Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 23-07-2010

Por qu dio la calificadora china una nota AA a la deuda soberana de EE.UU. si no es ms que basura?
EE.UU. es insolvente

Matthias Chang
Global Research

Traducido del ingls para Rebelin por Germn Leyens


Desde cualquier punto de vista, EE.UU. es insolvente.

No es mi evaluacin personal sino la de expertos y economistas de reputacin mundial e instituciones financieras. Basta con buscar US debts [Deudas de EE.UU.] en Google y hay miles de analistas que declaran que no hay forma de que EE.UU. pueda llegar a pagar un da sus deudas. EE.UU. ni siquiera puede liquidar el inters acumulado sobre las deudas impagadas. Las deudas ascienden a billones! [millones de millones]

El Casey Daily Dispatch seal:

La simple realidad a la que despierta la Reserva Federal es que los fundamentos estructurales de la economa estn daados ms all de todo arreglo rpido o fcil. Eso, porque hasta que se saque la deuda del sistema, bien a travs de suspensin de pagos o de una inflacin desenfrenada no hay la menor probabilidad de que se pague realmente en algo que se parezca remotamente a los actuales dlares el equivalente de una Peste Negra econmica que va a plagar al pas

Las agencias calificadoras estadounidenses, Moodys, Standard & Poors, y Fitch Ratings todava dan para EE.UU. una colosal calificacin AAA. Esas mismas agencias dieron calificaciones AAA a las Obligaciones de Deuda Colateralizadas (CDO) y a otros productos financieros vendidos por los bancos globales demasiado-grandes-para-caer, cuando en realidad se trataba de basura. Fue necesario un tsunami financiero para sacar a la luz sus fraudulentas prcticas.

Por lo tanto no doy demasiado crdito a las calificaciones de esas instituciones deshonestas.

La Asociacin Nacional de la Inflacin (NIA) cree que la verdadera calificacin crediticia de EE.UU. debera ser basura. Pero tampoco hay que creerle.

Entonces cmo sabemos con seguridad que la deuda de EE.UU. debera calificarse como basura?

Muy simple! Apliquemos sentido comn a lo que vemos.

Desde que EE.UU. no pag sus deudas en 1971, cuando el presidente Nixon neg a los acreedores globales y soberanos el derecho a la redencin en oro de los dlares de EE.UU., este ltimo ha tenido los das contados. EE.UU. estaf al mundo para que aceptara su divisa de papel higinico y despleg sus poderosas fuerzas armadas, para asegurar su acatamiento, contra los que se atrevieron a cuestionar la integridad de su moneda sin cobertura.

Las elites bancarias globales emplearon entonces a economistas dciles de todo el mundo para pregonar los mritos del tipo de cambio flotante como mecanismo para determinar el valor de una moneda. Los pases fueron obligados por amenazas de guerra o golpes a vincular sus monedas al dlar. El dlar se convirti en la base en lugar del oro. El comercio tuvo que ser denominado en dlares estadounidenses, lo que dio a EE.UU. una ventaja indebida.

Esta base dio una ilusin de fuerza al dlar estadounidense y solvencia a EE.UU. Mientras otros tienen que producir y ganar un ingreso en una moneda local y luego cambiarla por dlares de EE.UU. para importar y / o comprar bienes (ms de un 80% del comercio global se denomina en dlares), el tigre de papel EE.UU. slo tiene que imprimir dinero para pagar por bienes y servicios cuando sus ingresos son insuficientes para pagar y sostener su nivel de vida.

Durante ms de 37 aos, EE.UU. se sali con la suya con este engao!

Durante ms de 37 aos, gente en todo el mundo ha vendido sus productos a EE.UU. a cambio de un papel con una cifra impresa, una cifra que seala su valor, es decir, un billete de 100 dlares, etc. La gente simplemente acept la cifra impresa en el papel como reflejo del verdadero valor de la divisa. En realidad no tiene valor. Cuesta slo unos pocos centavos imprimir la moneda en papel higinico.

Mediante una propaganda astuta se llev a la gente a creer que el valor es el que est impreso en el papel. Nadie se atreve a cuestionar lo absurdo de esta proposicin.

Pero ahora hemos llegado a la etapa de colapso total del sistema global de moneda sin cobertura. Cada pas en el mundo desarrollado est implementando la poltica de expansin monetaria cuantitativa (la jerga de los banqueros centrales para crear dinero de la nada) en un esfuerzo desesperado para pagar crecientes deudas e intereses compuestos en billones [millones de millones]. En menor grado, los pases en desarrollo tambin siguen el consenso de Washington. El sistema financiero global est inundado de divisas en papel higinico.

Cul ser la etapa final?

Esperemos y pensemos brevemente. Apliquemos el sentido comn.

El dlar $, el euro , la libra , el yen , etc. son todas divisas sin cobertura no tienen un valor intrnseco. Su valor es una cifra impresa arbitrariamente sobre el papel y sancionada por banqueros centrales como moneda de curso legal.

En esencia, todos son basura monedas de papel higinico- Entonces, cmo flotan las unas contra las otras segn el sistema global de tipos de cambios flotantes?

Ahora la cosa se pone divertida.

Cmo se compara una basura con otra? Cmo se determina el tipo de cambio de una basura respecto a otra? Basura es basura!

Olvidemos las fuerzas de mercado que determinan los valores de diversas divisas basura. Son determinados por banqueros centrales y nadie ms.

Si un dlar estadounidense es equivalente a 3,40 Ringgit o a 1,18 Euros o a 90 Yen es arbitrariamente decidido por los respectivos bancos centrales. Y no hay nada que vosotros o yo podamos hacer al respecto. Si sirve el inters de un pas que su moneda se devale, el banco central de ese pas permitir que su moneda se devale y viceversa.

Algunas veces, los banqueros centrales hacen que sus cmplices, los fondos de alto riesgo, manipulen con ellos el mercado de monedas extranjeras mediante el comercio de derivados. Y mientras los banqueros centrales y sus cmplices mantengan las fluctuaciones en un perodo dado de acuerdo con los parmetros nerviosamente acordados por los banqueros centrales, no suceder gran cosa. Los problemas aparecern cuando los banqueros centrales no se puedan poner de acuerdo en los parmetros, lo que a menudo lleva a guerras comerciales e incluso a guerras calientes.

No me creis?

Os dar dos ejemplos:

El Acuerdo Plaza

En 1985, a pedido de EE.UU., Francia, Alemania, Japn y EE.UU. acordaron reducir deliberadamente la tasa de cambio del dlar. En el momento pertinente, EE.UU. tena inmensos dficits, especialmente con Japn. El acuerdo, conocido como el Acuerdo Plaza, deba ayudar a EE.UU. a reducir su inmenso dficit comercial para ayudar a su economa a salir de la larga recesin de los aos ochenta. La intervencin tuvo tanto xito que el dlar se depreci ms all del objetivo. A finales de 1987, el dlar haba cado en un 54% contra el marco alemn y el yen, de su mximo en febrero de 1985. Esta fuerte cada caus otro pnico, el de una cada descontrolada del dlar.

Para encarar y revertir la excesiva depreciacin del dlar, el mismo grupo de pases acord en 1987 fortalecer el dlar. Este ltimo esfuerzo se conoci como el Acuerdo Louvre. Otra manifiesta manipulacin del mercado! Desde cundo los mercados eran verdaderamente libres?

Por qu aceptaron participar Inglaterra y Francia en esta manifiesta manipulacin del mercado? Estaban muy agradecidos a EE.UU. por vencer en la Segunda Guerra Mundial. Era hora de que EE.UU. cobrara la deuda. En el caso de Alemania y Japn, naciones derrotadas y ocupadas, no tenan otra alternativa que rendir pleitesa al gran hermano EE.UU.

La crisis financiera asitica

Basta con recordar lo que sucedi durante la crisis financiera asitica. Las economas tigre fueron debilitadas y atacadas y sus monedas entraron en cada libre. El desarrollo econmico de Malasia fue gravemente amenazado. Pero el Primer Ministro de entonces, Tun Dr. Mahathir Mohamad tuvo la previsin y el coraje de enfrentar a las elites financieras globales e impuso controles de capital y divisas extranjeras. El Primer Ministro fij unilateralmente la tasa de cambio del ringgit en RM 3,80 por dlar. Los especuladores del cambio de divisas fueron fuertemente afectados y nunca se recuperaron de este sorpresivo contraataque.

Aunque se realiz esta intervencin sin precedentes para salvar la economa nacional y el sustento de 23 millones de malasios, las elites financieras globales intervinieron a travs del sistema bancario fantasma para manipular el mercado, obtener beneficios obscenos y saquear.

Ahora plantearemos la pregunta del billn de dlares.

Cmo deciden China o EE.UU. que un dlar estadounidense es equivalente a 6.7 yuan o la tasa que se sea?

Antes de considerar la pregunta es importante que comprendamos cmo China pudo en un perodo de tiempo relativamente corto, acumular una cantidad tan inmensa de reservas en dlares y convertirse en el acreedor N 1 de EE.UU.

En su gran proyecto de hegemona financiera, las elites financieras de EE.UU. propusieron a las elites financieras chinas que a cambio de masivas FDI [inversiones extranjeras directas] y subcontratacin de industrias por EE.UU., China debera suministrar bienes baratos al mercado estadounidense y mantener una tasa de cambio acordada. Este proyecto fue el punto central de una expansin de crditos sin precedentes en el sistema financiero global, porque una expansin tan rpida del crdito sera extremadamente inflacionaria. Como China puede suministrar todo el espectro de bienes a menos de un diez por ciento del precio prevaleciente, las elites financieras saban que podran inundar el casino global con dlares sin tener que preocuparse por la inflacin.

Y como dicen, el resto es historia.

Este arreglo sirvi bien a EE.UU. y a China durante dos decenios, en realidad demasiado bien, ya que result en que China tiene las mayores reservas en dlares del mundo y es el mayor acreedor de EE.UU.

Volviendo a la pregunta del billn de dlares, como indicamos anteriormente la tasa de cambio es determinada por los respectivos bancos centrales. Recientemente, el Gobierno de Obama ha estado presionando a China para que reevale su moneda. Ante la presin y para evitar una guerra comercial, China permiti que su moneda aumentara ligeramente su valor. De hecho, esto sucedi justo antes de la Cumbre del G-20 en Toronto.

Aunque el arreglo mencionado (especficamente el acuerdo sobre la tasa de cambio) ha servido su propsito original, ya no se puede mantener. Esto se debe a que el actual vnculo entre el yuan y el dlar distorsiona el mercado de cambios y exacerbar todava ms la actual crisis financiera global.

Como resultado del tsunami financiero global, EE.UU. vuelve a estar en suspensin de pagos. Pero esta vez Obama no puede hacer lo que hizo Nixon en 1971.

The Daily Reckoning evalu correctamente la situacin cuando dijo a sus suscriptores:

Espere un poco. Seguimos siendo Nmero 1, verdad?

S en el sentido de que podemos, tericamente, tener la supremaca total en el mundo. Es decir, si los chinos lo permiten. Tienen tanto dinero nuestro y tantos bonos nuestros, que si deciden deshacerse de ellos, estaremos en un maldito aprieto. Porque no pagamos suficientes impuestos para financiar nuestros programas sociales y el Pentgono al mismo tiempo. No nos lo podemos permitir. De modo que los simpticos chinos nos prestan dinero.

Pero no os preocupis. Nos han prometido que no se desharn de nuestros bonos. Y estamos seguros de que cumplirn con su promesa mientras quieran hacerlo.

Que sepamos, ningn imperio que haya tenido que pedir prestado a sus rivales ha durado mucho tiempo. Gran Bretaa se vio en esa situacin en la Primera Guerra Mundial. Ya no se pudo permitir los costes de mantenimiento del imperio incluido el inmenso coste de la guerra en s- De modo que pidi prestado a EE.UU. Los alemanes tambin pidieron prestado a prestamistas de EE.UU. Pero los prestamistas de EE.UU. a Gran Bretaa tenan ms dinero en Nueva York y ms poder en Washington. De modo que EE.UU. entr en la guerra al lado de Gran Bretaa en lugar del lado alemn.

Entonces, en la Segunda Guerra Mundial, cuando se puso a un general estadounidense a cargo del Da D, qued claro que Gran Bretaa haba cedido la posicin del perro gua a EE.UU. Fue una entrega amistosa, lograda por la fuerza de la economa en lugar de por la fuerza de las armas. EE.UU. no tuvo que derrotar a Gran Bretaa usando la fuerza militar. Simplemente slo tuvo que financiarla.

Pocos aos despus, durante la crisis de Suez, Gran Bretaa aprendi lo que era ser una potencia subordinada. Descubri que ya no poda mandonear a su gusto sin la aprobacin de EE.UU.

Pero eso es en el frente militar. En casa, los britnicos descubrieron que eran pobres y que se empobrecan paulatinamente. Bajo el peso de crecientes programas de asistencia social y un imperio que se achicaba, la economa britnica se hundi. Sus antiguos aliados Francia y EE.UU. vivieron un boom en los aos de posguerra. Lo mismo ocurri con sus antiguos enemigos Japn y Alemania- Pronto, no slo sus amigos se hicieron ms ricos y poderosos sino tambin sus adversarios.

De modo que ahora tenemos una situacin ridcula en la cual EE.UU. debe billones de dlares a sus acreedores globales (especialmente a China), es insolvente, y sin embargo, la tasa de cambio no refleja la debilidad subyacente de EE.UU.

Tambin tenemos la situacin en la cual China ha estado vendiendo bienes y servicios a EE.UU. y se le est pagando con una moneda de papel higinico que no tiene otro valor que el valor artificial y arbitrario impreso en el papel. China, por su parte, presta esos papeles higinicos de vuelta a EE.UU. para que pueda comprar ms bienes y servicios de China. EE.UU. no tiene dinero para pagar a China, de modo que crea dinero de la nada, a travs de la impresora electrnica y lo utiliza para pagar a China.

Hablando en serio, cunto puede durar esta farsa?

En 1985, tuvimos el Acuerdo Plaza para rescatar al tigre de papel estadounidense. La respuesta entonces fue devaluar el dlar de EE.UU. Pero Japn sufri veinte aos de estancamiento.

Por qu no han adoptado los mismos pases el Reino Unido, Francia, Alemania y Japn una estrategia similar en esta coyuntura, aumentando as las exportaciones de EE.UU.?

Es simple!

1. EE.UU. ha subcontratado una parte tan grande de sus exportaciones anteriores a China y a otros pases que no tiene suficientes productos significativos que exportar para que conseguir una diferencia sustancial en el dficit comercial.

2. Durante el ltimo decenio, las principales exportaciones de EE.UU. fueron, y siguen siendo, Productos Financieros las basuras empaquetadas como Obligaciones de Deuda Colateralizadas (CDO), calificadas AAA y vendidas a inversionistas (es decir jugadores) ingenuos en todo el mundo- EE.UU. fue el centro del casino global de derivados, administrado por el Crtel Bancario Fantasma.

3. Ha habido tal expansin crediticia en dlares de EE.UU. en los ltimos diez aos, as como de dlares de papel en el sistema financiero global, que todo intento de devaluar el dlar resultara en una cada libre descontrolada, y la destruccin total de la economa de EE.UU.

4. Y China ha mantenido artificialmente el valor actual del dlar de EE.UU. para evitar el estatus de que lo degraden a basura al mantener su actual tasa de cambio con el dlar (y dentro de una estrecha banda de fluctuacin).

5. Por lo tanto, a corto plazo, China es cmplice, junto con otros bancos centrales importantes, en el engao a la gente de a pie en el sentido de que el sistema global de dinero sin cobertura sigue siendo saludable. Pero, al desclasificar un punto a EE.UU., China y las elites globales esperan que el engao pueda mantenerse durante un cierto tiempo para que China y otros pases puedan librarse de sus masivos activos en dlares estadounidenses. Pero la situacin es tan voltil que nadie, absolutamente nadie, puede decir con seguridad cundo un nio llegar a gritar la denuncia proverbial: Eh, el emperador est desnudo!

6. Tambin es obvio para las elites financieras globales que si hubiera una fuga masiva de los activos en dlares hacia activos en euros habra una cada descontrolada del dlar de EE.UU. Los bancos globales europeos estn hasta aqu con sus posesiones de activos en dlares basura y por lo tanto sufriran inmensas prdidas muy por encima de su exposicin en prstamos en euros a los pases PIIGS (Portugal, Irlanda, Italia, Grecia y Espaa). A diferencia de la poca del Acuerdo Plaza, ahora mismo nadie quiere una devaluacin del dlar. Cuando comience el descenso, nadie podr detener la cada. Los banqueros centrales estn sentados sobre el filo de la navaja. Huy!

7. De modo que, la crisis griega se cre para impedir una huda semejante de activos en dlares a activos en euros. Grecia es la Mary Poppins en el sistema financiero general. Su PIB no es ni siquiera un 3% de la eurozona. En contraste, California est en bancarrota y es ms crucial para la economa de EE.UU. Es la 7 economa del mundo por su tamao. Sin embargo, la bancarrota de California no tuvo el impacto debido en la economa de EE.UU. Esto se debe a que los medios de comunicacin globales aseguraron no destacar la bancarrota. En vez de eso, el sensacionlismo fue que el euro iba hacia un crac. El resultado? La huida hacia el euro se par en seco.

8. Alguien lo fastidi todo. El culpable desde el punto de vista de las elites financieras globales fue el indomable Irn. China y Rusia estaban jugando juegos geopolticos en sus relaciones comerciales con Irn con la esperanza de que el presidente Ahmadineyad no arruinara la fiesta antes de que estuvieran listos para librarse de sus masivos activos en dlares. EE.UU. e Israel jugaron el papel del implacable mientras China y Rusia se hicieron inicialmente los blandos, en un papel tan tpico de los roles policiales cuando se trata de extraer concesiones y / o confesiones. Pero las verdaderas intenciones de China y Rusia se revelaron cuando, exasperadas por la resistencia y el desafo de Irn, optaron por imponer severas sanciones a ese pas. El cuarteto no se preocup por mantener la farsa. El tema de las armas nucleares slo fue una pantalla de humo para engaar al mundo ante la inminente implosin financiera.

La desclasificacin por China tiene que verse como lo que es, una seria advertencia de que se acerca el fin. Hay que bajar el teln sobre la farsa.

Otra seal de que se acerca el fin fue cuando el Banco de Pagos Internacionales (BIS) cambi al oro como garanta para un crdito extendido a un fondo soberano (con gran probabilidad Portugal) a travs de entidades comerciales. El oro, considerado otrora una reliquia primitiva ha vuelto a estar de modo en cambios de moneda. Quin lo hubiera imaginado hace unos meses? En cierto sentido, hemos vuelto al punto de partida. En 1971, Nixon suspendi la convertibilidad del dlar de EE.UU. Hoy, el BIS ha dado los primeros pasos para devolver al oro al lugar que le corresponde.

No importa cunto traten los banqueros centrales y China de impedir que reviente la burbuja de la deuda soberana, no lo lograrn.

Tarde o temprano, China tendr que tomar la decisin del Siglo XXI deshacerse del dlar y permitir que las economas globales sufran severo dolor a corto plazo, durante cinco o diez aos, o cometer suicidio masivo junto con EE.UU., el Reino Unido, Francia, Alemania, Rusia y Japn.

China es actualmente el nico pas que puede sobrevivir a la prxima devastacin financiera con el menor dolor, ya que le ser relativamente fcil transformar su economa impulsada por la exportacin a otra basada en el interior aprovechando el ilimitado potencial de sus 1.500 millones de habitantes. China puede hacer en un breve ao, tal vez en un mximo de dos, lo que para otras economas desarrolladas significara una tarea de una generacin.

Un aumento marginal en el poder de compra de sus ciudadanos absorbera toda la disminucin en los mercados de exportacin.

El hecho de que el yuan est apuntalando al dlar significa que el yuan y no el dlar es la moneda indiscutida de reserva global. Si China reevala drsticamente el yuan, todas las monedas sin cobertura se orientaran hacia una cada libre descontrolada.

No seamos ingenuos y no nos engaemos. Es pura pantomima que EE.UU. pida a China que reevale el yuan y que China se resista a una reevaluacin. Este juego de tira y afloja monetario es una pantalla de humo para dar crdito al hecho de que el dlar no es basura sino AA, aunque haya bajado un punto desde AAA.

El hecho de que tantos economistas entrenados en Occidente no hayan encarado o sacado a la luz este tema slo puede significar dos cosas, o son verdaderamente ignorantes o forman parte de esta gran farsa, echndonos humo a los ojos.

Sea paciente. Invierta en oro. Preprese para el Acto II del Apocalipsis financiero!

Copyright Matthias Chang, Global Research, 2010

Matthias Chang es malasio. Es abogado de 32 aos y fue secretario poltico del cuarto Primer Ministro de Malasia, Tun Dr. Mahathir Mohamad. Es autor de tres libros: Future FastForward, Brainwashed for War, Programmed to Kill, publicados en EE.UU. y en Malasia. Reside en Kuala Lumpur, Malasia. Para contactos escriba a [email protected].

Fuente: www.globalresearch.ca/PrintArticle.php?articleId=20176

rCR



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter