Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 25-07-2010

Las huellas dactilares de Israel
El asesinato de Hariri

Rannie Amiri
CounterPunch

Traducido del ingls para Rebelin por Sinfo Fernndez



Las duras medidas adoptadas contra las redes israeles de espionaje que operan en el Lbano han provocado ms de setenta arrestos en los ltimos dieciocho meses. Entre esos arrestos estn los de cuatro oficiales de alto rango pertenecientes al ejrcito y la seguridad nacional del Lbano; uno de ellos llevaba espiando para el Mossad desde 1984.

A finales de junio se produjo un avance importante en la investigacin en curso, que culmin con el arresto de Charbel Qazzi, jefe de transmisiones, radiodifusin y televisin de Alfa, uno de los dos suministradores de servicios de telefona mvil de propiedad estatal del Lbano.

Segn el diario libans As Safir, Qazzi confes haber instalado programas informticos y colocado chips electrnicos en los transmisores Alfa. De esa forma, la inteligencia israel poda utilizarlos despus para controlar las comunicaciones, elegir y localizar blancos para cometer asesinatos y desplegar potencialmente virus capaces de borrar la informacin grabada en las lneas de contacto. Segn se ha informado, la colaboracin de Qazzi con Israel dura ya catorce aos.

El 12 de julio, se arrest en Alfa a una segunda persona. Tariq al-Rabaa, ingeniero y socio de Qazzi, fue apresado con acusaciones de espiar para Israel y comprometer la seguridad nacional. Pocos das despus, se arrest de forma similar a un tercer empleado de Alfa.

Israel se ha negado a comentar nada de los arrestos. Sin embargo, su aparente capacidad para penetrar en el sector de las telecomunicaciones y en el sector militar en el Lbano ha desconcertado al pas y provocado inmediata preocupacin por las cuestiones relativas a la seguridad.

Qu tiene todo esto que ver con el asesinato de Hariri?

Aparte de las obvias y perjudiciales ramificaciones de oficiales de alto rango del ejrcito libans que trabajan para Israel, se est cuestionando tambin ahora la legitimidad misma del Tribunal Especial para el Lbano (STL, por sus siglas en ingls). El STL es el rgano creado por las Naciones Unidas para enjuiciar a los responsables del asesinato del difunto Primer Ministro. El 14 de febrero de 2005, detonaron mil kilos de explosivos cerca de la caravana de automviles de Hariri, matndole a l y a otras 21 personas.

Se cree que el STL va a presentar acusaciones sobre la cuestin a primeros de septiembre, y lo har basndose en gran medida en grabaciones telefnicas y transmisiones de mviles.

Segn AFP: Un informe preliminar del equipo de investigacin de las Naciones Unidas dijo que haban recogido como prueba datos de llamadas de telfonos mviles hechas el da del asesinato de Hariri.

Asimismo, The National informaba: Segn informaciones de los medios que no han podido verificarse, la investigacin internacional, que podra presentar acusaciones o hallazgos en cuanto llegue el mes de septiembre, ha utilizado ampliamente las grabaciones telefnicas para establecer conclusiones sobre una conspiracin para matar a Hariri, culpando en gran medida a Siria y a sus aliados libaneses

En un discurso televisado del 16 de julio, el Secretario General de Hizbollah, Hasan Nasrallah, expres sus sospechas de que el STL utilizara la informacin recogida de comunicaciones vinculadas con Israel para implicar falsamente al grupo en el asesinato del Primer Ministro:

Nasrallah llam a las manipulaciones del STL un proyecto israel que trataba de crear desrdenes en el Lbano.

En efecto, en mayo de 2008, el Lbano experiment algo de eso. Cuando se llevaban ya dieciocho meses en punto muerto para la formacin de un gobierno de unidad nacional con el entonces Primer Ministro Fouad Siniora, la decisin de su gabinete de declarar unilateralmente ilegal el sistema de comunicaciones de lneas fijas de Hizbollah puso al pas al borde de la guerra civil.

Reconociendo el valor que sus seguras lneas de comunicacin tuvieron al combatir la invasin israel de julio de 20076 y sospechando que las telecomunicaciones de propiedad estatal podan estar comprometidas, Hizbollah se resisti a los planes de Siniora para que desmantelara sus redes. Sus hombres se extendieron por todo el oeste de Beirut y pusieron rpidamente fin a los planes del gobierno. Dos aos despus, sus sospechas parecen plenamente justificadas.

El diputado de la oposicin y el Movimiento Patritico Libre encabezado por Michael Aoun ha advertido ya a Nasrallah que el STL culpar probablemente a miembros incontrolados de Hizbollah, lo que podra acarrear tensiones entre libaneses y entre palestinos y libaneses, y hasta una guerra israel contra el Lbano.

Dando crdito a las afirmaciones de Nasrallah y Aoun, el Comandante en Jefe del ejrcito israel Gabi Ashkenazi, predijo con todas sus ganas que la situacin en el Lbano iba a deteriorarse en septiembre cuando el STL culpara a Hizbollah por el asesinato de Hariri.

El contento de Ashkenazi, en su testimonio premonitorio presentado en el Comit de Asuntos Exteriores de la Knesset, revela que Israel confa en que las consecuencias del informe del STL sean stas: que se propague la lucha civil y la discordia entre los grupos sectarios libaneses, por lo general divididos en facciones a favor o en contra de Siria. Ashkenazi anticipa que por supuesto eso es lo que va a suceder, porque conoce el acceso sin restricciones de Israel a grabaciones telefnicas fundamentales que incriminan a Hizbollah en el crimen.

Al haber quedado muy patente la invasin de agentes y operativos de Israel en el Lbano y su infiltracin en la red de telecomunicaciones, el STL, como mnimo, debe reconocer que las pruebas de la supuesta implicacin de Hizbollah en la muerte de Hariri (un grupo que disfrut histricamente de buenas relaciones con el difunto Primer Ministro) estn completamente contaminadas y, probablemente, tambin falsificadas.

El arresto de Qazzi y al-Rabaa en la desintegracin de las redes de espionaje israeles debera impulsar al STL a cambiar su enfoque, dirigindose hacia el nico actor regional que se ha beneficiado del asesinato de Hariri; uno que continuar sacando tajada si ve que sus esfuerzos para implicar a Hizbollah culminan con xito.

Es hora ya de mirar hacia Tel Aviv.

Rannie Amiri es un comentarista independiente en temas relativos a Oriente Prximo. Puede contactarse con l en [email protected]

Fuente:

http://counterpunch.org/amiri07232010.html

rJV



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter