Portada :: Amrica Latina y Caribe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 10-06-2010

Puerto Rico
Giro inesperado en huelga universitaria

Jess Dvila-NCM
NCM Noticias/TerceraInformacin

La presidencia de la Universidad de Puerto Rico alter su clculo oficial de la insuficiencia presupuestaria, cambio que usa para justificar el aumento en cuotas que mantiene estancadas las negociaciones para resolver la huelga.


La presidencia de la Universidad de Puerto Rico alter su clculo oficial de la insuficiencia presupuestaria de cerca de 20 millones a 200 millones de dlares en menos de seis meses- cambio que usa para justificar el aumento en cuotas que mantiene estancadas las negociaciones para resolver la huelga que ha paralizado prcticamente todo el sistema.

El cambio de 1.000 por ciento en los estimados sobre la deficiencia de fondos surge al compararse el anuncio sin respaldo de cifras auditadas hecho por la oficina del presidente de la UPR este mes con el informe enviado por la misma oficina en diciembre pasado a la presidenta de la junta de sndicos, Ygr Rivera, con los anejos correspondientes, copia del cual fue obtenido por NCM Noticias.

La informacin trasciende en momentos en que ya son ostensibles los preparativos para un posible intento de tomar por asalto las instalaciones controladas por los estudiantes, que desde el 21 de abril desataron una huelga que mantiene paralizados diez de los once recintos de la UPR. Las operaciones han incluido el intento fallido de cambiar los candados y derribar las barricadas en el recinto de Bayamn y los vuelos nocturnos de un helicptero de la Polica nacional con un reflector potente, que cumpli misiones de reconocimiento a baja altura sobre los campamentos estudiantiles en el Recinto de Ro Piedras.

El manejo de la huelga por parte del Gobierno ya es motivo de una ruptura grave entre el Gobernador, Luis Fortuo, y el delegado sin voto de Puerto Rico en el Congreso de Estados Unidos, Pedro Pierluisi, ambos del oficialista Partido Nuevo Progresista. El comisionado hizo un llamado fuerte a negociar y dijo que parece mentira que el conflicto no se resolviera en una o dos semanas sin sanciones contra los estudiantes que han participado en la huelga.

Fortuo design unilateralmente como emisario suyo con el ttulo de mediador al obispo episcopal David Alvarez, a quien se provey inclusive informacin confidencial para comunicarse con dirigentes de la huelga y luego de que su misin no fructific, el propio gobernador declar que haban fracasado las negociaciones por lo que ahora lo que resta es el desalojo por orden judicial. Adems, recomend un referndum con voto secreto para que gane la opcin de acabar la huelga y reiter que el conflicto es promovido por elementos extraos que buscan desestabilizar el Estado.

La posicin de Fortuo sobre el supuesto fracaso de las negociaciones se produce a contrapelo de que las mismas se han estado desarrollando ininterrumpidamente en el edificio de la Administracin Central de la UPR y ninguna de las partes ha abandonado la mesa de dilogo a pesar de su lentitud.

Pierluisi, por su parte, advirti que el aumento en lo que se cobra a los estudiantes debe tomarse sobre bases racionales y no insistir en posiciones intransigentes de ninguna de las partes.

El Gobierno, que retir los contingentes de la polica anti motines tras varios incidentes que incluyeron la transmisin en vivo por la televisin de policas torturando a un estudiante, ha desatado en su lugar una campaa de publicidad y relaciones pblicas con intensidad similar a las de las elecciones. Adems, ha difundido a travs de los medios noticiosos que la UPR tiene un dficit de 200 millones de dlares debido a la mala administracin del anterior gobierno autonomista.

La campaa sin embargo no aclara el motivo para que no se hagan pblicos los informes auditados sobre las cuentas de la UPR desde hace dos aos, documentos reclamados no slo por los huelguistas sino por el propio Consejo de Educacin Superior, que es la entidad licenciadora del Estado. El actual presidente de la UPR, Jos Ramn de la Torre, se ha limitado a indicar que el contable pblico autorizado no ha podido certificar las cuentas pero que se harn pblicas tan pronto se resuelvan unas discrepancias.

La carta del anterior presidente interino, Miguel A. Muoz, fechada el 29 de diciembre de 2009, viene a constituir el primer documento que arroja luz sobre el delicado asunto, que plantea problemas de credibilidad para una institucin que ya tiene suficientes dificultades con la deuda de 700 millones de dlares en el mercado de bonos de Nueva York y la poltica pblica de reducir sistemticamente las aportaciones del Estado.

En la carta de Muoz se indica que en 2007-2008, la insuficiencia de fondos por estimados de ingresos incorrectos fue de 28,5 millones de dlares. Mientras tanto, para el presidente 2009-2010, la insuficiencia proyectada es de entre 18 y 26 millones de dlares y el funcionario recomend toda una serie de medidas para ajustar la situacin fiscal de la institucin.

Muoz tom en cuenta para sus clculos la reduccin programada en las aportaciones del Gobierno a la UPR, as como los 105 millones de fondos especiales enviados por EEUU como parte del programa para atender la crisis econmica. Tales fondos fueron usados en la UPR, como en muchas otras agencias del Gobierno, para cubrir temporeramente reducciones en las asignaciones presupuestarias como parte de la nueva poltica pblica para forzar una reduccin del aparato del Estado.

En el caso de la UPR, la poltica de reducir las aportaciones del Estado es uno de los asuntos que levanta preocupacin para la casa clasificadora de bonos Moodys.

La insistencia en cortarle los fondos a la UPR no slo plantea dificultades para el 80 por ciento de sus estudiantes, cuyas familias tienen ingresos menores de 30 mil dlares al ao, sino para su funcin como entidad que produce el 95 por ciento de las investigaciones cientficas. Tan grave es la situacin que el propio presidente de la Torre indic que no se ha resuelto qu hacer con la nueva torre de ciencias moleculares y dijo que la mejor opcin sera entregrsela a un consorcio que se la opere y se haga cargo de la deuda de 60 millones de dlares por su construccin.

Fuente: http://tercerainformacion.es/spip.php?article15929



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter