Portada :: Iraq
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-08-2010

Iraq sigue ocupado

Manuel Garca Fonseca
CSCA


A bombo y platillo, por televisiones, vdeos y radios, cogiendo incluso de sorpresa a los medios escritos, se adelanta la retirada de las tropas americanas de Irak. Con el rpido despliegue informativo se quiere transmitir a la opinin pblica que ha cesado la ocupacin de Irak, y se pueda deducir que ya es un pas libre. Los soldados americanos saltan de alegra y Obama, en pocas electorales duras, puede presentarse como cumplidor de promesas fundamentales.

Y colorn colorado, esto es un cuento, pero no ha acabado. Los americanos no dejan Irak: continan entre 50.000 (cifra oficial), y varias decenas de miles ms (cifras de observadores iraques e internacionales), formalmente para apoyo a los militares iraques, realmente como tropas especiales de intervencin rpida que garanticen el control de la situacin para los intereses americanos, dgase petrleo y presencia estratgica en una de las zonas claves del mundo. Adems, los americanos han instalado bases militares en el Norte, Centro y Sur, que garantizan el dominio militar. Y qu pasa con las tropas mercenarias de los norteamericanos, cifradas en 160.000 individuos, adiestrados y con mayor impunidad que los propios soldados ?

Sigamos: la embajada norteamericana en Bagdad es un bunker con una dimensin e instalaciones superiores a las de ninguna embajada norteamericana en el mundo.

Si de lo militar pasamos a lo poltico, contina el dominio imperial: la constitucin iraqu, las leyes principales (la del petrleo, por ejemplo), ha sido dictada, estrictamente, por los congresistas y polticos norteamericanos. Y el actual gobierno de Al Maliki, puesto y sostenido por Estados Unidos.

Y cmo queda Irak, el pas y la sociedad iraqu? Irak como estado y como sociedad ha sido destruido: dos millones de muertos (embargo ms guerra), cinco millones de desplazados, millones de nios y de viudas absolutamente desprotegidos, una situacin sanitaria con enfermedades viejas (clera, etctera) que vuelven a aparecer, y enfermedades nuevas terribles (contaminacin por uranio empobrecido, fosforo blanco.) casi imposibles de erradicar.

Y todo ello bajo un Gobierno con el grado de corrupcin mayor del planeta, sostenido por Estados Unidos y la Unin Europea, que no han permitido que pueda haber salidas polticas iraques reales y estables. La imposibilidad de que se presenten a elecciones las fuerzas, de todo tipo, contrarias a la ocupacin, es un dato esclarecedor. Que estas fuerzas de la resistencia poltica no hayan podido celebrar una conferencia en Gijn, en Asturias, comunidad conocida y valorada por los iraques por su cooperacin desde hace dcadas, contra el embargo (muchos nios iraques salvaron su vida por la atencin sanitaria que se les prest en Asturias y con la cooperacin asturiana), resulta duro de admitir e incluso de entender.

Esta oposicin iraqu agrupa, tras un largo periodo de dilogo interno, a fuerzas nacionalistas, a islamistas moderados, y a la izquierda moderada iraqu, que buscan una salida pacfica y patritica, que condenan el terrorismo y la ocupacin militar, y que propone que se abra un proceso de reconstruccin poltica, social y econmica del pas, con enormes riquezas potenciales. No se les ha permitido reunirse y manifestar pblicamente su programa bsico comn. El Gobierno de Irak ha amenazado al espaol con sanciones econmicas, cules?, y desde los aledaos de ese Gobierno amenazaron a nuestra embajada y al ministerio de exteriores con atentados contra los organizadores y/o participantes. Duro de creer, pero les hablo con informacin directa por parte del ministerio.

El Gobierno espaol no acta por su cuenta al oponerse a ltima hora a dar los visados o retirar los ya concedidos. Y no es el peso que pueda tener el Gobierno ttere de Irak el que es capaz de imponer esta medida. Quiere decirse que quienes dominan la poltica internacional no estn por el cambio en la situacin de Irak. Nada que pueda poner en cuestin su control absoluto de los recursos iraques.

La retirada de las tropas, no de todas, no significa el fin de la ocupacin. Valga la expresin francesa 'recul pour mieux saut'.

http://www.nodo50.org/csca/agenda10/iraq/arti18.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter