Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-06-2010

Entrevista a la periodista Laura Castellanos
"El partido de gobierno cambi en 2000, pero la oligarqua y la violencia institucional son las mismas"

Luis Martnez Andrade
El Columnista


La periodista Laura Castellanos present en Pars la versin en francs de su libro Mxico Armado 1943-1981, publicado por la editorial Lux Editeur bajo el ttulo Le Mexique en Armes, Gurrilla et contre-insurreccion 1943-1981. La obra fue presentada en la Feria del Libro Libertario en Pars realizada en das pasados. El libro narra el proceso de radicalizacin de una treintena de guerrillas que actuaron de 1965 a 1975 en Mxico, y sirve para comprender nuestro presente. Tuve oportunidad de charlar con la autora de algunas cuestiones sobre violencia de Estado que se viven en Mxico. A continuacin, la entrevista:

- Cules serian las diferencias entre la violencia de Estado practicada por el rgimen priista y la aplicada por los gobiernos panistas?

Existe una continuidad puesto que finalmente es el mismo Estado. Es decir, cambi el partido en el 2000 en Mxico, pero la oligarqua sigue siendo la misma. Retomo al respecto la definicin que el historiador Carlos Montemayor utilizaba para referirse a la violencia institucional, pues la comprenda no slo como la desaparicin forzada, la represin y tortura, sino como un entramado de mecanismos diversos. Esto sucede, por ejemplo, en el terreno de la imparticin y procuracin de la justicia. Se aplica en los procesos jurdicos contra opositores, como ha sido el caso de los activistas de Atenco, condenados a penas mayores que a las que ha sido sentenciado cualquier narco o asesino en el pas. Montemayor deca que tambin la violencia institucional significa la negacin del acceso a la vivienda, a la educacin, a la salud, a la alimentacin, entre otras necesidades bsicas. Estos son otros tipos de violencia generados por el sistema neoliberal.

Por otra parte, cabe observar cmo esta violencia institucional genera otro tipo de violencia, en este caso popular. Montemayor cerraba su tesis afirmando que la violencia popular brotaba, precisamente, para acabar con la violencia institucional, y no a la inversa. En otras palabras, la violencia institucional crea las condiciones para que emerja una violencia popular.

- Existen un pensador de origen martiniqus llamado Frantz Fanon que estudi el proceso de subjetivacin en los pueblos colonizados en la dcada de los cincuenta, concretamente Argelia y Tnez, y mostraba que existe una respuesta violenta a la violencia estructural o institucional en muchos casos econmica que en algunas ocasiones pude tomar formas abyectas pero en otros momentos juega un papel muy importante en los procesos revolucionarios. En qu lugar ubicaras a la violencia de los grupos eco-anarquistas en Mxico?

Los grupos eco-anarquistas mexicanos fenmeno relativamente nuevo, aparecen en el pas en 2007 y han tenido un crecimiento ascendente. Ellos ejercen la accin directa, es decir, sabotajes en contra de lo que representa al sistema capitalista que explota al hombre, animales y a la naturaleza. Cabe advertir que no todos los grupos anarquistas estn de acuerdo con la accin directa, entendida sta, por ejemplo, con la colocacin de bombas molotov en cajeros bancarios, en restaurantes de fast-food, tiendas que venden animales o productos de piel. Ellos manifiestan que sus sabotajes no tienen como objetivo la vida de civiles, y hasta ahora as ha sucedido. El fenmeno, no slo en Mxico sino en Amrica Latina, y en pases europeos como Grecia, est aumentando.

En el caso de Mxico, por ejemplo, se ha manifestado en distintos estados de la Repblica. Estas clulas surgen en un contexto de crisis econmica y poltica, en donde hubo el fraude electoral del 2006, movimientos beligerantes como el de Oaxaca y Atenco han sido reprimidos, y la izquierda no slo est dividida, sino que el principal partido de esta ala, el Partido de la Revolucin Democrtica (PRD), est estableciendo alianzas con el que le hizo el fraude en 2006, el derechista Partido Accin Nacional (PAN), para la siguientes elecciones. En estas circunstancias estn influyendo en la radicalizacin de una generacin que encuentra en estas acciones la nica va de protesta y combate al sistema.

- De qu modo las medidas contra la inseguridad no forman parte de un proyecto de contra-insurgencia promovido por los gobiernos federales, estatales y municipales? y Hasta qu punto el gobierno en sus tres niveles ha implementado, bajo pretexto de la violencia en el pas, medidas que repercuten en los derechos fundamentales?

S, en la lucha contra el narcotrfico se criminaliza a activistas y a movimientos sociales. Por ejemplo, el pasado mes de noviembre fue ejecutado el comandante Ramiro, quien era miembro del Ejrcito Popular Revolucionario Insurgente (ERPI), en un operativo contra el narcotrfico en el estado de Guerrero y, en algn momento, la Secretaria de la Defensa mencion que l estaba vinculado con el narcotrfico. Recientemente, a un lder indgena del sureste de Chipas se le intent ligar con otro grupo del narcotrfico, se aplic su detencin y se le tomaron fotos con arsenal blico y la informacin en los noticieros fue divulgada, sin embargo, posteriormente fue puesto en libertad pues no existan pruebas fehacientes. El pas est pasando un momento muy delicado, porque la nica estrategia que ha aplicado Felipe Caldern es sacar al ejrcito a las calles y a las zonas rurales. Evidentemente esta estrategia ha sido un rotundo fracaso, y ha habido denuncias por la muerte y tortura de civiles que han sido ignorados.

En este escenario, quedan ms vulnerables comunidades indgenas que han asumido su autonoma, como sucedi con la de Santa Mara Ostula, en Michoacn, que no solamente se enfrenta a una situacin socio-econmica marginal, sino que enfrenta la violencia de grupos paramiliares que han sido vinculados con el narcotrfico. En los ltimos meses han sido secuestrados y desparecidos tres integrantes de Bienes Comunales del pueblo, entre ellos el presidente, Francisco de Ass Verda Manuel, sin que se tengan noticias de ellos.

- En tu libro Mxico Armado (Ediciones Era) analizas cuatro dcadas (1943-1981) de movimientos guerrilleros en Mxico. Indudablemente, movimientos que tenan como marco socio-poltico el corporativismo, el charrismo sindical, el clientelismo poltico, entre otros, pilares de la ideologa nacionalista-priista Cul es el marco de referencia ideolgico si es que existe en el que se desarrollan los movimientos guerrilleros o subversivos en nuestro pas en la actualidad?

Es el mismo marco, porque el sistema es el mismo, slo que ahora, como mencion, se suma el factor de la actividad del narcotrfico. La violencia del narcotrfico cada vez es ms brutal y ya ha atravesado todo el territorio nacional. Antes el narcotrfico estaba muy focalizado, principalmente en el norte, pero desde hace dos aos ha aumentado de manera impresionante y ya ha trastocado la vida poltica del pas.

- Algunos politlogos han abordado la cuestin de la narco-poltica en Amrica Latina Crees que Mxico es un narco-Estado?

Estudiosos del narcotrfico han trascendido que ha habido acuerdos del gobierno en turno con carteles determinados para tener controlado el fenmeno. Yo no estoy especializada en narcotrfico, pero lo que s te puedo decir es que los medios de comunicacin de manera constante muestran cuerpos ejecutados, sin cabeza, que aparecen en las cajuelas de los automviles o colgados de puentes peatonales, escenas sanguinarias que antes no se vean. Como capitalina, lo que he percibido es que la violencia del narcotrfico, que antes veamos lejana, ya lleg a la ciudad de Mxico, y que la percepcin generalizada es que el gobierno no slo ha fracasado en esta guerra, si no que est rebasado, sin que haya asomo de autocrtica o cambio de estrategia, lo que es ms preocupante.

- Cul seria, a tu juicio, el aporte de la Liga 23 de septiembre fundada en 1965 en la memoria de las luchas insurgentes de este nuevo siglo?

La Liga comunista 23 de septiembre fue la guerrilla ms grande en los setenta y que dur una dcada en el pas, ella reivindica en su nombre al grupo de maestros rurales que cay en el ataque al cuartel militar de ciudad Madera, en Chihuahua, un 23 de septiembre de 1965. En 1973 un grupo urbano retom la fecha y fund la Liga Comunista 23 de Septiembre. La Liga desapareci a mediados de los ochenta, aunque hay quienes la reivindican arrancados los noventa. No tiene influencia en las guerrillas de este siglo, aunque las dos vertientes que existen tienen su semilla en tal generacin que conform una treintena de guerrillas entre 1965 y 1975. Me refiero al Ejrcito Zapatista de Liberacin Nacional (EZLN), heredera, en parte, de las Fuerzas de Liberacin Nacional (FLN), y al Ejrcito Popular Revolucionario (EPR), cuya simiente fueron los sobrevivientes de la guerrilla de Lucio Caas y del grupo de Unin del Pueblo (UP). El EPR es el tronco del que se han ramificado una decena de guerrillas que actualmente, lo sabemos a travs de sus comunicados, estn activas y replegadas.

Lo interesante es que esta oleada guerrillera de los setenta surgi en un contexto donde, por una parte, los movimientos que los precedieron fueron sido reprimidos como el ferrocarrilero, de maestros, mdicos, campesinos, entre otros, y por la otra, se persegua al Partido Comunista Mexicano (PCM), al que se le negaba su registro electoral. Estos movimientos fueron influenciados por la Revolucin Cubana, la Teologa de la liberacin, y por la ola de rebelda en occidente. En Mxico el saldo fue el de ms de mil 500 casos de desaparicin forzada. Estos grupos guerrilleros son el principal detonante de la Reforma Poltica de 1978 que, finalmente, le da el registro electoral al PCM, es decir, hasta 1978 se pudo votar por la izquierda. El PCM fue una de las vertientes que alimentaron al Partido Socialista Unificado de Mxico (PSUM), que posteriormente confluir en la creacin del PRD. En otras palabras, la guerrilla de los setenta fue el principal detonante que posibilit que la izquierda pudiera ser votada.

- En su novela Guerra en el Paraso, Carlos Montemayor quien escribi el prologo de tu libro hay una parte donde uno de sus personajes menciona que su lucha era tan radical que incluso los ros y los pjaros ganaran con la lucha, en otras palabras, la lucha contra el capitalismo tambin implica una preocupacin ecolgica. Indudablemente en el movimiento zapatista es ms claro. Cules son las preocupaciones ecolgicas en los otros grupos guerrilleros del pas?

En general, las guerrillas mexicanas se manifiestan en sus comunicados contra el sistema capitalista, y por ende, contra la explotacin de los trabajadores, la violacin de los derechos humanos, y las trasnacionales que explotan los recursos naturales de manera indiscriminada. Ah las cuestiones ecolgicas estn implcitas. El movimiento zapatista, por su lado, acenta su preocupacin por la defensa de la madre Tierra, tiene un discurso ms cercano a la naturaleza.

- Entrevista publicada en el diario El Columnista, Puebla, Mxico, 1 de junio 2010.

- Laura Castellanos es periodista egresada de Comunicacin Social de la Universidad Autnoma Metropolitana. Autora de los libros Corte de Caja: entrevista al subcomandante Marcos y Mxico armado 1943-1981. Escribe en la revista Gatopardo, y ha trabajado en El Universal, La Jornada y Reforma.

- Luis Martnez Andrade es socilogo por la Benemrita Universidad Autnoma de Puebla donde recibi la distincin Cum Laude. En 2009 recibi el Primer Premio del concurso Internacional de Ensayo Pensar a Contracorriente.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter