Portada :: Amrica Latina y Caribe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-08-2010

Puerto Rico
Crece una nueva fuerza poltica

Jess Dvila
TerceraInformacin


La sorpresa por el crecimiento de un nuevo actor en la movilizacin de masas en Puerto Rico ha sido tal que casi diez das despus de una marcha en la que participaron ms de sesenta mil manifestantes la institucionalidad poltica y la prensa nacional guardan silencio, en tanto los dos partidos pro Estados Unidos intentan volver a la rutina de sus luchas internas.

De las tres formaciones electorales, slo el Partido Independentista Puertorriqueo aparenta estar cmodo con el nuevo fenmeno, que ha catapultado al movimiento estudiantil universitario como una fuerza con la potencia de mover multitudes con su amplio dominio tecnolgico, su insistencia en no tener lderes y la propuesta de que Puerto Rico ensaye la llamada democracia participativa para enfrentar la crisis nacional.

El evento resulta en motivo de entusiasmo para sectores de izquierda, como la Organizacin Socialista Internacional, la Unin de Juventudes Socialistas, el Movimiento al Socialismo, el nuevo Partido Comunista y el Frente Socialista. De igual manera, fue exhibido con orgullo por la Iglesia, que en su peridico semanal El Visitante le dedic un gran despliegue y reclam sus motivos de doctrina social religiosa para respaldar los reclamos populares ante abusos del Estado y violaciones a los derechos civiles.

El oficialista Partido Nuevo Progresista descart el suceso con el argumento de que el Gobierno protegi un ejercicio de libertad de expresin en el que apenas participaron cerca de 3,000 personas, mientras que Partido Popular Democrtico, principal de la oposicin, tena clculos de que asistira tan poca gente que el da antes hizo gestiones urgentes para tratar de cancelarlo.

Un estratega del PPD indic en privado que a la marcha asistieron entre 10,000 y 15,000 personas y que se trat de un evento sin mayor trascendencia ni impacto en la discusin pblica. Lo nico que resultaba interesante para el perito era que el Colegio de Abogados hiciera la convocatoria y que la participacin de los sindicatos fuese exigua.

La realidad fue que, segn pudo constatar NCM Noticias, la marcha ocup en ms del 60 por ciento un rea en metros cuadrados con una cabida mxima de 107,000 personas y que mientras la representacin oficial de partidos y sindicatos era una pequea parte, proliferaban los grupos vecinales y toda una gama de instituciones cvicas o culturales.

En las entrevistas posteriores, miembros de los grupos estudiantiles admitieron tambin que fue sorpresa la cantidad de gente, pero expresaron pleno conocimiento de cmo se logr la movilizacin. Algunos dieron detalles sobre los sistemas cibernticos que usaron para difundir los llamados y estrategias para establecer contacto con grupos y personas en diversos puntos del pas, as como detalles de las actividades de calentamiento.

Tan preciso fue el trabajo de los universitarios, que aprovecharon la propia marcha para ensayar sus conocimientos sobre sociologa y hacer investigaciones de campo. Por ejemplo, segn informaron en las entrevistas, encontraron a base de sondeos que la mediana de edad entre los manifestantes era de entre 35 y 50 aos de edad, de diversas tendencias ideolgicas y que la mayora de los asistentes eran mujeres, adems de que un nmero significativo tena sistemas para mensajes telefnicos de texto.

El propsito de tales encuestas, segn explicaron, es usarlas como herramientas para seguir acercndose a grupos vecinales y "de base" con el propsito de promover su propuesta de democracia directa mediante asambleas comunales que, en lugar de buscar lderes, reclamen y gestionen soluciones a los problemas del pas.

De hecho, la convocatoria formal a la marcha fue motivada por la reaccin de alarma de instituciones como el Colegio de Abogados, los partidos opositores, los sindicatos y la Iglesia por la forma en que ms de cien efectivos de la Polica nacional barrieron con palos, caballos y gases lacrimgenos a varios cientos de estudiantes que el 30 de junio pasado fueron a reclamar acceso pblico al Capitolio. El uso de la fuerza por parte de las escuadras policiales ha llegado a tal nivel que el peridico Claridad inform que se llevan a cabo pesquisas en el Departamento de Justicia de EEUU en Washington sobre el problema del respeto a los derechos civiles en Puerto Rico.

Los problemas del pas van ms all del incremento en el uso de la violencia por fuerzas del Estado y la economa, que entr en recesin en 2006 mucho antes de que comenzara la crisis mundial -sigue sin dar seales claras de recuperacin. Segn las cifras oficiales, Puerto Rico sigue con una baja de ms de cien mil empleos en comparacin con lo que dej el gobierno autonomista en diciembre de 2008 y con 60,000 puestos de trabajo menos en la manufactura de los que haba al cierre del gobierno anexionista en el ao 2000.

Ante ese cuadro, el opositor PPD se desgarra en las luchas internas de poder y conflictos ideolgicos, al punto de que cancel la seleccin del alcalde que sustituira al fenecido William Miranda Marn en la ciudad de Caguas para embarcarse en un controvertido proceso, primero administrativo y luego de una eleccin especial. Para el partido oficialista la situacin no es muy distinta y ya pocos disimulan las expresiones crticas hacia el Gobernador, Luis Fortuo.

Los estudiantes, por su parte, con su insistencia en promover los derechos constitucionales, la defensa del ambiente, la justicia social y la igualdad, parecen estarse reorganizando para otro intento de avanzar. De las caractersticas que exhiben con insistencia est la del estudio de la historia y, en especial, de los movimientos estudiantiles del pasado.

En particular, se refieren mucho a la huelga de hace casi treinta aos en la Universidad de Puerto Rico. Al terminar aquella huelga, en enero de 1982, el entonces lder del movimiento estudiantil Roberto Alejandro se despidi con un discurso en que parafrase de manera libre al trovador cubano Amaury Prez diciendo "no lo van a impedir los generales, ni apelables procesos judiciales, ni penas ni cometas, ni homicidas, no lo van a impedir las soledades, a pesar del otoo, creceremos".

Fuente: http://tercerainformacion.es/spip.php?article17157



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter