucharada de aceite y un pedazo de panetela; la receta de infinidad de madres a los hijos que sufren dolores no pasa de unas yerbas y un 'aguante, mijo'.

Oficialmente el gobierno reconoce que existen 20,5 millones de pobres y ocho millones de indigentes entre los 44,5 millones de habitantes en el pas, mientras que organizaciones no gubernamentales como el SISBEN indican que la cifra se eleva a ms de 30 millones.

A esa dramtica situacin que padece la mayora de los colombianos hay que sumarles otras que van unidas al no tener acceso a la salud, la educacin, servicios pblicos y viviendas tras la ola de privatizaciones llevadas a cabo en los ltimos ocho aos de presidencia uribesta.

La distribucin de las riquezas en esa nacin andina se agrav en este periodo pese a que Colombia tuvo el mayor crecimiento de la economa, con un promedio de 6 % anual que cay a mediados de 2009 debido a la crisis mundial.

La poltica neoliberal llevada adelante por Uribe ha influido en que el ingreso de 10 % de la poblacin ms rica resulte 40 veces mayor que la del conjunto de los pobres. A esto se suman los desplazamientos obligados de personas efectuados por el ejrcito en las zonas de conflicto armado y sin otro destino que irse hacia las ciudades para sobrevivir.

El presidente de la Conferencia Episcopal, Monseor Luis Augusto Castro, al pedirle al gobierno que busque soluciones viables a la grave situacin, seal: se trata de un cncer que es la exclusin en trminos de pobreza, personas que escasamente tienen un dlar diario para vivir y otras que tienen menos de uno, con ms de 1 500 000 nios en estado de desnutricin.

El rgimen saliente, a la par que cedi parte de la soberana del pas a Estados Unidos al posibilitarle la instalacin de numerosas bases militares en su territorio, las cuales amenazan la estabilidad de varios Estados de la regin, tambin entreg en bandeja de plata las principales industrias y empresas al capital forneo y los magnates nacionales.

En un esfuerzo sin par para que el Congreso estadounidense aprobara el Tratado de Libre Comercio (TLC) con su pas, Colombia abri hasta el infinito las llaves de las privatizaciones, que alcanzan a todos los sectores de las finanzas, comercio, industria y servicios. Pero ese esfuerzo an no ha dado resultado y Uribe se ir del poder sin ver su sueo realizado de imponer el TLC.

En un abrir y cerrar de ojos, el Estado vendi 12,4 % de las acciones que controlaba en el Banco Popular y la estadounidense General Electric adquiri un paquete de acciones del Banco Colpatria.

El Estado concluy la venta de las empresas de electrificacin de Cundinamarca, Boyacn (Ebsa), Pereira, Santander, Norte de Santander, Meta y Termocandelaria.

La General Electric tambin construye una planta para la fabricacin de qumicos de purificacin de aguas y compr una empresa dedicada a esa actividad industrial. En la ampliacin de la refinera de Cartagena para elevar el procesamiento de crudo de 75 000 a 150 000 barriles diarios han invertido la transnacional Glencore junto con Ecopretrol.

La energa en el Caribe colombiano la comercializa la Unin FENOSA mediante las empresas Electrocosta y Electricaribe, y el agua en Cartagena la distribuye y cobra los servicios, Aguas de Barcelona, por medio de la filial Aguas de Cartagena. La Munich Re controla casi todas las acciones de Inversura, un holding de salud, riesgos profesionales y seguros.

El estatal Instituto de Fomento Industrial (IFI) se deshizo de la parte que posea en la Comercializadora Internacional Promotora Bananera y de 3 % que tena en Devinorte, las cuales han pasado a las transnacionales Cargill, Masisa (madera) y Mapfre Seguros.

Como era lgico, la industria del ocio no se poda quedar atrs en este festn de privatizaciones, y las cadenas Hyatt, Milton, NH, Marrito, Honesta y Fronpeca invierten millones en construcciones y condominios, a la par que compaas estadounidenses y europeas lo hacen en el sector de la aviacin para ampliar las frecuencias de destinos a Bogot, Cali, Medelln y Cartagena.

Los gastos militares han subido en espiral y ya alcanzan 14 % del presupuesto nacional y triplican los destinados a la salud y la educacin.

Uribe finalmente se va, aunque mantiene fuertes lazos dentro del estatus de poder. Deja un pas con grandes contrastes y diferencias sociales, donde las transnacionales y el gobierno de Estados Unidos con sus bases militares ejercen un gran control.

La poblacin colombiana no piensa que su situacin cambiar mucho con la llegada del nuevo mandatario y para la mayora, como canta Julio Iglesias, la vida seguir igual.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

rJV



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter