Portada :: frica :: Congo, una guerra por el derecho a la explotacin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 14-07-2010

Repblica Democrtica del Congo: el regalo del FMI y el BM

Jorge Luis Rodrguez Gonzlez
frica Ma


Despus de tantos aos con las manos del Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial en su cuello, la Repblica Democrtica del Congo recibi el anunciado premio de la condonacin de gran parte de su deuda externa. Muchos pensaban que habra que seguir esperando, pues las antidemocrticas instituciones financieras se mostraron un poco titubeantes, como si hubiesen sido pocas las concesiones hechas por el gobierno de Kinshasa.

El pasado 30 de junio, el Congo Democrtico celebraba el aniversario 50 de su independencia. No pocos polticos y ministros ponan sus esperanzas en que la fecha adquira una especial significacin adicional, pues ese da el FMI y el BM anunciaran la condonacin del 90 por ciento (unos 12 300 millones de dlares) de la deuda externa de esa nacin, valorada en 13 000 millones.

Algunos en el gobierno de Kinshasa tenan sus dudas sobre la decisin que tomaran las instituciones de Brettom Woods. El temor a un bloqueo del proceso no era infundado. El ministro de Finanzas, Matata Ponyo, cuyo nimo se mova entre la esperanza y la incertidumbre, dijo al diario belga Le Soir, estar enterado de que en la cumbre del G-20 (grupo formado por las naciones ms industrializadas y las emergentes), celebrada recientemente en Canad, el pas anfitrin intent poner en la agenda del encuentro la disputa entre la RDC y la compaa canadiense First Quantum, cuyos proyectos mineros en Katanga provincia muy rica en minerales haban sido detenidos pues los contratos fueron adjudicados a otra empresa.

Y no es de extraar, pues estos organismos siempre han sido manejados por los intereses polticos y econmicos de las grandes potencias. La Quantum tambin ha sido denunciada por exportacin ilegal de minerales congoleos a travs de Zambia.

Pero, sin mucha tardanza, el 1 de julio, el FMI y el BM anunciaron su regalo. A esas alturas, muchos congoleos estaban despedidos, no podan enviar a sus hijos a una escuela, o no podan pensar en atencin sanitaria, como resultado del programa de austeridad que se oblig a adoptar al gobierno de Joseph Kabila para llegar al punto de culminacin de la Iniciativa para los Pases Pobres Muy Endeudados (PPME).

Segn el programa del FMI y el BM, estas naciones recibiran nuevos prstamos si cumplan con un paquete neoliberal bastante cargado: reduccin del presupuesto para programas sociales (salud y educacin), libre apertura a las transnacionales Una vez que estas instituciones hubieran confirmado la implementacin de tales recetas, se acordara la reduccin de la deuda externa del pas en cuestin.

El costo poltico y econmico de la disciplina del Congo-Kinshasa es bastante alto. El mismsimo Matata Ponyo, aunque no lo confirmara con todas las palabras, daba las claves para evaluarlo, al relacionar los requisitos cumplidos, segn las exigencias: cero uso de los ingresos para la inversin del Estado, a pesar de la necesidad, nada de demoras en los pagos, y concesiones respecto a los sustanciosos y prometedores contratos chinos revisados por el propio FMI, como renunciar a unos 3 000 millones de dlares (de un total de 9 000 millones) que seran utilizados en la construccin de hospitales, escuelas y carreteras.

Un largo camino de presiones y chantajes cuando, si realmente quisieran liberar a esta nacin de la tutela neocolonial, los organismos financieros pudieron acudir a la anulacin total y sin condicionamientos. A fin de cuentas, es un deber moral de Occidente, adems de que ese monto se compone principalmente de los impagos del ex dictador Mobutu Sese Seko, de cuyos derroches y gastos improductivos estaba al tanto la banca mundial, pero prefiri callar pues era uno de los compinches de las grandes potencias en frica.

Ahora la Repblica Democrtica del Congo tendr que seguir el camino marcado por Occidente. Y ya se sabe, porque ese perro ha mordido a muchos, que es extremadamente engaoso, pues los prstamos de hoy, sern maana el motivo para una nueva sangra.

Fuente: http://hablemosdeafrica.blogspot.com/


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter