Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-06-2010

Rahm e Israel
Elecciones en EE.UU. y chantaje israel

Uri Avnery
Counterpunch

Traducido del ingls para Rebelin por Germn Leyens


Rahm Emmanuel es, al parecer, el estadounidense ms odiado por los dirigentes de Israel. Es considerado el oponente ms peligroso del gobierno Netanyahu en la Casa Blanca. Tras puertas cerradas, hacen llover si se cree a los medios eptetos antisemitas sobre su persona. Chico judo es uno de ellos. En jerga sionista, es un judo que se odia a s mismo.

Y quin lo iba a decir!, aqu lo tenemos pasendose alrededor del Galileo en shorts. Visita las Alturas de Goln ocupadas, que normalmente los diplomticos extranjeros se esfuerzan por evitar. Las FDI [ejrcito israel] lo llevan en avin por sus instalaciones. Ora en el Muro Occidental. Un buen turista judo de EE.UU.

El hijo de Emanuel ha llegado a la edad de la Bar Mitzv, hay un sitio mejor para celebrarla que el Pas de Israel, donde su abuelo fue miembro del Irgn un equipo que el gobierno de EE.UU. hubiera estigmatizado como organizacin terrorista, como Hams en la actualidad?

En breve, el chico judo que se odia a s mismo se ha revelado como un sionista con un efusivo corazn judo, admirador del ejrcito israel y partidario de la anexin de las Alturas del Goln.

* * *

LA VISITA, claro est, no fue un capricho pasajero. Se sum a una larga serie de gestos de Barack Obama con el propsito de conquistar los corazones de los judos antes de las prximas elecciones al Congreso.

Parece que en una cierta etapa, hace meses, Obama lleg a la conclusin de que haba perdido la primera vuelta de su controversia con Binyamin Netanyahu, y que sera mejor vivir y enfrentarse en otra ocasin.

El mismo lo explic en detalle en una conversacin con dirigentes judos: al principio de su camino en Oriente Prximo pis algunas minas terrestres. Ha aprendido su leccin.

El resultado fue una campaa de lisonjas y adulaciones:

Invit a Elie Wiesel, el seor Holocausto en persona, a un almuerzo privado en la Casa Blanca. Tal vez intercambiaron recuerdos sobre algunas experiencias comunes, como Cmo aceptar el Premio Nobel de la Paz y quedarse como si nada? La contribucin de Wiesel a la paz es uno de los grandes misterios del universo. (Mi opinin personal sobre Wiesel hall su expresin en una palabra hebrea que invent especialmente para l: Shoan (algo como holocausteador.)

Despus de eso, Obama se reuni con varios conjuntos de dirigentes judos y les habl de su apoyo inquebrantable para la seguridad de Israel, su admiracin por Netanyahu y su amor hacia Israel en general. No importa que slo hace poco un importante sondeo de opinin haya mostrado que esos dirigentes se representan sobre todo a s mismos la gran mayora de la generacin juda joven en EE.UU. se opone a las polticas del gobierno israel y se muestra cada vez ms distanciada de Israel.

El envo de su confidente N 1 a Israel disfrazado de ardiente sionista y la invitacin a Netanyahu para que vaya y lo visite en la Casa Blanca son etapas ulteriores en esa campaa.

* * *

CUL ES SU OBJETIVO? Bueno, es tan claro como el sol a medioda.

El 2 de noviembre, el 93 aniversario de la Declaracin Balfour, habr elecciones en EE.UU. Todos los escaos en la Cmara de Representantes y 34 en el Senado estarn en juego.

Para Obama, esas elecciones son de inmensa importancia. En el peor caso, los demcratas perdern el control sobre una de las dos cmaras del Congreso, imposibilitando que Obama logre la aprobacin de la mayora de las leyes que propone. En el mejor, puede esperar de modo realista que la mayora demcrata en ambas cmaras sea reducida, haciendo que la vida del presidente se haga mucho ms difcil.

AIPAC [el lobby de Israel en EE.UU., N. del T.] ya ha mostrado que puede tener un gran impacto en los resultados de una eleccin. Cuando el lobby decide derribar a un miembro del Congreso, es el fin de su vida poltica. Cuando el lobby concentra su poder financiero y poltico en un cierto lugar, es casi invencible.

Obama necesita ahora todo el apoyo que pueda obtener en ambas cmaras. Por lo tanto, tiene que neutralizar al lobby pro-Israel. El coste de la fiesta de Bar Mitzv de la familia Emanuel fue un precio insignificante para lograrlo.

Cuando Obama dice que pis sobre una mina terrestre, quiere decir que la mina se llamaba AIPAC.

* * *

EL FENMENO en s no es nada nuevo. Se repite cada cuatro aos, y a veces cada dos.

Desde el primer da del Estado de Israel, todos los gobiernos israeles han comprendido que un ao electoral en EE.UU. les suministra oportunidades polticas sin igual.

Israel fue fundado en mayo de 1948, medio ao antes de las elecciones en EE.UU. Harry Truman estaba en una situacin crtica. Muchos crean que sera derrotado de manera aplastante. Necesitaba desesperadamente dinero. Algunos judos ricos contribuyeron generosamente y salvaron a Truman, quien gan por un pelo.

Todos los asesores polticos y militares de Truman le aconsejaron que no apoyara la independencia de Israel. Pero Truman reconoci de inmediato al nuevo Estado (por lo menos de facto) en cuanto fue establecido.

Desde ese da, cada vez que el gobierno israel necesita el apoyo de EE.UU. para un acto controvertido, espera un ao electoral estadounidense. Al hacerlo ha tenido casi siempre xito. La excepcin: una semana antes de las elecciones de 1956, el gobierno Ben-Gurion (bajo presin de Shimon Peres) invadi el Sina en asociacin con Francia y el Reino Unido. Los dirigentes israeles crean que ningn poltico estadounidense se atrevera a oponerse a Israel antes de las elecciones.

Se equivocaban: el presidente Dwight Eisenhower, ex comandante supremo aliado, se senta extremadamente seguro de su victoria en las elecciones. Por ello ignor al lobby judo y, junto con su colega sovitico, present un ultimtum a Israel. Al hacerlo sac en un santiamn a David Ben-Gurion del Sina y de Gaza.

Los que esperaban que Obama fuera un segundo Eisenhower se equivocaban. A pesar de algunos xitos resonantes, su situacin poltica est lejos de ser sensacional. El vertido de petrleo en el Golfo de Mxico no ha mejorado su salud poltica. Como poltico realista, ha decidido que no es el momento apropiado para enfrentar al establishment judo.

Tal vez record el sensato consejo de Niccolo Machiavelli: Si no puedes matar al len, no lo provoques.

* * *

SIN EMBARGO, HAY una inmensa mina terrestre enterrada en la ruta hacia el da de las elecciones: la congelacin de los asentamientos.

Cuando Obama apremi a Netanyahu para que congelara oficialmente los asentamientos en Cisjordania (y extraoficialmente tambin en Jerusaln Oriental), se acord un perodo de diez meses. Ese perodo terminar en septiembre.

Cuando llegue el momento, Netanyahu enfrentar inmensas presiones de los colonos y de sus aliados para reiniciar las construcciones. Qu teme? dirn, dos meses antes de las elecciones Obama no se atrever a levantar un dedo! Y (citando a un sabio judo): si no ahora, cundo?

La situacin en Israel aumentar la tentacin. Parece que nunca nos ha ido tan bien. No hay ataques. La economa est en auge. A pesar de las crticas que resuenan en todo el mundo, la situacin poltica de Israel es robusta. Recin la semana pasada, Israel fue aceptado como miembro de la OECD, el club econmico ms prestigioso del mundo. Obama ha capitulado. Cuando el Comando Interior [Homeland Command] del ejrcito realiz amplios ejercicios esta semana, la gente simplemente parpade y no se preocup de correr a los refugios.

La tentacin de reanudar la construccin en los asentamientos ser considerable. Pero Netanyahu pensar en el da despus. Y Obama har lo mismo.

* * *

Y POR CIERTO, qu pasar el da despus de las elecciones?

Los optimistas creen que esa maana comenzar una nueva era. No hay ms elecciones planificadas antes de noviembre de 2012, cuando termina el primer perodo de Obama. Durante todo un ao, por lo menos, tendr libertad de accin.

Es una ventana de oportunidades. Una ventana abierta de par en par. Durante ese tiempo Obama puede realizar su esperanza de llevar la paz y recuperar la posicin de EE.UU. en Oriente Prximo. Como una ventaja adicional, podr dar rienda suelta a su furia acumulada contra Netanyahu.

Segn esa prediccin, en ese ao, desde fines de 2010 hasta el fin de 2011, tendr lugar el acto final del drama. Obama presentar un plan de paz estadounidense, se intensificar la presin sobre el gobierno israel, Israel tendr que terminar por elegir entre la paz y los territorios, por fin la paz estar en camino.

Pero existe una prediccin opuesta: Obama seguir desilusionando, como ha desilusionado hasta ahora. Ya estar pensando en la prxima eleccin presidencial y seguir temiendo a AIPAC.

Mucho habla a favor de esta prediccin. Cuando yo era muy joven, mi padre me puso en alerta de que nunca, nunca, cediera ante un chantaje. El que paga una vez a un chantajista seguir pagando hasta su ltimo da. Un chantajista nunca deja escapar a su vctima.

(Durante mi vida, he tratado de ajustarme a ese consejo. Mi tcnica es: cuando alguien trata de chantajearme, me amenaza con causarme dao, imagino que ya lo ha hecho. De esa manera, la amenaza pierde su fuerza.)

AIPAC est chantajeando a Obama, y hasta ahora ha tenido xito. Lo seguir haciendo despus de noviembre. Obama debiera encarar la idea y decidir: ya no ms.

Tendr el valor de hacerlo?

.

Uri Avnery es un escritor israel y activista por la paz con Gush Shalom. Colabor con el libro de CounterPunch The Politics of Anti-Semitism.

Fuente: http://www.counterpunch.org/avnery05312010.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter