Portada :: Bolivia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 14-08-2010

Bolivia en el siglo XXI

Andrs Soliz Rada
Rebelin



Un ao antes de la actual enconada pelea de dos distritos (Oruro y Potos) por un cerro de piedra caliza, comenz a circular el Diccionario latinoamericano de seguridad y geopoltica (Editorial Biblos, Buenos Aires, 2009), escrito por un importante equipo de especialistas, bajo la direccin del acadmico Miguel Angel Barrios (MAB), quien pretende unificar las categoras conceptuales en la pugna ideolgica por la liberacin nacional. Barrios, en dos libros previos, referidos a Manuel Ugarte y Juan Domingo Pern, advierte que en el Siglo XIX se consolidaron slidos pases industriales, como Inglaterra, Francia, Alemania y Japn. En el Siglo XX, se pas del bipolarismo, URSS EEUU, al unipolarismo de este ltimo, el que, paradjicamente, qued debilitado en lo econmico, cultural y financiero, de modo irreversible, al igual que la Unin Europea (UE). El fin del bipolarismo abri paso, en el Siglo XXI, a un multilateralismo de naciones continente, entre las que se hallan Rusia, China, India y Brasil, si deja sus pretensiones hegemnicas frente a sus vecinos.

Por primera vez, desde hace 500 aos, dice MAB, se est produciendo la des occidentalizacin del mundo y la traslacin sostenida de riqueza del Oeste al Este. Explica que existen dos conceptos de globalizacin: El de las potencias tradicionales que buscan mantener el dominio des regulado del mercado, mediante sus inescrupulosos Bancos, y el de las nuevas naciones continente industrializadas, que tratarn de controlarlos a travs de sus lineamientos polticos y econmicos. Slo desde las naciones continente, aadimos nosotros, es posible pensar en alternativas al capitalismo y evitar que los costos ecolgicos recaigan principalmente en los pueblos perifricos.

El rosarino Adolfo Perelman (inspirador de la Izquierda Naciona boliviana), reiteraba que tener la verdad es una media verdad. La otra mitad depende de saber imponerla. Si no lo hacemos, moriremos con nuestra media verdad. O sea que en tanto no se detenga el podero de los banqueros, las mltiples opciones al sometimiento de los pases oprimidos, entre las que se hallan el socialismo comunitario, capitalismo andino, retorno al ayllu o al Tawantinsuyo, proyectos autogestionarios, el cooperativismo y otras variantes seguirn siendo temas de mltiples foros, conferencias, libros e interminables debates, casi siempre financiados por entidades y pases que coadyuvan a ese sometimiento.

EEUU y la UE, detalla MAB, usan su poder intangible (medios de comunicacin y ONG) para tratar de aniquilar la raz mestiza-biolgica de la Amrica morena (indo mestiza, en Bolivia), idiomticamente cohesionada. El papel de la cultura, hoy, es el mismo que cumplieron los Chicago Boys, en la dcada de los noventa, para imponer el Consenso de Washington. Ahora hablan del post Consenso de Washington. Anota que el MERCOSUR debe ser el eje de la integracin Sudamericana, el que necesita detener la ingerencia de EEUU, Europa y Asia. Su influencia debe extenderse a Mxico y Amrica Central, cuya importancia geo cultural es indiscutible.

Recuerda que la nacin continente latinoamericana tiene en Simn Bolvar a su mximo mentor. Su visin fue retomada por la generacin del 900 (a inicios del Siglo XX) por el uruguayo Jos Enrique Rod, el argentino Manuel Ugarte, el venezolano Rufino Blanco Bombona y el peruano Francisco Garca Caldern. El proyecto de unin entre Argentina, Brasil y Chile (1953), propuesto por Pern a Getulio Vargas y Carlos Ibez del Campo, en 1953, retom el horizonte de la nacin inconclusa. En ese contexto, Pern es el primer terico y poltico de la autonoma perifrica en Amrica Latina. No es casual que la Secretaria de Estado de Bush, Condolezza Rice, lo calificara de semi-nazi, que Margaret Thatcher sostuviera que toda la culpa de lo malo que ocurre al Sur del ro Bravo la tiene Pern y que el ex jefe de la Reserva Federal, Alan Greenspan, condenara a Pern por el alejamiento de Argentina de la cultura europea.

El diccionario de Geopoltica, reconoce MAB, debe ser enriquecido y complementado. Tiene la virtud, sin embargo, de rescatar figuras ignoradas u olvidadas, como la de Jos Incio de Abreu e Lima, que fue el nico general brasileo que luch junto a Bolvar en la gesta libertaria. En Bolivia, sin abandonar los logros contra el colonialismo interno, necesitamos contener la ingerencia de los centros de poder mundial, que, mediante sus organismos internacionales, empresas y ONG, han astillado espiritualmente al pas y estn impulsando enfrentamientos fratricidas.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter