Portada :: Iraq
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 15-07-2010

Faluya: anatoma de una atrocidad

David Rothscum
DavidRothscum.blogspot.com

Traducido del ingls para Rebelin por Beatriz Morales Bastos


Hoy, 6 de julio de 2010, es el da en que Chris Busby, Malak Hamdan y Entesar Ariabi han publicado su estudio epidemiolgico sobre los problemas sanitarios que estn padeciendo los habitantes de Faluya. El estudio completo se puede descargar gratis en http://www.mdpi.com/1660-4601/7/7/2828/. Puede que ustedes no hayan odo hablar nunca de estas personas, pero estoy seguro de que sus nombres entrarn en los libros de historia. La razn de ello es que han reunido pruebas cientficas del genocidio que est sufriendo el pueblo de Faluya a manos de los imperialistas que invadieron Iraq. Por desgracia, an no han logrado atraer mucha atencin hacia sus descubrimientos y por ello me siento obligado a ayudarles en ello.

Hace unos das, el 2 de julio, publicaron un comunicado de prensa en Uruknet que mostraba algunas de sus conclusiones [1]. Se titulaba El dao gentico y la salud en Faluya, Iraq, peores que en Hiroshima. En abril anunciaron las conclusiones preliminares en Global Research [2], una pgina web con la que creo que la mayora de ustedes est familiarizada. Por favor, dnse cuenta de que cuando algunas personas descubren atrocidades espantosas que los medios de comunicacin dominantes se niegan a abordar, entonces llegan a ustedes, el Movimiento de la Verdad, y son ustedes quienes son responsables de que esta informacin se haga pblica. Antes de 2003, antes de la invasin de la guerra de Iraq, de la matanza de Faluya y de mucho ms, ustedes estaban tratando de concienciar sobre el Sndrome de la Guerra del Golfo, la epidemia de cncer y de defectos de nacimiento en el sur Iraq debido al uranio empobrecido, y en general fueron recibidos con burlas e incredulidad.

Ahora que los horrores sobre los que ustedes advirtieron estn empezando a ser revelados al mundo, todos ustedes tienen motivo para estar orgullosos del duro trabajo que han hecho. No slo los principales activistas (Leuren Moret, Doug Rokke y muchos otros), sino todas las personas que, cada una a su manera, contribuyeron difundiendo las noticias en blogs y foros, escribiendo a polticos y con todas las dems cosas que hicieron para concienciar acerca de esta atrocidad. Si se les hubiera escuchado, la mayora de esto se podra haber evitado. Creo que es importante que ustedes se den cuenta de que deban estar orgullosos por el esfuerzo que hicieron mientras que la mayora de las personas de su entorno hacan nada.

Tengo tambin mucho respeto por el equipo de 11 personas que fue casa por casa en Faluya recopilando los datos. Los habitantes de Faluya desconfan de las autoridades (tiene motivos para ello) y sospecharon que las personas de este equipo participaban en una operacin de los servicios secretos. Por desgracia, en un caso fueron recibidos con violencia fsica. Con todo, el equipo acab el informe a pesar del riesgo que haban corrido, tanto por las amenazas de violencia fsica como, por supuesto, simplemente por el hecho de estar en un medio tan insano.

Una vez dicho esto, vayamos al estudio en s. Por muy impactantes que fueran la informacin anunciada en el comunicado de prensa y las conclusiones preliminares, los resultados completos que mostraron en su estudio eran peores. El comunicado de prensa mencionaba que se ha encontrado que la mortalidad infantil es del 80 por 1.000 nacimientos, frente a 19 en Egipto, 17 en Jordania y 9,7 en Kuwait. Lo que no mencionaba el comunicado de prensa era que esto era el periodo de 2006 hasta [principios de] 2010. Por desgracia, desde 2006 a [los dos primeros meses de] 2010 la mortalidad infantil continu aumentando.

Como menciona el estudio completo, cuando se considera slo 2009 y los dos primeros meses de 2010, vemos que ahora la tasa de mortalidad infantil no est al nivel de 80 nios muertos por cada 1.000 [nacidos], sino a la horrible tasa de 136 muertos por 1.000 nacimientos. Cuando miramos la tabla en el estudio vemos que en 2008 murieron 6 bebs (de 0 a 1 ao), frente a 0 en 2005 y slo 1 en 2004. En 2009 murieron 10 bebs. Sin embargo, en los dos primeros meses de 2010 que estudiaron los cientficos encontraron que haban muerto 6 bebs. Por tanto, slo en los dos primeros meses de 2010 murieron tantos bebs como en todo 2008. Si siguiera creciendo la tasa de 2010 (lo cual no es seguro, podra ser menor pero debido a la tendencia creciente es ms probable que aumente ms), en 2010 morirn 36 bebs frente a 1 solo en 2004.

Aunque debera haberlo sabido, yo esperaba que la situacin estuviera mejorando en Faluya o al menos no empeorando, porque no haba odo muchas noticias sobre ello recientemente. En vez de ello, la situacin no hace sino empeorar mientras hablamos. Otra conclusin a la que llegaron los cientficos es que en la categora de nios entre 0 y 4 aos slo hay 860 nios por 1.000 nias. Un ndice normal es de 1.050 nios por 1.000 nias. Esto es prueba de una mutacin gentica.

La razn de ello es que las nias tienen dos cromosomas X, mientras que los nios slo tienen un cromosoma X. As, si uno de los cromosomas X de una nia padece una mutacin gentica, sta sigue teniendo otra copia funcional. En cambio, si el cromosoma X de un nio padece la misma mutacin gentica, el nio no tiene la misma copia funcional del mismo gnero y esto causa la muerte del nio. Con todo, este ndice anormal de nacimientos puede estar causado (parcialmente) por otro efecto que los cientficos no mencionaron en su estudio: el efecto alterador del endocrino que tiene el uranio.

A niveles ms bajos del nivel de la EPA [Agencia de Proteccin del Medio Ambiente estadounidense] el uranio es un potente alterador del endocrino [3]. Los alteradores del endocrino son productos qumicos que tienen un efecto hormonal en los seres humanos y el uranio funciona como un estrgeno (hormona femenina) en el cuerpo humano. Esto provoca que nazcan menos nios [4]. As, el ndice anormal de nacimientos podra ser tambin el resultado del efecto hormonal del uranio empobrecido, adems de estar causado por un aumento de las mutaciones genticas.

Hay que mencionar tambin otro hecho descubierto por los investigadores. Su estudio ha descubierto que ha habido un fuerte descenso del ndice de nacimientos. Como ellos dicen, est claro que la poblacin de entre 0 y 4 aos, nacida entre 20042008, despus de los combates, es significativamente menor que las poblaciones que tienen entre 5 y 9 aos, 10 y 14 aos, y 15 y 19 aos. Esto es lo que yo llamo una despoblacin en marcha.

Por desgracia, en Faluya hay tambin una epidemia de cncer. Era esperable, pero por el momento no ha recibido mucha atencin. Hay 4,2 veces ms casos de cncer de los que seran esperables en la zona. Respecto al cncer infantil, hay un riesgo relativo de 12,6. El cncer de cerebro, de mama y el linfoma son particularmente ms altos de lo esperable, pero lo peor de todo es la epidemia de leucemia, con un riesgo de 22,2 veces y de 38,5 veces en la franja de edad entre 0 y 35 aos. Estos son exactamente los tipos de cncer que seran de esperar si la causa fuera una exposicin a radiaciones. Los veteranos que estuvieron expuestos al uranio empobrecido [5] tambin padecen epidemias de linfoma, por ejemplo. Los nios son ms sensibles a los efectos de la radiacin debido a que sus clulas se dividen rpidamente.

Todas las pruebas demuestran que el uranio empobrecido es el causante del desastre. ste no se est deteniendo sino empeorando y continuar empeorando. Estamos en el ao 2010 y los intensos combates [de Faluya] ocurrieron en 2004. En Basora los intensos combates ocurrieron en 1991. En 1998 el aumento de defectos de nacimiento empez a volverse gravemente noticiable y en 2001, diez aos despus, se dispar. En 2005 los ndices de cncer seguan aumentando en Basora [6]. Por tanto, por desgracia hay pocas razones para creer que la situacin vaya a mejorar inmediatamente.

No deseara lo que est ocurriendo a mi peor enemigo, as que seguramente tampoco se lo deseara al gran pueblo de Iraq, que logr crear en el desierto un pas del primer mundo en el que personas de diferentes religiones se casaban entre s y musulmanes y cristianos dirigan juntos el gobierno laico. Las mujeres iban a la universidad y no tenan que ocultar su belleza. Ahora cubrirn sus cuerpos para ocultar las marcas del cncer y los defectos de nacimiento que asolarn al gran pueblo de Iraq durante las prximas dcadas. A quienes les quedan 50 aos [de vida] a partir de ahora se preguntarn cuando enfermen de cncer si el uranio empobrecido es el responsable. Sufrirn cada momento de la enfermedad, tanto como sufriramos ustedes y yo si nos ocurriera lo mismo. Por consiguiente, no veo a los supervivientes de este genocidio perdonndonos en un futuro inmediato.

No creo que nosotros perdonramos y quisiramos ser amigos de un pueblo que envi a sus soldados a invadir nuestros pases, destruy nuestro ADN con sus armas radiactivas y no muestra un pice de arrepentimiento ni de culpa. Cuando viramos lo que haban hecho a nuestros hijos, nacidos deformes y enfermos de cncer, lucharamos contra los invasores hasta que murieran o abandonaran nuestro pas. No interpreten estas palabras como un llamamiento a la violencia, simplemente estoy afirmando lo que es obvio: su hacis dao al hijo de alguien, luchar a muerte contra ti sin dudarlo ni un momento. Pinsenlo cuando lloren la muerte de 4.400 veteranos estadounidenses muertos o la de los cientos de otros pases. Ellos no pueden sealar a sus comandantes, son ellos mismos responsables de no hacer dao a otros y no estuvieron a la altura. En todo momento digan a cualquier persona que conozcan en el ejrcito que deserte en cuando tenga la oportunidad. Nunca es demasiado tarde para volver del mal.

Y, por desgracia, parece que todo el mundo conoce este mal. Cuando Israel bombarde Gaza, lo llamaron Operacin Plomo Fundido, una potica descripcin del uranio empobrecido (se suele describir al uranio como menos denso que el plomo, lo cual supuestamente es la razn por la que se usa). Cuando los estadounidenses tomaron Faluya, llamaron a su matanza Operacin Furia Fantasma. De nuevo dira que es una descripcin potica de lo que hicieron al pueblo de Faluya. La clase dirigente militar estadounidense estaba furiosa por la muerte de cuatro de sus guerreros de elite, los contratistas de Blackwater cuyos cuerpos fueron colgados del puente. As que soltaron su furia fantasma, la radiacin invisible que los sentidos humanos no pueden detectar, que destruye a cualquier ser vivo al que alcanza. Si envenenar toda una ciudad con radiacin no es una forma de Furia Fantasma, no s qu es.

Las reacciones que veo en internet ante todo esto no ayudan a alguna posibilidad de reconciliacin. Ah!, todo esto es por colgar de un puente los cuerpos de contratistas estadounidenses muertos abrasados y profanarlos. [Los iraques] no me dan mucha pena, es lo que respondi un individuo. Cuando se revel la noticia de una epidemia de cncer de sangre en Gaza debido a la Operacin Plomo Fundido, alguien respondi: Con un poco de suerte quiz dejen de reproducirse en la franja. El dr. Daud Miraki colg [en internet] varias imgenes de los nios nacidos en Afganistn y escribi en un correo a Jeff Rense acerca de las respuestas que haba recibido: En los ltimos das he estado pasando un infierno al recibir correos horribles y llenos de odio de algunos estadounidenses enfermos y estpidos. Se burlaban de los nios... y maldecan al Islam, a m y a mi familia.

No s qu tipo de individuos enfermos se dedican a decir tales cosas. Al parecer son predominantemente aquellos que estn en medio del espectro poltico, las personas que creen que tienen pueden elegir entre Demcratas y Republicanos y que se se creen lo que ven en la TV.

Comunistas, anarquistas, nacionalistas blancos, nacionalistas negros, islamistas: a todos ellos les horroriza el uso del uranio empobrecido y se oponen a l. Estas son las personas a las que los medios de comunicacin llaman extremistas porque no encajan dentro de la oposicin controlada y son las personas a quienes nos ensean a odiar. En cambio, las personas que descubro que ignoran o, peor, animan a este genocidio, son las personas que pertenecen a la corriente poltica dominante. Si temo a alguien, es a estas personas que estn en la corriente poltica dominante, compuesta de quienes tienen demasiado miedo pensar por s mismos y que creen que no pasar nada si ellos aclaman a quienes estn en el poder. Son las personas que hacen posible este genocidio.

Notas:

[1] http://www.uruknet.com/?p=m67602&hd=&size=1&l=e

[2] http://www.globalresearch.ca/index.php?context=va&aid=18646

[3] http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2137136/

[4] http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC1892140/

[5] http://www.math.uic.edu/~takata/Kosovo/Leukemia_And_DU/Depleted_Uranium_and_the_Incidence_of_Leukemia_among_Italian_Soldiers_in_Kosovo.pdf

[6] http://www.rauhanpuolustajat.fi/kuvat/seminaariraportti.pdf


Fuente: http://davidrothscum.blogspot.com/2010/07/fallujah-anatomy-of-atrocity.html

rCR



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter