Portada :: Mentiras y medios
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-07-2010

Sobre Vcky Pelez, presa en las ergstulas de USA

Winston Orrillo
Rebelin


Estoy seguro que ninguno de los americanos que piensan porque alguno habr que lo haga- creer en la difundida noticia de que la muy querida chola Vicky Pelez, reportera hasta los huesos y periodista de polendas, se haba metamorfoseado en espa al servicio de Rusia.

Esto suena a humor negro, si no fuera la ms preclara muestra del intento de amedrentamiento que, en el llamado paraso de la libertad, se hace contra una periodista y contra el periodismo, en general- que se atreve a poner la pica en Flandes, denunciar el sinsentido del Establishment y decirle al pan, pan y al vino vinagre (en este caso).

Las columnas de Vicky Pelez, cusquea si mal no recuerdo, eran como un tbano, como un permanente aguijn que desenmascaraba la pseudo-democracia del american way of life y, en cada una de sus notas, reportajes o artculos de opinin, sentaba ctedra acerca de lo que sigue siendo la misin fundamental del periodismo: decir la verdad le pese a quien le pesare.

Reedicin de la mtica lucha de David contra Goliat, la pluma impertrrita de la periodista peruana era un permanente ariete contra la mascarada en la que se funda la avariciosa y genocida poltica del imperialismo norteamericano y sus turiferarios.

Decir la verdad es reeditar lo que escribiera nuestro ms ilustre pensador, Jos Carlos Maritegui. Mutatis mutandis, l perge lo que sigue: para un intelectual, para un pensador (para un periodista, aadimos nosotros) la prisin no es sino un accidente de trabajo.

El haber urdido ese mamarracho de acusacin contra Vicky Pelez, lo repetimos, es un caso ms de amedrentamiento contra la libertad de expresin. Tarea para la SIP (digo, es un decir), pero mejor se la encargamos a la querida FELAP. Y a los organismos defensores de los periodistas en nuestro pas, llmense Colegio de Periodistas o Federacin Nacional de Periodistas.

Abanderada permanente del hombre nuevo y de sus expresiones en la patria de Mart, en la Repblica Bolivariana de Venezuela, en la Nicaragua de Sandino reencarnado, en la meseta altiplnica de Evo y su lan milenario, en el Ecuador de Rafael, que echa al tacho de basura el TLC: stos son en realidad, sus delitos: Pensar libremente (y escribirlo), amar ese nuevo mundo, esa nueva humanidad que ha emprendido su marcha de gigante, y no se detendr hasta lograr su segunda y definitiva independencia. He ah una suma de las culpas de Vicky Pelez.

Su acusador: el imperialismo y su reencarnacin en la mascarada de Obama, Premio Nbel de la Paz, paradjico y desvergonzado organizador del envo de miles y miles de soldados de carne de can norteamericana, pero ms del contingente de inmigrantes tercermundistas- para que succionen el petrleo del Medio Oriente, y a quien hasta sus propios generales escarnecen.

Qu se puede esperar de un pas que mantiene un insensato y criminal bloqueo de ms de medio siglo, contra la Cuba invicta y paradigmtica, y a cuyos mejores hijos sus Cinco Hroes- mantiene en ominosas prisiones, acusados de terrorismo, a ellos que, precisamente, infiltrados entre la mafia de miameros, buscaban obliterar los atentados dem (terroristas), que se organizaban desde ese nido de ratas contra el pueblo revolucionario de Fidel?

Ya nuestro hermano mayor, el Comandante de Amrica Ernesto Che Guevara, nos haba enseado a no creerle ni un tantico as al imperialismo y a sus cantos de Sirena. En eso estamos.

Cmo silenciar la voz pugnaz de Vicky Pelez! Inventndole un prontuario de espa al servicio de Rusia pero un poquito demod (anacrnica) la acusacin, cada como est la Cortina de Hierro y sofocado el llamado peligro rojo. Parece que en la CIA an se encuentran en el siglo pasado. Entre el imperialismo y la historia, hay un mar muerto. Pero cualquier camelo se puede pasar, si se cuenta como ellos cuentan- con el muy moderno terrorismo meditico.

Ya veremos, en los das que advendrn, llenas columnas y pginas de los pasquines de la emputecida trasnacional informativa, en las que se dar cuenta del prontuario de nuestra hermana y ejemplar periodista Vicky Pelez. Estn advertidas estas situaciones previsibles, que se extienden, asimismo, a la telebasura y a las cotorrientas radioemisoras, igualmente turiferarias del statu quo.

De todos modos, es hora de ver, enhiestas, las voces de los colegas periodistas e intelectuales no solo, por cierto, del Per, sino de toda Nuestra Amrica, a favor de esta limpia y denodada periodista que, como deca Mart, en las entraas del monstruo, se atreva a denunciarlo, con el desafo de peligros como el que ahora la mantiene esperamos que temporalmente- confinada.

Saludos a Vicky Pelez, honra a su pluma salutfera y desmitificadora.

Blog del autor:http://winstonelalfarero.vox.com/library/post/mi-amiga-la-esp%C3%ADa-de-rusia.html

Winston Orrillo esPremio Nacional de Periodismo del Per

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter