Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Ataque terrorista israel a la Flotilla solidaria
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 20-06-2010

Un proyecto para siglos despiadados
Embargos y bloqueos como mtodos de guerra

Felicity Arbuthnot
Global Research

Traducido del ingls para Rebelin por Germn Leyens


Escucho al mirlo. Una cancin para los que murieron.

En 1990, en una de las lneas ms escalofriantes escritas en la historia reciente, Gary Clyde Hufbauer y otros escribieron, sobre los embargos, en un documento consultivo para el Gobierno de George H.W. Bush: : ... Presentamos nuestra preseleccin de qu hacer y qu evitar para los arquitectos de una poltica de sanciones con el propsito de cambiar las polticas del pas en cuestin (3) Concentros en los dbiles y desvalidos (5) Imponed el mximo coste a su objetivo (1) En el Da de Hiroshima de 1990, el mayor embargo jams impuesto por la ONU se aplic conra Iraq.

Esta arma silenciosa y exhaustiva de destruccin masiva ese utiliza cada vez ms como mtodo de guerra, a menudo por una indolente ONU, presionada por EE.UU., o por cuenta de los amigos que le quedan. Los hombres, mujeres y niosvctimas de esa nica e incomparable privacin, que niega o debilita todas las normas de la vida, son por lo tanto el objetivo de unas Naciones Unidas establecidas para:

reafirmar la fe en los derechos fundamentales del hombre, en la dignidad y el valor de la persona humana, en la igualdad de derechos de hombres y mujeres y de las naciones grandes y pequeas,

promover el progreso social y elevar el nivel de vida dentro de un concepto ms amplio de la libertad, emplear un mecanismo internacional para promover el progreso econmico y social de todos los pueblos

Como seal Hufbauer: ciento setenta casos de sanciones econmicas se han impuesto desde la Primera Guerra Mundial. Cincuenta de dichos casos se introdujeron en los aos noventa.

Ya que el poder siempre tiene la razn, slo se exige que los pases objetivos respeten escrupulosamente la legalidad internacional. En realidad, lo que se les exige es una serie confusa de objetivos en movimiento. Se cumple una demanda e inmediatamente despus aparece otra no mencionada anteriormente. Los poderosos delincuentes, sin embargo, se llevan por delante todo lo que se interponga en su camino.

El Protocolo I, Artculo 54, de la Convencin de Ginebra, es inequvoco en cuanto a la ilegitimidad de utilizar el acceso a recursos vitales como mtodo de combate:

"Se prohbe utilizar el hambre como mtodo de guerra.

Se prohbe atacar, destruir, sustraer o inutilizar los bienes indispensables para la supervivencia de la poblacin civil, tales como los artculos alimentarios y las zonas agrcolas que los producen, las cosechas, el ganado, las instalaciones y reservas de agua potable y las obras de riego, con la intencin deliberada de privar de estos bienes, por su valor como medios para asegurar la subsistencia, a la poblacin civil o a la parte adversa, sea cual sea el motivo, ya sea para hacer sufrir hambre a las personas civiles, para provocar su desplazamiento, o con cualquier otro propsito".

Los iraques, mientras sufran los implacables aos del embargo, culpaban a Israel. Israel est detrs de esto era el refrn repetido. Como a Israel se le culpa de casi todos los infortunios de Oriente Prximo, era una afirmacin que yo, como otros corresponsales y visitantes, descartbamos repetidamente, como una conspiracin que iba demasiado lejos, que poda enfrentarse con una mirada desdeosa, que se traduca como Eso es estpido y eso es realmente estpido.

Menos de cuatro aos despus de la imposicin del embargo a Iraq, en Kuala Lumpur, en mayo de 1994, la Conferencia de Malasia contra Sanciones Econmicas a Iraq, public una Resolucin que sealaba que las sanciones econmicas ms severas jams presenciadas en la historia (de la ONU) se haban impuesto contra Iraq. (2) La Resolucin segua diciendo:

esas sanciones econmicas asesinas contra Iraq ya se han cobrado por lo menos 400.000 vidas, muchas de ellas de nios y mujeres, mientras cientos de miles de personas ms sufren desnutricin, enfermedades y hambre, causadas por instalaciones mdicas inadecuadas y condiciones sanitarias en rpido deterioro. Los dbiles y desvalidos de Hufbauer estaban pagando el coste mximo a una tasa de ms de 100.000 personaspor ao, en nombre de: Nosotros los pueblos de las Naciones Unidas

La Conferencia de Kuala Lumpur tambin registr, que Iraq (como ahora Palestina) estaba privado de materiales cientficos, mdicos, educacionales y culturales. Adems, a pesar del cumplimiento por Iraq de todas las Resoluciones relevantes del Consejo de Seguridad (las sanciones continuaron) por la influencia de EE.UU. y su aliado Gran Bretaa y que el verdadero objetivo del embargo fue: controlar la inmensa riqueza petrolera de Iraq y de la regin del Golfo (y lograr) una estructura del poder en la regin que favorezca a EE.UU., Occidente e Israel

Exactamente dos aos despus, en mayo de 1996, Lesley Stahl pregunt a Madeleine Albright, entonces embajadora de EE.UU. ante las Naciones Unidas (en 60 Minutes): Hemos odo que ms de medio milln de nios han muerto ms nios que los que murieron en Hiroshima y dgame, vale la pena el precio?

Con palabras resueltas, despiadadas, Albright, ella misma abuela, respondi de manera inolvidable: Pienso que se trata de una decisin muy difcil, peropensamos que el precio vale la pena.

Comparando el bloqueo impuesto por Israel a Gaza con el de Iraq, las similitudes son de una fuerza escalofriante. Iraq, que depende en un setenta por ciento de importaciones, desde fertilizantes a productos farmacuticos, desde materiales de construccin a mantenimiento mdico, fue bombardeado para devolverlo a la era pre-industrial en 1991. Se le denegaron todos los recursos, no slo para la reconstruccin, sino tambin alimentos, bebidas gaseosas, papel, libros, peridicos, productos cosmticos, lapiceras, lpices, pizarrones, juguetes, instrumentos musicales, hojas de partitura, literatura comercial y profesional (incluyendo el New England Journal of Medicine y The Lancet), pelotas de ping-pong. Suministros que difcilmente se pueden considerar de doble uso para transformarlos en armas de destruccin masiva o incluso para jugar a la guerra en el patio del colegio.

Las escuelas para nios ciegos y sordos se cerraron artculos especiales para sus necesidades como libros en braille, audfonos y las bateras necesarias para ellos, tambin se vetaron.

Asimismo rechazaron los pedidos de ambulancias, bombardeadas en 1991, o inutilizadas por falta de repuestos. Cuando despus de una dcada se permiti que unas pocas llegaran, se les negaron los medios de comunicacin usualmente incorporados por si acaso se desviaban para uso militar. Los ms dbiles y los ms desvalidos, fueron ciertamente el objetivo, al mximo coste. Las palabras del seor Hufbauer se siguieron al pie de la letra y ms all.

En Gaza, destruida en gran parte en diciembre-enero de 2008/2009 por los bombardeos israeles, los bienes bloqueados por Israel (3) incluyen todos los materiales de construccin (cemento, hierro, madera, asfalto, yeso) t, caf, salvia, cardamomo, comino, coriandro, jengibre, mermelada, halva, vinagre, nuez moscada, golosinas, chocolate, conservas de fruta, semillas y nueces, galletas y dulces, patatas fritas, gas para gaseosas, frutas secas, carne fresca, yeso, asfalto, madera para la construccin, cemento, hierro, glucosa, sal industrial, contenedores de plstico/vidrio/metal, margarina industrial, lonas para casuchas, tejidos para vestimenta, bombillas para alumbrar, zapatos, planchas, juguetes, lpices, colchones, frazadas, champ, acondicionador. Todos, en realidad, artculos que anteriormente se vetaron en Iraq.

Como en el caso de Iraq, tambin prohibieron los instrumentos musicales y las cuerdas para ellos. Constituyen ahora Brahms y Beethoven, el sonido repetitivo o alegre del piano, del violn, la flauta, el lad y su pariente musical de Oriente Prximo, el oud, un acto terrorista?

Como en el caso de Iraq, el agua sigue siendo un arma biolgica mediante la falta de productos qumicos purificadores y de repuestos. Escuelas, hospitales, plantas de tratamiento de agua, mezquitas y casas siguen en ruinas por falta de materiales de construccin.

La organizacin de derechos humanos israel B'tselem seala en un Informe de 45 pginas publicado esta semana dice que: un 95% de las fbricas estn cerradas y un 93% del agua est contaminada. El Artculo 54 de la Convencin de Ginebra, como la Convencin de la ONU sobre los Derechos del Nio, est en la hoguera de la historia.

La mayor parte del ganado de Iraq muri en los bombardeos, y atacaron y destruyeron toda la produccin comercial de pollos. La importacin de ganado se prohibi. En Palestina, se niega la importacin de: caballos, asnos, cabras, ganado, pollos y calefaccin para la produccin de pollos-. Junto con sembradoras para vstagos. Cuando las lanchas patrulleras israeles no disparan contra los pescadores, en todo caso se les niegan las redes y las caas de pescar como en Iraq-

En Iraq, los aviones estadounidenses y britnicos, que patrullaban (ilegalmente) los refugios un nombre absurdo inventado (por ellos) del norte y del sur (1992-2003) lanzaban rutinariamente bengalas sobre trigo y cebada cosechados incinerando las preciosas cosechas. En Palestina, mujeres que cosechan trigo han sido atacadas por fuerzas israeles usando municin de guerra mientras escribimos estas lneas. La destruccin de granjas palestinas, huertos de olivos y ctricos, campos comerciales de flores, huertos de vegetales y albaricoques,se repite constantemente.

David Halpin, mdico especializado en ortopedia y ciruga, fundador de la organizacin benfica britnica Dove and Dolphin (www.doveanddolphin.org.uk) explica las condiciones en las que llegan los artculos del puerto de Ashdod (en Israel), cuando finalmente se entregan en Gaza. Un envo de Dove and Dolphin, llevado en barco a travs de Chipre, inclua numerosas cajas de vestimentas donadas, cuidadosamente lavadas y planchadas por su esposa y empaquetadas por ambos durante muchas semanas catteres, ordenadores, mquinas de coser y tejer, la base para la creacin de unos pequeos negocios domsticos.

El envo estuvo en los muelles de Ashdod desde agosto hasta diciembre. Cuando finalmente lo entregaron los catteres estaban estropeados y ninguno de los ordenadores y las mquinas de coser o de tejer estaban en condiciones de funcionar. Las docenas de cajas con ropa amorosamente lavada, doblada, haban sido abiertas por las autoridades israeles usando corta cartones y haban desgarrado irreparablemente la mayora de la ropa.

Finalmente entregaron las sillar de ruedas -sin las bateras para poder utilizarlas- Una maldad maquiavlica.

Desde la masacre del 31 de mayo en el Mavi Mrmara, Israel anunci la flexibilizacin del bloqueo de Gaza. Si el sufrimiento de Gaza no fuera una herida abierta en la cara de la humanidad, este intento pattico de relaciones pblicas internacionales sera cmico. El territorio, necesitado de cuidados intensivos, puede importar ahora productos de lujo como crema de afeitar, mermelada y patatas fritas- Siguen bloqueando los materiales de construccin para iniciar la reparacin de los daos del ataque del ao pasado, ya que podran ser utilizados para construir bnkeres. Irnicamente, como seala David Halpin, se exige por ley a los palestinos que tienen permiso (otorgado por Israel) para vivir en Jerusaln que construyan un bnker en sus casas, a un coste de cerca de 20.000 dlares -una fortuna en la regin-

La frase comodn de que los materiales de construccin podran utilizarse parapropsitos militares, tambin se ha tomado directamente del manual para el sitio de Iraq, as como: El bloqueo israel de Gaza, incluye una lista de bienes compleja y en permanente cambio

Podra decirse que el mundo experimenta un retroceso. Geoff Simons escribe que el ejemplo antiguo (de bloqueo) ms celebrado fue el decreto de Mgara en la antigua Grecia, publicado por Pericles, en 432 a.de C., (como reaccin) por el secuestro de tres mujeres aspasianas.

Los megarianos negaron las necesidades vitales fueron rechazados (y se declar) que no estarn en nuestra tierra, en nuestro mercado, en el mar (4) Los hechos en disputa respecto a la supuesta captura, por Hams, del soldado de las FDI [ejrcito israel], casi dos milenios y medio despus es una razn dada para castigar colectivamente al pueblo de Gaza.

Otra analoga de Simons relacionada con Iraq es un asedio ingls del Siglo XII en el que hasta que no se acab el agua no se consigui la capitulacin, la interrupcin de los suministros y la muerte por hambre de la guarnicin, lo lograrn. En el caso de Iraq, como en Gaza, la guarnicin es todo el pas.

Vale la pena sealar dos comparaciones finales. En 1996, la poblacin de Iraq haba llegado a un nivel humanitario bajo mnimos. El acuerdo denominado Petrleo por alimentos de la ONU se haba pactado un ao antes, por lo tanto los organismos de ayuda se haban retirado, pero mientras continuaban los juegos de la ONU, no aparecan los dineros. Con las cuentas bancarias iraques congeladas en todo el mundo, regan las privaciones en un pas que tiene probablemente las mayores reservas de petrleo del mundo segn la opinin de algunos expertos.

Las autoridades iraques autorizaron un vuelo con provisiones humanitarias ofrecidas por USAID. Al volver a EE.UU., los medios noticiosos aparecieron plagados de informes de que los "portadores de ayuda haban descubierto que las historias sobre privaciones causadas por el embargo eran falsas, que Iraq estaba inundado de dinero y bienes y de una poblacin gozosa que en gran parte celebraba en lugares nocturnos costosos hasta la madrugada.

Este mes Israel, bajo presin despus del bao de sangre de la flotilla y ante una poblacin mundial que cadavez controla ms que los cdigos de barras en los artculos que compra no incluyan el nmero 729, el de Israel, presentaron a los medios del mundo mens de restaurantes de Gaza que hacan agua la boca, platos deliciosos que demostraban que el sitio de Gaza no existe. Mientras las mujeres siguen dando a luz en los puestos militares de control israeles y se niega la normalidad, el promotor Shuki Weiss declar de manera bufonesca que la suspensin de una serie de actos internacionales de presentaciones en Israel, en protesta por el trato que dan a Gaza, constituye: terrorismo cultural.

Estoy colmado de pena y dolor a la luz del hecho de que nuestros repetidos intentos de presentar actos y festivales de calidad en Israel sufren cada vez ms de lo que slo puedo describir como una forma de terrorismo cultural que ataca a Israel escribi.

Han afectado psicolgicamente las terribles convulsiones que vivi al pas que tena tantas esperanzas en un refugio propio? A veces las acciones ms pequeas dicen ms que las casi incomprensibles.

Cuando el autor Henning Mankell, despus de sobrevivir al Mavi Mrmara, finalmente tom un vuelo a casa, escribi:

A bordo del avin, la azafata me da un par de calcetines. Porque los mos me los rob uno de los comandos que atacaron el barco en el que iba.

El mito del soldado israel bueno y extremadamente infalible est destrozado. Ahora podemos agregar: son ladrones comunes. Porque no soy el nico al que le robaron su dinero, su tarjeta de crdito, ropa, aparato de MP3, laptop; lo mismo les sucedi a muchos otros en el mismo barco que yo, que fue atacado temprano por la maana por soldados israeles enmascarados, que en realidad no eran, por lo tanto, otra cosa que piratas mentirosos.

Gaza tiene gas natural, Iraq petrleo. Tal vez no slo los calcetines y pertenencias personales sean objeto de piratera, sino que adems, cuando se impongan ms sanciones a otro Estado rico en petrleo, Irn, en la prxima semana, tambin los pases sern vctimas de la piratera poltica.

Notas

1. Gary Clyde Hufbauer, Jeffrey J. Schott and Kimberly Ann Elliot, Economic Sanctions Reconsidered: History and Current Policy (Washington, D.C.: Institute for international Economics, 1990, p.114.) Citado en Geoff Simons : "The Scourging of Iraq", MacMillan, actualizado en 1998.

2. Citas referenciadas en la invaluable fuente de Geoff Simons, mencionada anteriormente.

3. http://www.gisha.org/UserFiles/File/publications/Products060610_Eng.pdf

4. Simons, ibd.

5. http://www.globalresearch.ca/index.php?context=va&aid=19680

Copyright Felicity Arbuthnot, Global Research, 2010

Felicity Arbuthnot es periodista y activista. Ha visitado Iraq en numerosas ocasiones desde la Guerra del Golfo de 1991. Ha escrito y efectuado numerosas emisiones sobre Iraq; su trabajo ha sido nominado para varios premios. Fue tambin investigadora en la elaboracin del documental Paying the Price, Killing the Children of Iraq, que gan el premio John Pilger

Fuente: http://www.globalresearch.ca/PrintArticle.php?articleId=19756

rCR



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter