Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Ataque terrorista israel a la Flotilla solidaria
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-06-2010

Ira popular e indiferencia oficial

Abdel Bari Atwan
al-Quds al-Arab

Traducido del rabe para Rebelin por Antonio Martnez Castro


El terrorismo de estado que ha venido practicando Israel de forma creciente a lo largo de los cinco ltimos aos representa el mayor sabotaje posible a la poltica estadounidense en el mundo rabo-islmico. An as, Joseph Biden, vicepresidente de EEUU, no ha dudado en respaldar la operacin de piratera israel contra la flotilla de asistencia humanitaria que se diriga a Gaza con el propsito de romper el embargo, considerando la matanza que perpetraron los soldados israeles como una forma legtima de autodefensa, a la vez que se opuso a cualquier inspeccin imparcial e independiente sobre este crimen.

La Administracin estadounidense est empantanada en las dos guerras fracasadas que lleva a cabo en Iraq y Afganistn en defensa de Israel y prepara una tercera contra Irn (obsrvese que los tres pases son de mayora musulmana). Tambin estuvo a punto de conseguir imponer sanciones internacionales a ste ltimo tras una serie de esfuerzos agotadores y costosas concesiones a China y Rusia para asegurarse de que no se opusiesen a la resolucin. Y ahora, vase la sorpresa que se ha llevado la Administracin con los comandos israeles que, actuando a sus espaldas, han asaltado un barco turco y asesinado a nueve activistas. An con todo, el vicepresidente Biden va y sale a dar la cara en defensa de esta accin, sin importarle siquiera la gran bofetada que se llev al coincidir su visita a Tel Aviv con el anuncio de la construccin de 1600 viviendas en la Jerusaln ocupada.

Israel que ha chantajeado a Occidente durante sesenta aos presentndose a s misma como el pequeo David, pacfico y dbil, que se ha enfrentado al Goliat rabe, enorme y engredo, es vista hoy a ojos de todo el mundo como el matn que impone embargos para matar de hambre a inocentes desarmados, secuestra barcos en aguas internacionales, ataca con fuego real a los activistas de organizaciones humanitarias y, no contento con esto y aquello, muerde adems la mano de quien lo ha estado alimentando y le ha provisto de equipos militares, negando as los favores que le han sido hechos de una manera de la que no se conocen antecedentes en la historia.

El terrorismo informativo y poltico que ha estado utilizando Israel durante los ltimos sesenta aos, siendo su arma ms notoria la acusacin de antisemitismo, el monopolio del sufrimiento, y la prohibicin de utilizar el trmino holocausto para definir cualquier otra masacre ya no surge efecto, y no slo por el uso abusivo que han hecho de l, sino tambin por las masacres horribles que ha perpetrado a sangre fra y con alevosa contra un pueblo desarmado y sometido a un cruel embargo.

A este Occidente, que ha expiado sus pecados respecto al Holocausto mediante la no condena de las masacres y crmenes israeles y el repetir con contumacia su apoyo a Israel con el pretexto de que tiene derecho a defenderse y a preservar su seguridad, se le exige hoy que purgue sus pecados frente a los palestinos por haberlos expulsado de su tierra, privado de su pas, e incluso ocultar y justificar los crmenes y embargos a manos israeles.

Se ha acabado el tiempo en el que Israel atacaba y encontraba a los rabes o musulmanes con la bandera blanca alzada a modo de rendicin y se agolpaban los occidentales en las pantallas de televisin para elogiar su rpida y determinante victoria, su precisin a la hora de destruir objetivos y el uso sobresaliente de la ms moderna tecnologa.

De hecho, los comandos israeles no cometieron ningn error durante su abordaje al barco turco; hicieron lo que ese mismo comando u otros similares estn acostumbrados a hacer en barcos, aviones o aldeas rabes. La novedad es la presencia de gente valiente a bordo de ese barco, y tal vez en barcos futuros, que decidieron enfrentarse a los israeles atacantes incluso con sillas en defensa de la dignidad y el respeto propios.

Lo que los israeles y los responsables occidentales no saben bien es que una nueva revolucin asoma con fuerza en el mundo islmico contra la humillacin y el desprecio al que estn sometidos los musulmanes actualmente. Hay muchos indicios de esta revolucin por doquier; en Iraq, en Afganistn, en la embargada Franja de Gaza, en el sur del Lbano y a bordo del Mavi Mrmara.

De ahora en adelante Israel no va a poder imponer su agenda en la regin ni tomar la iniciativa del crimen y la guerra ni ordenar a Occidente que la respalde pues no se le va a permitir continuar as. Y es que sus guerras, pequeas o grandes, afectan a todo el mundo y sus peligrosas consecuencias se propagan por las capitales occidentales en forma de terrorismo, inestabilidad y altercados callejeros.

Los rabes- y me refiero a la gente de la calle y no a los regmenes- han dejado de ser cobardes, tontos y dciles; y los musulmanes, o por lo menos la gran mayora de ellos, han dejado de comportarse como ovejas ante los invasores. Prueba de ello es que Afganistn, uno de los pueblos musulmanes ms incultos y subdesarrollados, est desangrando a la OTAN y extenuando econmica y humanamente a EEUU. La cima de la ignorancia puede vencer a la cima de la tecnologa si la primera va acompaada de valenta y dignidad, y la segunda va acompaada de perfidia, injusticia y arrogancia.

El presidente turco Abdullah Gl ha dicho que Israel pagar caro sus crmenes contra los activistas de la flotilla de la libertad, y lleva razn, puesto que Turqua dice y hace; como vimos cuando le dio un plazo de diez horas al Gobierno de Netanyahu para disculparse por el desprecio que sufri su Embajador y, efectivamente, obtuvo lo que quera; el Estado embustero y desvergonzado se vio forzado a presentar excusas por primera vez en su historia.

El primer ministro turco Recep Tayeb Erdogn dio un ejemplo de coraje y firmeza a sus homlogos rabes cuando, comportndose como un verdadero hombre poltico, exigi a Israel que liberase inmediatamente a todos los activistas de la flotilla de la libertad y el Gobierno arrogante y presuntuoso de Netanyahu accedi de inmediato sin mantener en su poder a un solo detenido y dando marcha atrs en su decisin anterior de investigar a algunos de los componentes de la flotilla y juzgarlos.

Erdogn ha vuelto a pedir a Netanyahu que se disculpe, del mismo modo que exige que se abra una investigacin internacional e independiente sobre la matanza, que los responsables sean llevados ante la justicia como criminales de guerra y que se paguen indemnizaciones a las familias de las vctimas. Y damos por descontado que Erdogn obtendr todo lo que quiere porque dispone de una base moral muy slida, de un respaldo popular vastsimo, de una estructura economica fuerte y no recibe ni un duro de ayudas estadounidenses.

En el sepelio de los mrtires de la matanza en aguas internacionales, que eran todos turcos, los atades iban envueltos con las dos banderas, palestina y turca, en lo que supone un gran cambio en la historia de la regin y el mundo. Hasta hace poco Turqua mediaba entre rabes e israeles, haca maniobras militares compartidas con estos ltimos y nadie se hubiera credo que fuese a hacer del hecho que se levante el embargo a Gaza la columna vertebral de su estrategia nacional, sacrificase mrtires para la consecucin de este objetivo legtimo y humano, y que incluso fuese a expresar su disposicin a enviar su armada para escoltar las prximas flotas de ayuda humanitaria.

Siempre nos han enseado que la moraleja se saca de los resultados, lo que es verdad. Si aplicamos este dicho a lo que ha pasado y pasa en la franja de Gaza a raz del embargo, concluimos que Israel y Occidente son los mayores perdedores por esta poltica. Y es que el embargo continuado desde hace cuatro aos bajo el paraguas del silencio del mundo libre y con su complicidad no ha derrocado el gobierno de Hams, como tampoco el hambre de la gente de Gaza les ha empujado a rebelarse contra l, como tampoco se han rendido ante las exigencias israeles, y desgraciadamente rabes tambin, as como el soldado Gilad Shalit sigue preso y el trfico de armas, que fue la razn de que se impusiese un embargo para evitar que llegasen, est en pleno auge a travs de los tneles. Adems de todo esto, la imagen de Israel y de sus aliados rabes moderados est por los suelos.

Todos estos logros son fruto de la resistencia y el sacrificio, y no son el resultado de negociaciones intiles y abrazos y sonrisas con el enviado especial de EEUU para Oriente Medio George Mitchell ni de los esfuerzos del enviado europeo para la paz [sic] Tony Blair.

En cuanto al presidente Mahmud Abbas, que goza del apoyo de Occidente, igual que Hamid Karzai en Afganistn, atraviesa ahora su peor momento de debilidad y vive completamente al margen entre presiones occidentales y estadounidenses para quitrselo de encima y negociar directamente con Hams como socio principal para cualquier futuro proceso de paz, exactamente igual que se levantan cada vez ms voces para que se negocie con el movimiento Talibn en Afganistn.

El mundo cambia deprisa en contra de los intereses de Israel, EEUU y sus aliados en el mundo rabe y lo realmente importante ahora es cmo sacar provecho de estos grandes logros y aislar cada vez ms a Israel. La efusin popular que comparten decenas de miles de personas tanto en el mundo rabo-musulmn como en las capitales occidentales no es ms que una prueba ms de los inicios del cambio que esperbamos y que llevamos clamando desde hace aos.

Al rgimen oficial rabe no le pronosticamos ningn bien por la simple razn de que est fuera de la historia, no tiene ninguna importancia ni juega ningn papel en los sucesos actuales. Es un rgimen que se pudre al igual que sus iniciativas de paz, y nosotros aqu queremos hablar de los vivos y no de los muertos, y el ignominioso y servil texto de la declaracin final de los ministros de exteriores rabes es una prueba ms de lo que aqu decimos.

http://www.alquds.co.uk/index.asp?fname=today\04z50.htm&storytitle=ff%DB%D6%C8%20%D4%DA%C8%ED%20%E6%E3%E6%C7%CA%20%D1%



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter