Portada :: Bolivia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 12-08-2010

El Estado es un campo de lucha

Carlos Rivera Lugo
Claridad


Si existe un proceso poltico paradigmtico en Nuestra Amrica que haya merecidamente despertado la esperanza en torno a la autodeterminacin democrtica de los pueblos, ese ha sido el boliviano. Contrario a la visin que tradicionalmente ha prevalecido del Estado moderno como una esfera unidimensional y monoltica de dominacin al servicio del capital, el proceso de transformaciones revolucionarias que se ha desatado en Bolivia a partir del 2006 nos afirma el carcter actual de ste como campo abierto y plural de lucha.

El Estado es campo de disputa por la reproduccin o reforma del orden social, afirma el vicepresidente boliviano lvaro Garca Linera en una de las ms recientes publicaciones del influyente grupo Comuna, dedicadas a reflexionar sobre la actual experiencia boliviana (El Estado. Campo de lucha, La Paz, 2010).

El transformar las relaciones de orden vital, lo tiene que hacer todo revolucionario. Pero sin dejar de lado el transformar las relaciones de poder del estado. Hay que pelear por el poder del estado, no para tomarlo, sino para transformar desde abajo una nueva estructura de poder, un nuevo estado. Y como herramienta para continuar el proceso de revolucionarizacin del resto de las actividades humanas, seal en otra ocasin reciente Garca Linera.

Para el reconocido intelectual y poltico boliviano el Estado no es algo dado en piedra, sino que es una relacin dinmica y cambiante integrada por un conjunto de mbitos que resultan de una lucha poltica plural. El Estado es, en ese sentido, un orden ampliado de batalla, es decir, un campo de lucha poltica que se despliega tanto a su interior como desde su exterior. Sobre todo, ser siempre en ltima instancia una expresin de los diversos modos concretos de gobernanza que acontecen en la economa y la sociedad, y la situacin estratgica de fuerzas que prevalezca entre stos.

El proceso revolucionario boliviano nos invita a una nueva mirada del Estado, no desde la reproduccin de la dominacin del capital, con su centro real de mando en el mercado. En la alternativa se trata de mirar al Estado desde las mltiples contestaciones, desde la comunidad, que forjan una progresiva ruptura hacia un nuevo modo comn de vida.

De ah que cuando en febrero de 2009, el presidente Evo Morales Ayma present la recin promulgada Constitucin Poltica del Estado Plurinacional, insisti que con ello daba comienzo a un proceso de confeccin de una serie de leyes orgnicas que haran falta para hacerla realidad, sobre todo en lo relativo a las ramas judicial y electoral, as como el sistema autonmico. El proceso culmin el mes pasado con la promulgacin de cinco piezas normativas: la del rgano Electoral Plurinacional, la del Rgimen Electoral, la del rgano Judicial, la del Tribunal Constitucional y la Ley Marco de Autonomas y Descentralizacin. De esta manera se conform el andamiaje poltico-jurdico del nuevo Estado Social de Derecho Plurinacional, Democrtico y Comunitario.

Con las primeras dos, la creacin del rgano Electoral Plurinacional y el nuevo Rgimen Electoral, nace una innovadora cuarta rama de gobierno para resguardar permanentemente la voluntad del soberano popular. De esta manera, se aspira a potenciar las tres modalidades interactuantes de la democracia que se recogen en el Artculo 11 de la Constitucin Poltica:

1) Directa y participativa: por medio de referendo, la iniciativa legislativa ciudadana, la revocatoria de mandato, la asamblea, la consulta previa, entre otros;

2) Representativa: a travs de la eleccin de representantes, entre otros;

3) Comunitaria: por medio de la eleccin o designacin de autoridades o representantes comunitarios por aquellas normas y procedimientos determinados libremente por las mltiples naciones, pueblos y comunidades, indgenas y campesinas, entre otras. La nueva rama electoral operar con independencia de, pero tambin en coordinacin y cooperacin con las otras tres ramas: Ejecutiva, Legislativa y Judicial.

Por otra parte, con la tercera y cuarta de las leyes orgnicas nace una renovacin descolonizadora y democratizadora del marco de administracin de la justicia. Se establece el principio de la supremaca de la nueva ordenacin constitucional. La justicia es ahora derecho no slo formal sino que material de todos. Algunas de sus innovaciones ms importantes son la creacin del Tribunal Constitucional, el Consejo de la Judicatura, el Tribunal Agroindustrial, el Tribunal Conciliador, el Defensor del Litigante para la proteccin del ciudadano comn. De particular inters es la eleccin directa de los magistrados a la Corte Suprema.

Finalmente, est la ms polmica de las normativas habilitadoras: la Ley Marco de Autonomas y Descentralizacin. sta recoge los cuatro tipos de autonomas que integran la nueva arquitectura territorial del Estado: la departamental, la regional, la indgena y la municipal. Con motivo de su promulgacin opin Garca Linera que: La Ley Marco de Autonomas marcar el paso de un Estado simple a uno complejo en el que las regiones administrarn su desarrollo con solidaridad y unidad nacional. El vicepresidente boliviano reconoci que puede ser perfeccionada en el futuro conforme las experiencias en su aplicacin y segn convenga para el bienestar general del pas.

Bolivia se propone construir en una dcada lo que a otros pases les tom ms de cien aos: un Estado con igualdad, descentralizado y desarrollado, en democracia y sin costos sociales altos, declar Garca Linera en una reciente comparecencia en la sede en Santiago de Chile de la Comisin Econmica para Amrica Latina y el Caribe (CEPAL). Puntualiz que si bien hay hoy en Bolivia un gobierno popular, indgena y de izquierda, ello no tiene por qu significar que se promueve un Estado asfixiante o una economa poco prolija.

Es por ello que Bolivia constituye hoy una de las socioeconomas ms pujantes de Nuestra Amrica. En los primeros cuatro aos del gobierno actual, la economa boliviana ha crecido ms que en las ltimas tres dcadas, con una tasa promedio de 5.2 por ciento. En el 2009, el crecimiento de su Producto Interno Bruto (PIB) fue el ms alto de la Amrica indolatina, ascendiendo de 9 mil millones de dlares a $17 mil millones.

Para el canciller boliviano David Choquehuanca, los avances sociales y econmicos presentes y futuros hay que enmarcarlos dentro de un modelo de desarrollo centrado en la potenciacin de los valores solidarios y las formas cooperadoras de produccin social propias del eje del nuevo modo de vida que se construye: la comunidad. Insisti ante la recin celebrada Cumbre del ALBA (Alternativa Bolivariana para los Pueblos de Nuestra Amrica) en Otvalo, Ecuador, que sta es la nica alternativa al modelo de desarrollo implementado por la sociedad occidental, basado en el mercado sujeto a los dictados del capital y la centralidad del lucro privado.

En un artculo titulado Hacia la reconstruccin del vivir bien dice Choquehuanca: Bolivia plantea el Vivir Bien, no un vivir mejor a costa del otro, sino un Vivir Bien basado en la vivencia de nuestros pueblos. Vivir Bien es vivir en comunidad, en hermandad, y especialmente en complementariedad. Donde no haya explotados ni explotadores, donde no haya excluidos ni quienes excluyan, donde no haya marginados ni marginadores (Sumak Kawsay, Amrica Latina en Movimiento, Quito, febrero de 2010).

Slo en la medida que impere en la prctica ese comn vivir bien es que finalmente puede darse la verdadera democracia. Como bien seala Oscar Vega Camacho, otro de los destacados integrantes del grupo Comuna: Apelar a este sentido y construccin de lo comn, no es acaso el programa ms democrtico y dignificante para todas las formas y organizaciones de lo viviente. Y quizs, en este momento, la nica con horizontes de futuro (Los caminos para vivir bien, La Paz, 2009).

El autor es Catedrtico de Filosofa y Teora del Derecho y del Estado en la Facultad de Derecho Eugenio Mara de Hostos, en Mayagez, Puerto Rico. Es, adems, miembro de la Junta de Directores y colaborador permanente del semanario puertorriqueo Claridad.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter