Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-08-2010

Al Awda-El retorno
La Palestina ocupada y la Palestina errante

Susana Khalil
Rebelin


Tenemos que hacer todo lo que sea para garantizar que los palestinos nunca regresen.

David Ben-Gurin. Polaco. 1948. Sionista. Co-fundador del Estado Colonial de Israel


Existen d os Palestina: La Palestina ocupada y la Palestina errante.

Es ta dolorosa e inhumana realidad tiene sus races en Europa y como consecuencia del retrogrado e inmundo odio, entre los mismos europeos: El europeo cristiano y el europeo judo.

Este pesar y traumtica realidad nos viene de Europa a travs del movimiento racista y colonial sionista, movimiento que en su inicio fue muy marginal pero que slo lleg a tener fuerza gracias y a partir del horror Nazi.

Es ta amarga fractura es un hecho que nos viene de Europa y es un hecho netamente contemporneo, cuidado, para nada milenario.

Esta amarga realidad que nos viene de Europa, es una realidad contempornea y de contundente esencia y evolucin fascista euro-estadounidense etcadems hay que incluir el neo-colonialismo, de Estados Unidos a entreguistas rabes, representados en las dictaduras rabos-islmicas, como la tirnica monarqua islamista de Arabia Saudita, igualmente dictaduras rabes seculares como Egipto etcdictaduras rabes aliadas al sionismo, mediantes el corporativismo econmico para asegurarse en el poder.

La Palestina Ocupada es toda, con toda esa gente y toda la historia milenaria de esa tierra.

El Estado Colonial de Israel no solo busca expulsar a los palestinos de sus tierras sino tambin expulsarlos de la historia. A los palestinos no slo se les despoja de sus bienes materiales sino que tambin se le despoja de su milenaria historia y de todo su universo antropolgico.

La Palestina Ocupada es toda, es decir, la hoy, una parte del ideal poltico e imaginario: la Nacin rabe del Levante (il umma il Arabiah). La Palestina histrica colinda fronteras, al norte con el pueblo rabe del Lbano y Siria, al sur con el pueblo rabe de Egipto al este con el pueblo rabe de Jordania y al oeste el Mar Mediterrneo.

Nuestra gente de la Palestina ocupada es nuestra urgencia, nuestro eje y horizonte, ya que el trabajo ms difcil y cruel por la liberacin lo realizan ellos, Tambin son ellos los nicos que podrn garantizar nuestro retorno ( Al-Awda ). No en vano el rgimen colonial de Israel los tiene como el blanco de la limpieza tnica. Todo un rgimen racista de Apartheid, el Muro de efecto letal, los asentamientos coloniales, de autopistas exclusivas para judos dentro de los Territorios Ocupados, los check points (Alcabalas militares), el no reconocimiento del derecho de retorno de los refugiados, masacres, bombardeos, demolicin de casas, destruccin de edificios, carreteras, patrimonios artsticos, histricos, arquitectnicos. Destruccin de cultivos, centrales elctricas, robo de rganos humanos, destruccin de vitales infraestructuras urbanas, bloqueo econmico, humillaciones, acoso, intimidacin, pnico, torturas, restriccin, contaminacin y robo de agua, la no libre circulacin y desplazamiento, encarcelamientos, la deshumanizacin meditica internacional, la colonizacin de la historia, etc.

Si la poblacin de la Palestina ocupada disminuye su ritmo demogrfico implicara el fin del pueblo palestino. Debemos ser realistas, las causas del mundo pueden ser muy justas y dignas pero si no hay quienes las defiendan y luchen, ellas mueren, por lo tanto sin palestinos dentro, en el terreno de lucha, ya no habr ms Palestina.

La situacin actual de la poblacin palestina ocupada es cada vez ms cruel, la limpieza tnica avanza. El concierto de naciones es de corte neoliberal y por lo tanto no les resulta rentable defender la bonita causa palestina. Las dictaduras rabes hacen todo lo posible para perpetuarse en el poder siendo serviles al imperialismo y si usan la fuerza es contra sus propios pueblos.

Es verdad que la imagen internacional de la causa Palestina vive hoy su mejor momento pero tambin es verdad que la poltica interna palestina vive su peor momento: Estamos entre dos derechas, una derecha secular, Fatah, y la derecha religiosa, Hamas. En ese escenario interno poltico palestino no hay por ahora un bloque progresista marcando pautas.

Ahora bien, creo y siento que nosotros, la Palestina errante y el mundo altermundista somos una reserva de socorro, somos el otro pulmn y debemos auxiliar a ese otro pulmn padre que vive bajo una ocupacin con fines de hacerlo desaparecer.

A Manera de monologo o tal vez una carta a la Palestina errante

Lo que me interesa tratar en este artculo es: La cuota de responsabilidad personal de cada uno de la Palestina errante.

Desde la Palestina errante ( La Palestina errante somos todos aquellos y aquellas que no se nos permite retornar a nuestra Palestina histrica. Y todo, todo aquel palestino aunque tenga 20 nacionalidades y no se le permite retornar a su patria, es un refugiado). Que sean los palestinos que definan su condicin de refugiado y no los carreristas diplomticos asalariados.

Son muchas las dificultades que presenta la Palestina errante, pero hoy son ms las posibilidades que se nos vislumbran.

En estos ltimos aos de desordenado activismo lo ms que recoge mi conciencia es que debe haber un enfoque que parta de la responsabilidad personal. Donde todos y todas de la Palestina errante asumamos cada uno su respectiva cuota de responsabilidad personal en pro la liberacin de nuestro pueblo.

Nos h emos desafortunadamente, de manera consciente o inconsciente enajenado de responsabilidad personal (de accin directa). Le hemos dejado eso a segundos y terceros muy cmodamente criticamos nos quejamos de: la OLP, La Autoridad Palestina, Hamas, los lderes rabes, los medios de comunicacin, el sionismo internacional, el imperialismo, a nuestras comunidades locales etc., Pero donde queda el, YO, responsable ?. Hablo de una conciencia donde se refleje, descubra o traduzca en su propia cuota de responsabilidad personal. Siendo hormigas.

S eamos hormigas, sin lderes, desde nuestra colectiva herida y fuego interno a que se nos encienda la chispa de asumir acciones partiendo desde cada internotal vez esto sea anrquico y lo anrquico no es malo. Es que nuestra hermosa 1era Intifada no fue un logro de orgnica anrquica? , sin ldereslo peor es el caos de no emprender acciones y esperar del OTRO que.

y el yo criticando.

La historia la hacen las masas y las masas estn compuestas por cada individuo. Bien, es muy cmodo culpar al otro, igualmente es muy difcil partir de la cuota de responsabilidad personal, eso es un laberinto de incertitud, eso implica ardua labor no es fcil, tal vez es por eso que nos refugiamos en el abstracto de responsabilizar a partir del, otro. Adems nos encontramos ante nuestro propio muro, nuestro auto-saboteo: t solo no vas a arreglar el mundo (o) que puedo hacer yo solo.

Seamos hormigas

Otro elemento es trabajar sobre las bases de la perseverancia, eso si es fcil de perder ya que no vemos resultados inmediatos y por lo tanto perdemos la fe y con ella la determinacin y el mpetu.

Seamos hormigas, cuota de responsabilidad personal, mayor cuota de implicacin personal. Pero tenemos que olvidarnos incluso de los frecuentes casos, por ejemplo: que mi compatriota palestino quien puede hacer o trabajar ms que yo, no hace nada. No importa lo que te rodeada, trabaja, hagmonos cargo del YO, de lo contrario vendr el auto desgaste mental, solo yo trabajo acompaado de rabia decepcin y perdemos esperanza y fuerza. Sigue trabajando, asumir que es un camino solitario, sigo la cuota de responsabilidad en soledad y en solitario . Olvido el resto y me focalizo en qu hacer, de lo contrario slo veo un desgastas energas, no esperes al otro, vete adentro donde est la incertitud: , se valiente y no salgas hasta que a fuerza de parir algo o aportar el granoeso implica disciplina y sacrificio, es un proceso spero de interesante exploracin.

Seamos hormigas

Implicarse conlleva a un obstinante realidad pero tambin a una fortaleza intelectual y el comienzo del poder que nos conllevara a la creatividad.

La mejor unin es trabajar , ejercitar y hacer praxis, conciencia y experiencia de la vivencial cuota de responsabilidad personal. Ser internamente activo y dinmicos, construir.y en la marcha se arriendan las tuercas, pero mientras el Yo no marcha, seremos contemplativos.nulos, muertos, vegetativos consumidores.elocuentes criticonesese no es el camino, impliqumonos.Involucro al Yo.

He pactado con mi concien cia de no criticar ms al sino ms bien, abrdame, criticarme a m misma, afrontarme y no evadir mis responsabilidades en esta historia de amor. Abordar mi incapacidad, mi ineptitud, mi incertitud y mi negligencia Critico y condeno mi YO NEGLIGENTE. La salida que veo es esa: conciencia de cuota de responsabilidad personal y por lo tanto ser hormiga. Seamos honestos, por ejemplo cuanto destinamos de nuestro presupuesto personal a una madre palestina, (si), para que sigan pariendo, cuanto invertimos en lectura, ejemplo historia antigua de nuestra Palestina, dicho sea de paso historia usurpada por el colonialismo israel etc..Es alucinante por ejemplo saber que la historia del tallado del ncar, arte palestino nico en su gnero fue rescatado desde la Dispora palestina mediante un perseverante bsqueda e investigacin que tom 15 aos de recopilacin por parte de Enrique Yidi, Karen David y Martha Lizcano y as innumerables historias de fascinaste espritu.

Tomar la justicia por nuestras propias manos, apelando a la creatividad (miremos el mgico ejemplo que nos ofrece el movimiento Free Gaza), apelemos al ingenio humano, exploremos en nuestra propia fantasa, apelemos en el intimo y sublime llanto que embarga magia. Emprender uno su propia gestin, pero seamos fieles a la perseverancia, sin parar a pesar las adversidades y sobre todo prepararse a nivel emocional de las decepciones, retoma.

No ms el otro, el otro es un mito , es desde el YO, de mi monumental impotencia personal a labrar.. Nadie debe esperar de otro, esperemos de nuestros propios sacrificios. No esperemos de nuestros palestinos de la ocupacin, sera injustoser una hormiga Seamos descomedidos, no hay tiempo.Palestina puede desaparecer.

Pero para el trabajo que emerge del sacrificio o cuota personal implica que debemos armarnos de libertad interna. La libertad debe ser nuestro temperamento, carcter, personalidad y espritu. Esto embarga una lucha interna de determinacin. Deslastrmonos de nuestras nuevas pestes conservadoras, reaccionarias, sexistas, oscurantistas, machistas. Digo esto y puntualmente porque son unos de los elementos que impiden (es una explicacin no una justificacin) el vuelo interno a muchos palestinos por miedo a ser criticados.

Pero nuestra mayor dificultad como Palestina errante es el hbil acoso en el momento en que hacemos uso de la libertad expresin. Se nos cercena, instiga, censura, reprime nuestro cualquier activismo (sobre todo a los hombres) mediante la propaganda del miedo, deshumanizacin y anti valores en la que nos codifican. Nuevos vientos soplan y debemos declararnos al mundo con mayor fuerza y con la esperanza altermundista solidaria que nos abriga, hecho que en tiempos pasado no era el caso.

Seamos hormigas como punto de partida honesta en la consolidacin de un frente mancomunado que sirva de reserva y proteccin en pro de la sobrevivencia de nuestro pueblo palestino, el pueblo prohibido.

Desde la Palestina errante y al Awda


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de la autora mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter