Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-08-2010

Preparando la III Guerra Mundial (II)
Est la administracin de EE.UU. planeando un holocausto nuclear?

Michel Chossudovsky
Global Research


Los EE.UU. y sus aliados se estn preparando para lanzar una guerra nuclear dirigida contra Irn con consecuencias devastadoras.

Esta aventura militar en el sentido legtimo de la palabra amenaza el futuro de humanidad.

Mientras uno s puede conceptualizar la prdida de la vida y la destruccin que resultan de las guerras actuales, incluyendo Iraq y Afganistn, es imposible comprender la devastacin que puede resultar de una Tercera Guerra Mundial, usando "nuevas tecnologas" y armas avanzadas, hasta que ocurra y se haga una completa realidad.

La comunidad internacional ha aprobado la guerra nuclear en nombre de la paz mundial. "Hacer el mundo ms seguro" es la justificacin para iniciar una operacin militar que potencialmente podra resultar en un holocausto nuclear.

Pero los holocaustos nucleares no son noticias en primera plana! En palabras de Mordechai Vanunu:

El gobierno israel se est preparando para usar armas nucleares en su prxima guerra contra el mundo islmico. Aqu donde vivo, las personas hablan del Holocausto a menudo. Pero todas y cada una de las bombas nucleares son un holocausto en s. Pueden matar, devastar ciudades, destruir a pueblos enteros. (Vea Entrevista con Mordechai Vanunu, diciembre 2005).

Las realidades se vuelven del revs. En una lgica retorcida, la "guerra humanitaria" es aqulla en que se utilizan armas nucleares tcticas, que son "inofensivas para la poblacin civil circundante" de acuerdo con "la opinin cientfica experta". Esto se defiende como que son los medios para proteger aIsrael y al mundo occidental de un ataque nuclear.

Las mini-bombas nucleares estadounidenses, con una capacidad explosiva hasta seis veces mayor que la bomba de Hiroshima, son defendidas por la opinin cientfica autorizada como bombas humanitarias, mientras que las armas nucleares inexistentes de Irn se etiquetan como una amenaza incontestable para la seguridad mundial.

Cuando los EE.UU. promocionan una guerra nuclear como un "instrumento de la paz", condonado y aceptado por las instituciones del mundo y las ms altas autoridades, incluyendo las Naciones Unidas, no hay vuelta atrs: la sociedad humana se ha precipitado indefectiblemente al sendero de la autodestruccin.

El siguiente artculo publicado en febrero 2006 bajo el ttulo "Planea un holocausto nuclear la Administracin Bush? Lanzarn los EE.UU. 'mini-armas nucleares' contra Irn en desquite por el 'incumplimiento' de Tehern?", documenta la doctrina de la guerra nuclear preventiva, incluyendo los planes de guerra dirigidos contra Irn en detalle. Lo importante es subrayarque hace cinco aos estos preparativos de guerra ya se encontraban en un avanzado estado de preparacin.

Los procedimientos operacionales para iniciar una guerra nuclear bajo el paraguas del comando estratgico de los EE.UU. fueron revisados.

Estamos en una encrucijada peligrosa: las reglas y las pautas que gobiernan el uso de las armas nucleares se han "liberalizado" (es decir, "desregulado" en relacin con aqullas impuestas durante la era de Guerra Fra). La nueva doctrina dice que el comando, el control, y la coordinacin (CCC) respecto al uso de armas nucleares deben ser "flexibles", permitiendo que comandancias de combate localizadas decidan s hace uso y cundo de armas nucleares: las comandancias de combate "desplazadas estaran a cargo del escenario de operaciones nucleares (TNO), con capacidad no slo de cumplimiento sino tambin para formular las decisiones de comando en relacin con armas nucleares" (doctrina para la doctrina de operaciones nucleares conjunta). Hemos llegado a un punto decisivoen nuestra historia. Es completamente esencial que la gente a travs de la regin, a escala nacional e internacionalmente, comprenda la gravedad de la situacin actual y acte contra sus gobiernos enrgicamente para invertir la marea de la guerra.

Michel Chossudovsky, 9 de Agosto de 2010.

Hemos descubierto la bomba ms terrible en la historia del mundo. Podra ser la destruccin de fuego predicha en la era del valle del ufrates, despus del Arca de No.... Esta arma se va a usar contra Japn... [Nosotros] la usaremos con el propsito de que los objetivos militares y soldados y marineros sean la meta y no las mujeres y nios. Incluso si los japoneses son salvajes, despiadados y fanticos, nosotros como lderes del mundo para la asistencia social comn no podemos dejar caer esa terrible bomba sobre la vieja capital o la nueva... La meta ser meramente militar... puede ser la cosa ms terrible alguna vez descubierta, pero puede ser de hecho la ms til." (Presidente Harry S. Truman, diario, 25 de julio,1945)

"El mundo sabr que la primera bomba atmica se dej caer sobre una base militar de Hiroshima. Esto fue porque desebamos en este primer ataque evitar, en la medida en que fuera posible, el asesinato de civiles" (Presidente Harry S. Truman en un discurso de radio para la nacin, 9 de Agosto, 1945).

[Nota: la primera bomba atmica se dej caer sobre Hiroshima el 6 de Agosto de 1945; la segunda sobre Nagasaki, el 9 de Agosto,el mismo da del discurso de radio de Truman a la nacin]

En ningn momento, debido a que la primera bomba atmica se dej caer sobre Hiroshima el 6 de Agosto de 1945, la humanidad ha estado ms cerca de lo inimaginable, un holocausto nuclear que poda extenderse potencialmente, en relacin con la lluvia radiactiva, sobre gran parte del Medio Oriente.

Todas las garantas de la era de Guerra Fra, que categoriz la bomba nuclear como "un arma del ltimo recurso", se han descartado. Acciones militares ofensivas" con uso de armas nucleares se describen como actos de "defensa propia" ahora. La diferencia entre armas nucleares tcticas y el arsenal de campo de batalla convencional se ha difunonado. La nueva doctrina nuclear de Estados Unidos est basada en "una mezcla de capacidades de ataque". La ltima, que es aplicable al bombardeo areo planeado especficamente para Irn por el Pentgono, prev el uso de armas nucleares en combinacin con armas convencionales.

Como en el caso de la primera bomba atmica, que en palabras de presidente Harry Truman "Se dej caer sobre una base militar en Hiroshima", las "mini-bombas nucleares" de hoy se anuncian como "seguras para la poblacin civil circundante". Conocida oficialmente en Washington como "Publicacin conjunta 3-12", la nueva doctrina nuclear (doctrina para las operaciones nucleares conjuntas, (DJNO) (marzo2005)) exige "integrar los ataques convencionales y nucleares" bajo un unificado e "integrado" comando de control (C2).

Esto describe la direccin de la planificacin de guerra y el proceso de toma de decisiones en gran parte, donde los objetivos militares y estratgicos se consiguen, a travs de unas mezclas de instrumentos, con poca preocupacin por la prdida de vidas humanas.

Los planes militares se centran en "el empleo de la fuerza ms eficiente", -es decir, un concierto ptimo de sistemas de armas diferentes para lograr los objetivos militares marcados. En este contexto las armas nucleares y convencionales se consideran "parte de la caja de herramientas", en la que los comandantes pueden escoger y usar los instrumentos que requieran de conformidad con las "circunstancias en evolucin" en el escenario de guerra. (Ninguna de estas armas de la "caja de herramientas" del Pentgono, incluyendo bombas de penetracin de bnker convencionales, bombas de racimo, mini-armas nucleares, armas qumicas y biolgicas se describen como "armas de la destruccin masiva" cuando las usan los Estados Unidos de Amrica y sus aliados).

El objetivo definido es:

"Asegurar el empleo de la fuerza ms eficiente y suministrar a lderes de los EE.UU. un amplio rango de opciones [nucleares y convencionales] de ataque para las contingencias inmediatas. La integracin de ejrcitos convencionales y nucleares es por lo tanto crucial para el xito de cualquier estrategia exhaustiva. Esta integracin asegurar con los blancos ptimos, mnimos daos colaterales, y reducir la probabilidad de escaladas". (Doctrina para operaciones nucleares conjuntas p. JP 3-12 13)

La nueva doctrina nuclear vuelve los conceptos y las realidades del revs. No slo niega los impactos devastadores de las armas nucleares, dice, claramente, que las armas nucleares son "seguras" y su uso en el campo de batalla asegura "garanta de dao mnimo y reduccin de la probabilidad de escalada". El asunto de lalluvia radiactiva apenas se reconoce con respecto a las armas nucleares tcticas. Esta variedad de principios que describe las armas nucleares como "seguras para los civiles" constituye un consenso dentro de los ejrcitos y se introduce en los manuales militares, proveyendo los criterios de "luz verde" relevantes a comandantes desplazados en el escenario de guerra. Las acciones "defensivas" y "ofensivas"

Mientras, la evaluacin de postura nuclear 2001 expone el escenario para el uso preventivo de armas nucleares en el Medio Oriente, especficamente contra Irn (ver tambin el documento principal de PNAC "Reconstruyendo las defensas de Amrica, estrategia, fuerzas y recursos para el nuevo siglo").

La doctrina para las operaciones nucleares conjuntas va un paso ms all nublando la diferencia entre movimientos militares "defensivos" y "ofensivos:

"La nueva trada brinda unas mezclas de las capacidad ofensivas y defensivas estratgicas que incluyen las capacidades de ataques nucleares y no nucleares, defensas activas y pasivas, y un robusto desarrollo de la investigacin y la infraestructura industrial para construir y mantener los sistemas ofensivos y defensivos del ejrcito..." (Ib.) (Conceptos especiales mostrados en Itlica)

La nueva doctrina nuclear, sin embargo, va ms all de los actos preventivos de la "defensa propia", pide la "accin anticipadora" usando armas nucleares contra un "enemigo vil" que planea desarrollar presuntamente ADM en una futura fecha indeterminada:

"La planificacin de seguridad responsable requiere preparativos para las posibles amenazas, aunque sean hoy quiz improbables. Las lecciones de historia militar quedan claras: los conflictos imprevisibles, irracionales, ocurren. Las unidades militares deben prepararse para contrarrestar las armas y capacidad que existen o existirn dentro de poco incluso si ningn guion probable para la guerra est cerca. Para maximizar la disuasin del uso de ADM, es esencial que se preparen Fuerzas estadounidenses para usar armas nucleares eficazmente y que esas Fuerzas estadounidenses estn determinadas a emplear armas nucleares si fuera necesario para impedir o contrarrestar contra el uso de ADM." (Ib., p. III - 1, cursivas aadidas)

Las bombas nucleares serviran para prevenir un programa de ADM inexistente (por ejemplo Irn) antes de su desarrollo. Esta retorcida formulacin va ms all de las premisas de la postura de evaluacin nuclear de 2001 y NPSD17. Que habla de que los EE.UU. pueden responder con armas nucleares si fuesen atacados con ADM: "Los Estados Unidos quieren dejar claro que se reservan el derecho a responder con fuerza abrumadora -incluyendo armas potencialmente nucleares ante un ataque [armas de destruccin masiva] a los Estados Unidos, nuestros ejrcitos en el extranjero, y amigos y aliados..."(NSPD17)

"La integracin" de los planes de armas nucleares y convencionales. La doctrina para las operaciones nucleares conjuntas da una idea general de los procedimientos que gobiernan el uso de armas nucleares y la naturaleza de la relacin entre las operaciones de guerra nuclear y convencional.

El DJNO dice:

"El uso de armas nucleares dentro de un escenario de [guerra] requiere que los planes nucleares y convencionales estn integrados con la mxima extensin posible" (DJNO, cursiva de p. 47 aadidas, para ms detalles adicionales ver Michel Chossudovsky, "La guerra nuclear contra Irn", enero de2006).

Las implicaciones de esta "Integracin" son trascendentales porque una vez que la decisin es tomada por el comandante en jefe, concretamente el Presidente de los Estados Unidos de Norteamrica,para iniciar una operacin militar convencional-nuclear conjunta, hay un riesgo de que las armas nucleares tcticas puedan usarse sin pedir la aprobacin presidencial siguiente. Con respecto a esto, los procedimientos de ejecucin bajo la jurisdiccin de los comandantes en el escenario blico en relacin con armas nucleares son descritos como "flexibles y permiten los cambios en la situacin":

"Los combatiente comandantes desplazados son responsables de definir los objetivos de escenario y desarrollar los planes nucleares requeridos para respaldar esos objetivos, incluyendo seleccionar blancos. Cundo se acomete, CDRUSSTRATCOM, como un combatiente comandante secundario, provee el apoyo de planificacin detallado para cubrir requisitos de planificacin de escenario. Todo escenario al que la planificacin de opcin nuclear siga est definido en el Sistema Planificado de Ejecucin de Operacin Conjunta, as como los procedimientos para formular e implementar una reaccin eficaz dentro del tiempo permitido por la crisis.

Debido a que no existen opciones para cada guin, los combatientes comandantes deben tener capacidad de llevar a cabo la planificacin de accin de crisis y ejecutar esos planes. La planificacin de accin de crisis provee la capacidad de desarrollar nuevas opciones, o modificar opciones existentes, cuando las alternativas de respuesta sean limitadas u otras respuestas sean inapropiadas.

...El mando, el control y la coordinacin deben ser lo suficientemente flexibles como para permitir que el jefe comandante desplazado seale los objetivos prioritarios como plataformas de lanzamiento de misiles mviles. "Doctrina para Operaciones Nucleares Conjuntas

Teatro de operaciones nucleares (TNO)

Mientras la aprobacin presidencial se requiere para iniciar una guerra nuclear oficialmente, los comandantes de combate desplazados pueden, estando a cargo de operaciones de escenario Nuclear (TNO), no solamente implementar sino tambin formular las decisiones de mando en relacin con armas nucleares. (Doctrina para Operaciones Nucleares Conjuntas)

Estbamos no hace mucho especulando con el riesgo" relacionado con "un lanzamiento nuclear fortuito o inadvertido" como lo defini el secretario de defensa Robert S. McNamara, pero con el proceso militar de toma de decisiones que se suministra a comandantes, del comandante en jefe hasta los comandantes desplazados gozan de poderes discrecionales para usar armas nucleares tcticas.

Adems de porque estas armas nucleares tcticas "ms pequeas" han sido "reclasificadas" por el Pentgono como "seguras para la poblacin civil circundante", as "minimizando el riesgo del dao colateral", no hay ninguna limitacin incorporada primordial que prevenga de su uso. (vea Michel Chossudovsky,"Los peligros de un guerra nuclear en Medio Oriente" Global Research, febrero de 2006).

Una vez que se toma la decisin de iniciar una operacin militar (por ejemplo los ataques areos sobre Irn), los comandantes del escenario blico tienen un grado de latitud. Lo que esto significa en la prctica es que en cuanto se toma la decisin presidencial USSTRATCOM, en coordinacin con los comandantes, puede decidir sobre el blanco y el tipo de armamento que se usar. Las armas nucleares tcticas almacenadas se consideran una parte esencial del arsenal de campo de batalla ahora. En otras palabras, las armas nucleares se han convertido en "parte de la caja de herramientas", para usar en escenarios de guerra convencional.

Ataques areos planeados sobre Irn

Un plan operacional para lanzar los ataques areos sobre Irn ha estado en "estado de preparacin" desde junio de 2005. El armamento esencial para efectuar esta operacin ha sido desplegado. (Para los detalles adicionales ver Michel Chossudovsky, "La guerra nuclear contra Irn", enero de2006).

El Vicepresidente Dick Cheney ha ordenado a USSTRATCOM que preparare un "plan de contingencia", que "incluye una agresin area a gran escala sobre Irn empleando armas nucleares tanto convencionales como tcticas" (Philip Giraldi, ataque sobre Irn: la guerra nuclear preventiva, The American Conservative, 2 de agosto de 2005). USSTRATCOM tendra la responsabilidad de supervisar y coordinar este despliegue militar adems de iniciar la operacin militar. (Para los detalles, Michel Chossudovsky, "La guerra nuclear contra Irn", enero de2006).

En enero de 2005 se implement un cambio importante en el mandato de USSTRATCOM. ste se identific como "la avanzada de comando para la integracin y la sincronizacin de los esfuerzos DoD -ampliados para combatir armas de destruccin masiva-" Para implementar este mandato, una unidad de comando de nueva creacin se denomin como Componente de Comando Funcional Conjunto para el Espacio y la Guerra Global, o JFCCSGS.

Supervisado por USSTRATCOM, JFCCSGS sera responsable de lanzar las operaciones militares "de armas nucleares o convencionales" de acuerdo con la nueva doctrina nuclear de la Administracin Bush. Ambas categoras de armas seran integradas en una "Operacin de ataque conjunta" bajo control y comando unificado.

De acuerdo con lo escrito por Robert S. Norris y Hans M Kristensen en el boletn de cientficos atmicos,

"El Departamento de Defensa est actualizando sus planes de ataque nuclear para reflejar la nueva orientacin presidencial y una transicin en la planificacin de guerra del plan en funcionamiento integrado slo de armas pesadas en la ltima parte de la Guerra Fra a una familia de ms pequeos y flexibles planes de ataque diseados para derrotar a los adversarios de hoy. El nuevo plan de guerra estratgico principal se conoce como OPLAN (Plan de Operaciones) 8044.... Esta revisin, el detallado plan provee ms opciones flexibles para apoyar a los aliados y disuadir, frenar y, si fuera necesario, derrotar a adversarios en un amplio rango de contingencias

Un miembro de la nueva familia es CONPLAN 8022, un plan concebido para el uso rpido de nuclear, convencional, o capacidad de informacin de guerra para destruir -de manera preventiva, si esnecesario- los "blancos urgentes" en cualquier lugar del mundo. El Secretario de Defensa Donald Rumsfeld hizo pblica una orden de alarma a comienzos de 2004 que orden a los ejrcitos que activaran el CONPLAN 8022. Por consiguiente, la poltica de prevencin de la Administracin Bush es ahora de operacional en los bombarderos de largo alcance, submarinos estratgicos sobre la patrulla de factor disuasivo, y presumiblemente en los proyectiles balsticos intercontinentales (misiles balsticos intercontinentales)"

La puesta en prctica de operaciones de la guerra mundial sera bajo el plan de concepto (CONPLAN) 8022, que consiste en "un plan actual en que la marina y la fuerza area se convierten en apoyo de guerra para sus submarinos y bombarderos" ahora, (Japanese Economic Newswire, 30 de diciembre de 2005, para los detalles adicionales vea Michel Chossudovsky, "La guerra nuclear contra Irn" op. Cit.).

CONPLAN 8022 es "El plan de paraguas completo pre-planeado para los escenarios estratgicos que involucran armas nucleares'.

"Se ha concentrado en estas nuevas clases de amenazas, especficamente Irn, Corea del Norte, y potencialmentela proliferacin terrorista tambin", dijo. 'No hay nada que diga que no pueden usar CONPLAN 8022 en los escenarios limtrofes con las fronteras rusas y chinas" (De acuerdo con Hans Kristensen, del proyecto de informacin nuclear, Japanese Economic Newswire, op. en japons. Cit.)

Autorizacin de despliegue de armas nucleares

El plan de los bombardeos areos a Irn empez a mediados de 2004, de conformidad con la formulacin CONPLAN 8022 a principios de 2004. En mayo de 2004, se hizopblica la directiva presidencial de seguridad nacional NSPD 35 que daba derecho a la autorizacin de despliegue de armas nucleares.

El contenido de este delicado documento versa sobre un secreto de Estado federal cuidadosamente guardado. No ha habido ninguna mencin al NSPD 35 en los medios de comunicacin, ni tan siquiera en los debates del congreso. Mientras su contenido se mantiene clasificado, se presume que el NSPD 35 est relacionado con el despliegue de armas nucleares tcticas en el escenario de guerra de Medio Oriente de acuerdo con el CONPLAN8022.

Con respecto a esto, un informe de la prensa reciente publicado en Yeni Safak (Turqua) indica que los Estados Unidos estn actualmente:

"Desplegando armas nucleares tcticas tipo B61 en Iraq del sur como parte de un plan para atacar esta rea de Irn mientras Irn responde a un ataque israel sobre sus plantas nucleares". (Ibrahim Karagul, "Los EE.UU. estn desplegando armas nucleares contra Irn en Iraq", Yeni Safak. 20 de diciembre 2005, BBC).

Este despliegue en Iraq parece ser de conformidad con el NSPD 35.

Lo que el informe Yenbi Safak indica es que se usaran armas convencionales en primera instancia, y si Irn contraatacase en respuesta a los ataques areos de los EE.UU. -armas Israeles B61 termonucleares tcticas podan ser lanzadas, ese contragolpe que usara armas nucleares tcticas sera compatible con las pautas contenidas en la postura de evaluacin nuclear de 2001 y NSPD 17 (vea arriba).

Almacenaje israel de armas convencionales y nucleares

Israel forma parte de la alianza militar y est previsto que tenga un papel muy importante en los ataques planeados sobre Irn. (Para los detalles ver Michel Chossudovsky, "La guerra nuclear contra Irn", enero de 2006)

Confirmado por muchos informes de prensa, Israel empez a abastecerse con 500 bombas de de penetracin de bnker BLU 109 producidas en los EE.UU. (WP, 6 de enero 2006). El primer pedido de adquisicin de BLU 109 [unidad de bomba viva] se remonta a septiembre de 2004. En abril de 2005, Washington confirm que Israel haba adquirido 100 de las ms sofisticadas bombas de bnker GBU, 28 producidas por Lockheed Martin (Reuters, 26 de abril de 2005). La GBU28 se describe como "municines convencionales guiadas por lser de 5.000 libras que usan una ojiva penetrante de 4.400 libras". Se us en la guerra de Iraq.

El Pentgono [dijo] que... La venta a Israel de 500 ojivas de BLU-109, fue "para colaborar en los objetivos estratgicos y tcticos de los EE.UU. significativamente".

Montado sobre bombas teledirigidas por satlite, las BLU-109 pueden ser disparadas por los reactores F-15 o F-16 de fabricacin estadounidense del arsenal de Israel. Este ao Israel recibi el primero de los envos de 102 F-16 de largo alcance de Washington, su aliado principal. "Israel muy probablemente fabrica sus propios penetradores de bnker, pero no son tan robustos como los BLU de 2.000 libras (910 kg)", dijo a Reuters Robert Hewson, editor de Jane's Air-Launched Weapons (Reuters, 21 septiembre de 2004)

El informe no confirma si Israel ha almacenado y desplegado la versin termonuclear de la bomba de penetradora de bnker. Ni ha indicado si las bombas de penetracin de bnker israeles pueden equiparse con cabezas nucleares. Es digno de mencin que este almacenaje de bombas de penetracin de bnker ocurri pocos meses despus del lanzamiento de la autorizacin de despliegue de armas nucleares del NPSD 35 (mayo de 2004).

Israel posee 100-200 cabezas nucleares estratgicas. En 2003, Washington y Tel Aviv confirmaron que estaban colaborando en "el despliegue de misiles de crucero Harpoon armados con cabezas nucleares proporcionados por los EE.UU. en los submarinos de de la flota de Israel clase delfn" (El observador, 12 octubre de 2003). En los desarrollos ms recientes, que coinciden con los preparativos de los ataques a Irn, Israel ha comunicado la adquisicin de dos nuevos submarinos nucleares producidos por Alemania "stos pueden lanzar misiles de crucero armados con cabezas nucleares como factor disuasivo de un "segundo ataque". (Newsweek, 13 febrero de 2006. Vea tambin CDI Data Base)

Las capacidades en armas nucleares tcticas de Israel no son conocidas

La participacin en los ataques areos de Israel tambin actuara como un bombazo poltico en todo el Medio Oriente. Contribuira a la escalada, con una zona de guerra que poda extenderse inicialmente al Lbano y Siria. La regin entera del Mediterrneo oriental con la frontera occidental de Asia Central y Afganistn seran afectadas..

El papel de Europa occidental

Varios pases europeos occidentales, considerados oficialmente como Estados no nucleares, poseen armas nucleares tcticas, suministradas por Washington.

Los EE.UU. han suministrado unas 480 bombas termonucleares B61 a cinco pases de la OTAN no nucleares, tales como Blgica, Alemania, Italia, Pases Bajos y Turqua, as como un pas nuclear, el Reino Unido. Casualmente ignoradas por la base de Viena UN Nuclear Watch, los EE.UU. han contribuido activamente a la proliferacin de armas nucleares en Europa Occidental.

Como parte de este almacenamiento europeo, Turqua, que es un socio de la coalicin liderada por Estados Unidos contra Irn junto con Israel, posee unas 90 bombas termonucleares B61 revienta-bnkeres en la base area nuclear de Incirlik. (Consejo Nacional de Defensa de los Recursos, armas nucleares en Europa, febrero de 2005).

En consonancia con la poltica nuclear de EE.UU., el almacenamiento y el despliegue de las bombas B61 en Europa occidental estn destinadas a objetivos en el Oriente Medio. Adems, de acuerdo con "planes de ataque de la OTAN", estas bombas termonucleares B61 revienta-bnkeres (almacenadas por los "Estados no nucleares") podran ponerse en marcha"contra objetivos en Rusia o pases en el Medio Oriente como Siria e Irn" (citado en el Consejo Nacional de Defensa de los Recursos, las armas nucleares en Europa, febrero de 2005).

Por otra parte, confirmado (parcialmente) por documentos desclasificados (publicados bajo la US. Freedom of Information Act):

"Se establecieron acuerdos a mediados de la dcada de 1990 para permitir el uso de fuerzas nucleares de los EE.UU. en Europa, fuera de la zona de responsabilidad del Comando Europeo de EE.UU. (EUCOM). Como resultado de estas medidas, EUCOM ahora apoya las misiones nucleares de CENTCOM en el Oriente Medio, incluyendo, potencialmente, contra Irn y Siria" http://www.nukestrat.com/us/afn/nato.htm

A excepcin de los EE.UU. no hay otra potencia nuclear que "tenga armas nucleares destinadas para la entrega a los pases no ucleares." (Consejo Nacional de Defensa de los Recursos, op cit)

Aunque estos "estados no nucleares" casualmente acusan a Tehern de desarrollar armas nucleares sin evidencia documental, ellos mismos tienen la capacidad de transportar cabezas nucleares que estn dirigidas a Irn. Decir que se trata de un caso claro de "doble rasero" tanto por el IAEA como por la comunidad internacional, es un eufemismo.

Alemania: poder nuclear de facto.

Entre los cinco "estados no nucleares" Alemania sigue siendo el pas ms fuertemente nuclearizado con tres bases nucleares (dos de las cuales estn plenamente en funcionamiento) y puede almacenar hasta 150 bombas B61 revienta-bnkeres. De acuerdo con "los planes de ataque de la OTAN" (mencionados anteriormente) esas armas nucleares tcticas tambin estn dirigidas al Medio Oriente.

Mientras que Alemania no es oficialmente una potencia nuclear produce ojivas nucleares para la marina francesa. Tiene arsenales de ojivas nucleares y por tanto la capacidad de suministrar armas nucleares. La European Aeronautic Defense and Space Company, EADS, un joint venture franco-alemn-espaol controlado por Deutsche Aerospace y el poderoso Grupo Daimler, es el segundo productor y suministrador militar ms grande de Europa del misil M51 francs.

Francia apoya la doctrina nuclear preventiva.

En enero de 2006, el presidente francs, Jacques Chirac anunci un cambio importante en la poltica nuclear de Francia.

Sin mencionar a Irn, Chirac dio a entender que las armas nucleares de Francia se deben utilizar en forma de "ataques ms focalizados" contra los pases que se consideran partcipes del despliegue de armas de destruccin masiva (ADM).

Tambin insinu la posibilidad de que las armas nucleares tcticas podran usarse en escenarios de guerra convencional, muy en la lnea de la doctrina nuclear de EE.UU. y la OTAN (Chirac cambia la doctrina francesa para el uso de las armas nucleares, Nucleonics Week 26 de enero de 2006).

El presidente francs parece haber abrazado la mxima de los EE.UU. "guerra contra el terrorismo". Present las armas nucleares como un medio para construir un mundo ms seguro y combatir el terrorismo:

"Las armas nucleares no estn destinadas a ser utilizadas contra los "terroristas fanticos", sin embargo, "los dirigentes de los Estados que utilizaron medios terroristas contra nosotros, as como aquellos que consideran el uso de una u otra forma, de las armas de destruccin masiva, deben entender que se exponen a una respuesta firme y apropiada de nuestra parte ..."

Aunque Chirac no hizo referencia al uso preventivo de armas nucleares, su declaracin en trminos generales argumenta la poltica de la administracin Bush de 2001 sobre la Revisin de la Postura Nuclear, que aboga por el uso de armas nucleares tcticas contra ''estados delincuentes "y" organizaciones terroristas no estatales ".

Construyendo un pretexto para un ataque nuclear preventivo.

El pretexto para librar una guerra contra Irn, en esencia, se basa en dos premisas fundamentales que forman parte de la doctrina nacional de seguridad de la administracin Bush.

1. Presunta posesin por parte de Irn de "armas de destruccin masiva" (ADM), ms especficamente su programa de enriquecimiento nuclear.

2. Presunto apoyo de Irn a "terroristas islmicos".

Se trata de dos declaraciones relacionadas entre s que forman parte integrante de la campaa de propaganda y medios de desinformacin.

El estatus "armas de destruccin masiva (ADM)" se usa para justificar la "guerra preventiva" contra Estados patrocinadores del terror es decir, pases como Irn y Corea del Norte de quienes se alega que supuestamente poseen armas de destruccin masiva. Irn es identificado como un Estado patrocinador de las llamadas "Organizaciones Terroristas no Estatales". Este ltimo tambin posee armas de destruccin masiva y pueden constituir una amenaza nuclear. Las organizaciones terroristas no estatales se presentan como una "potencia nuclear".

"Los enemigos en esta guerra no son ni de lejos las tradicionales fuerzas militares convencionales, sino ms bien las dispersas redes terroristas mundiales que explotan el islam radical para avanzar en los objetivos polticos. Estos enemigos tienen el objetivo declarado de adquirir y usar armas nucleares y biolgicas para asesinar a cientos de miles de estadounidenses y dems ciudadanos del mundo". (2006, Revisin Cuatrienal de Defensa).

Por el contrario Alemania e Israel, que producen y poseen ojivas nucleares, no son considerados "potencias nucleares".

En los ltimos meses, el pretexto para la guerra, a partir de este nexo terrorista ADM-islmico, se ha destacado hasta la saciedad y a diario por los medios occidentales.

En un testimonio del Comit de Presupuesto del Senado de EE.UU, la secretaria de Estado Condoleezza Rice acus a Irn y Siria de desestabilizar el Oriente Medio y su apoyo a grupos islmicos militantes. Ella describi a Irn como "un banco central del terrorismo", a pesar del hecho ampliamente documentado de que al-Qaida ha sido apoyado y financiado desde sus inicios en la dcada de 1980 nada menos que por la CIA. (Vase Michel Chossudovsky, "Quin es Osama bin Laden", Global Research 2001).

"No es slo el programa nuclear de Irn, sino tambin su apoyo al terrorismo en todo el mundo. Son, en efecto, el banquero central del terrorismo" (declaracin ante el Comit Presupuestario del Senado, 16 de febrero de 2006)

"Segundo 11-S": "Plan de contingencia" de Cheney

Mientras que la supuesta "amenaza" de armas de destruccin masiva de Irn est programado para el debate en el Consejo de Seguridad de la ONU, se dice que el vicepresidente Dick Cheney instruy a USSTRATCOM para elaborar un plan de contingencia "para emplearlo como reaccin a otro ataque terrorista del tipo 11-S a los Estados Unidos ". Este "plan de contingencia" para atacar a Irn utiliza el pretexto de un "segundo 11-S" que an no ha sucedido como planificacin para una gran operacin militar contra Irn.

El plan de contingencia, que se caracteriza por una acumulacin militar en previsin de posibles ataques areos contra Irn, est en un "estado de preparacin".

Lodiablico es que la justificacin de la guerra contra Irn se basa en la participacin de Irn en un ataque terrorista contra Estados Unidos que an no ha ocurrido:

"El plan incluye un asalto areo a gran escala contra Irn empleando tanto armas nucleares tcticas como convencionales. Dentro de Irn hay ms de 450 objetivos estratgicos principales, incluyendo numerosos y presuntos sitios donde se desarrollan programas de armas nucleares. Muchas de estas zonas son de difcil acceso o se encuentran a mucha profundidad bajo tierra y no podran atacarse con armas convencionales, de ah la opcin nuclear. Al igual que en el caso de Iraq, la respuesta no est condicionada a la actual implicacin de Irn en actos de terrorismo dirigidos contra los Estados Unidos. Varios altos oficiales de la fuerza area que han participado en la planificacin de estos informes, muestran su consternacin por las consecuencias de lo que se est haciendo -Se est preparando a Irn para un ataque nuclear no provocado- pero nadie est dispuesto a daar su carrera al plantear objeciones. (Philip Giraldi, "Ataque a Irn: guerra nuclear preventiva", The American Conservative, 2 de agosto de 2005).

Hemos de entender que la inteligencia militar estadounidense est esperando en el limbo un segundo 11-S, para lanzar una operacin militar contra Irn, que se encuentra actualmente en un "estado de alerta"?

La propuesta de Cheney "Plan de contingencia" no se centra en la prevencin de un segundo 11-S. El plan de Cheney se basa en la presuncin de que Irn estara detrs de un segundo 11-S y que seran inmediatamente activados bombardeos de castigo antes de la realizacin de una investigacin, de la misma forma que sucedieron los ataques contra Afganistn en octubre de 2001, presuntamente en represalia por el papel del gobierno talibn en apoyo a los terroristas del 11-S. Vale la pena sealar que el bombardeo y la invasin de Afganistn se haban planeado mucho antes del 11-S, como seala Michael Keefer de forma incisiva en un artculo:

"En un nivel ms profundo, implica que "los ataques terroristas del tipo del 11-S se reconocen en la oficina de Cheney y el Pentgono como un medio adecuado para legitimar guerras de agresin contra cualquier pas seleccionado de esta forma por el rgimen y su sistema corporativo de propaganda-amplificacin..." (Keefer, febrero de 2006).

Keefer concluye que "un ataque contra Irn, que presumiblemente implica el uso de un nmero significativo de bombas nucleares nocivas para la tierra, podra estar bien visto como continuacin a un ataque con este tipo de bombas hacia los Estados Unidos, haciendo ver en los medios de comunicacin que han sido llevadas a cabo por agentes iranes "(Keefer, febrero de 2006).

La batalla por el petrleo

Las compaas petroleras angloestadounidenses estn indeleblemente detrs "del Plan de contingencia de Cheney" para hacer la guerra contra Irn. Esta ltima se orienta hacia el control territorial y corporativo sobre las reservas de petrleo y gas, as como hacia las rutas de los oleoductos.

En los EE.UU. hay una continuidad con los planes de guerra en Oriente Medio desde los demcratas a los republicanos. Las caractersticas esenciales del discurso neoconservador ya estaban en funcionamiento en la administracin Clinton. La estrategia del escenario de conflicto del Comando Central de EE.UU. (USCENTCOM) a mediados de la dcada de 1990 se orient para garantizar, desde un punto de vista econmico y militar, el control sobre el petrleo de Medio Oriente.

"Los intereses generales de seguridad nacional y los objetivos expresados en la Estrategia de Seguridad Nacional del Presidente (NSS) y la Estrategia Nacional Militar del Presidente (NMS) forman la base de la estrategia del teatro del Comando Central de los Estados Unidos. La NSS dirige la aplicacin de una estrategia de doble contencin de los viles estados de Iraq e Irn, mientras esos Estados representen una amenaza para los intereses de EE.UU.; y de otros Estados de la regin, as como de sus propios ciudadanos. La doble contencin est diseada para mantener el equilibrio de poder en la regin sin depender de Iraq ni de Irn. La estrategia de campo del USCENTCOM se basa en intereses y est centrado en la amenaza. El objetivo de compromiso de los EE.UU., como se defiende en el NSS, es proteger el inters vital de los Estados Unidos en la regin: el acceso interrumpido y seguro de los Estados Unidos y sus aliados al petrleo del Golfo. (USCENTCOM, http://www.milnet.com/milnet/pentagon/centcom/chap1/stratgic.htm#USPolicy USPolicy, la cursiva es nuestra)

Irn posee el 10 por ciento del petrleo y las reservas de gas mundiales; EE.UU. es la primera potencia militar y nuclear del mundo, pero posee menos del 3 por ciento del petrleo y las reservas de gas mundial.

Por otra parte, los pases habitados por musulmanes, incluido el Oriente Medio, frica del norte, Asia central, frica occidental y central, Malasia, Indonesia y Brunei, poseen aproximadamente el 80 por ciento del petrleo del mundo y las reservas de gas.

La "guerra contra el terrorismo" y la campaa de odio dirigida contra los musulmanes, que se ha visto impulsada en los ltimos meses, tiene una relacin directa con la "Batalla de petrleo en Oriente Medio". Cul es el mejor modo de conquistar estas vastas reservas de petrleo ubicadas en pases habitados por musulmanes? Construir un consenso poltico contra los pases musulmanes, describindolos como "incivilizados", denigrando su cultura y religin, aplicando perfiles tnicos contra los musulmanes en los pases occidentales, fomentando el odio y el racismo contra los habitantes de las naciones productoras de petrleo.

Se dice que los valores del Islam estn vinculados al "terrorismo islmico". Los gobiernos occidentales estn acusando a Irn de "exportar el terrorismo a Occidente"; en palabras del Primer Ministro Tony Blair:

"Hay un virus de extremismo que sale del cctel del fanatismo religioso y la represin poltica en Oriente Medio, que se est exportando del mundo. Slo aseguraremos nuestro futuro, si se trata de cada aspecto de ese problema. Nuestra seguridad futura depende del tratamiento de la estabilidad de esa regin. Nunca se puede decir nunca jams en ninguna de estas situaciones (Citado en The Mirror, el 7 de febrero de 2006)

Se sataniza a los musulmanes, casualmente se les identifica con los "terroristas islmicos", a quienes tambin se describe como constituyentes de amenaza nuclear. A su vez, los terroristas son apoyados por Irn, una repblica islmica que amenaza al mundo "civilizado" con mortferas armas nucleares (que no posee). Por el contrario, las armas nucleares de Estados Unidos "sern precisas, seguras y confiables".

El mundo se encuentra en una encrucijada crtica

No es Irn quien supone una amenaza para la seguridad global sino los Estados Unidos de Amrica e Israel.

En los acontecimientos recientes, los gobiernos europeos occidentales -incluyendo los llamados "estados no nucleares" que poseen armas nucleares- se han subido al carro. En coro, Europa occidental y los Estados miembros de la Alianza Atlntica (OTAN) se han unido a la iniciativa militar liderada por Estados Unidos contra Irn.

Los ataques areos planeados por el Pentgono sobre Irn incluyen "escenarios" tanto con armas nucleares como convencionales. Si bien esto no implica el uso de armas nucleares, el peligro potencial de un holocausto nuclear en Oriente Medio debe, sin embargo, tomarse en serio. Debe convertirse en un punto focal del movimiento contra la guerra, particularmente en los Estados Unidos, Europa occidental, Israel y Turqua.

Tambin se comprendera que China y Rusia, que son (extraoficialmente) aliados de Irn, le proporcionasen equipos militares avanzados y un sofisticado sistema de defensa antimisiles. Es poco probable que China y Rusia asumieran una posicin pasiva en caso de que los bombardeos areos se llevaran a cabo.

La nueva doctrina preventiva nuclear requiere la integracin de las operaciones "defensiva" y " ofensiva". Por otra parte, la importante distincin entre armas convencionales y nucleares se ha desdibujado.

Desde un punto de vista militar, los EE.UU. y sus socios de coalicin, que incluyen a Israel y Turqua, se encuentran en "estado de disponibilidad".

A travs de la desinformacin de los medios, el objetivo es movilizar a la opinin pblica occidental en apoyo de una guerra liderada por Estados Unidos contra Irn en represalia por el desafo de Irn a la comunidad internacional.

La propaganda de guerra consiste en "inventar un enemigo", mientras se transmite la ficcin de que el mundo occidental est siendo atacado por terroristas islmicos, que son apoyados directamente por el gobierno de Tehern.

"Hacer el mundo ms seguro, impedir la proliferacin de dispositivos nucleares contaminados por los terroristas, aplicar acciones punitivas contra Irn para asegurar la paz. Luchar contra la proliferacin nuclear de los estados impostores..."

Con el apoyo de los medios de comunicacin occidentales, se ha desarrollado una atmsfera generalizada de racismo y xenofobia contra los musulmanes, particularmente en Europa occidental, que proporciona una falsa legitimidad a la agenda de guerra de EE.UU. Esta ltima se sostiene como una "guerra justa". La teora de la "guerra justa" sirve para camuflar la naturaleza de los planes de guerra de EE.UU., mientras proporciona una cara humana a los invasores.

Qu se puede hacer?

El movimiento contra la guerra est en muchos sentidos dividido y desinformado sobre la naturaleza de la agenda militar de EE.UU. Varias organizaciones no gubernamentales han culpado a Irn por no cumplir con las "demandas razonables" de la "comunidad internacional". Estas mismas organizaciones, que estn comprometidas con la paz mundial ,tienden a restar importancia a las implicaciones de la propuesta de bombardeos de EE.UU. sobre Irn.

Para revertir la marea se requiere una campaa masiva de redes y la divulgacin para informar a la gente por todo el pas, nacional e internacionalmente, en los barrios, lugares de trabajo, parroquias, escuelas, universidades, municipios... sobre los peligros de una guerra patrocinada por EE.UU. que contemple el uso de las armas nucleares. El mensaje debe ser claro: Irn no es la amenaza. Incluso sin el uso de armas nucleares los bombardeos areos propuestos podran desembocar en una escalada, que en ltima instancia nos llevara a una guerra ms amplia en Oriente Medio.

El debate y la discusin tambin deben tener lugar dentro de la comunidad militar y de inteligencia, en particular en lo que respecta a la utilizacin de armas nucleares tcticas, en los pasillos del Congreso de los EE.UU., en los municipios y en todos los niveles del gobierno. En ltima instancia, la legitimidad de los actores polticos y militares de alto cargo debe ser cuestionada.

Los medios corporativos tambin tienen gran responsabilidad en el encubrimiento de crmenes de guerra patrocinados por EE.UU. Asimismo hay que desafiar forzosamente esta actitud por su parcial cobertura de la guerra en Oriente Medio.

Durante el ltimo ao, Washington ha estado librando un "pulso diplomtico" con el fin de alistar pases en apoyo de su programa militar. Es esencial que, en el plano diplomtico, los pases de Oriente Medio, Asia, frica y Amrica Latina adopten una posicin firme contra la agenda militar de EE.UU.

Condoleezza Rice ha recorrido todo Oriente Medio "expresando su preocupacin sobre el programa nuclear de Irn", buscando el respaldo inequvoco de los gobiernos de la regin contra Tehern. Mientras tanto, el gobierno de Bush ha asignado fondos en apoyo de los grupos disidentes iranes dentro de Irn.

Lo que se necesita es romper la conspiracin del silencio, denunciar las mentiras y distorsiones de los medios, plantar cara a la naturaleza criminal del Gobierno de los EE.UU. y de los gobiernos que lo apoyan, su agenda blica as como su denominada "agenda de seguridad interior", que ya ha definido el perfil de un Estado policial.

El mundo est en la encrucijada de la crisis ms grave de la historia moderna. Los EE.UU. se han embarcado en una aventura militar, "una larga guerra", que amenaza el futuro de la humanidad.

Es esencial llevar el proyecto de guerra de los EE.UU. a la vanguardia del debate poltico, particularmente en Estados Unidos y Europa occidental. Los lderes polticos y militares que se oponen a la guerra deben adoptar una posicin firme, desde dentro de sus respectivas instituciones. Los ciudadanos deben adoptar una postura individual y colectiva contra la guerra.

Michel Chossudovsky es autor del best-seller internacional "La globalizacin de la pobreza", publicado en once idiomas. Es profesor de Economa en la Universidad de Ottawa y director del Centro de Investigacin de la Globalizacin, en www.globalresearch.ca. Tambin es colaborador de la Enciclopedia Britnica. Su libro ms reciente se titula: "America's War on Terrorism", Global Research, 2005.


Traduccin de http://huelgageneral.gratis-foro.es/forum.htm
en http://huelgageneral.gratis-foro.es/principal-f1/objetivo-iran-esta-la-administracion-de-eeuu-planeando-un-holocausto-nuclear-t739.htm

Fuente: http://www.globalresearch.ca/index.php?context=va&aid=20536 

rCR



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter