Portada :: Bolivia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 22-08-2010

Entre la demanda y la accin poltica

Carlos Alejandro Lara Ugarte
Rebelin


Es prudente especular sobre el conflicto en Potos caracterizndola como Cvica Poltica y considerando dos ejes de anlisis. El primer eje debe mantener la certeza de que los movimientos sociales y la ciudadana en Potos fueron movilizadas con demandas legtimas (demandas postergadas a lo largo de los ltimos aos), y el segundo eje reconociendo la accin y presencia de fuerzas poltico partidistas mimetizadas en los debates y deliberaciones orgnicas para direccionar las movilizaciones hacia objetivos particulares y concretos.

Cules son los componentes de estos dos ejes de anlisis?

Un componente que estampa el debate meditico, en todo el tiempo que dur el conflicto, es que el equipo de ministros que asumi la responsabilidad de negociar en representacin del Gobierno Central mir el componente poltico y centr su anlisis en el caso de suspensin del alcalde Ren Joaquino y la accin de sus seguidores. Es innegable que la irrupcin violenta de partidarios de Ren Joaquino durante la sesin del Consejo Municipal del 27 de julio obligo al equipo ministerial a centrarse en este hecho que a voces tuvo el fin de evitar la suspensin a la autoridad electa y en consecuencia preparar hacia adelante una serie de acciones improvisadas en rebelda a la Ley Marco de Autonomas y Descentralizacin para mantener en el cargo al ejecutivo del Gobierno Municipal.

De las declaraciones del presidente del Comit Cvico Potosino (Comcipo) se sabe que los activistas del Gobierno Municipal de Potos y seguidores de Joaquino participaron en la movilizacin mimetizados en las organizaciones sociales y en las demandas del pueblo potosino. De los debates en el Consejo Consultivo Potosinista, es sus determinaciones y condiciones exigidas para abrir el dilogo con el gobierno se recupera que los activistas de Alianza Social (AS), buscaron posicionar una dura defensa de facto para preparar condiciones que justifiquen manifestaciones y actos violentos y evitar la destitucin de Joaquino. Esto ltimo no ocurri y el 18 de agosto, a dos das de los acuerdos entre Comcipo y el Gobierno, el Concejo Municipal procedi a la suspensin del Alcalde que fue protestada en horas de la maana por un pequeo grupo de mujeres desde una huelga de hambre y que en horas de la tarde fue levantada a sugerencias del propio Ren Joaquino.

Para marcar lneas estratgicas, si bien, el equipo ministerial tuvo la necesidad de seguir el hilo conductor del anlisis poltico centrado en la suspensin de Alcalde potosino y la resistencia por parte de sus adherentes y militantes de AS, se concluye que este punto de vista fue vlido antes del 27 de julio y lo que se dio a partir del 17 de agosto, en el intervalo que comprende estas dos fechas el eje de anlisis tendra que haberse caracterizado desde lo cvico y reivindicativo regional, pero eso no lo entendi el equipo ministerial y se movi y razon dndole continuidad a un hecho meramente poltico. Solo as se explica la falta de atencin inmediata a las demandas de los cvicos y la de los pobladores de Coroma (Tema de lmites municipales), el crecimiento acelerado de las movilizaciones y la radicalizacin de las medidas de presin. Explica adems el por qu aquellas organizaciones potosinas que al iniciarse las medidas de presin se oponan y hasta repudiaban las determinaciones del Comcipo, a los dos o tres das fueron protagonistas importantes de los bloqueos, el cabildo y la determinaciones radicales en el Consejo Consultivo. (Juntas vecinales, mineros cooperativistas, ayllus y otros).

En un contexto confuso en sus inicios, el pueblo potosino se moviliz improvisando mecanismos y recursos provistos de su vida cotidiana y en la medida que avanzaba el conflicto y el gobierno negaba y desconoca el valor democrtico y cvico del mismo, se generaron las condiciones para que el pueblo asuma la conduccin de la huelga indefinida. Entonces el mando el debate y deliberacin se posicion en las calles, las carreteras y los centros de concentracin pblica. Los dirigentes del Comcipo pasaron a ser rehenes de las masas. Las masas se enfrentaron participativamente al Estado y a toda una estructura ideolgica de mando central. Las masas en su avanzada ms radical movilizaron e instauraron por una semana un rgimen organizado de defensa contra el Estado. Potos durante la segunda semana de huelga fue Organizacin Social y no Estado, por eso reclam la presencia y el respaldo del lder y no la representacin institucional del Estado. Las masas, cuando repasaron su historia, cultura e identidad, miraron integralmente a Su Potos y potenciaron su facultad organizativa y desarrollaron la capacidad de tomar decisiones con criterio colectivo, esto fue mas all de lo que pudo imaginar Joaquino, sus seguidores y el Gobierno Central. El salto cualitativo de la movilizacin a la organizacin separ la maniobra poltica de la demanda regional para beneficio del equipo ministerial que vio finalizado toda resistencia a la suspensin de Joaquino.

El pueblo potosino marc rumbo y agenda en el conflicto, dentro los lmites de la democracia participativa y directa y se constat que si el gobierno quiso disciplinar a sus votantes, como plantea un analista, el caso no se dio. Igualmente si el gobierno uso la estrategia del desgaste, tampoco le result.

Finalmente se tiene que afirmar que el proceso constituyente tiene que ser reconducido desde la propuesta y la accin de las masas para superar las contradicciones de la economa neoliberal y revertir la restauracin de la vieja institucionalidad liberal.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter