Portada :: Ecologa social :: Crisis de gripe porcina
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 04-07-2010

La Organizacin Mundial de la Salud est bajo la mira por el manejo de la reciente pandemia global de gripe porcina
Los asesores de la OMS sobre la gripe porcina estaban vinculados a las empresas farmacuticas

El grano de arena

Traduccin de Susana Merino


Una investigacin conjunta llevada a cabo por la Oficina de Periodismo de Investigacin y del British Medical Journal (BMJ) ha revelado que los principales asesores cientficos de la OMS sobre la pandemia de gripe porcina tenan vnculos econmicos con las compaas que se beneficiaron con las decisiones del organismo.

Pero, contrariando las reglas internas relacionadas con eventuales conflictos de intereses, la OMS no declar esos vnculos. Como consecuencia, en parte, de las directivas de la OMS se gastaron millones en antivirales, muchos de los cuales permanecen actualmente sin uso y prximos a expirar.

Las investigaciones de la oficina llegaron en un informe al Consejo de Europa criticando a la OMS por los graves defectos existentes y la falta de transparencia en los procesos de toma de decisiones durante la reciente pandemia de gripe y el riesgo de desastrosas consecuencias en la confianza pblica en caso de luchas contra futuras pandemias.

Paul Flynn, MP y autor del informe destaca la influencia de las compaas farmacuticas sobre la OMS: una organizacin creada para ser independiente.

El papel de la OMS es superlativo expres a la Oficina Es la nica que puede declarar una pandemia todos los pases del mundo la escuchan y siguen su consejo. Si ese consejo est corrompido por intereses comerciales, no tiene valor

Preparativos para la pandemia

En el ao 2004 la OMS envi algunas directivas a los pases para prepararlos ante la mayor pandemia de gripe. Predijo adems que la prxima pandemia estara asociada a altas tasas de mortalidad urgiendo a las naciones a almacenar antivirales para el tratamiento de la enfermedad.

Esos antivirales eran Tamiflu, producida por Roche y Relenza fabricada por Glaxo Smith Kline. Las directivas fueron distribuidas a travs del mundo y produjeron masivas ventas de esas drogas: desde el 2004 las compras de Tamiflu alcanzaron los diez mil millones de dlares y los de Relenza dos mil millones.

Las ventas alcanzaron su punto mximo durante el brote de gripe porcina del ao pasado, con ms de 2.7 mil millones de dlares gastados solo en Tamiflu.

Influye en las decisiones el comercio?

La Oficina y el BMJ pudieron revelar tambin que tres de los cientficos clave que asesoraron a la OMS en la redaccin de las directivas, tenan al mismo tiempo claros vnculos financieros con Roche y GlaxoSimthKline.

A pesar de los riesgos de la influencia comercial, los cientficos estuvieron comprometidos en proporcionar su personal prestigio a las recomendaciones distribuidas por la organizacin. Adems la OMS no declar ningn conflicto de intereses.

Los profesores Frederick Hayden, Arnold Monto, y Karl Nicholson, que prepararon los anexos para las instrucciones estuvieron tambin pagados como consultores y portavoces de las compaas.

El profesor Hayden, un respetado virlogo de los EEUU, desarroll una seccin sobre los beneficios de las drogas antivirales y la necesidad de mantener stocks globales. Pero Hayden estuvo recibiendo fondos de Roche hasta fines de 2004.

En una conferencia de prensa revelaba el ao pasado: Yo he sido un investigador y al mismo tiempo un asesor remunerado de Roche y de otras compaas incluida GSK comprometidas en el desarrollo de vacunas y de drogas antivirales.

El profesor Karl Nicholson, de la Universidad de Leicester describi en una seccin los peligros potenciales de la pandemia de gripe.

En 2003 en un paper acadmico Nicholson declar haber recibido fondos de Roche y GSK en su calidad de consultor y de conferencista adems de recursos para la investigacin de ambas compaas.

El tercer asesor, el profesor Arnold Monto de la Universidad de Michigan, redact la seccin de las instrucciones referidas a la necesidad y a las dificultades de la produccin de vacunas. Pero en 2004, el mismo ao en que se redactaron las instrucciones, Monto declar su vinculacin profesional a Roche.

La OMS responde

La OMS inform a la oficina que al formular en 2004 las recomendaciones sobre vacumas y antivirales se haban tomado los recaudos relativos a las declaraciones de intereses que tuvieren los expertos.

Greg Hartl, portavoz de la OMS asegur que la OMS dispone de procedimientos que aseguran la solidez de sus recomendaciones y que la organizacin tiene un decidido compromiso con la transparencia Pero el personal de la oficina de la directora general Margaret Chan se neg a proporcionar detalles sobre las mencionadas declaraciones Hartl dio la siguiente explicacin: Nosotros debemos establecer un equilibrio entre la privacidad de las personas y la solidez de las directivas

Las respuestas no fueron convincentes. El seor Ian Chalmers, editor de James Lindt Iniciative y experto mdico l mismo dijo:

Si yo no comprendo qu intereses influyeron sobre las directivas finales, no me interesa en absoluto que Margaret Chang lo sepa. Como cliente de sus productos, y sus productos son las directivas necesito saberlo.

Artculo de la Dra Deborah Cohen (British Medical Journal).- Productor Phillip Carter.- Editor: Andy Kemp,- Investigadoras Emma Slater y Adele Waters.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter