Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-07-2010

De lo uno y de lo otro

Juan Gelman
Pgina/12


Algunos lo atribuyen al desdn que los militares de EE.UU. destinan a los civiles que los gobiernan y nunca fueron a la guerra. Otros, al evidente pantano en que los efectivos estadounidenses se han hundido en Afganistn: mil bajas y ninguna perspectiva de victoria. Lo cierto es que el general Stanley McChrystal descarg duros golpes a muy altos funcionarios de la Casa Blanca en la entrevista que concedi al periodista Matt Hastings para la publicacin Rolling Stone (www.rollingstone.com, 22-6-10). Ahora es ex comandante en jefe de las tropas invasoras.

Rodeado de su grupo de confianza una coleccin de asesinos, espas, genios, patriotas, operadores polticos y manacos totales, describe Hastings, en una suite de lujo del Westminster Hotel de Pars, el general y su equipo estimaron que el gobierno Obama trata de manipular las percepciones (de la guerra) porque la victoria no est a la vista, ni es clara o reconocible. McChrystal no ahorr su desprecio por el vicepresidente Joe Biden Quin es se?, dispar, por los polticos como McCain y Kerry o diplomticos como Karl Eikenberry, embajador de Washington en Kabul, y Richard Holbrooke, un animal herido, que Obama design su encargado para Afganistn y Pakistn. Un poco mucho.

El general no logr victorias resonantes y tal vez ste es el fondo del problema: la muy cacareada Operacin Moshtarek que lanz en febrero para retomar la ciudad surea de Marja se ha marchitado como una flor sin riego: el propio McChrystal calific la situacin de lcera sanguinolenta y pospuso la anunciada ofensiva contra Kandahar, cuna de los talibn. La gobernabilidad del pas es desastrosa (www.americanprogress.com, 11-5-10). En el 2008 se estim que el rgimen impuesto por EE.UU. dominaba apenas el 30 por ciento del territorio nacional despus de siete aos de guerra, y no faltan analistas que consideran muy optimista el clculo. Pareciera que la poblacin civil no adora a sus ocupantes.

McChrystal pens que una pieza clave de su tctica contrainsurgente era el presidente afgano Hamid Karzai, cabeza de un gobierno en el que la corrupcin reina. El Wall Street Journal inform que unos 3650 millones de dlares en efectivo salen legalmente cada ao del aeropuerto internacional de Kabul, 10 millones diarios. Los investigadores de EE.UU. consideran que altos funcionarios afganos y sus socios envan fondos de la ayuda estadounidense y del narco a parasos fiscales del exterior (//online.wsj.com, 25-6-10). El propio Karzai declar una fortuna neta de 12.157.491 dlares, ms 21.163.347 en bienes, con un ingreso de 400.000 dlares anuales. Slo un mago de las finanzas consigue acumular tanto con tan poco.

EE.UU. super en junio el record de Vietnam: la guerra en Afganistn dura ya ms que aqulla y se convirti en la ms prolongada de la historia del pas. El panorama es incierto y origina discusiones en la Casa Blanca acerca de la mejor estrategia para vencer a la insurgencia talibn. Ms que estrategias parecen tcticas guerra de contrainsurgencia o guerra de arrasamiento, guerra siempre y se desdibuja la promesa de Obama de empezar la retirada de las tropas el ao prximo. El vicepresidente Joe Biden ha insistido en que as ocurrir, pero el jefe del Pentgono, Robert Gates, se neg a respaldarlo (www.foxnews.com, 21-6-10). No pocos altos funcionarios opinan que no ha llegado la hora de irse a casa y Afganistn se est tornando en Caosistn, como apunt McChrystal.

La votacin en torno de los 33.000 millones de fondos de emergencia que solicit la Casa Blanca para la guerra ha vuelto a poner el tema sobre el tapete. En diciembre pasado, Obama anunci que sta iba a comenzar en julio del 2011. Un da despus de despedir a McChrystal, cambi la msica: No dijimos que a partir de julio del 2011 dejar de haber tropas de EE.UU. o de nuestros aliados en Afganistn seal. No dijimos que apagaramos las luces y cerraramos la puerta. Dijimos que iniciaramos una fase de transicin que permitira al gobierno afgano hacerse cargo progresivamente de la situacin (//dyn.politico.com, 24-6-10). Como propuso el poltico francs Henri Queille, las promesas slo comprometen a los que las escuchan.

EE.UU. identifica vastas riquezas minerales en Afganistn, titul el New York Times el 13 de junio. Funcionarios del Pentgono se ufanaron de haber detectado inmensas vetas de hierro, cobre, cobalto, oro y metales crticos para la industria como el litio. Esta nueva es vieja; la existencia de tales recursos se conoca ya en los tiempos de Marco Polo. Curioso que la saquen ahora a luz con tanto estrpito. O ser un arbitrio para vigorizar el apoyo cada vez ms cansado que la sociedad civil estadounidense presta a la ocupacin de Afganistn, hecho del que McChrystal tom debida nota?

Fuente: http://www.pagina12.com.ar/diario/contratapa/13-148607-2010-07-01.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter