Portada :: Iraq
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-02-2005

Lo que no te dicen sobre la eleccin

Dahr Jamail
Rebelin

Traducido para Rebelin por Germn Leyens


El da de sangre y elecciones ha pasado, y las resonantes trompetas de los medios corporativos que lo saludan como una demostracin exitosa de democracia ya ofrecen slo un estruendo mitigado.

Despus de un da que dej a 50 muertos en Irak, tanto civiles como soldados, la cantidad de muertos fue saludada como una cifra que fue menos de lo esperado. Por lo tanto... aceptable, segn los estndares de la administracin Bush y los medios corporativos. Despus de todo, slo uno de ellos era estadounidense, el resto eran civiles iraques y soldados britnicos.

El truco de utilizar el da de elecciones en Irak para justificar la continua ocupacin fracasada de Irak parece haber resultado, si lo nico que se considera son los medios dominantes.

Participacin mayor de lo esperado, bramaron los medios televisivos dominantes de EE.UU. Algunos citaron una cifra de un 72%, otros de un 60%.

Lo que no te dijeron fue que esta cifra fue suministrada por Farid Ayar, el portavoz de la Comisin Electoral Independiente para Irak (IECI) antes de que se cerraran las urnas.

Cuando le preguntaron por la exactitud del clculo de participacin de los votantes durante una conferencia de prensa, Ayar ech marcha atrs respecto a su primera cifra, diciendo que un clculo ms cercano era ms bajo que su clculo inicial y que sera ms bien como un 60% de los votantes inscritos.

El portavoz de la IECI dijo que su cifra anterior de un 72% era slo una conjetura y que slo era un clculo, que se basaba en clculos verbales, muy aproximados, reunidos informalmente en el terreno. Tomar un cierto tiempo hasta que el IECI publique cifras exactas sobre la participacin.

Refirindose a ambas cifras, Ayar pas a agregar: Los porcentajes y las cifras slo vienen despus del recuento y sern anunciadas cuando haya terminado... Es demasiado pronto para decir que esas fueron las cifras oficiales.

Pero no es la tergiversacin ms importante cometida por los medios dominantes.

Lo que tampoco te dijeron es que los que votaron, hayan sido un 35% o incluso un 60% de los votantes inscritos, no votaron en apoyo de una continua ocupacin de su pas por EE.UU.

En realidad, votaron precisamente por la razn opuesta. Cada iraqu con el que habl de los que votaron explic que creen que la Asamblea Nacional que ser formada pronto significar el fin de la ocupacin.

Y esperaban que el llamado a que se retiren las fuerzas extranjeras de su pas ocurra lo ms pronto posible.

Esto lleva a que se vean de otra manera ahora las secuencias de iraques jubilosos, vitoreando, no es cierto?

Pero despus de todo, la mayora de la gente en EE.UU. que mira CNN, FOX, o cualquiera de las otras cadenas principales no lo ver as. En su lugar, oir lo que dijo Mr. Bush: El mundo escucha la voz de la libertad desde el centro de Medio Oriente y lo escuchar como si fuera realidad porque la mayora de los principales medios noticiosos ni siquiera toca la superficie de las secuencias en pelcula de felices votantes iraques que estn aqu, en el pas del caos y la violencia diaria, sin trabajo, sin electricidad, con poca agua potable y sin gasolina (en todo caso para los iraques).

Y Bush es mostrado por los medios como portador de la democracia a Irak por el simple hecho de que tuvo lugar esta as llamada eleccin, por chapucera que haya sido. Las apariencias sugieren que la mayora chi en Irak obtendr por fin su representacin proporcional en un gobierno. Se ve bien en el papel.

Pero, a medida que continas leyendo, las razones aparentemente altruistas de esta eleccin, como la muestra la administracin Bush y como la ensalza la mayora de los medios dominantes, son todo lo contrario.

Y los iraques que votaron estn escuchando otros sones que pretenden un fin de la ocupacin.

Ahora sigue vigente la pregunta: qu pasa cuando se forme la Asamblea Nacional y ms de 100.000 soldados de EE.UU. continen en el terreno en Irak y la administracin Bush contine negndose a presentar un programa para su partida?

Qu pasar cuando los iraques vean que cuando ya hay cuatro bases militares permanentes de EE.UU. en su pas, en lugar de comenzar a desmontarlas, construyan ms bases, como lo est haciendo ahora mismo la antigua compaa de Cheney, Halliburton,?

Antonia Juhasz, experta de Foreign Policy in Focus, escribi un artculo justo antes de la eleccin que saca a la vista un tpico que ha perdido atencin en medio de la reciente fanfarria sobre las elecciones en Irak.

Petrleo

Pienso que vale la pena incluir gran parte de su material aqu, ya que va muy bien con el tpico de hoy de las cosas que no le estn diciendo a la mayora de la gente los portadores de la democracia al corazn de Medio Oriente.

El 22 de diciembre de 2004, el Ministro de Hacienda Iraqu, Abdel Mahdi, inform a un puado de reporteros y de especialistas de la industria en el Club Nacional de Prensa en Washington, D.C. que Irak quiere aprobar una nueva ley que abrira la compaa nacional de petrleo de Irak a la inversin privada extranjera. Como explic Mahdi: As, pienso que es muy promisorio para los inversionistas estadounidenses y para los negocios de EE.UU., ciertamente para las compaas petroleras.

En otras palabras, Mahdi propone que se privatice el petrleo iraqu y que se ponga en manos corporativas estadounidenses.

Segn el ministro de hacienda, los extranjeros tendran acceso tanto a la inversin petrolera descendiente como tal vez incluso ascendiente. Esto significa que los extranjeros podrn vender petrleo iraqu y poseerlo en el terreno el motivo mismo por el que muchos argumentan que EE.UU. comenz la guerra para comenzar.

Como explic el informe de orientacin de la defensa del vicepresidente Dick Cheney en 1992: Nuestro objetivo general es seguir siendo la potencia extranjera predominante en la regin [Medio Oriente]

y preservar el acceso estadounidense y occidental al petrleo de la regin.

Aunque pocos en los medios estadounidense, con la excepcin de Emad Mckay de Inter Press Service informaron sobre o incluso asistieron a la conferencia de prensa de Mahdi, el anuncio fue hecho mientras el subsecretario de estado de EE.UU., Alan Larson se encontraba al lado de Mahdi. La intencin era enviar un mensaje - pero a quin?

Resulta que Abdel Mahdi se presenta a las elecciones del 30 de enero en la lista del Consejo Supremo de la Revolucin Islmica (SCIR), el principal partido poltico chi. Aunque el anuncio de la venta del recurso que asegura un 95% del ingreso total iraqu no le conseguir muchos votos iraques, sin duda le aportar un tremendo apoyo del gobierno de EE.UU. y de las corporaciones de EE.UU.

El SCIR de Mahdi es de lejos el partido con ms probabilidades en las elecciones, en especial ya que se ha hecho ms y ms imposible que los sunes voten porque las regiones en las que viven caen ms y ms en un caos mortal. Si Bush hubiese sugerido al Primer Ministro Interino de Irak, Iyad Alaui, que las elecciones se postergaran, las posibilidades de victoria de Mahdi y del SCIR hubieran indudablemente disminuido.

Agregar que la lista de partidos polticos a la que pertenece el SCIR de Mahdi, la Alianza Unida Iraqu (UIA), incluye al Consejo Nacional Iraqu, que es dirigido por un antiguo amigo de la administracin Bush, que suministr toda la informacin falsa que necesitaban para justificar la invasin ilegal de Irak, precisamente Ahmed Chalabi.

Tambin debera prestarse atencin al hecho de que el primer ministro Iyad Alaui tambin suministr a la administracin informacin amaada utilizada para justificar la invasin, pero dirige otra lista chi diferente que probablemente conseguir casi tantos votos como la lista de la UIA.

Y la UIA tiene la bendicin del venerado clrigo chi nacido en Irn, el gran ayatol Ali al-Sistani. Sistani dict una fatwa en la que ordenaba a su inmensa masa de seguidores que votara en las elecciones, o podran arriesgar el infierno.

Por lo tanto, se podra decir que la administracin Bush ha hecho un trato con el SCIR: petrleo iraqu a cambio de un poder poltico garantizado. Los estadounidenses pueden permitirse un negocio semejante porque Bush an controla lo que sucede en Irak.

No importa qu ocurra en las elecciones, la administracin Bush va a controlar el principal pozo de dinero disponible en Irak (los 24.000 millones de dlares en dinero del contribuyente estadounidense destinados a la reconstruccin), la mayor cantidad de militares y las reglas que controlan la economa de Irak, por lo menos durante el prximo ao en el que la recin elegida Asamblea Nacional escribir una constitucin. Tanto el dinero como las reglas, por su parte, sern controlados por auditores e inspectores generales nombrados por EE.UU., que estarn en cada ministerio iraqu con contratos por cinco aos y una autoridad total sobre los contratos y las regulaciones. Sin embargo, lo nico que no ha podido conferirse la administracin es un acceso garantizado al petrleo iraqu es decir, hasta ahora.

Y hay tantas cosas ms que no te estn diciendo. Como a los iraques que votaron, creyendo que al hacerlo lograran terminar con la ocupacin de su pas.

http://dahrjamailiraq.com/weblog/archives/dispatches/000193.php#more




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter