Portada :: Cultura :: Cine
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-08-2010

Pelculas romnticas y crisis sistmicas en USA

Jorge Vital de Brito Moreira y Catherine Marie Bryan
Rebelin


En esta poca de crisis del sistema capitalista globalizador, en que la administracin del presidente Barak Obama ha intensificado el drenaje del dinero pblico para financiar las guerras imperiales de USA en Afganistn, Iraq y Pakistn (1) y para financiar la especulacin y las ganancias de los grandes bancos en detrimento del empleo, de la vivienda, de la salud y de la educacin de la mayora del pueblo norteamericano, empiezan a reaparecer en la TV comercial (2) no slo los filmes de guerra (que enaltecen el patriotismo rampln) (3) sino tambin determinadas pelculas romnticas que han funcionado en el pasado (a nivel simblico e ideolgico), como soluciones imaginarias a los problemas del desempleo masivo (jobless people), de la falta de ingresos para adquirir o rentar las viviendas (homeless people), del aumento de la prostitucin, del consumo de drogas, del incremento de la violencia, etc.

Entre esas pelculas romnticas (que fueron de gran xito de taquilla en el pasado pero que ahora, recicladas en re-runs constantes de TV, continan su influencia en el presente) se encuentran Pretty Woman (1990), Flashdance (1983), White Palace (1990) y Housesitter (1992), todas construidas a base de una frmula ultra-conocida para hacer gran xito entre el masivo pblico consumidor.

Desde ahora, anticipamos al lector que no tenemos la intencin de establecer una relacin mecnica entre las crisis del sistema capitalista en el ltimo cuarto del siglo XX y las pelculas mencionadas, pero tampoco podemos dejar de observar que los perodos en que ellas fueron inicialmente producidas estuvieron asociados, directa o indirectamente, con momentos histricos e ideolgicos en que se produjeron las crisis del sistema capitalista mundial. As, Flashdance (1983) estuvo relacionada con la recesin de 1980-83 que inclua tasas de desempleo de ms de 10%, PBN bajando, dficit de intercambio internacional, todo conectado con la poltica fiscal de la administracin Reagan y de Paul Volcker y en alguna medida con la crisis de la deuda externa en Amrica Latina, con inicio en Mxico en 1982. Pretty Woman (1990), White Palace (1990) y Housesitter (1992) se asocian con la recesin de los aos 80 y 90 comenzando con lo que se ha llamado el lunes negro en que la bolsa de valores de Wall Street cay sbitamente ms de 20% en un da (octubre 1987), seguido por la crisis de los bancos de ahorro y prstamo, la primera Guerra del Golfo y un aumento en el precio de petrleo, todo lanzando a USA (en aquel perodo) a su peor crisis econmica desde la Gran Depresin. Sin embargo, la crisis econmica actual (considerada ahora la peor despus de la Gran Depresin) ha superado todas las crisis anteriores del sistema a nivel nacional e internacional, y se ha vuelto a relanzar a la pantalla pequea estas pelculas romnticas con finales felices para ser vistas y re-vistas por un pblico todava y ms drsticamente carente de soluciones al desastre econmico que padece.

As, creemos que sera interesante analizar por lo menos una de las pelculas mencionadas, Pretty Woman -la ms popular (4) de las cuatro con un ingreso mayor de $450 millones a nivel global (y gastos de produccin de slo $14 millones), un re-lanzamiento reciente del 14 de febrero de 2010 para celebrar sus 20 aos y, por supuesto, el da de San Valentn, y, de amplia aceptacin entre la crtica cinematogrfica - para tratar de identificar en su frmula, el secreto de su xito entre el pblico nacional e internacional (5) y, con eso, discernir su funcin ideolgica(6), o sea, cmo la pelcula opera en el sentido de, como veremos, legitimar y preservar simblicamente la continuidad de la dominacin y la explotacin de clase en la sociedad capitalista. Y, siguiendo en esa direccin, cmo esta pelcula romntica (de tipo feel good y supuestamente no-poltica) funciona para desarmar el investimiento poltico de las clases explotadas para luchar en contra de la opresin social (7). Por ltimo nos gustara mostrar no slo la relacin del modelo (o frmula) de Pretty Woman con los de las otras pelculas mencionadas sino que tambin cmo ellas reproducen la misma funcin ideolgica.

Antes de continuar con este anlisis, quisiramos esclarecer para los lectores que, dar preferencia a una lectura (interpretacin) de las pelculas bajo un punto de vista crtico centralizado en la lucha de clases (la contradiccin capital/trabajo) como su eje principal, no significa que estemos invalidando otras lecturas posibles centradas en otros puntos de vista crticos, tales como las oposiciones de gnero (gender), raza, nacionalidad, religin, sexualidad, o el punto de vista ecolgico y pacifista. Ni significa que excluyamos de nuestro anlisis la consideracin de otras posibles oposiciones siempre que sean pertinentes.

Para los que vieron Pretty Woman hace tiempo (o, en el caso menos comn, que no la hayan visto) aqu est un resumen de la pelcula: un hombre de negocios rico, elegante y bien educado, Edward Lewis (Richard Gere), contrata a la pobre y poco educada prostituta Vivian Ward (Julia Roberts) durante un viaje de negocios a Los ngeles. Tras pasar con ella la primera noche en un lujoso hotel en Beverly Hills (el Regent Beverly Wilshire), le ofrece dinero (3.000 dlares) para que pase con l toda lasemana y le acompae a diversas actividades sociales que le tienen programadas. En los das siguientes, a pesar de las diferencias de clase, de educacin, de lenguaje, de hbitos y de vestuario; pese a la recusa de los amigos ricos de aceptar su relacin, los dos se van conociendo y descubriendo nuevas facetas de sus vidas. De esta forma, desarrollan sentimientos ms all del acuerdo econmico. Edward se ocupa de que ella se vista con correccin y aprenda lo necesario para comportarse en la sociedad a que l pertenece. As, Vivian le abre a Edward a una relacin ms humana e ntima y ella descubre que siente algo ms que una relacin profesional con el ejecutivo. En el final, Edward la busca a Vivian para crear una relacin completa y duradera, y, como en el cuento de hadas (fairy tale), la historia termina con un final feliz.

Es importante destacar que la trama de la pelcula Pretty Woman tiene en el cuento de hadas Cinderella o la Cenicienta su modelo objetivo. O sea, si abstraemos el tiempo, el lugar, el escenario y los nombres de los personajes, la pelcula es estructuralmente semejante al cuento de hadas, pues sus funciones (como precisamos ms adelante cuando nos referimos a Vladimir Propp), son las mismas en las dos narrativas. Como en la frmula narrativa del cuento de hadas Cinderella, la pelcula Pretty Woman transforma mgicamente a una mujer socio-econmicamente pobre en una mujer rica. As, con un golpe de magia y de suerte, la prostituta Vivian Ward consigue superar la oposicin y la contradiccin entre ricos y pobres (entre el capital y el trabajo) en nuestra sociedad.

Cinderella, como se sabe, es un personaje de un cuento de hadas del cual existen varias versiones, tanto orales como escritas. En Europa, las versiones escritas ms conocidas son las del francs Charles Perrault de 1697 y la versin alemana de los Hermanos Grimm, de 1812. En USA, en 1950, Walt Disney realiz una versin de la Cenicienta (para dibujos animados) muy prxima a la versin de Perrault. La versin de Disney se transform en un xito pblico extraordinario, razn por lo cual en Amrica es la versin de Perrault la ms conocida del pblico del pas.

Aunque se puede identificar en las diferentes versiones del cuento la conocida existencia de los motivos de la envidia, de la competencia y de los celos (y otros) entre la madrastra y sus dos hijas hacia la Cenicienta, los motivos que nos parecen centrales para analizar la funcin ideolgica del cuento de hadas Cenicienta en una sociedad de clases debe de ser necesariamente la relacin de dominacin y explotacin del trabajo de Cinderella por la madrastra y sus dos hijas simultneamente con la realizacin de la utopa: la metamorfosis de Cinderella hacia la situacin social de la riqueza y la libertad logradas.

Teniendo Cinderella como el antepasado ilustre del cual la trama de la pelcula Pretty Woman presenta poca variacin, el sentido del ideologema (8) no es difcil de captar tanto en el cuento de hadas como en la pelcula: las oposiciones histricas (no naturales) entre ricos y pobres, y otras derivadas, empleado/desempleado (jobless), con vivienda/sin vivienda (homeless) explotado/no explotado podrn ser superadas bastando para tanto que el polo rico establezca una alianza para realizar el matrimonio (casarse) con el polo pobre.

La observacin anterior tambin puede aplicarse a las otras tres pelculas, pues al analizar los elementos correspondientes de cada una de ellas, nos damos cuenta de que las funciones centrales de Pretty Woman se repiten en las dems. Enlas cuatro pelculas podemos darnos cuenta de las funciones de alejamiento y carencia, funciones que estn presentes en Cinderella, tambin estn presentes en las cuatro protagonistas femeninas de las cuatro pelculas. As, por ejemplo, los espectadores nunca pueden observar la presencia de los progenitores de las mujeres (estn alejados), slo los de los hombres; los espectadores pueden observar que todas las mujeres estn en una condicin socio/econmica/cultural de carencia, pues todas ellas estn en un plano inferior a los cuatro protagonistas masculinos y dependen de ellos para superar la carencia. Esto se logra va la funcin matrimonio explcito o implcito y est presente en el final de las cuatro pelculas. As, el final de cada historia est coronado por un final feliz a travs del matrimonio o la promesa de la realizacin del matrimonio.

Fue Vladimir Propp (9) quien (durante el anlisis de los cuentos rusos), observ que los personajes de esos cuentos variaban de nombres, sexo, edades, en el espacio, y en el tiempo, pero que sus acciones (o funciones) eran constantes. Propp catalog treinta y un elementos fijos o funciones y siete esferas de accin. De todas esas funciones, dos son especialmente importantes porque sirven al nudo de la intriga: la funcin del personaje que causa un dao y la funcin del personaje que desea poseer algo de que carece (carencia). En el cuento de Cinderella el dao (la dominacin, la explotacin) causado por los personajes madrastra y sus dos hijas son permanentes, por esta razn el objeto de deseo de Cinderella es conseguir su libertad y su autonoma. Sin embargo, el objeto de deseo slo podr realizarse a travs del matrimonio con el prncipe. En el caso de Pretty Woman, Flashdance, White Palace y Housesitter, las cuatro protagonistas femeninas (una prostituta, una operaria, una vendedora de hamburguesas, y una mesera) sufren el dao o la carencia permanente causados por la dominacin y explotacin del sistema capitalista sobre ellas y las cuatro desean un objeto capaz de lograr la libertad y autonoma para ellas. Slo pueden lograr su objeto de deseo a travs del matrimonio o algo equivalente a l. En otras palabras, las funciones dao o carencia y objeto de deseo no slo son las funciones ms importantes de la trama narrativa de los cuentos sino que tambin son las funciones econmico-poltico-ideolgicas ms importantes en la trama individual de los individuos particulares dominados y explotados por el sistema capitalista y tambin en la trama de toda la clase social de los trabajadores subsumidos por el capital.

Volviendo a la relacin entre las funciones de la trama con la realidad histrica contempornea, podramos admitir que en la realidad, eventualmente existe la posibilidad de la realizacin del matrimonio de un hombre rico con una mujer pobre (prostituta o de otra ndole) pero, en cualquier caso, el matrimonio se referira a un evento individual y particular que no afectara para nada la estructura social histrica y general donde se producen y reproducen la explotacin y la dominacin de la clase pobre (proletariado, campesinado) por la clase rica burguesa (el Capital), o sea, entre hombres de negocios ricos y trabajadores pobres. Y desde nuestro punto de vista crtico todos los personajes femeninos son figuras sometidas al castigo de la dominacin y explotacin de clases de la sociedad capitalista.

En Flashdance, White Palace y Housesitter se ven situaciones semejantes, pues todas ellas presentan diferentes variaciones de la frmula del cuento de hadas Cinderella. Por ejemplo, Flashdance, trata de la historia de Alexandra (Alex) Owens, una joven de 18 aos que fue abandonada por sus padres pero que suea con llegar a ser una exitosa bailarina. Para poder vivir, trabaja en una fbrica de acero durante el da y de noche trabaja en Mawby's, un cabaret de Pittsburgh, Pennsylvania. Durante una de sus presentaciones como bailarina extica, llama la atencin de Nick Hurley, el dueo de la fbrica de acero. Nick queda muy intrigado y atrado por ella, y la sorpresa y el malestar suceden cuando l descubre que Alex es una de las empleadas de su fbrica. Pero, una vez ms, pese a los desconciertos y desentendimientos entre los dos, el final feliz se realiza uniendo el dueo de la fbrica con su trabajadora.

Directa o indirectamente, estas pelculas tambin actan en el plano tico y moral, pues intentan ensearnos que los ricos no son malos sino todo lo contrario: los ricos son buenos y slo basta que las clases sociales produzcan las alianzas y los matrimonios entre ricos y pobres para encontrar la solucin para el problema de la falta de empleo, la falta de recursos para obtener una vivienda digna, la falta de condiciones para lograr una buena educacin, una buena asistencia mdica, etc. De esta forma, las pelculas buscan prolongar la hegemona de la clase dominante por la va de lograr el acuerdo y/o el consenso de los dominados para que apoyen y luchen por su proyecto de clase.

Con la importante excepcin que merecen determinadas pelculas en lengua inglesa tales como West Side Story (1961), Missing (1982), Wall Street(1987) , The Insider (1999), The Quiet American (2002), Syriana (2005) o las documentales Fahrenheit 9/11, y Capitalismo: A Love Story (2009) de Michael Moore, entre otras, la gran mayora de las pelculas de USA son meros productos comerciales populares y masivos que funcionan para reforzar la ideologa de la clase dominante y prolongar el consenso que se necesita para seguir hegemonizada sobre las clases subalternas en una poca de crisis (10).

Por eso, cada vez que vemos pelculas romnticas con una frmula para hacer xito de taquilla deberamos preguntarnos Por qu la mayora de las pelculas norteamericanas cuentan historias que reprimen y/o escamotean la lucha de clases sociales en la sociedad? Por qu esas pelculas cuentan historias cuya solucin imaginaria no puede acercarse de forma realista a las contradicciones sociales y polticas de nuestra sociedad?

Por este camino, uno debera tambin preguntarse (y algunos se han preguntado) por qu en una poca de apabullante crisis del sistema capitalista (en que los trabajadores pierden sus empleos, pierden sus viviendas, pierden muchos de los servicios de la educacin y de la asistencia social), la clase trabajadora an no ha podido dar una respuesta organizativa y poltica apropiada para defenderse de la alienacin (del incremento de la apropiacin de sus bienes por la clase burguesa), de sus derechos humanos ms fundamentales logrados a lo largo de la historia del capitalismo con muchas luchas en el pasado contra el capital? (11)

A la inversa, uno podra tambin preguntarse: por qu las pelculas de USA, en general, no denuncian la lucha de clases en la sociedad, o, por qu desinforman de cmo el gobierno contina desviando el dinero pblico para fomentar ms y ms guerras y la especulacin de los grandes bancos en vez de usarlo para mejorar las condiciones socio-econmica y culturales de la mayora del pueblo norteamericano?

Desde nuestra perspectiva, creemos que las preguntas anteriores son pasos iniciales para distanciarse y tomar cosciencia de que el objetivo fundamental del cine comercial (romntico o de otro tipo) es, por un lado, producir ms y ms ganancia, lo cual contribuye (contradictoriamente) al proceso de produccin de la crisis capitalista; y, por otro lado, buscar producir, como mercanca cultural que el cine representa, los mecanismos ideolgicos (los denominados antdotos) para salvar el sistema de la crisis que ha contribuido a producir.

Para concluir, nos gustara reafirmar que adems de ser una mercanca capitalista (unidad contradictoria de valor de uso/valor adems del plusvalor o ganancia), y uno de los mecanismos decisivos para amortiguar ideolgicamente las crisis del sistema, una de las funciones centrales del discurso romntico cinematogrfico norteamericano es crear la hegemona y la dominacin de clase en USA y en las naciones del tercer mundo por parte del imperio: ya sabemos que la dominacin de los pases del tercer mundo no es exclusivamente econmico-poltica, sino tambin cultural. La industria de entretenimiento de USA, forma mentalidades, crea mitos (el american way of life), modela gustos, costumbres y ritmos: no hay cmo negar que el modelo hollywoodiano de las pelculas romnticas (con sus frmulas 'cenicientescas' y sus happy endings) es, desde sus orgenes, uno de los modelos hegemnicos de la industria del cine. Sirve para inventar y propagar el mito de la capacidad de amar y salvar al prjimo, al mismo tiempo que reprime y esconde el dominio de clase, el imperialismo, la invasin, la guerra y la colonizacin de las naciones del tercer mundo por el imperio americano.

(1) Para obtener ms informacin sobre este tema ver la entrevista del socilogo James Petras El plan es seguir aprovechando la crisis para bajar el costo del trabajo para la publicacin online La Haine.com:

http://www.lahaine.org/index.php?blog=3&p=46848

(2) Aunque la nocin de TV comercial en USA sea muy amplia, abarcando los canales de noticias CNN, ABC, CBS, MSNBC y Fox (todos peligrosos del punto de vista ideolgico, pero el ms peligroso es sin duda Fox News de Murdoch), aqu nos referimos a los canales que estn dedicados a exhibir pelculas tales como ELOVE, TNT, TMC, ENCR, EMYST, EDRAMA, EACTN, EWAM, MGM, RETRO, LIFETIME, USA, AMC, etc.

(3) Aunque hemos dejado a un lado en este texto el anlisis de la gran produccin de filmes violentos y de guerra (justificadores de la militarizacin de la sociedad durante las crisis sistmicas del capitalismo), nos gustara sugerir al lector mirar el texto de Jorge V. Moreira sobre la violencia en el cine americano titulado El pastiche de la violencia, la violencia del pastiche: la reescritura de la historia en la nueva pelcula de Tarantino.

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=102130

(4) Han estado en circulacin por lo menos tres nociones de lo popular en el siglo pasado y en este siglo:

a) Popular entendido como un conjunto de prcticas, danzas, cultos, objetos que en general se reconoce en las sociedades tradicionales por el nombre de folclor. Lo anterior est relacionado con una visin subalterna del pueblo que es construida, en el proyecto nacionalista, por las clases dominantes;

b) Luego, tenemos la nocin de popular como un proceso de lucha y de identidad de sectores activos del pueblo oprimido (predominantemente operarios y campesinos) que tiene como objetivo conquistar un espacio de libertad, poder y autonoma para lograr sus metas de emancipacin social de una sociedad dominada por una clase de propietarios del sistema de produccin capitalista;

c) Por ltimo se entiende popular como la manifestacin de una gran parte de la poblacin que, desde una posicin de consumidores pasivos, asiste a y participa de los programas establecidos por la media, por los medios de comunicacin/desinformacin. Como se puede observar se trata tambin de una forma de conteo y medicin con que la media controla el nivel de audiencia y asistencia a sus programas por parte de la poblacin.

(5) xito no slo entre el pblico: la pelcula fue indicada para varios premios nacionales tales como el Oscar, el Globo, e internacionales: Cesar, Bafta.

(6) Dado que existen diversas nociones de ideologa en circulacin, nos parece importante sealar la que estamos utilizando en este texto. As, ideologa, son ideas falsas (o no) que ayudan a legitimar un poder poltico. Como nos advierte Manuel Sacristn es posible tener una ideologa formada por ideas cientficas: puede haber verdad cientficamente aprovechable en el seno de ideologas, e incluso ideologas cientficas segn una expresin de Lenin. Ver El Filosofar de Lenin, Sobre Marx y Marxismo, pag. 157. Icaria Editorial, Barcelona, 1983. Ver tambin el libro Ideologa: una introduccin de Terry Eagleton. Editorial Paidos, Barcelona, 1997.

(7) No ignoramos que los productores, directores, actores, de la industria del cine son productos de esta sociedad capitalista y que sus intereses de clase no se identifican con los intereses de la mayora de los norteamericanos que internalizan el discurso hegemnico, aunque ese no represente sus intereses objetivos. Como nos ense Antonio Gramsci, el cine, la TV, la radio y los peridicos no solamente pertenecen a la clase dominante sino que son esos medios con losque la burguesa cuenta para establecer la hegemona en la sociedad. Para un anlisis un poco ms extenso del concepto de la hegemona en Gramsci y la actual poltica de la administracin de Barak Obama ver el texto La crnica de una traicin anunciada de Jorge Vital de Brito Moreira, en el website: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=98961

8) Ver Fredric Jameson. Documentos de cultura, documentos de barbarie: La narrativa como acto socialmente simblico. Visor Distribuciones S. A. Madrid, 1989, pg. 64; traduccin espaola del libro The Political Unconscious: Narrative as a Socially Symbolic Act. Cornell University Press,1982.

(9) En la historia de la narratologa tenemos hoy un conjunto de semilogos estructuralistas (Todorov, Bremond, etc.) quienes, partiendo de Vladimir Propp, lograron reducir an ms el modelo de ste. Uno de los ejemplos ms destacados ha sido la elaboracin del concepto de 'actante' (unidad estructural) por A.J. Greimas. Tampoco se puede dejar de mencionar la gran contribucin del trabajo de Levi-Strauss como pionero en la lectura (interpretacin) de los mitos indgenas, o la de Bahktin sobre el dialogismo o el trabajo de Fredric Jameson sobre el inconsciente poltico de toda narrativa humana.

(10) Mencionamos de paso que otra forma de colonizacin del imaginario popular en USA tambin es hecho por las novelas de TV (soap operas). Debido al gran nmero de canales de TV y a las variedades de los programas (que van de la pesca a la cacera, de los problemas de los perros y gatos domsticos, de los viajes tursticos, geogrficos a los accidentes areos), me parece que en general el pblico norteamericano tiene ms opciones que mirar los soap operas. La situacin me parece algo diferente en Brasil y en Mxico, ya que sus telenovelas romnticas (soap operas) son unos de los elementos predominantes en la colonizacin ideolgica de las conciencias.

(11) Dentro del mismo enfoque, Manuel Sacristn nos dice a propsito de la crisis capitalista de los aos 80:

ahora en esta crisis las clases altas parecen no necesitar defenderse, por as decirlo, sino que en los pases capitalistas ms bien parecen encontrarse al ataque, a la ofensiva, sin practicar polticas de alivio de los inconvenientes del sistema, como lo fue el keynesianismo a raz de la nueva poltica econmica norteamericana de los aos 30, y hasta abandonando medidas sociales o benficas que eran un patrimonio tctico, comn, de las clases altas europeas, prcticamente desde Bismarck, desde finales del siglo XIX. Incluso gobiernos de una tradicin de izquierda, como pueda ser el del actual gobierno espaol, reaccionan en la crisis con cierta holgura respecto de las clases trabajadoras permitindose disminuir subvenciones o apoyos, abstenindose por lo tanto de utilizar tcnicas paliativas que en otras pocas haban sido la base de la obtencin de un consenso mnimo. Ver Manuel Sacristn Luzn Tradicin marxista y nuevos problemas (1983), Pgs. 101-102, Conferencias (http://www.rebelion.org/docs/47380.pdf).

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de los autores mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

rCR



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter