Portada :: Espaa :: Laboral y sindical (luchas locales, frentes globales)
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-06-2010

Reforma laboral
Decretazo sin precedentes contra los derechos de los trabajadores en el Estado espaol

David Bernardo Nevado
Rebelin


El da 16 de Junio, el gobierno del PSOE ha dado un paso ms en su claudicacin ante las presiones del gran capital y de los mercados financieros, aprobando un Decreto Ley de Reforma Laboral que abarata el despido para todos los trabajadores sin excepcin, dinamita la negociacin colectiva y recorta derecho fundamentales de los trabajadores. Desde el pasado mes de febrero, el planteamiento del gobierno contenido en el documento "Lneas de actuacin en el mercado de trabajo para su discusin con los interlocutores sociales en el marco del dilogo social" sentaba las bases de una reforma laboral dura contra los trabajadores que ahora se ha endurecido todava ms con ste Decretazo. A pesar de que el gobierno expone que la reforma laboral es para crear empleo y acabar con la temporalidad, un anlisis detallado de la misma refleja que el nico objetivo es aumentar de forma escandalosa los beneficios empresariales a costa de los trabajadores y del dinero pblico de todos, sin ninguna garanta.

El empresario puede despedir ms fcil y barato

El decreto del Gobierno modifica el artculo 51.1 del Estatuto de los Trabajadores, referido al despido objetivo (individuales o colectivos) por causas econmicas, tecnolgicas o productivas, cuya indemnizacin se reduce a 20 das por ao trabajado y 12 mensualidades como tope. Este punto concreto afecta a todos los trabajadores, ya sea a los actuales contratos fijos ordinarios como a los nuevos que se formalicen bajo la modalidad de fomento del empleo. El decreto facilita enormemente al empresario la utilizacin de ste tipo de despido barato y desprotege al trabajador por varias vas.

En primer lugar, se modifica el despido por causas econmicas en base a lo siguiente concurren causas econmicas cuando de los resultados de la empresa se desprenda una situacin econmica negativa, lo que supone que ya no se exige al empresario que el Expediente de Regulacin de Empleo (ERE) o el despido objetivo individual deba justificarse como una medida necesaria que contribuya a superar la situacin de dificultad, ni la viabilidad futura de la empresa, ni la proteccin del empleo. Con el simple hecho de acreditar una situacin econmica negativa (cada de ventas, prdidas econmicas coyunturales o depreciacin de activos), el empresario puede despedir sin ms explicacin ni justificacin ante situaciones que en muchas ocasiones se deben a la mala gestin, la incapacidad de direccin y de planificacin del propio empresario. En esta misma lnea el decreto mandata a la jurisdiccin social y a la autoridad laboral competente para aprobar los EREs- a que se centren exclusivamente en comprobar la existencia de la causa sin ms justificacin para aprobar los despidos, cuando dice lo siguiente La autorizacin proceder cuando de la documentacin obrante en el expediente se desprenda que concurre la causa alegada por el empresario.

En segundo lugar, se facilita ste tipo de despido al empresario recortando las garantas y los derechos del trabajador en la tramitacin del procedimiento del despido objetivo individual, declarando que si el empresario incumple los aspectos formales del mismo, el despido ya no ser declarado nulo como en la legislacin anterior sino improcedente. En ste sentido, adems del ET se modifica la Ley de Procedimiento Laboral con lo siguiente la decisin extintiva se considerar improcedente cuando no se acredite la concurrencia de la causa en que se fundament la decisin extintiva o cuando no se hubieran cumplido los requisitos establecidos en el apartado 1..

En tercer lugar, el preaviso al trabajador pasa de 30 a 15 das en el despido objetivo individual, con lo cual el trabajador pierde 15 das de salario y se abarata todava ms ste despido. Asimismo, se restringen todava ms las garantas del trabajador al no reconocer el decreto que el incumplimiento de ste preaviso por parte del empresario sea motivo de despido improcedente (45 das y mximo 42 mensualidades en los fijos ordinarios), cuestin que dice as la no concesin del preaviso o el error excusable en el clculo de la indemnizacin no determinar la improcedencia del despido.

En cuarto lugar, se establece el denominado despido express en los contratos de fomento del empleo para los casos de despido objetivo con la eliminacin de los salarios de tramitacin si el empresario reconoce la improcedencia del despido (33 das por ao y mximo 24 mensualidades).

Se generaliza a casi todos los colectivos el contrato de despido a 33 das

El decreto del gobierno abre otra puerta para abaratar el despido a todos los trabajadores que no tengan actualmente en vigor el contrato fijo ordinario o sean fichados de una empresa a otra. El contrato de fomento del empleo (33 das) se generaliza a todos los colectivos, con lo que los contratos ordinarios (45 das) van a quedar en desuso y se va a producir una mayor atomizacin de los trabajadores con diferentes tipos de contratos y derechos que trae como consecuencia una precarizacin general de las condiciones de trabajo.

El empresario consigue que 8 das de la indemnizacin por despido los pague el FOGASA y ms ayudas pblicas

Desde la aprobacin del decreto hasta el ao 2012, los empresarios no tendrn que pagar 8 das de de salario por ao trabajado para el caso de los despido objetivos tanto procedentes como improcedentes de los contrataos fijos ordinarios y de los contratos fijos de fomento del empleo. El Fondo de Garanta Salarial FOGASA que dispone de 3.600 millones de supervit- para utilizarlo en amparar a los trabajadores afectados en empresas en quiebra, ser el que abone los citados 8 das de indemnizacin al trabajador, con lo que el coste del despido para el empresario se abarata an ms. Asimismo, el decreto garantiza y se compromete con los empresarios a que el denominado modelo austraco no va a tener coste alguno en las cotizaciones empresariales, por lo que el denominado Fondo de capitalizacin del que habla el gobierno no se sabe quin lo va a financiar dentro de un ao; sin embargo, algo es seguro, no lo van a financiar los empresarios. Una medida ms de ayuda a la patronal que en un contexto de fuerte crisis econmica, constituye un autntico incentivo, amparado por el gobierno, para despedir trabajadores. Adems, se realizan rebajas en las cotizaciones empresariales para los contratos de fomento del empleo, de prcticas y de formacin, as como en la reduccin de jornada en los Expedientes de regulacin de Empleo Temporal; o sea, ms dinero pblico de ayuda para los empresarios.

Se golpea duramente el derecho de los trabajadores a la negociacin colectiva

En un contexto de crisis general, paro masivo y miedo a perder el puesto de trabajo, el instrumento de la negociacin colectiva por sector, territorial y por empresa aglutina a los trabajadores como clase y refuerza la unidad del movimiento obrero ms all del lmite estrecho del propio centro de trabajo. Pues bien, el decreto contiene una serie de medidas que modifican el ET en relacin a que las empresas, de forma unilateral, puedan romper ms fcilmente las condiciones salariales y de trabajo reflejadas en un acuerdo o convenio colectivo, las llamadas clasulas de descuelgue. Se aumenta el poder del empresario al dejar la puerta abierta de que un rbitro pueda resolver las discrepancias con fuerza vinculante, sobre todo en las materias propias de convenios colectivos sectoriales que en la legislacin anterior reflejaba la necesidad de acuerdo entre empresa y trabajadores, y ahora deja la solucin de discrepancias a un laudo arbitral que parece ser nombrado de forma voluntaria por las partes. Esto suaviza lo presentado el pasado da 11/6/2010, aunque en la tramitacin del decreto como proyecto de ley es previsible que los partidos de la derecha poltica (PP, CiU y PNV) van a introducir cambios que empeorar seguramente ste decreto para los trabajadores.  El objetivo del decreto en lo que respecta a la negociacin colectiva trata de profundizar la atomizacin de la clase obrera a la hora de luchar de forma general en defensa de las condiciones de empleo y trabajo. Se relega la negociacin colectiva al mbito de empresa flexibilidad interna que en la prctica es un "slvese quin pueda", introduciendo la competencia entre las mismas para reducir las condiciones de trabajo forzando, en un contexto de paro masivo, a la prdida de derechos de los trabajadores en las empresas con menos fuerza laboral y sindical. El hecho resultante de ste recorte en la negociacin colectiva, slo puede ser unas relaciones laborales a la carta para el empresario y un fuerte retroceso de los derechos laborales de los trabajadores de forma general, mxime en el actual contexto de paro creciente y de crisis del capitalismo.

Ms precariedad laboral

El gobierno habla de reducir la temporalidad, pero de forma inmediata el decreto levanta la restriccin a que operen las Empresas de Trabajo Temporal (ETTs) en los sectores de la construccin y la administracin pblica, sectores hasta ahora vedados. Asimismo, abre la puerta a las agencias privadas de colocacin con nimo de lucro, lo que en la prctica es el inicio de la privatizacin de los servicios pblicos de empleo (INEM) y el comienzo de la reduccin de plantilla en el empleo pblico de los mismos, a la vez de convertir los servicios de empleo en un negocio para empresas privadas. Sin embargo, las medidas ms positivas contra el abuso en los contratos temporales se aplazan hasta el ao 2015, como es el caso del aumento de la indemnizacin a 12 das de salario por ao trabajado en el caso de los contratos de obra o servicio y la restriccin a stos mismos contratos de tener una duracin mxima de 3 aos, ampliable a otro ms mediante la negociacin colectiva. Medidas positivas pero claramente impotentes y simblicas para frenar la temporalidad y el abuso en sta modalidad de contratacin que hacen los empresarios.

ste Decretazo recorta derechos laborales y no va a crear empleo ni reducir la temporalidad

Estamos ante una inaceptable contrarreforma laboral. En primer lugar, porque se pretende aumentar los beneficios empresariales a costa del empeoramiento en los salarios, condiciones de trabajo y recorte de los derechos de las clases trabajadoras de ste pas. En segundo lugar, porque se pide sacrificios inhumanos a los trabajadores para ayudar a especuladores y banqueros que slo se han dedicado a destruir riqueza, provocando un agujero multimillonario en la economa mundial de dimensiones histricas. En tercer lugar, porque la tasa de paro de ste pas es un autntico escndalo que hay que acometer de manera urgente, mediante una intervencin pblica contundente expropiando empresas y bancos, bajo control de los trabajadores y la movilizacin de toda la sociedad. Slo salarios dignos, condiciones dignas, crdito e inversin al servicio de las necesidades sociales pueden dar un impulso de 180 a la actividad econmica para que se cree empleo y acabemos con la lacra del paro de una crisis de la que no somos responsables.

Quieren dejarnos a los trabajadores en alpargatas y no podemos permitirlo, slo con una movilizacin general continuada pararemos stos ataques. Los dirigentes de UGT y CCOO deben de sacar conclusiones serias y reflexionar sobre a dnde nos han llevado los aos de mesas de dilogo huecas , ya en el pasado febrero se vislumbraba una contrarreforma laboral dura y cometieron el error de entrar en esa negociacin que a todas luces ha envalentonado a la patronal y sembrado la confusin entre los trabajadores. Pero rectificar es de sabios, la convocatoria de huelga general del 29 de septiembre es un paso positivo, necesario y fundamental, pero no puede ser un fin en s mismo. La huelga general debe de ser el primer paso para frenar stos ataques y tambin para constituir un polo de lucha y de referencia de los trabajadores en enarbolar una alternativa de transformacin socialista de la sociedad que realmente acometa la gran reforma de acabar con el sistema capitalista y sus agujeros multimillonarios de deudas y de ruina.

David Bernardo Nevado. CGT Hotel Puente Romano (Marbella)

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter