Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 24-08-2010

Estadsticas econmicas falaces en EE.UU.
Mientras los economistas mienten, la economa se muere

Paul Craig Roberts
Global Research

Traducido del ingls para Rebelin por Germn Leyens


El 17 de agosto, Bloomberg inform sobre una publicacin del gobierno de EE.UU. diciendo que la produccin industrial aument el doble de lo pronosticado, en un 1%. Bloomberg lo interpret como si significara que el aumento en la inversin en los negocios est impulsando los aumentos en la produccin, la que representa un 11% de la mayor economa del mundo.

El mercado burstil aument.

Vemoslo a travs del prisma del estadstico John Williams de shadowstats.com.

Williams informa de que el impulsor primordial de un aumento mensual de 1% en la produccin industrial desestacionalizada en julio fueron factores estacionales distorsionados causados por las pautas irregulares en la produccin de coches en EE.UU. en los ltimos dos aos. La produccin industrial disminuy en un 1% antes de los ajustes estacionales.

Si el gobierno y Bloomberg hubieran anunciado que la produccin industrial baj en un 1% en julio, habra subido 104 puntos el mercado burstil el 17 de agosto?

Ntese que Bloomberg informa de que la produccin industrial representa un 11% de la economa de EE.UU. Recuerdo que la produccin industrial representaba un 18% de la economa de EE.UU. La disminucin de un 39% se debe a la exportacin de puestos de trabajo.

Hay que digerir este hecho. Wall Street y los accionistas y ejecutivos de corporaciones transnacionales han ganado miles de millones de dlares mediante el envo al exterior de un 39% de la manufactura de EE.UU. para aumentar el PIB y el empleo de pases extranjeros, como China, mientras empobrecen a su antigua fuerza laboral estadounidense. El Congreso y la profesin econmica lo han saludado como la Nueva Economa.

Economistas comprados y pagados nos dijeron que la nueva economa nos enriquecera a todos, y lo mismo hizo la prensa financiera. Estamos mejor, afirmaron, sin las viejas industrias y manufacturas, cuya partida destruy la base tributaria de tantas ciudades y Estados y el sustento de millones de trabajadores estadounidenses.

Los economistas comprados y pagados dominaron todos los foros en los medios durante una dcada. Mientras ellos mentan, la economa de EE.UU. mora.

Ahora volvamos al engao estadstico. El 17 de agosto la Oficina del Censo inform sobre un pequeo aumento en la construccin de nuevas viviendas en julio. Se orquest ms esperanza. En realidad el aumento, como informa John Williams, se debi a una gran revisin hacia abajo de los informes relativos a junio. El aumento de julio habra constituido una contraccin sin la revisin a la baja del aumento de junio.

Por lo tanto, la sobreestimacin de la construccin en junio no slo hizo que junio pareciera bueno, sino que la correccin a la baja de la cifra de junio hizo que julio pareciera bueno, porque los inicios se basaron en la cifra corregida de junio. Es probable que la misma manipulacin ocurra de nuevo el prximo mes.

Si el gobierno te miente sobre las armas de destruccin masiva de Iraq, las armas nucleares iranes, y el 11-S, por qu no te va a mentir sobre la economa?

Ahora tenemos la cantidad ms alta de todos los tiempos de estadounidenses que reciben cupones alimenticios, unos 40,8 millones, cerca de un 14% de la poblacin. Para el prximo ao, el gobierno calcula que la dependencia de cupones alimenticios aumentar a 43 millones de estadounidenses. Por lo tanto el Congreso redujo las prestaciones de cupones alimenticios. Que coman pasteles.

Dondequiera se mire cupones alimenticios, procedimientos de ejecucin hipotecaria, Estados en bancarrota, aumento del desempleo el mensaje de su gobierno a los mansos estadounidenses es el mismo: coman pasteles mientras libramos guerras, por cuenta de Israel, que enriquecen al complejo militar/de seguridad, y mientras rescatamos a banqueros bandidos cuyos ingresos anuales ascienden a decenas de millones de dlares y ms.

Es imposible lograr que el gobierno de EE.UU. diga la verdad sobre lo que sea. Si las compaas privadas utilizaran la misma contabilidad que el gobierno de EE.UU., sus ejecutivos seran inculpados, condenados y encarcelados.

Nuestro gobierno se dedica a librar guerras para enriquecer al complejo militar/de seguridad y a apoyar la expansin territorial de Israel a costa de recortes en la Seguridad Social y Medicare.

Casi todos los miembros del Congreso, especialmente los republicanos, quieren pagar por guerras insensatas reduciendo la Seguridad Social y Medicare.

Cuando se preocupan por el dficit, usualmente tienen en la mira a la Seguridad Social y a Medicare, los denominados derechos a la ayuda.

No hay que ser particularmente inteligente para ver que la reaccin de Wall Street y el gobierno al sorprendente dficit presupuestario de EE.UU. no es detener las insensatas guerras y rescates de megamillonarios, sino reducir los derechos a la ayuda.

Terminar este artculo hablando del desempleo. Nuestro gobierno nos dice que la tasa de desempleo es de poco menos del 10%, una cifra que habra desbaratado a cualquier gobierno de la Gran Depresin. Pero, una vez ms, nuestro gobierno est mintiendo. La tasa de desempleo de la que habla es de slo algo menos de un 10% porque el gobierno de EE.UU., desde el corrupto gobierno de Clinton, ya no toma en cuenta a los estadounidenses que han estado desocupados durante ms de un ao. Una vez que el desocupado llega a un ao y un da, es borrado de los registros de cesanta y ya no se contabiliza como desempleado.

Hay que comparar este hecho con la cifra que se lee en la prensa financiera. Ahora mismo, si se midiera con la metodologa de 1980, la tasa de desempleo de EE.UU. sera de cerca de un 22%. Por lo tanto, la tasa de desempleo mencionada oculta ms de la mitad de los desempleados.

Y el secretario del Tesoro, Tim Geithner, dio la bienvenida en el New York Times del 2 de agosto a la recuperacin.

Verdaderamente asombroso.

Copyright Paul Craig Roberts, Global Research, 2010

Paul Craig Roberts fue editor del Wall Street Journal y secretario adjunto del Tesoro en el gobierno de Ronald Reagan. Su ltimo libro, How the Economy Was Lost, fue publicado recientemente por CounterPunch/AK Press. Se le puede contactar en: [email protected]

Fuente: http://www.globalresearch.ca/index.php?context=va&aid=20689

rCR



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter