Portada :: Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-02-2005

Alemania
Pierde sus derechos laborales por no aceptar un empleo de prostituta

La Voz de Galicia


Una joven alemana de 25 aos, informtica en paro, se ha visto abocada a tomar una difcil decisin: aceptar un trabajo en un burdel. De no ser as, el Estado le recortar drsticamente sus prestaciones por desempleo.

La joven, cuya identidad no ha sido revelada, hizo lo que todo el mundo para buscar trabajo: envi su currculum a varias bases de datos con la esperanza de que algn empresario reparase en ella. En su historial laboral aadi como experiencia que haba trabajado en una cafetera como camarera y que no le importara repetir si era necesario. As fue como le lleg una oferta de un bar nocturno cuyo propietario estaba interesado en su perfil. Slo al llamar por telfono averigu que se trataba de un burdel y el empleo inclua servicios sexuales.

 La reforma de la legislacin alemana en materia de empleo establece que cualquier mujer menor de 55 aos que lleve ms de un ao en paro est obligada a aceptar cualquier empleo, incluido la prostitucin, legal en el pas desde hace dos aos. Quien se niegue a ello ver recortados sus derechos en materia de prestacin social.

 El Gobierno consider la posibilidad de hacer una excepcin con los burdeles por motivos ticos, pero a ltima hora decidi que sera demasiado complicado establecer diferencias entre los distintos tipos de bares. As, un burdel puede acceder a bases de datos de aspirantes a trabajos con los mismos derechos que una clnica que busque enfermeras, por ejemplo.

 As que la joven se encontr con que el empresario cumpla estrictamente con la ley cuando le ofreci un empleo que inclua servicios sexuales. Ms an, la misma legislacin prev que si el empresario no aplica la norma de denunciar a quien renuncie a la oferta, puede ser sancionado si es denunciado por empresarios de la competencia.

 El de la informtica no ha sido el nico caso. Chicas que trabajaron como teleoperadoras fueron contactadas para incorporarse a lneas erticas; a una joven de 23 aos la enviaron a una entrevista para un puesto de modelos para desnudos; deba informar sobre el encuentro.

Los empresarios que se dedican a la prostitucin argumentan que su actividad es legal y adems cumplen con sus obligaciones fiscales. Tatiana Ulyanova regenta un burdel en Berln y se pregunta: Por qu no puedo acceder a una base de datos pblica si pago mis impuestos como todo el mundo?. Otro empresario pidi 12 prostitutas, pero la agencia de empleo retir su anuncio.

El paradjico caso de la joven informtica rene lo peor de la nueva legislacin laboral con la legalizacin de la prostitucin: Las nuevas regulaciones establecen que el trabajo en la industria del sexo no slo no es inmoral, sino que no se pueden dejar estos trabajos sin el riesgo de perder derechos, denunci una abogada alemana especialista en este tipo de casos.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter