Portada :: Cultura :: Cine
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 10-08-2010

Cmo explicar un cine no capitalista en la escuela, en el instituto? Nota sobre una pedagoga mutua con el espectador indistinto.

Gerardo Tuduri
Rebelin


Tenemos un desafo para la prxima temporada: comenzar a hacer Cine sin Autor con jvenes de un instituto pblico de Tetun cuya directora y profesorado nos han invitado.

Sera nuestra segunda experiencia pero ahora inserta en el mismo barrio donde habitamos y trabajamos en el marco de Sinfona Tetun.

Y preparando la cabeza y el cuerpo para esta tarea nos preguntamos la manera de transmitir nuestra prctica. Hace algn tiempo, cuando comenzamos con todo este trabajo que solo era estudio e ideas, pensbamos que la ruptura mayor estaba en hacer pelculas con una forma de produccin diferente, contraria a la forma habitual. Lugar comn de toda disidencia autoral. Algo necesario pero insuficiente, creemos hoy.

Con el tiempo de inmersin en la realidad, el trato de personas, lo evidente ha sido llegar a diagnosticar el estado social de produccin en el que esa prctica quiere insertarse. Un terreno donde la mecnica de percepcin audiovisual y cinematogrfica habituales en medio de la que crecemos, por lo menos aqu, desde donde escribimos, son los dominantes, los capitalistas imperiales. Necesario se hace, entonces,saber y comunicar con claridad cmo operan.

As, lentamente, nos ha surgido esa otra obligacin, esa responsabilidad social y poltica que ya no se detiene en el hacer de una pelcula: la necesidad de ejercer una pedagoga mutua con el espectador indistinto, el espectador pasivo. Huimos de toda lgica militante del que ilumina para emancipar. Territorio nefasto para nuestros intereses. Una pedagoga mutua, decimos, porque ya no se trata solamente de la horizontalidad en la transmisin del saber, sino de una pedagoga basada en la produccin compartida, compartida en serio, debatida de igual a igual. Y por esto ha aparecido en el horizonte, como un sitio obligado de actuacin, la Institucin educativa, los espacios educativos formales, ya que nuestro territorio habitual es el informal de la vida, de las asociaciones, de los bares que no son ms que aulas extrainstitucionales.

Esta tarea nos supone otros esfuerzos.

Mientras esperamos durante el detenimiento escolar (las vacaciones de verano parecen ser el nico acuerdo vigente en este pas, de nivel nacional, incuestionable y aprobado por mayora absoluta), entonces, pensamos por dnde empezar a hablar. En el arranque de la primera experiencia que tuvimos con jvenes hace cerca de dos aos omitimos cualquier opinin y solo planteamos como punto de partida hacer una pelcula distinta, horizontal, etc. Ingenuamente decamos que no queramos mostrar una postura ideolgica de arranque.

Con el pasar del tiempo, sentimos la necesidad de mejorar en claridad y precisin poltica e ideolgica aunque se trate de unos escolares. Posicionarnos explcitamente, explicarnos de forma entendible y sin ambigedades. Probemos un tono con el que contar el cine a jvenes o adolescentes:

"Miren, existe un modelo capitalista de hacer pelculas que es al que ustedes acceden permanentemente y el que les exponen de forma constante. Este se basa en principios y mecnicas provenientes del mundo del negocio cinematogrfico condicionado por el beneficio econmico de sus accionistas. Por que hubo una vez un origen de todo esto a partir de un aparato que inventaron unos tipos franceses y americanos entre otros, al que llamaron cinematgrafo, parecido a las camaritas que se usan ahora solo que usaba la fotografa qumica y el mismo aparato proyectaba las imgenes. Eso deriv en que unas cuantas empresas desarrollaron el negocio del cine y la mayora de lo que vemos proviene de su actividad empresarial. Como era muy caro, sus inversores exigan muchos beneficios. Esos tipos y sus empresas filmaban lo que queran segn sus gustos y lo que consideraban que poda darles ganancias econmicas para vivir del negocio del cine y de esa manera lo expandieron por todo el mundo hasta hoy...." Y as seguiramos la historia....pudiendo analizar toda sus pocas, su desarrollo, su sistema de estrellas, sus xitos, sus guerras comerciales, su ideologa, sus pelculas.

Ante eso, explicaramos: "pero nosotros hacemos pelculas de Cine sin Autor, que son pelculas no capitalistas. Se fabrican de manera diferente. En vez de organizarnos como empresa de beneficio econmico, nos organizamos como grupo que busca beneficio social. Documentar nuestra vida, crear nuestras ficciones, utilizando el barrio como si fuera un plat viviente. Produciremos films sobre nuestra vida y nuestra visin de las cosas. No queremos que nos cuenten estas otras personas que hacen cine, los empresarios y sus colegas. Pero no seremos una empresa especializada. Nosotros hemos estudiado un poco este asunto y queremos producir as, con gente no especializada. Ustedes se dedican a otras cosas y tienen otros intereses y no se van a poner todos y todas a estudiar lo que nosotros ya estudiamos, el cine. Mejor se lo vamos transmitiendo a medida que lo necesitemos mientras trabajamos. Es que a lo mejor ni lo necesitamos. Hay grupos de gente que conocemos que han pasado de todo el aprendizaje oficial del cine y lo hacen a su manera.

As que eso.Tenemos unos mtodos de produccin precisos que son socialmente organizables y posibles, pero cuyo resultado depende de cada grupo porque est hecho para que cada grupo lo pueda ir modificando... Si ustedes estn ms interesados en el otro modelo capitalista, pues tambin les podemos instruir sobre dnde ir y qu cosas deberan hacer para realizar una pelcula capitalista, con escaso, mediano o gran presupuesto... Como lo hemos estudiado y lo sabemos, se lo podemos contar. Vern que es ms complicado de lo que parece. Para empezar no podran iniciar una pelcula hoy mismo como lo vamos a hacer aqu.

Ahora bien, queremos serles sinceros, no les vamos a engaar, estamos en contra del modelo capitalista porque ya sabemos como funciona y en un siglo de existencia, solo lo han podido hacer los que consiguen la pasta para ello, siempre condicionados por el beneficio que puede dar una pelcula, siempre imponiendo que si no se hace como ellos no es cine , siempre impidiendo otras formas de hacerlo, siempre con todos los medios de distribucin en sus manos para determinar que cine se debe ver y cual no, siempre imponiendo sus pelculas y sus historias y ms cosas que podramos contarles... Pero esa es nuestra opcin personal, nuestra postura poltica y nuestra conclusin ideolgica. No la de ustedes. Podemos probar a hacer cine no capitalista, que es lo que les planteamos aqu y ahora y luego cada uno puede intentar hacer cine capitalista y nos cuenta como le fue si lo logra. Pues el que quiera puede quedarse... Por aqu comenzamos la historia... de nuestro cine".

Mmmmm.... S, podra ser un comienzo. Analicemos a ver. A un arranque as, le caben las crticas correspondientes. Crtica uno: estamos condicionando al alumnado a que demonicen el cine habitual . Contracrtica: Bueno, s. Como el cine habitual ignora tacitamente otras formas de hacer cine, mantiene unas estructuras que omiten toda prctica cinematogrfica distinta y nos condiciona por excluirnos de toda inversin, de toda distribucin, etc, en realidad hemos optado por devolverle su frmula. Dado el estatismo de las cosas nos vemos obligados a herir sensibilidades para abrirnos camino. En el fondo, hacemos evidente lo oculto por su negacin: "el cine es esto -dicen- sin esperar rplica" . Nosotros negamos que ese sea el nico cine posible porque oculta cosas sustanciales de su produccin. Un profesor muestra cualquier pelcula, para hacer un foro pero no se cuestiona por qu pudimos acceder a esa pelcula en el mercado de la distribucin y no a otra. Un cineasta ensea como hacer pelculas: guin, rodaje, montaje y bla bla. El guin se hace as, el rodaje as... y bla bla... Sin cuestionar de dnde viene ese saber.

Acotamos, entonces. Segn como se produce es o no una pelcula capitalista. Discutamos de cine. Es un ejercicio de liberad. Libertad en la educacin... no vamos mal. Crtica dos: Estn simplificando demasiado porque no todo el cine es tan mal intencionado, ni tan imperialista. Contracrtica: La intencin implcita de la cultura es no estimular otro tipo de cine y vaciarlo de posibilidad siquiera de concebirlo. Digamos que el estado habitual de lo cultural y educativo es excluyente. Es agresivo y no cuestiona el fondo. No encontramos otra manera de cuestionarlo que forzar el discurso como el discurso convencional nos fuerza a nosotros: simplificndonos y prejuzgndonos. As que optamos por simplicarlos y prejuzgarlos...

Puf. Como dira aquel otro: por tanto precisar nos quedaremos sin habla. Demasiado rollo. Tenemos enfrente a unos chavales y tenemos que empezar. Por qu plantear la dicotoma? Porque no plantearla supone un presupuesto equivocado en nuestro caso: cuando decimos vamos a hacer cine, pensamos en cosas diferentes.

Cuando hemos dicho "aqu no hay director" , con el tiempo vimos que se busca la jerarqua. Se busca lo sabido con fuerza. Cuando hemos dicho "aqu no hay guin cinematogrfico previo" , con el tiempo se busca a un guionista y un guin. Cuando hemos dicho que "el documento que montamos es para debatir" , se termina el visionado con aplausos al autor. Por eso vemos necesario comenzar siendo claros. No nos ha sido suficiente declarar el estado de crisis. Eso es una informacin ms. Es necesario entrar en estado de crisis. Y un estado de crisis, lo que supone de fondo es un estado de eleccin, de decisin entre por lo menos dos opciones.

Es un ejercicio de honestidad. La crisis de las expectativas: "esto no es lo que esperbamos" La enseanza de un cine no capitalista, comporta todas las dificultades de cualquier accin que se intente hacer en estos trminos. Cualquier colectivo lo sabe.

El lenguaje es un territorio que nos introduce a la comunicacin para caminar juntos. La produccin conjunta duradera ser la que termine haciendo real (o no) ese otro estado colectivo mutuo para producir.

El fracaso de muchos intentos de incidencia social que vemos, tiene que ver justamente con este fiasco de la filantropa de derecha o el activismo inconsistente de izquierdas: tenemos que convencerles y as se emanciparn .

Nosotros nos hemos visto cada vez ms lejos de esta ineficaz tarea, porque la vida nos va enseando que nada tenemos que ensear. En el caso de nuestro cine, se trata de un asunto pura y exclusivamente de produccin. Entramos en una batalla cuerpo a cuerpo, persona a persona, idea a idea por producir una cosa juntos: los films. Y ya comentamos en aquel artculo de El espectro de Hollywood encarnado, que nuestra ms aceitada cadena de razonamientos muchas veces queda perpleja ante la solidez de los deseos de un colonizado audiovisual que quiere hacer sus ideas como las ha visto hechas en las pelculas.

La enseanza del cine, suponemos, deber ofrecer un espacio de produccin donde se desate una lucha conjunta en la que hay que decidir y posicionarse, un espacio de sospecha sobre nuestras prcticas adquiridas, una zona colectiva de crisis que nos prepare el nimo para una produccin distinta, no capitalista. No nos est yendo mal en este camino. Y el que sospeche, que lo pruebe y nos cuente. Hace algn tiempo desertamos del modelo audiovisual de dominacin. No tenemos verdades absolutas. Pero s la seguridad de quien va trazando su propio camino. Una accin revolucionaria, por minscula que sea, comporta lo indito y de eso solo sabe quien lo transita.

Blog del autor:http://cinesinautor.blogspot.com/2010/08/como-explicar-un-cine-no-capitalista-en.html

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter